¿Por qué permite Dios el sufrimiento y la muerte de inocentes ?

¿Por qué permite Dios el sufrimiento y la muerte de inocentes ?

 

¿Por qué habría un Dios que no tiene necesidad de nada, (de otra forma no sería Dios verdadero) en primera instancia crear un universo que El no necesitaba?

¿Por qué habría Dios todo poderoso sin necesidad de nada, crear seres humanos y dotarlos de libre voluntad?

¿Por qué Dios habría de hacerse carne y hueso en Jesús de Nazaret para venir al mundo, en forma humana algo tan pero tan debajo de su nivel y para andar entre criaturas tan pero tan insignificantes comparadas con El creador mismo del universo?

¿Por qué habría Dios Padre permitir que Jesús el Hijo de Dios (Dios Hijo) siendo inocente y no habiendo transgredido nunca las leyes de Dios, fuera humillado, maltratado como si fuera criminal, torturado y asesinado en una cruz?

¿Por qué Dios permitió esa injusta tortura y muerte de el inocente Hijo de Dios a manos de unos seres humanos malos, que comparados con Dios son criaturas insignificantes, cuando Dios pudo fácilmente evitado que Jesús fuera capturado, torturado y matado?

¿Por qué permitió Dios el sufrimiento y muerte de un inocente como Jesús el Hijo de Dios?

Esas son las preguntas más importantes, antes de que apenas pretenda entender por qué el Dios verdadero Jehová el Creador del Universo, permite que los seres humanos a quienes otorgó libre voluntad se dañen unos a otros, se maten los unos a los otros, se roben unos a otros, que unos a otros no se ayuden pudiéndolo hacer, etc.

Más atinado sería preguntar ¿por qué Dios permite aún que vivan los ladrones, los violadores, los asesinos? ¿ or qué permite que muchos de ellos sigan viviendo, cuándo sería mejor que los matara?

¿Por que´Dios permite que siga vivo el que ha transgredido las leyes morales que El ha establecido?

¿Por qué permite Dios que una persona que ha engañado a otra, que ha robado, que ha cometido adulterio, fornicación que roba canciones de internet permanezca viva en lugar de matarla?

Acabar con el problema de raíz sería mejor, tal vez.

Para quien realmente desea conocer por qué Dios permite el sufrimiento y muerte de inocentes, primero necesita entender por qué Dios permitió el sufrimiento, tortura y muerte injusta de un inocente y santo perfecto como Jesús el Hijo de Dios.

Dios siendo perfecto no tiene ninguna necesidad, no tenía necesidad de crear el Universo, no tenía necesidad de compañía, pero entre las prerrogativas que tiene como Dios Todo Poderoso le plació crear el universo y crear seres humanos dotándolos de libre voluntad.

Como solo existe un Dios real Todo Poderoso, Jehová de la Biblia, hizo el universo y Dios Jehová le puso leyes morales, como Dios es perfecto sus leyes morales son para no actuar contra el prójimo ni contra Dios el creador y para castigar a quien cometa actos contra Dios y contra el prójimo.

A quien no le parezca estar habitando el Universo de Dios y por lo tanto estar sujeto a las leyes morales de Dios, no tiene otra opción. El día que alguien más haga su propio universo le podrá poner sus propias leyes, es decir, nunca habrá nadie que puede siquiera asemejarse a Dios Jehová.

Dios, es además el juez de todo el universo y tiene que ejercer justicia.

Dios tiene que castigar a los seres humanos que actuando con libre voluntad, transgreden las leyes de Dios, actuando contra su prójimo y contra Dios.

El aplicar la justicia requiere castigo para el transgresor y criminal, en la tierra los castigos son a veces sujetos a corrupción, y cuando los castigos se aplican son temporales ó son pena de muerte física.

Pero la justicia de Dios es castigo y tortura eterna para el ser que transgrede sus leyes.

Dios al aplicar la justicia divina, tiene que castigar a todo ser humano, aún y cuando haya sido una sola ley moral de Dios, la que haya transgredido, basta una sola mentira, un solo robo, el no perdonar las ofensas de otro, un solo acto de lujuria, un solo engaño , una sola falta es una transgresión a la ley de Dios todo poderoso y creador del universo y Dios la debe castigar.

Pero el castigo que Dios ejerce es justo y merecido, el justo juicio de Dios y su sentencia es castigo y tortura eterna sin fin en el lago de fuego. Cuando el transgresor de las leyes de Dios muere físicamente, cae en un encarcelamiento temporal en el infierno donde es torturado en la medida de la gravedad de su pecado, luego será presentado al juicio de Dios y posterior a eso es echado al lago de fuego y azufre para recibir su castigo y tortura eterna sin fin, de acuerdo con la gravedad de sus pecados.

¿Por qué Dios habría de perdonar a quién comete pecados (ó transgresiones a su ley moral)?

¿Por qué Dios habría tener misericordia de alguien que ha transgredido las leyes de Dios y por lo tanto ha pecado?

No existe ninguna obligación por parte de Dios, del creador del Universo y del juez del Universo para tener misericordia de las criaturas que El ha creado que son tan insignificantes comparadas con El.

Y sin embargo lo increíble es que Dios ha tenido misericordia de las criaturas que ha creado, de las pequeñas criaturas que son tan insignificantes comparadas con El.

Dios tiene que ejercer esa justicia divina de otra forma estaría fallando como juez.

Pero teniendo misericordia del ser humano, lo que implementó fue un plan para que la justicia se ejerciera sobre un inocente que tenga tan alto valor para el sistema de justicia de Dios que su castigo sirva como sustitución del castigo y sentencia contra el pecador.

El plan que implementó Dios fue que El mismo se haría carne y hueso en forma de un ser humano, en Dios Hijo, Jesús el Hijo de Dios, (de hecho solo una parte de Dios se hizo humano, pues la creación no puede contener al Creador en su totalidad).

