Despues de la muerte cielo o infierno

Que hay después de la muerte. La experiencia del Sr. Reagan.

===Ronald Reagan ===

Ronald Reagan[Ronald Reagan]
1972 mi vida estaba destruída, yo era un drogadicto, un criminal, mi familia estaba desunida, Mi esposa había puesto la demanda de divorcio dos veces.  Mis hijos me tenian miedo, no tenia yo un trabajo seguro, mi estado mental era horrible.  Fué en este tiempo de mi vida cuando una noche yendo con mi hijo de seis anos a la tienda a comprar algunas cosas, a la entrada de esta tienda me encontré con un hombre que venía saliendo, y empezamos a pelear verbalmente, y antes de que me diera cuenta lo había golpeado de manera que cayó en una hilera de botellas, las botellas se estrellaron, é immediatamente se levantó con un vidrio en la mano, y comenzó a apunalarme con él.  Levante mi mano izquierda tratando de parar el golpe, pero el vidrio cortó mis viceras y las arterias mayores de mi brazo.  En segundos empeze a desangrarme y aún así seguí yo peleando lleno de odio y con mucho coraje, recuerdo oír los gritos de mi hijo “Papá, Papá”, el nino estaba histérico. 

Reagan in the AmbulanceEl empleado de la tienda “7-11” salió a ayudarme y me dijo que si no me llevaba al hospital inmediatamente podría morir, pues me estaba desangrando mucho y en cosa de minutos podría yo morir.  Me subió a mi carro y me llevo al hospital.  En la sala de emergencia empezé a perder conciencia y los enfermeros empezaron a trabajar conmigo, yo oía las voces de ellos y de los doctores vagamente, los oí decir que “No podemos ayudarlo, tiene que ser transportado a otro hospital y probablemente perdera el brazo.” Mi esposa llego en ese momento y se subió a la ambulancia conmigo y cuando me subian un paramédico muy joven, al cual casi no podía yo ver, me miró y me dijo “Señor usted necesita a Jesús Cristo.”

Yo lo podia ver muy poco y en esos momentos yo no supe de lo que me estaba hablando, y mi reacción a sus palabras fue decir de maldiciones, y otra vez me dijo “Usted Necesita a Jesús” y cuando él hablaba la ambulancia pareció explotar en llamas, yo creí que la ambulancia habia explotado pues se empezó a llenar de humo, e inmediatamente me empezé a mover através del humo como si fuera un túnel y después de algún tiempo salí del humo y al entrar a la obscuridad empecé a oír mucha voces y gritos, lamentos y lloros, yo veía hacia abajo como si fuera la abertura de un volcano veía el fuego, humo y gente adentro de este hoyo ardiente, y la gente se quemaba pero no moría, después tuve la sensación de empezar a descender y a entrar en este ambiente. 

Elaine Reagan[Esposa, Elaine Reagan]
Mi esposo estaba gritando, moviéendose, retorciendose, como si estuviera en una batalla.  En ese tiempo yo no era cristiana, yo no sabia lo que estaba pasando, pero era un terror y un miedo horrible ver como él estaba actuando. 

Yo no sabia que era una “Guerra Espiritual” la que se estaba llevando a cabo, pero yo podia sentir como si hubiera luz y obscuridad, como si El estuviera peleando contra algo, yo no sabia en ese entonces pero ahora sé que él estaba viendo el infierno. 

[Ronald Reagan]
Burning in HellLo más horrible de esta parte fue que empezé a reconocer a las personas que estaban quemándose en esas flamas, y aun así vivian.  Fué como si el lente de una cámara me estuviera mostrando las caras y acercándolas.  Yo pude ver sus facciones, y pude ver la agonía, el dolor y la frustración.  Algunos de ellos empezaron a llamarme y me decían “Ronald, no vengas a este lugar, no hay forma de salir de aqui, no hay escape, no hay salida

Yo veía en sus caras el dolor de las torturas que estaban sufriendo.  De pronto reconocí a un sujeto que murió durante un robo en el cual le dieron un balazo, se desangró y murió en la banqueta.  Y miré a otros dos que murieron en un accidente automovilístico, pues iban tomando, y reconocí a otros que habian muerto por la sobredosis de drogas, estuvimos en una fiesta juntos, y veía su angustia y dolor, creo que lo más doloroso de todo fue la soledad.  La depresión era tan fuerte pues no habia esperanza, no habia forma de salir de este lugar.  El olor era como del sulfato, como de una soldadora eléctrica, y el olor era tan horrible. 

