Las autoridades Chinas continúan atacando a los cristianos.

Ya tarde el pasado domingo por la tarde, la policía China invadió una de las más grandes iglesias urbanas en China – la “Early Rain Covenant Church” (Iglesia del pacto de lluvia temprana) en Chengdu, Provnicia Sichuan.

Empezando alrededor de las 5 PM, la policía invadió los hogares de congregantes, a lo largo de un periódo de 12 horas, irrumpiendo en sus hogares, amenazando a las familias, y usando poderosas luces de búsqueda para intimidar a los creyentes cristianos. Para las 5 AM del lunes por la mañana, más de 80 líderes de la iglesia fueron arrestados y retirados de sus hogares. El pastor jefe Yi Wang, junto con su esposa y los líderes de la iglesia fueron llevados. Muchos de los congregantes están bajo un tipo de arresto domiciliario, y algunos incluso fueron forzados a permitir que la policía se quedara en hogares de miembros de la iglesia, por un período largo..

Además de las invasiones y arrestos, la policía forzó a los miembros de la iglesia a firmar una declaración prometiendo que no asistirán a la iglesia ya más.

Este último ataque continúa.

Cerca de las 9 AM del lunes en la mañana, algunos creyentes quienes habían sido llevados a la estación de policía y presentados a diferentes autoridades locales y empleadores quienes les ofrecieron beneficios si ellos acordaban no asistir a la iglesia, incluyendo oportunidades de negocios, promociones de trabajo ó mejores opciones de escuelas para sus hijos.

https://aclj.org/persecuted-church/china-continues-its-crackdown-on-christians?utm_source=Facebook&utm_medium=Informational&utm_content=Persecuted%20Church&sf97195625=1