¿Estuvo Jesús realmente 3 días y 3 noches en la tumba como profetizó ó la tradición religiosa no hizo bien las cuentas?

¿Estuvo Jesús realmente 3 días y 3 noches en la tumba como profetizó ó la tradición religiosa no hizo bien las cuentas?

 ¿Será que Jesús murió en viernes por la tarde y resucitó antes de amanecer domingo y entonces mintió en cuanto que estaría enterrado 3 días y 3 noches ó la tradición religiosa no entendió los textos bíblicos y no le salen las cuentas?

De la crucifixión de Jesús, su resurrección y su relación con las fiestas que Dios estableció para el pueblo de Israel en el Antiguo Testamento.

Aunque Jesús profetizó que estaría en la tumba 3 días y 3 noches e incluso hizo referencia a decir que eso sería así como Jonás estuvo dentro del gran pez 3 días y 3 noches, la tradición religiosa enseña que Jesús fue crucificado y murió en viernes por la tarde y resucitó el domingo por la madrugada, lo cual no coincide con la profecía de los 3 días y 3 noches en la tumba.

Para entender cual es el problema y explicación a ese asunto, es necesario hacer un estudio bíblico profundo.

Ese estudio está incluido en mi libro:

Pasajes del Nuevo Testamento en su Contexto Judío e Histórico

 


El libro de Enoc

El libro de Enoc

En el Nuevo Testamento, en Judas 1 : 14 – 15, Judas escribe y cita algo que Enoc dijo, eso que cita sobre una declaración profética de Enoc, no se encuentra en el Antiguo Testamento, sin embargo se encuentra en el libro de Enoc, también conocido como 1 Enoc, Judas está citando un pasaje del libro de Enoc, por lo cual se puede concluir que Judas le da valor a ese libro de Enoc, por lo menos al pasaje del cual está citando, además de que Judas en otra parte de su epístola tambien se refiere a otra sección del libro de Enoc.

Una herramienta adicional para un estudio bíblico de Judas, es el libro de Enoc, pues además del pasaje anteriormente citado, maneja otros conceptos que se manejan en el libro de Enoc, además de que Judas se refiere a otro texto ó libro no incluído en la Biblia, cuando narra que el arcángel Miguel y el diablo peleaban por el cuerpo de Moisés, ya que ese relato no se encuentra en los libros del Antiguo Testamento.

También el libro de Enoc, puede ser una herramienta adicional muy importante de estudio bíblico, al estudiar la 1era  y 2a carta de Pedro, para poder entender esas dos epístolas del apóstol Pedro.

Los apóstoles y sus lectores leían y estaban familiarizados con algunos textos y libros religiosos que consideraban importantes, (si no es que incluso sagrados), para la persona que hoy en día quiera entender el Nuevo Testamento, es importante que lo estudie dentro del contexto de los autores del mismo, y para esto es importante que el estudiante de la Biblia de hoy en día, conozca y por lo menos lea algunos de esos libros y textos religiosos, que los autores del Nuevo Testamento consideraban importantes, aún y cuando dichos libros, no formen parte finalmente de la Biblia, del estudioso Bíblico de hoy en día.

El libro de Enoc, es considerado como sagrado y forma parte del canon, de los judíos etiópes (Falasha ó Beta) y de la iglesia cristiana Etíope Ortodoxa.

El libro de Enoc ó también conocido como Enoc 1, (pues tambien existe el libro 2 de Enoc y 3 de Enoc) ha sobrevivido en su totalidad en la versión Etiope, este libro también era considerado importante (ó incluso sagrado) por la comunidad de Qumran ya que se han encontrado varias copias (fragmentos) del libro de Enoc en Arameo dentro de los rollos del mar muerto en Qumran los versículos 14 y 15 de la epístola de Judas en los cuales se cita del libro de 1 Enoc 1 : 9 están en los rollos 4Q204 frag 1 col 1, además de que se han encontrado fragmentos del libro de Enoc en griego y latín.

En la carta de Barnabas del segundo siglo, varios versículos de 1 Enoc 89 son citados como “Escritura” (Barnabas 16 . 5 dice: “porque la escritura dice: y cita de 1 Enoc 89 : 56,66), además los llamados “padres apostólicos” los primeros teólogos cristianos como Ireneo y Clemente de Alejandría estaban familiarizados tambien con el libro de Enoc.