Este Jesús, Dios hecho carne y hueso, El Hijo de Dios, siendo inocente pues nunca transgredió la ley de Dios, ocupa la posición del pecador, y recibe la tortura, y muerte inmerecida e injusta en lugar y sustitución del pecador. Solo la vida del Hijo de Dios, del Dios hecho carne y hueso, sin pecado y sin falta tiene el valor para que la justicia de Dios quede satisfecha y esa tortura y derramamiento de sangre inocente y muerte de Jesús el Hijo de Dios, en la cruz sirva como pago en sustitución de la condena y sentencia contra el pecador que merece ser torturado sin fin en el lago de fuego y azufre.

Siendo Jesús, Dios mismo hecho carne y sangre, solo su derramamiento de sangre y muerte tiene ese valor legal para ser pago en sustitución de la muerte y tortura eterna del pecador, además como la creación no puede retener a su creador, Jesús resucitó de la muerte.

Así que el pecador puede pagar él mismo el castigo que merecen sus pecados, pagando su condena a tortura sin fin en el lago de fuego.

Pero, ¿qué sentido tiene eso? Sí Jesús el Hijo de Dios, Dios mismo hecho sangre y carne, siendo perfecto y sin pecado, permitió ser torturado y muerto para recibir en sustitución el castigo y la ira de Dios contra el ser humano pecador.

Si alcanzas aunque sea a empezar a apreciar el porqué Dios Padre permitió el sufrimiento, tortura y muerte del inocente Jesús el Hijo de Dios, estarás en mejor posibilidad de entender porque Dios dotó al ser humano de libre voluntad, con la consecuente existencia de sufrimiento y muerte de seres inocentes.

Existe un lugar en el cual no hay ni sufrimiento ni muerte de sus habitantes, ese lugar es para quien tiene vida eterna con Dios.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito para que todo aquél que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna” Juan 3 : 16


La resurrección de Jesucristo, y porque ofreció su vida para morir por pecadores.

La resurrección de Jesucristo, y porque ofreció su vida para morir por pecadores.

 

Todo ser humano y toda criatura viva es un invitado en el universo que Dios creó, Dios le ha dado al ser humano libre voluntad para poder actuar, pero finalmente todo ser humano tiene que rendir cuentas ante Dios y será juzgado por los actos que haya cometido en vida.

Cuando la persona transgrede las leyes de Dios, es decir cuando peca, se hace merecedora al castigo y sentencia de Dios, y la ignorancia de las leyes de Dios, no exenta al pecador del castigo y sentencia.

Aún y cuando la persona cometiera un solo pecado, un engaño, un robo, etc., ´cualquiera que sea el pecado, al pecar contra Dios, actuando contra sus leyes, merece un castigo, el cual por ser cometido contra Dios el creador del universo, la máxima autoridad en el cosmos creado por El, entonces merece un castigo y tortura sin fin, así que el pecador merece ser castigado por sus pecados con castigo y tortura eterna en el lago de fuego y azufre, que fue preparado para el diablo (Satanás , también llamado Lucifer) y sus ángeles.

Dios es además del creador del cosmos que habitamos como invitados, el juez de toda la creación y autoridad suprema, y como juez debe ejercer justicia y castigo contra los pecadores (los transgresores de Su ley). Y como creador y juez no está obligado a ejercer misericordia ni perdón contra el pecador.

Sin embargo Dios es misericordioso, y para poder ejercer justicia y misericordia a la vez, dispuso el único medio para que el pecador pueda escapar del castigo eterno en el lago de fuego, que es lo que se merece, y se trata de un pago en sustitución, que alguien más fuera quien pagara el castigo.

Pero sólo Dios, la máxima autoridad y juez es quien puede disponer de un pago en sustitución, sólo Dios tiene el valor legal para hacer el pago en sustitución, eso no lo puede hacer ningún ser creado. Así que Dios mismo se hizo un ser humano en Jesús el Hijo de Dios, para ofrecer su vida en sacrificio, muriendo como pecador y criminal y derramando su sangre inocente, aunque Jesús nunca cometió ningún pecado.

No es que lo mataron ya que Jesús, siendo Dios mismo encarnado, pudo haber llamado ejércitos de ángeles para que lo defendieran pero El prefirió ser obediente a Dios Padre y ofrecer su vida y soportar el enojo y la ira de Dios contra el pecado y el pecador, soportando eso en la cruz, porque así Jesús estaba tomando el lugar del pecador que creé en El y que creyendo en El, es justificado por Dios, y entonces el pecador que cree en Jesús el Hijo de Dios, en lugar de tener que pagar por sus propios pecados siendo castigado eternamente en el lago de fuego, puede gozar de una vida eterna con Dios.

Jesús regresará para recibir los reinos terrenales y ocupar su trono en Jerusalén, cumpliendo lo profetizado en la Biblia, todo indica que falta poco para que regrese. Y regresará porque resucitó de la muerte en la que se ofreció como sacrificio y pago en sustitución por el pecador. La muerte no puede retener a Dios encarnado.

Usted prefiere ser castigado por sus pecados, pagando su propia condena con castigo y tortura eterna en el lago de fuego, lo cual sería el castigo justo por pecar contra Dios y sus leyes ? De ser así está ejerciendo su libre voluntad la cual es un regalo de Dios.

De nada sirve que en esta vida la persona tenga una vida cómoda, y riquezas y conocimiento si cuando sea juzgada por Dios es encontrada culpable de no creer en Dios, de haber transgredido sus leyes, y de no creer en Jesús, y entonces sea sentenciada a castigo y tortura eterna en el lago de fuego en donde ni las cuentas bancarias, ni las posesiones materiales, ni un alto coeficiente intelectual, ni el conocimiento abundante, ni los premios,  ni los títulos, ni grados académicos, ni los puestos, ni cargos, etc. que se hayan tenido en vida, sirven ni de consuelo.

O tal vez usted prefiere reconocer que es pecador y que ha pecado contra Dios y sus mandamientos, y tal vez usted prefiere creer en Jesús, el Hijo de Dios, Dios mismo hecho carne y hueso, que pagó el precio correspondiente a sus pecados, para así creyendo en Jesús gozar de vida eterna.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito para que todo aquél que en él cree, no se pierda más tenga vida eterna” Evangelio según San Juan 3 : 16


La importancia de perdonar al prójimo. La Parábola de los dos deudores.