Ese olor tan fétido, y cuando miraba esto recordé cuando yo estuve presente en el asesinato de varias personas, pues yo habia estado envuelto en peleas donde hubo personas asesinadas, había estado en la cárcel por haber matado a gente yo mismo. 

Yo crecí basicamente en el reformatorio, en una celda de la cárcel,, yo fuí maltratado sin misericordia por mi padre cuando era un niño, el no tenía compasión pues su temperamento era explosivo debido al alcoholismo, él era un alcohólico.  Yo me salí de la casa cuando tenía 12 anos, sentía que no había nada en este mundo que pudiera aterrorizarme, mi vida esta destruída al igual que mi matrimonio, sin un trabajo duradero y ahora veia algo que literalmente me estaba haciendo morir de miedo porque no lo entendia, y asi al mirar este lugar, este tunel de fuego de gritos y tormentos me desmaye en la negrura. 

Cuando abrí los ojos me desperté en el hospital de Nasville,Tennesse.  Mi esposa estaba sentada a un lado de mí, y habia coseduras multiples en mi cuerpo, mi brazo lo salvaron, yo tenía como 100 coseduras.  Aun cuando miraba la cara de mi esposa, no tenía ningún interés, pues todo lo que podía ver y sentir era lo que habia vivido. 

[Elaine Reagan]
El tenía un gesto curioso en su cara, y en sus ojos había una mirada de terror, me dijo “No se lo que realmente me ha pasado, pero he estado en un lugar horrible” Yo le decía, has estado todo este tiempo en el hospital, y el seguia diciendo “No, yo he estado en otro lugar, yo no se exactamente en donde es o donde está, pero es un lugar horrible.

[Ronald Reagan]
Trying to get drunkAún puedo oír los gritos, el olor pestilente aún lo tengo en la nariz, y aún puedo sentir el calor, y aún puedo oír las voces de gente que conocí atravez de los anos, gritándome que no regresara, que no fuera ahí, y al paso de los dias trate de quitar estas imágenes y sonidos de mi mente con alcohol y drogas, mas sin embargo no me hacian efecto, no me emborrachaba el alcohol, no me drogaban las drogas, trate todo para quitarme estas memorias sin ningún exito.

Elaine on Bed with BibleVarios meses despues, una manana, cuando fuí a ver a mi esposa, habia estado tomando, pero no me podia emborrachar, y al entrar al cuarto donde ella estaba sentada en medio de la cama con un libro muy grande abierto en su regazo, y al levantar su cara para verme, su cara radiaba, y me dijo”Rony hoy he aceptado al Senor Jesús Cristo como mi Salvador”.

Ella no tuvo que decirme más, pues nuestras vidas habian estado llenas de agonía.  Ella creció en el Sur de Chicago, su padre era un cantinero en la Parte Sur de Chicago.  Ella no supo de Dios ni le interesaba la religión ó la iglesia. 

La expresión de dolor en su cara y las arrugas que yo le ocasioné por mi abuso, violencia, alcohol, y drogas.  Hubo ocasiones que me le desaparecía por meses, y ni ella ni los niños tenían idea de donde andaba yo.  Ahora su cara habia cambiado.  Las arrugas literalmente se desaparecieron, una sonrisa habia reemplazado el dolor y la agonía.  Ella al verme me dijo “Jesús me ha salvado hoy”.  “Irias conmigo a oir de este hombre llamado Jesús?

Por un momento pensé, “He experimentado todo lo posible en esta vida, y nada me ha resultado, y la gente que yo amo la he abusado y he sido muy malo con ellos.”, asi que acepté ir con ella. 

Ronald in ChurchDos semanas después, durante el servicio dominical, exactamente el 2 de Noviembre de 1972, despues de las doce del día el ministro se levantó a leer de la Biblia, yo estaba sentado hasta mero atrás, yo no sabia nada de la biblia, ni de como comportarme en este lugar, pero el ministro empezó a leer del libro de Juan “Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”.