Aaaa


El libro de Jaser ó Jasher citado y mencionado en la Biblia.

El libro de Jaser ó Jasher citado y mencionado en la Biblia.

Otro recurso adicional para realizar estudios bíblicos es el libro de Jaser.

El libro de Jaser ó Jasher es mencionado y citado en la Biblia en Josué 10:13 y 2º Samuel 1:18.

Considero el libro de Jaser como un libro de historia antigua que aunque no fuese escrito por inspiración divina debe ser un escrito apegado a la historia real con tal validez que es mencionado y citado en la Biblia, el libro de Jaser hasta donde lo he estudiado no contradice las narraciones de la Biblia y en ocasiones expande con algo más de detalles que permiten entender aún mejor ciertos pasajes y personajes bíblicos.

En mi lectura de este libro he encontrado confirmación de textos bíblicos.

Aaaa

El libro de Jaser por lo mismo parece haber sido considerado por los judíos antiguos e incluso por los díscipulos de Jesús como una herramienta adicional de estudio.

Watermark

El historiador judío Flavio Josefo (37-100 después de Cristo) escribiendo en sus “Antigüedades de los judíos 5: 1 – 17” , sobre el incidente de los días de Josúe cuando el día se alargó y que  Josúe 10 : 13 menciona que ese hecho está escrito en el libro de Jaser, Josefo dice: “Ahora, el que el día fue alargado esa vez y fue más largo que lo ordinario, está expresado en los libros guardados en el templo”, es posible entonces que Josefo se refiere a que ese hecho está en uno de los libros guardados en el templo en sus días y que se estaba refiriendo al libro de Jaser, siendo que el apóstol Pablo (año 5 antes de Cristo al 67 después de Cristo) era contemporáneo de Josefo y que al parecer en los días de Pablo aún el libro de Jaser estuviera guardado en el templo, y siendo Pablo un fariseo, culto, leído e instruído hubiera tenido acceso a leer ese libro de Jaser, y encontrar allí algunos datos plasmados en sus epístolas, datos que no aparecen en el Antiguo Testamento.

Flavio Josefo, tal vez habría conservado una copia del libro de Jaser antes de que el templo fuera destruído (año 70 después de Cristo), pues Josefo narra en su autobiografía: “Tito César (Tito Flavio Fabino Vespasiano 39 – 81 después de Cristo) me persuadía frecuentemente para tomar cualquier cosa de las ruinas de mi país y dijo que me daba permiso para hacerlo, pero cuando mi país fue destruído…. así que hice esta petición a Tito que mi familia pudiera tener libertad, yo también tenía los libros sagrados”

Por eso es importante al estudiar el Nuevo Testamento, tener el contexto apropiado de la época de los autores, es decir de los apóstoles y sus lectores de la época, que leían y estaban familiarizados con textos que eran considerados sagrados, pero que son prácticamente desconocidos para la gran mayoría de las personas que el día de hoy leen y estudian la Biblia.

El Anticristo o Falso Cristo 

Este libro contiene un estudio biblico profundo pero facil de entender, y aborda pasajes profeticos clave para entender el tema, estos pasajes proféticos clave han sido ignorados ó mal interpretados por la mayoría de estudiosos bíblicos debido a las profundas implicaciones que tienen.

Libro de Jaser, importante conocerlo para entender el contexto de textos bíblicos, independientemete de si se considere que Jaser fue inspiración divina ó no.

El libro de Jaser es importante por lo menos como uno de los textos históricos más antiguos que aún existen, al grado de ser un libro que la Biblia en 2 libros (Josué y 2 Samuel), le da validez al mencionarlo y citarlo.

Por lo mencionado anteriormente, es decir que Josefo al parecer identificaba el libro de Jaser como guardado en el templo, se podría considera como un libro sagrado, pero a qué  grado era considerado así no es muy fácil saberlo.