La importancia de perdonar al prójimo.

Textos bíblicos a comentar y analizar:

Mateo 18 . 21 -35 , Mateo 6 : 14 – 15, Mateo 18 : 35  y Gálatas 6 : 7 – 9

Parábola de los dos deudores

“Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?

 Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.

 Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos.

 Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos.

A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle, y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda.

 Entonces aquel siervo, postrado, le suplicaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.

 El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le soltó y le perdonó la deuda.

 Pero saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y asiendo de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes.

Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.

 Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda.

 Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron y refirieron a su señor todo lo que había pasado.

 Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste.

¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti?

 Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía.

Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas. “

Mateo 18 . 21 -35

“Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;  mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.”

Mateo 6 : 14 – 15

“ No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.

Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.

 No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.”

Gálatas 6 : 7 – 9

La enseñanza que  Jesús utiliza es sobre deudas monetarias, pero esta ilustración la usa Jesús para enseñar que la persona debe perdonar a quien le ofende, para que también recibas perdón de Dios.  Principalmente la enseñanza es para los seguidores de Jesús,  para los cristianos que quieren seguir a Jesucristo obedeciendo sus enseñanzas y siendo como él.

Nótese que Jesús promete y advierte que si una persona no perdona a su prójimo las ofensas que le ha hecho a uno, Dios no lo perdonará.

“Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas” Mateo 18 : 35

“Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;  mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.”

Mateo 6 : 14 – 15

 Quien está diciendo y asegurando esto es Jesucristo el Fiel y Verdadero, quien no puede mentir sino decir la verdad.

Cuando el cristiano no perdona a su prójimo las ofensas recibidas, es como el deudor de la parábola, quien habiendo sido perdonado, no hace igual para perdonar a otro. El cristiano que no perdona a otro incurre así en un pecado y mientras no perdone al prójimo permanece en ese pecado y con esto abre puertas legalmente a demonios para que lo opriman y ataquen.

Pero más aún si ese cristiano quien ha recibido misericordia de Dios, permanece en ese pecado sin hacer misericordia al prójimo y sin perdonarlo y llega a morir así, se encontrara con la triste realidad de que aún y habiendo nacido de nuevo, si el cristiano muere sin perdonar a otro, es decir si el cristiano muere en pecado habiendo podido decidir perdonar al prójimo, entonces el cristiano está por su propia decisión en pecado y si le llega la muerte sin tiempo para arrepentirse y perdonar entonces va al infierno.

Es decir que si el cristiano muere en el pecado de no haber perdonado las ofensas recibidas de su prójimo, entonces el cristiano  prefiere no perdonar a otro, y prefiere conservar ese pecado y conservarse en ese pecado y le llega la muerte sorpresivamente entonces ese cristiano tiene que pagar por si mismo las ofensas que Dios no le puede perdonar, las ofensas cometidas contra Dios se llaman pecado y se pagan recibiendo el justo y merecido castigo de ser torturado por siempre en el lago de fuego y azufre.

Así que si como cristiano que has creído en Jesús y que has nacido de nuevo por el poder del Espíritu Santo, decides no perdonar sus ofensas a tu prójimo y así jugar y arriesgar tu eternidad, por hacerle caso a un predicador que te “asegure” y te “certifique” que no puedes perder la salvación de ninguna manera, entonces harás mal,  porque tal predicador no estará para defenderte ni salvarte en el día de tu jucio, mejor hazle caso a Jesús que si sabe del tema de salvación, de vida eterna y de entrar al cielo, y obedece a Jesús y perdona sus ofensas a tu prójimo que te ofendió.

Así como en la parábola el que no perdonó al otro fue entregado a los verdugos para que pagase todo lo que debía, dice Jesús que así hará Dios con los que no perdonen al prójimo sus ofensas.

Dios no puede ser burlado como indica el pasaje en Gálatas, lo que el hombre siega eso cosecha.

No debemos permitir que la falta de perdón se interponga entre nosotros y nuestros hermanos y hermanas, ya que tambien será un muro entre nosotros y nuestro Padre Celestial

No debemos permitir que la falta de perdón se interponga entre nosotros y nuestros hermanos y hermanas, ya que tambien será un muro entre nosotros y nuestro Padre Celestial

Ilustración utilizada de Caricaturas Alegre (Joyful toons) de Mike Waters, de acuerdo con sus políticas de utilización.

Watermark

 


Buscad primeramente el reino de Dios – Cuando Dios utiliza aves para proveer sustento.

Buscad primeramente el reino de Dios – Cuando Dios utiliza aves para proveer sustento.

“Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

 ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?

 Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan;

 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.

 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?

No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?

Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal”  Mateo 6 : 25 – 34

Jesús enseña que:

El cristiano debe buscar el reino de Dios

Dios sabe y conoce las necesidades del cristiano en cuanto a alimento y vestido.

Dios como rey del Universo tiene los recursos para proveer a sus criaturas (plantas y animales) de alimento y vestido y lo hace sin que esas criaturas se angustien por ello, y cuanto más lo puede hacer y hará por sus hijos amados.

Cuando el cristiano busca primeramente el reino de Dios y su justicia, la necesidad de sustento y vestido será cubierta por Dios, tales cosas serán añadidas cuando el cristiano busca el reino de Dios por encima de cualquier otra cosa.

Que el cristiano no se debe angustiar por el día de mañana, de donde vendrá su sustento.

Jesús NO enseña que el cristiano deba afanarse en hacer cosas para su prosperidad material.

El caso de Elías y la provisión de Dios.

“Entonces Elías tisbita, que era de los moradores de Galaad, dijo a Acab: Vive Jehová Dios de Israel, en cuya presencia estoy, que no habrá lluvia ni rocío en estos años, sino por mi palabra.

 Y vino a él palabra de Jehová, diciendo:

 Apártate de aquí, y vuélvete al oriente, y escóndete en el arroyo de Querit, que está frente al Jordán.