Cuando el dijo la palabra “El Cordero” llamó mi atención completamente.  Ninguna otra palabra ó pasaje tenia significado para mí, pero cuando el mencionó “El Cordero” el llamo la atención de este pecador de corazón duro. 

Ronald with LambCuando yo tenía 9 anos, siendo un niño muy pobre que vivía en las montanas del Este de Tennesse, con un padre que solo sabia ser violento por causa de su mal genio y del alcohol, un vecino me regalo un borregito.  Yo tenia que caminar 2 millas para tomar el autobus que me llevaba a la escuela y al pasar un dia por su casa, me dijo, “Hijo, yo tengo un regalo para ti”, y me enseno un borregito”.  Yo me llevé al borregito a mi casa, y se hizo mí mejor amigo, el único amigo yo sentí que tenía, y era tal amigo que en los días y semanas que siguieron el me seguía por donde quiera que yo iba, y me esperaba cuando yo me bajaba del autobús para jugar conmigo al salir de la escuela.  El caminaba por el campo y entre los árboles para ir a encontrarme. 

Dad working on truckUna tarde, al regresar, no encontraba a mi cordero.  Oí a mi papá que estaba trabajando en un carro viejo y solo malas palabras y gritos le salian de la boca, estaba tratando de cambiar una llanta ponchada.  Angry father

Dead Lamb Traté de darle la vuelta, porque no quería que me maldijera.  Yo no queria oir sus palabras, y tratando de evadirlo me pasé del otro lado del carro,iba mirando hacia abajo cuando vi a mi cordero todo ensangrentado, su lana blanca toda llena de sangre, Estaba una herramienta clavada en su cuerpo.  El cordero se había salido de su corral para andar de curioso, y en un arranque de furia de borrachera, mi padre le habia clavado la herramienta al borrego. 

Cuando vi a mi cordero, mi amigo, muerto.  Comenzé a gritar y a correr hacia el campo.  Yo gritaba, “El ha matado al cordero, el ha matado al cordero!

Y a los 9 anos de edad, odio y violencia posesionó mi vida, desde entonces nunca volví a ser el mismo.  A los 12 anos yo era un vagabundo callejero, estuve en la cárcel de jóvenes, era arrestado constantemente pues no tenía respeto por ninguna autoridad.  Odiaba a todo aquello que representaba tener autoridad sobre mí.  Mis 15 anos los cumplí en la cárcel, pagando la pena por robar carros, dinero, y a los 15 anos había sido condenado, pues ocasioné un accidente automovilístico en donde murió una persona y otra quedó lisiada. 

Siempre me preguntaba, si la vida tenía algo diferente para mí.  Pero cuando el ministro mencionó “El Cordero”, llamo toda mi atención y dijo “Jesús es el Cordero de Dios, y el murió y derramó su sangre para que todo aquel que lo acepte, sea perdonado y pueda empezar una vida nueva.

Esa manana empezé a salirme del edificio, pensé, “no quiero que me vean llorar.  Yo no he llorado desde los 9 anos, pues no tengo temor de nada, ni de nadie en esta tierra, y nadie me verá llorar.

Ronald at Church pulpitMe di la vuelta para salirme, pero empezé a caminar hacia el frente del edificio, caminando por el pasaje yo oré, yo no sabia la oración de los pecadores, yo no sabia el camino Romano de salvación, pero ésta fué mi oración a Dios “Dios si tu existes, si Tú eres el Cordero de Dios, por favor, por favor, mátame ó cúrame, yo ya no quiero vivir, yo no soy un esposo, yo no soy un padre, yo no soy bueno.” Y en ese instante fué como si la obscuridad y negrura empezara a levantarse y mi vida empezara a fluir, y por primera vez desde los 9 anos, las lágrimas empezaron a rodar, y por primera vez la culpa, la acusación, la violencia, y la amargura salieron de mi vida y Jesús fué mi Salvador esa manana, y desde ese instante yo no se que pasó, pero Dios curó mi mente, mi memoria, la drogadición el alcoholismo se fué, soy libre, y desde entonces me da mucho gusto compartir mi historia.  Me gozo al decirle a otros que mi vida ha sido devuelta para testificarles del lugar que yo he visto y de la esperanza que hay en Jesús para salvar al hombre de ese lugar tan horrible.