Josefo, hace referencia a algunos libros que el consideraba como los importantes, Josefo escribió:

“No tenemos una multitud inumerable de libros entre nosotros, en desacuerdo y contradiciendose uno a otro, pero solo veinte y dos libros, que contienen los registros de todos los tiempos pasados; cuales son justamente creídos como divinos, y de esos, cinco pertenecen a Moisés, los cuales contienen sus leyes y las tradiciones del origen de la humanidad hasta su muerte,….pero del tiempo de la muerte de Moisés hasta el reino de Artaxerxes, rey de Persia, quien reinó después de Xerxes, los profetas, que fueron despues de Moisés, escribieron lo que fue hecho en sus tiempos en trece libros. Los cuatro libros restantes contienen himnos a Dios, y preceptos para la conducta de la vida humana. Es cierto, nuestra historia ha sido escrita desde Artarxerxes muy particularmente, pero no había sido estimada de igual autoridad con la anterior por nuestros ancestros, porque no había habido una sucesión exacta de profetas desde ese tiempo”  Flavio Josefo contra Apión 1 : 8.

Como siempre al utilizar cualquier recurso adicional a la Biblia se debe ejercer lo que indica Hechos 17 :11 comparar con la Biblia si esas cosas son verdad.profeciaenlabiblia.wordpress.com

El libro de Jaser es uno de los muy pocos libros – extra bíblicos – que son mencionados en la Biblia y que se han encontrado, ya que algunos libros mencionados en la Biblia no han sido encontrados y permanecen en el misterio, como es el caso del libro de las guerras del Señor ó libro de las batallas de Jehová mencionado y citado en Números 21: 14, entre muchos otros libros mencionados en la Biblia, que no se han encontrado.

En este sitio profeciaenlabiblia.wordpress.com  utilizo como un recurso extra – bíblico para mis estudios, el ibro de Jaser, comprobando que el libro de jaser confirma lo mencionado en la Biblia, y en muchos casos da más detalles aún.profeciaenlabiblia.wordpress.com

Aaaa

Pasajes del Nuevo Testamento en su Contexto Judío e Histórico

Este libro contiene estudios y análisis de pasajes del Nuevo Testamento a la luz del contexto judío que permiten al lector del siglo 21, apreciar y entender con mayor riqueza muchos detalles que normalmente pasan desapercibidos en muchas ocasiones. incluso por expertos estudiosos del Nuevo Testamento.

Pasajes del Nuevo Testamento en su Contexto Judío e Histórico

Abajo el enlace al

Libros mencionados en la Biblia que se han perdido a lo largo de la historia

 

Libro de Enoc

Aaaa


Biblia versión septuaginta (Antiguo Testamento en Griego) – Recursos para estudio bíblico

Biblia versión septuaginta – (Antiguo Testamento en Griego) 

 Comentarios sobre la versión Septuaginta como recurso para estudios bíblicos.

Un recurso importante para los estudios bíblicos es la versión septuaginta de la Biblia (es decir el Antiguo Testamento en griego) es unos 1000 años más antigua que el texto hebreo masorético del cual se han traducido la mayoría de las Biblias (aunque originalmente la Biblia – en hebreo la Torah, ý Tanakh –  fue escrita originalmente en hebreo, salvo por ejemplo una parte del libro de Daniel escrito en arameo).

La Biblia Septuaginta es más antigua que el texo masorético (texto hebreo).

La Septuaginta es unos 1,000 años más antigua que la Biblia en el texto masorético (hebreo), es decir que la versión griega del Antiguo Testamento (septuaginta) es previa a la era cristiana. La mayoría de las Biblias actuales (Reina Valera, King James) han sido traducidas del texto masorético (texto en hebreo) compuesto y editado por judíos masoréticos alrededor de los años 800 y 1000 después de Cristo.

El origen de la Septuaginta (LXX) es decir la versión en griego del Antiguo Testamento , proviene según las tradiciones preservadas por algunos historiadores judíos como Flavio Josefo y Filón, (y plasmadas previamente en un texto conocido como Carta de Aristides)  de una  petición de Ptolomeo el rey de Egipto alrededor del año 285 A.C. y traducida por 70 judíos (72 en algunas versiones) de Alejandría (Egipto).