Beberás del arroyo; y yo he mandado a los cuervos que te den allí de comer.

 Y él fue e hizo conforme a la palabra de Jehová; pues se fue y vivió junto al arroyo de Querit, que está frente al Jordán.

 Y los cuervos le traían pan y carne por la mañana, y pan y carne por la tarde; y bebía del arroyo.

 Pasados algunos días, se secó el arroyo, porque no había llovido sobre la tierra.

Vino luego a él palabra de Jehová, diciendo:

 Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente.”  1 Reyes 17 : 1 -9.

En esta historia de la vida real de Elías un hombre que buscaba el reino de Dios, se ve como Dios dispone las cosas para que no le falte alimento, utilizando incluso animales.

Otro caso de la vida real

El autor cristiano F.W. Krummacher en su libro Elijah the Tishbite (1865) narra el caso de un hombre cristiano que él conocía y que tenía problemas de dinero y de cómo Dios intervino para ayudarlo utilizando un ave para ello.

Krummacher relata en su libro de cómo en su vecindario había un  hombre cristiano pobre.

El hombre cristiano estaba sentado temprano en la mañana a la puerta de su casa, sus ojos rojos de llorar, esperaba un oficial que lo embargara por una deuda pequeña.

Mientras esperaba un pajarito cruzó volando la calle y revoloteando arriba y abajo y en eso rápidamente voló sobre la cabeza del hombre y se metió en su cabaña y se paró en una alacena vacía. El hombre cerró su puerta y atrapó el ave y lo puso en una jaula, donde empezó a cantar dulcemente y le pareció al hombre como su fuera uno de sus himnos favoritos “No temas cuando la oscuridad reina”, y mientras escuchaba se tranquilizó.

En eso alguien tocó a la puerta, y pensó Ha de ser el oficial, pero se trataba del sirviente de una dama, el sirviente dijo que unos vecinos vieron un pájaro volar hacia su casa y la dama quería saber si había atrapado el pájaro.

Sí dijo el hombre y se lo dio al sirviente quien lo tomó y  se fue.

Tras unos minutos el sirviente llegó de nuevo y le dijo al hombre que su ama tenía un gran valor por el ave que escapó y que estaba muy agradecida y que le enviaba un dinerito con su agradecimiento.

El hombre pobre lo recibió agradecidamente y resultó ser no más y no menos que justo el importe de dinero que él adeudaba ¡¡¡¡¡¡

Cuando el oficial llegó a su casa, el hombre dijo “Aquí está el importe de la deuda, ahora déjeme en paz porque Dios me lo envió”.

Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Puede ser fácil dejarse caer en la trampa de preocuparse por el dinero. Tenemos que aprender a confiar en que Dios nos cuidará, y proveerá para nosotros, como Él cuida de las aves de los cielos

Puede ser fácil dejarse caer en la trampa de preocuparse por el dinero. Tenemos que aprender a confiar en que Dios nos cuidará, y proveerá para nosotros, como Él cuida de las aves de los cielos

 

Ilustración de  Caricaturas Alegre (Joyful Toons) de Mike Waters usada de acuerdo con sus políticas de utilización.

 Watermark

Abajo el libro citado anteriormente.

 

elijahtishbite00elijgoog_0010


Obediencia, Fidelidad. Cualidades que Dios busca y prueba en los cristianos.

Obediencia, Fidelidad.   Cualidades que Dios busca y prueba en los cristianos.

Dios prueba en los suyos, ciertas cualidades clave, Dios prueba en sus siervos, en los cristianos,  lo siguiente:

Fidelidad a Dios, sin importar la circunstancia.

Obediencia a Dios, cualquiera que sea la circunstancia por ilógica que parezca.

Que sus siervos, sometan su voluntad a la voluntad de Dios.

Fidelidad

Daniel fue puesto a prueba cuando  se decretó que ningún hombre podía orar a ningún dios o alguien que no fuese el rey Darío,  de lo contrario la persona que orara a otro dios sería  echado en el foso de los leones. (Daniel 6).

De esta forma la fidelidad de Daniel a Dios Jehová fue puesta a prueba, siendo fiel aún y cuando bajo el decreto eso significaba que lo echaran a los leones.

Sadrac, Mesac y Abed Nego fueron puestos a prueba en su fidelidad de sólo servir y adorar a Jehová Dios, bajo pena de ser echados al horno de fuego. (Daniel 3).

Es normal que Dios ponga a prueba  a los cristianos en cuanto a su fidelidad a El.

Jesús enfatizó la importancia de ser un siervo fiel, al enseñar parábolas sobre siervos fieles (Mateo 24 : 45 – 51).

Jesús habla en Apocalipsis a la iglesia de Esmirna advirtiéndoles que serán puestos a prueba, pero sean fieles.

“No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros, en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida” Apocalipsis 2 : 10.

Obediencia

Adán y Eva.

Desde el principio de la Biblia, vemos la primera prueba a los padres de la humanidad, después de que Dios los ha creado sobre la tierra, dándoles libre voluntad, les dice que pueden comer de todo fruto, pero pone a prueba su obediencia indicándoles que no coman del árbol de la ciencia del bien y del mal.

“Tomó, pues Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara, y lo guardase. Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás”   Génesis 2 : 15 – 17.

Para que Dios pudiera poner a prueba su obediencia, puso el árbol de la ciencia del bien y del mal dentro del huerto junto con los demás árboles, y para poderlos probar dejó el árbol a su alcance, sin ningún enrejado ni guardianes,  sin ninguna obvia cámara de seguridad, precisamente para probar a Adán y Eva en cuanto a la obediencia a su mandamiento.

Es obvio que si Dios pusiera el árbol de la ciencia del bien y del mal fuera de su alcance no los podría probar en este sentido.

Seguramente usted ya sabe el final de esa historia y si no, le invito a que lea el desenlace en Génesis 3.

Abraham

Después de que Abraham finalmente tuvo el hijo que Dios le prometió, Dios puso a prueba la obediencia de Abraham, al pedirle que matara y sacrificara a su hijo.

Era un mandato de Dios que sonaba ilógico, si Dios le había prometido un hijo y una gran descendencia, por qué ahora Dios le pedía que matara a Isaac ?

Precisamente para probar a Abraham en su obediencia ciega a Dios, no importando lo ilógico de la orden, no importando las circunstancias.

Moisés

Dios ordena a Moisés hablar a la roca para que brote agua de ésta, cuando los Israelitas están andando por el desierto. Aunque para Moisés tal vez no sonara a un mandato ilógico después de haber visto tantos portentos y milagros de Dios, con este mandato, tal vez sencillo y simple y claro, ó tal vez ilógico, se estaba poniendo a prueba la obediencia de Moisés a los mandatos de Dios.

“Y habló Jehová a Moisés , diciendo: Toma la vara, y reúne a la congregación, tú y Aarón tu hermano, y hablad a la peña a vista de ellos; y ella dará su agua, y les sacarás agua de la peña, y darás de beber a la congregación y a sus bestias.

Entonces Moisés tomó la vara de delante de Jehová, como él le mandó. Y reunieron Moisés y Aarón a la congregación delante de la peña, y les dijo:  ¡Oíd ahora, rebeldes!  ¿Os hemos de hacer salir aguas de esta peña?

Entonces alzó Moisés su mano y golpeó la peña con su vara dos veces; y salieron muchas aguas, y bebió la congregación , y sus bestias”   Números 20: 7 – 11.

Moisés desobedeció el mandato de Dios, Dios buscaba que Moisés le obedeciera sin importar la circunstancia, el mandato era muy claro debía hablar a la roca, sin importar si sonaba ilógico, pero Moisés en lugar de obedecer a Dios hablando a la roca la golpeó dos veces.

Seguramente usted ya sabe las consecuencias de la desobediencia de Moisés ante este simple mandato, por si aún no conoce el desenlace, le invito lo lea en Números 20: 12

Jonás

Dios quiso enviar a Jonás a Nínive para advertirles que sería destruida por su continuo y excesivo pecado.  Dios dijo a Jonás: “Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y pregona contra ella; porque ha subido su maldad delante de mí” Jonás 1 : 2.

Es muy probable, tal vez casi seguro que Dios pudo haber enviado a otra persona que tuviera ganas de ir de “evangelista” ó “misionero”, pero esta historia parece revelar algo más importante en el carácter de Dios, en cuanto a que el pone a prueba a las personas, y desea ver si los que se dicen sus siervos realmente están dispuestos a obedecer sus mandamientos.

Dios no puede obligar a ninguno de sus siervos a obedecerlo, puesto que Dios le ha otorgado a todo ser humano el libre albedrío y libre voluntad lo cual en términos prácticos significa que todo ser humano, puede elegir entre obedecer y desobedecer a Dios.  Desde el principio de la humanidad cuando Dios manda a Adán y Eva no comer el fruto de cierto árbol, no los obliga a obedecerlo, ellos tenían la libertad de elegir entre obedecer y desobedecer, cuando Dios mandó a Moisés hablarle a la roca para que diera agua, pero Moisés desobedeció y en lugar de hablarle a la roca la golpeó. Dios busca que el ser humano y en particular sus siervos utilizando su libre voluntad obedezcan sus mandamientos.

Jonás decía que era siervo de Dios y que tenía temor y miedo de Dios, pero cuando Dios le ordenó ir a Nínive, Jonás huyó en dirección contraria para “ir lejos de la presencia de Dios”, “Jonás se levantó  para huir de la presencia de Jehová a Tarsis, y descendió a Jope y halló una nave que partía para Tarsis; y pagando su pasaje, entró en ella para irse con ellos a Tarsis, lejos de la presencia de Jehová”  Jonás 1 : 2.

Cuando ante la desobediencia de Jonás, Dios envía una tormenta para afectar la nave en la cual viajaba Jonás, ante la pregunta de los marineros a Jonás de quién era él, Jonás declara: “Soy hebreo y temo a Jehová Dios de los cielos, que hizo el mar y la tierra” Jonás 1 : 9.

Es decir Jonás se identificaba como siervo de Dios y temeroso de él, pero no le obedeció.

Ya despúes, de que los marineros arrojaron a Jonás al mar y cuando  Jonás estuvo en el vientre del gran pez durante tres días tuvo tiempo de entrar en razón y arrepentirse de desobedecer a Dios.

Jesús dice algo muy importante, señala una condición para entrar al cielo, al reino de Dios.

Jesús dice en Mateo 7 : 21 – 23 “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos”  Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.”

Y como dice Hebreos 5 : 9 “y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen”

No basta con decirle Señor y hacer buenas obras en su nombre, mientras en otras cosas se desobedece a Dios,  no todo el que le diga Señor entrará en el cielo, nótese lo que dice el mismo Jesús, dice, el que entrará al cielo es el que hace la voluntad del Padre Celestial es decir el cristiano que obedece al Padre Celestial. Los pecados no son neutralizados por las buenas obras.

Este pasaje es de suma importancia, no son palabras de un pastor ó predicador, son las palabras de Dios hecho carne y hueso, en Jesús el Hijo de Dios. Jesús muy lejos de decir que la salvación no se puede perder, está indicando que los que van a entrar al cielo son los cristianos que obedecen al Padre Celestial.

Dios busca a los siervos fieles que se encuentren obedeciendo sus mandamientos.

Porque ciertamente aquéllos que en el reino milenial de Jesucristo reciban la facultad de juzgar deben reunir ciertas cualidades probadas. Formar parte de quienes juzguen en el reino milenial de  Jesucristo,  es una gran responsabilidad.

“Y ví tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar”  Apocalipsis 20 : 4.

Dentro de algunos quienes reciben facultad de juzgar en el reino del milenio de Jesucristo, vemos a algunos hombres y mujeres que fueron obedientes y  fieles a Dios hasta la misma muerte de mártir.

“Y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años”  Apocalipsis 20 : 4.