Previo al descubrimiento de los rollos del mar muerto, el manuscrito hebreo más antiguo conocido es el texto masorético conocido como Códice de Aleppo (Aleppo Codex) escrito en el año 826 (después de Cristo). Otro texto masorético importante es el el Códice de Leningrado (Leningrad Codex) escrito en el año 1008 (después de Cristo). Ambos códices son considerados los textos masoréticos Ben Asher.

La Biblia en los Rollos del Mar Muerto es la Biblia más antigua, más antigua incluso que la Septuaginta.

El Antiguo Testamento descubierto en los rollos del mar muerto antecede por aproximadamente unos 1,000 años al texto hebreo más antiguo.

“La “Biblia del Mar Muerto” es de hecho la Biblia más antigua, es el grupo más antiguo de manuscritos del Antiguo Testamento que jamás se haya encontrado, por lo menos 1,000 años más antiguo que los textos tradicionales Hebreos que han sido la base de nuestras traducciones de la Biblia moderna. En muchos casos los rollos han soportado el texto tradicional de la Biblia, pero en otros. lo que dicen en versos particulares está de acuerdo con versiones no tradicionales como la septuaginta”  The Dead Sea Scrolls – A New Translation – Michael Wise.

Una nueva traducción fraudulenta del hebreo al griego para tratar de negar la autenticidad de las profecías sobre Cristo.

Alrededor del año 95 (despues de Cristo) un rabino Akiva, contrató a un hombre de nombre Aquila para traducir del hebreo al griego una versión del Antiguo Testamento que buscaría negar ó alterar las profecías encontradas en la Septuaginta y que Jesús cumplió. Algunos escolares piensan que el texto masorético fue basado en parte en esas traducciones tendenciosas y tergiversadas de Aquila.

Así por ejemplo Aquila en esa traducción fraudulenta, cambió en Isaías 7 : 14, la original palabra virgen por mujer joven. Nótese que la palabra virgen si aparece en la septuaginta, mientras que el texto masorético muestra mujer joven.

Así tambien en Daniel 9 : 26, Aquila en su traducción fraudulenta al griego, cambio Cristos (mesías ó ungido) por la palabra “persona responsable”.

 

Algunas diferencias entre el texto hebreo y la  septuaginta.

La versión septuaginta tiene algunas diferencias con el texto hebreo por ejemplo las siguientes:

 

 

Otro ejemplo de que se ha considerado la septuaginta como más acertada y precisa que el texto hebreo es en Isaías 7 : 14 la septuaginta dice la virgen concebirá un hijo pero el texto hebreo usa la palabra almah que significa una muchacha joven sin embargo, en Mateo 1 :23 el autor cita de la septuaginta “una virgen”. Parece ser entonces que en referencia a Isaías 7 : 14, la mayoría de los traductores y por tratarse de un punto doctrinal crítico prefirieron usar la palabra virgen de la septuaginta en lugar de la palabra muchacha joven del texto hebreo.

Otro ejemplo es el texto de Lucas 4 : 18 en el cual Jesús lee de Isaías 61 : 1 – 2,  Jesús lee “… y a los ciegos vista”, sin embargo el texto masorético (en hebreo) no contiene esa parte pero la Septuaginta si incluye la parte de “y a los ciegos vista”.

 

Grandes diferencias – Esther y Jeremías

Esther

Una gran diferencia entre el texto masorético (hebreo) y la septuaginta (griego) es el libro de Esther.

En el masorético, en el libro de Esther, Dios no figura como personaje, nunca es mencionado Dios, ni existen oraciones, ni otras cosas que caracterizan a los libros del Antiguo Testamento, en cierto sentido se puede decir que carece del toque espiritual y religioso que caracteriza a los demás libros del Antiguo Testamento.

En cambio el libro de Esther, en la septuaginta es una historia más larga, en la que Dios es mencionado continuamente, se incluyen las oraciones de Mordecai y de Esther, y el sueño de Mordecai y su interpretación.

Jeremías

Otra gran diferencia es el libro de Jeremías.

La versión de Jeremías en la versión masorética (hebrea) del año 800-1000 después de Cristo es bastante más larga que la versión de la septuaginta de unos 1,000 años antes.