Así que,  tu como cristiano seguramente pasas  por pruebas y situaciones en las que tu obediencia y fidelidad a Dios son probadas.

Obediencia a Dios, el Señor Jesús señala que obedecer a Dios es requisito para entrar al cielo.

Veamos nuevamente las siuientes palabras del Señor Jesús, ya que son de consecuencias eternas:

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.”   Mateo 7 :  21 – 23.

Asi que no basta con decirse cristiano y llamarle Señor a Jesús el Hijo de Dios, muchos que le dicen Señor y que incluso hacen milagros no entrarán al cielo, por estar practicando maldad y pecado,  pero el mismo Señor Jesús está diciendo que los que entrarán en el cielo son los que hacen la voluntad del Padre Celestial, es decir que los que van a entrar al cielo son los que obedecen a Dios.

Y esas son palabras del mimso Señor Jesús.

Veamos el siguiente versículo que confirma lo que dice el Señor Jesús en el pasaje anterior de Mateo 7.

“y habiendo sido perfeccionado vino a ser autor de eterna salvación  para todos los que lo obedecen”   Hebreos 5 : 9.

Este verículo muestra como es necesario que el nacido de nuevo se mantenga en obediencia a Jesús, Dios quiere que el nacido de nuevo le obedezca manteniéndose en santidad, guardando sus mandamientos.

Porque es importante que un verdadero cristiano, nacido de nuevo por el poder del Espíritu Santo, despúes de que sus pecados son expiados por la sangre y muerte del Señor Jesús, ahora se conserve en obediencia a Dios y santidad sin la cual nadie verá a Dios como dice en Hebreos 12 : 14  “Seguid la paz con todos y la santidad sin la cual nadie verá al Señor”.

Ciertamente sabemos que la salvación no se obtiene por nuestras obras, de ninguna forma puede haber expiación de nuestros pecados más que por la sangre inocente derramada por el Señor Jesús y por su muerte, pero cuando nacemos de nuevo por la obra del Espíritu Santo en nosotros, arrepintiendonos de pecar contra Dios, somos justificados, si bien nos arrepentimos de haber pecado contra Dios y nuestros pecados son borrados y expiados por la sangre de Jesús, ya no debemos andar en pecado sino en santidad y una santificación progresiva,  así cuando creemos en Jesús y nacemos de nuevo prácticamente el Señor nos podría decir vé y no peques más, en otras palabras ya has sido hecho nueva criatura, regenerado, justificado ahora obedece y anda en santidad, no cometas más pecados.

Después que la persona cree en Jesús y nace de nuevo por obra del Espíritu Santo, Dios quiere que el cristiano obedezca sus mandamientos, se mantenga en santidad, y se santifique, y que cuando llegue a caer en pecado sea pronto en arrepentirse sinceramente de su pecado, admitiendo su transgresión contra Dios y culpabilidad, dejando de pecar  y buscar andar en santidad no pecando más.

De ninguna manera Dios estará apoyando que el nacido de nuevo, ahora ande en pecado, de ninguna manera Dios estará de acuerdo en que el nacido de nuevo que peque se mantenga en el pecado sin arrepentirse.

Jesús dijo que sus ovejas, sus seguidores, los cristianos, oyen su voz, y dice que sus ovejas lo siguen, y siendo así a éstas ovejas, a éstos cristianos que le siguen, obedeciendo a Dios Padre y sus mandamientos, obedeciendo a Jesús (Juan 14 : 15 y 23), entonces Jesús les da vida eterna, vida eterna sin más muerte y no serán arrebatados de él (Juan 10 : 27 – 28). Pero fíjese que Jesús enfatiza se trata de sus ovejas que oyen su voz y que le siguen, le siguen justamente oyendo su voz y obedeciéndole. Enfatizo que dice que las ovejas le siguen, es decir los cristianos le siguen ejerciendo su propia y libre voluntad la cual se conserva aún nacido de nuevo, no es que Jesús los obligue ni acarrée, Jesús no toma por fuerza a las ovejas, Jesús no obliga a las ovejas, a los cristianos a seguirle.

Tienes que entender y conocer el carácter de Dios, y como continuamente pone a prueba la obediencia del cristiano, y como Dios desea  que el cristiano someta su propia voluntad a la de Dios, por voluntad propia, Dios no obliga a los cristianos a obedecerlo.

Pero también es cierto que el cristiano verdadero, el que ha nacido de nuevo, llega a pecar, pero mientras tenga tiempo de arrepentirse de su pecado, de admitir su culpabilidad y confesarla a Dios, aún tiene remedio.

Porque cuando el cristiano llega a caer en pecado y como dice 1a Juan 1 : 9  “Si confesamos nuestros pecados, és es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”, pero si el cristiano ya nacido de nuevo, peca y no se arrepiente y no confiesa su pecado ante Dios para pedir perdón, como podrá ser perdonado por Dios ?

Y si ese cristiano muere en ese momento se cierra su expediente quedando con pecado que no alcanzó perdón porque el cristiano no se arrepintió y no lo confesó a Dios. Ya desde el Antiguo Testamento Proverbios 28 : 13 indicaba “El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia”. Entonces si no los confiesa y no se aparta no alcanza misericordia.

Así a  lo largo de toda la Biblia, Dios muestra que no perdona el pecado sin arrepentimiento, sin remordimiento, un arrepentimiento genuino que significa cambiar y dejar de pecar.

Recordatorio

Así que recuerda, no te sorprendas cuando te vengan pruebas, en las cuales Dios pone a prueba tu:

Fidelidad a Dios, sin importar la circunstancia.

Algunos seguidores de Jesús, han sido fieles hasta la muerte, muriendo como mártires.

jean leon gerome christian martyrs last prayer full

Ultima Oración de Mártires Cristianos – Jean-Leon Gerome

Pero el Señor Jesús nos anima:

“Sé fiel hasta la muerte y yo te daré la corona de la vida”  Apocalipsis 2 : 10

Obediencia a Dios, cualquiera que sea la circunstancia por ilógica que parezca.

Que  sometas tu libre voluntad a la voluntad de Dios.

Pasajes del Nuevo Testamento en su Contexto Judío e Histórico

Este libro contiene estudios y análisis de pasajes del Nuevo Testamento a la luz del contexto judío que permiten al lector del siglo 21, apreciar y entender con mayor riqueza muchos detalles que normalmente pasan desapercibidos en muchas ocasiones. incluso por expertos estudiosos del Nuevo Testamento.

Pasajes del Nuevo Testamento en su Contexto Judío e Histórico

Abajo el enlace a otro estudio relacionado con obediencia y fidelidad a Dios.

Job y la vida real

Watermark


Job y la vida real – Como es la vida real –

Enseñanza bíblica Job

Job – Una enseñanza de cómo es la vida real.

Para entender mejor este estudio, le recomiendo leer en su Biblia, el primer capíulo del libro de Job. Job era un hombre temeroso de Dios y apartado del mal, que guardaba los mandamientos de Dios. Pero Job era tan apartado del mal, guardando los mandamientos de Dios, que Dios mismo dice que no había en la tierra ningún otro como Job. Dios incluso lo llama varón perfecto y recto.

De tal nivel de santidad era Job, que se encuentra en la lista corta del antiguo testamento, de las únicas 3 personas que Dios pone como ejemplo de hombres santos y rectos hasta cierto punto de la historia antigua, como dice el Señor en Ezequiel 14 : 14 : “si estuviesen en medio de ella estos tres varones, Noé, Daniel y Job ellos por su justicia librarían únicamente sus propias vidas, dice Jehová el Señor”. Job tenía bastantes propiedades materiales (cosas temporales y no eternas) y tenía una posición económica bastante cómoda.

Hasta ahí uno podría pensar que  siendo un hombre santo, era bendecido por Dios, y mientras se mantuviera en santidad, su posición cómoda y bendecida se debería mantener estable. Pero en la vida real, las cosas no siempre son así, existen factores que no siempre son evidentes al ser humano. Si Job pensara en esa etapa cómoda de su vida que por ser recto y apartado del mal, que por obedecer los mandamientos de Dios,  todo le iría bien y viviría en continua prosperidad y comodidad y en salud,  entonces su creencia pronto sufriría una crisis demandando una revisión de la realidad.

La función de Satanás en el plan de Dios para probar la fidelidad de Job hacia Dios.

Vemos en la historia de Job que cuando Satanás se presenta delante de Dios, Dios aprovecha la oportunidad para asegurarse de mencionar a Job, y de mencionar sus cualidades de hombre santo y recto. Incluso Dios le dice a Satanás ¿ has considerado a Job ?, la traducción precisa del original hebreo diría has puesto en tu mente ó corazón a Job. Así que Dios se asegura de mencionar a Job, como un hombre sin igual en la tierra, perfecto, recto, temeroso de Dios y apartado del mal. A veces una persona hace una declaración ó dice algo, esperando con esa declaración una reacción en su oyente, y en particular una pregunta, creo que en este caso se trata de algo similar.

Satanás reacciona ante la declaración de Dios, preguntando algo, es decir que Satanás contesta la pregunta de Dios con otra pregunta ¿acaso teme Job a Dios de balde ? en el hebreo la palabra traducida como de balde, se puede también traducir como de a gratis, a cambio de nada, sin obtener nada a cambio, es decir acaso Job obedece a Dios así nada más porque sí.

Parafraseando su siguiente pregunta ¿ no está bajo tu protección él y lo suyo y no has bendecido su labor para que prospere y como consecuencia sus posesiones materiales han aumentado? Es decir que Satanás responde a Dios diciendo tu crees que te obedece y guarda tus mandamientos a cambio de nada, lo ha hecho porque obtiene el beneficio de protección y prosperidad material. Satanás está diciendo que Job le teme a Dios con ese temor ó miedo que lo lleva a uno a obedecer a Dios y guardar sus mandamientos, pero que Job lo hace pues obtiene a cambio beneficios.

Ahora Satanás le propone a Dios algo, para que Dios compruebe si la obediencia de Job hacia Dios, depende de los beneficios materiales que recibe de Dios. Toca sus posesiones y verás si no blasfema contra ti en tu propia presencia, propuso Satanás. Más adelante mencionaré las razones que tenían Dios y Satanás en hacer estas declaraciones. Dios permite que Satanás ahora sea un participante activo en el drama que se desarrolla y autoriza a Satanás a dañar las posesiones materiales de Job.

Con esa autorización, Satanás mata a los hijos de Job, sus criados y animales, acaba con sus posesiones materiales eficazmente. Y esa es la vida real, eso es lo que le puede pasar a un ser humano aún y cuando ande en santidad y guarde los mandamientos de Dios, aún y cuando un texto como Eclesiastés 5 : 8 dice que: “El que guarda el mandamiento no experimentará mal”, en la vida real si es posible y sobre todo normal en el cristiano que guarde los mandamientos de Dios y esté en santidad, llegue a experimentar mal, es decir que le pasen cosas malas, como le ocurrió a Job, eso es porque el mundo y la realidad es mucho más compleja de lo que algunos la pintan, para entender el porque de esto, continuemos viendo el caso de Job, retomando cuando Satanás, con la autorización de Dios, mata a los hijos de Job y a sus criados y acaba con sus posesiones materiales. Satanás solamente dejo vivos los criados necesarios para que Job recibiera rápidamente las malas noticias y Satanás no mató a su esposa, pues ella le sería útil tambíen para buscar que Job pecara.

Esto tiene profundas implicaciones si consideramos que Job se preocupaba por sus hijos (Job 1 :5) y sería lógico suponer que Job orara a Dios por la protección de sus hijos, sin embargo el permiso que Dios otorga a Satanás en tal caso estaría por encima de eso y es importante considerarlo.