Pero aún más interesante es que en los rollos de las cuevas de Qumran (que son unos 1,000 años más antiguo que la septuaginta) se han hallado en la misma cueva, fragmentos de ambas versiones, tanto de la versión larga finalmente plasmada en el masorético, así como fragmentos de la versión septuaginta, que son particulares de la versión septuaginta y de esta forma la validan, por lo cual parece ser que en un principio existían 2 libros de Jeremías.

Existen muchas más diferencias, pero las anteriores son solamente algunos ejemplos.

Es importante notar que en el Nuevo Testamento se puede comprobar que los apóstoles citaron el texto griego (la Septuaginta).

Otro pasaje en el Nuevo Testamento en el cual el autor está refiréndose y citando un texto específicamente de la septuaginta es Hebreos 1 : 3 cuando el autor de Hebreos habla del Hijo de Dios como resplandor de la gloria de Dios, la palabra resplandor que en el griego del Nuevo Testamento es la palabra “apaugasma” aparece solamente en ese versículo en todo el Nuevo Testamento, parece que el autor de Hebreos está tomando esa idea, concepto incluso la palabra específica del Antiguo Testamento en su versión septuaginta, pero la versión septuaginta contiene más libros que los que incluyen la mayoría de las Biblias utilizadas hoy en día, libros que actualmente muchos judíos y cristianos no consideran sagrados, pero que sí eran considerados sagrados para muchos judíos y muchos de los primeros cristianos, ese concepto y frase en Hebreos 1 :3, está en la septuaginta en el libro de Sabiduría de Salomón 7 : 26, donde aparece esa palabra griega apaugasma, por única vez en la septuaginta.

Eugene Ulrich en “The Jewish Scriptures: Texts, Versions, Canons” en Dictionary of Early Judaism ó Early Judaism A Comprehensive Overview, señala que el descubrimiento de manuscritos hebreos en Qumran (los rollos del mar muerto) validan la veracidad de la LXX (septuaginta) rollos tales como 4QDeut (Deuteronomio) 4QSam, 4QJer muestran en hebreo el tipo de texto del cual el Antiguo Testamento Griego ha sido fielmente traducido.

Ulrich, continua:  Esos manuscritos han iluminado el primero de cuatro niveles que deben ser tomados en cuenta cuando se trata con el texto padre individual Hebreo del cual la traducción original fue hecha. Previamente se había presumido básicamente que el texto padre era virtualmente idéntico con la forma en el texto masorético, pero las abundantes ediciones variantes desenterradas en Qumran han liberado a los críticos de esa visión miope. Uno debe considerar seriamente que el Griego (la septuaginta) es testigo de un texto hebreo que puede simplemente ya no estar disponible.

Tal es el comentario de Ulrich, y es bastante razonable, hay estudiosos que tambien coinciden en opinar que existió otro texto hebreo el cual ya no estuvo disponible hace tiempo, y que al parecer si estuvo disponible para el historiador judío Flavio Josefo, esto por ejemplo en el caso de 1 Reyes 13,  relato del cual Josefo cuenta con muchos detalles de la historia y que le dan más sentido, pero los cuales no están en el texto masorético.

Otra pista de que Josefo tuvo acceso a un original que coincide con rollos de Qumran es el libro de Samuel, el rollo 4QSam contiene todo un párrafo que es la introducción a 1 Samuel 11 :1, pero ese párrafo no está ó no sobrevivió en el masorético ni en la septuaginta, sin embargo, Josefo tuvo acceso a alguna copia que contenía ese párrafo pues el lo relata en sus Ant Libro 6 cap 5, 1.

Considerando este tipo de diferencias entre ambas versiones, la versión septuaginta es un recurso muy útil en los estudios bíblicos.

Pasajes del Nuevo Testamento en su Contexto Judío e Histórico

Este libro contiene estudios y análisis de pasajes del Nuevo Testamento a la luz del contexto judío que permiten al lector del siglo 21, apreciar y entender con mayor riqueza muchos detalles que normalmente pasan desapercibidos en muchas ocasiones. incluso por expertos estudiosos del Nuevo Testamento.

Pasajes del Nuevo Testamento en su Contexto Judío e Histórico

Aaaa