Analizando con cuidado esta historia, se puede considerar que hubiera sido inútil que Job orara pidiendo a Dios, protección para sus hijos, ó por conservar su salud, ó una vez enfermo pidiera a Dios una pronta recuperación, ó una vez en bancarrota pidiera a Dios un milagro financiero rápido. Pues Dios, había permitido a Satanás, despojarlo de sus hijos, pertenencias materiales y salud, para entre otras cosas probar a Job. Hubiera sido inútil que Job “declarara sanidad” sobre su vida esperando una recuperación inmediata, por cierto que ese concepto de hablar sanidad no es bíblico.

Los propósitos de Dios, en lo que estaba sufriendo Job, eran mucho más altos y profundos, de lo que Job pudiera pensar en ese momento, por lo que se puede apreciar de la historia. Nótese aquí que Satanás es un enemigo con mucho poder, poder para hacer caer fuego del cielo y destruir, para hacer que fuertes vientos causen destrucción, para mover personas a matar y a robar, y el cristiano no debe ponerse  a “jugar a la guerrita espiritual” así nada más contra Satanás, como algunos cristianos que sin la menor idea, y sin ninguna orden de Dios, juegan a la guerra espiritual, con marchas, con gritos y otras cosas dignas de juegos de niños. El cristiano debe tener cuidado de no ponerse por rebeldía ó desobediencia fuera de la cobertura de Dios, y  tener presente esta historia de que en ocasiones Dios mismo puede dar permiso a Satanás para atacar a sus siervos como lo hizo Satanás con Job.

Eso es algo que no muchos predican, que muchos que predican el “evangelio de prosperidad”,  de “su mejor vida ahora”, de “declara bendición sobre tu vida” no podrían explicar. Pero cuando Job sufre éstas dramáticas pérdidas no pecó contra Dios, no reclamó a Dios, ni blasfemo, así que como no pecó, la escena se repetirá, pues  Satanás no consiguió demostrar su propuesta y Dios probará nuevamente a Job.

¿El mal que sufrió Job, fue causado por Dios ó por Satanás?

Algunas personas dicen que en realidad el mal que sufrió Job era solo culpa de Satanás, pero analizando la situación con cuidado se puede ver realmente como era el fondo del asunto.

En nuestro mundo veríamos mal que el encargado de poner el orden y hacer cumplir la ley, le diera permiso a un criminal de cometer sus crímenes, pero eso es  precisamente lo que vemos en el caso de Job, ya que Dios autoriza al criminal a que cometa los crímenes contra Job, otras personas dicen bueno pero el autor material del mal contra Job fue Satanás, pero en la vida real, eso hubiera sido irrelevante, como veremos a continuación.

Dios quería involucrar a Satanás en este caso contra Job, pero además de que Dios trataría con Job, tenía algo que tratar con Satanás, un asunto que tuvo origen hace muchísimo tiempo y por cierto analizo en mi libro sobre el origen de Satanás.

Cierto entonces que Dios quería involucrar a Satanás, le da permiso entonces para matar a su familia, criados, etc., algunos comentaristas quieren defender a Dios entonces diciendo bueno el autor material de las muertes fue Satanás y no Dios, pero en realidad a Dios no le hacía falta Satanás, para llevar eso a cabo.

Recordemos algunos pasajes donde Dios mata a personas inocentes, como un bebé por ejemplo, entonces Dios mismo pudo haber traído esas muertes contra la familia de Job, pero insisto, Dios quería involucrar a Satanás con otro propósito.

Veamos como Dios si llega a matar a personas que podemos decir son inocentes, recordemos primeramente el pasaje que dice que los hijos no morirán por los pecados que los padres cometan y el hijo no sufrirá por la iniquidad del padre (Deuteronomio 24 : 16 y Ezequiel 18 : 20), y recordemos que cuando el rey David pecó cometiendo adulterio, y homicidio, Dios mató al bebé producto del adulterio de David (2 Samuel 12 : 15 – 18), aunque bajo la ley era David quien debía sufrir la pena de muerte (Levítico 20 : 10) ó en Apocalipsis 3 : 23 donde Jesús dice que matará a los hijos del pecador..

Es obvio en otros pasajes que Dios llegó a matar a muchas personas, y aunque no se menciona mucho, también mató a bebés, por ejemplo cuando el diluvio de Noé, cuando Dios destruyó Sodoma y Gomorra, cuando Dios ordenó a Josué a matar a todos los habitantes incluídos bebés y animales en algunos lugares  Como dice 1 Samuel 15 : 3 “Ve pues y hiere a Amalec y destruye todo lo que tiene y no te apiades de él, mata a hombres, mujeres, niños y aún los de pecho, vacas, ovejas, camellos y asnos”.

El mismo libro de Job dice que Dios hizo venir el mal sobre Job, atribuyendo a Dios y no a Satanás, el mal que vino sobre Job.

“Y vinieron a él todos sus hermanos y todas sus hermanas, y todos los que lo antes lo habían conocido…… y le consolaron de todo aquél mal que Jehová había traído sobre él...”

Job 42 : 11

De la lectura del texto parece apreciarse que la siguiente vez que Satanás se presenta delante de Dios, y Satanás ya ni se acordaba de Job, un hombre entre tantos, pero Dios es quien nuevamente menciona el asunto de Job, sabiendo de antemano cual será la reacción de Satanás, para que Dios pruebe a Job nuevamente.

Cuando Satanás otro día se presenta delante de Dios, Dios aprovecha inmediatamente para mencionar el asunto de Job, mencionando  que ni siquiera con las pérdidas que sufrío, pecó. Así que Satanás propone a Dios que toque a Job en su físico y verá que así Job blasfema contra El, Dios autoriza a Satanás herir a Job, y así lo hace pero cuando Job sufre esa sarna aún así no pecó contra Dios. Hasta ese punto de la historia,  Job no pecó contra Dios.

Es importante mencionar que Dios no permitió dicha prueba sobre Job porque Dios sabía que Job la iba a superar, Dios también permite pruebas cuando el cristiano no las supera (como en el caso en el que Jesús le previena a Pedro que será probado ó zarandeado por Satanás en Lucas 22 : 31 – 34 y Dios ya sabía que Pedro iba a fallar esa prueba), porque así tiene que ser, el cristiano tiene que ser sometido por Dios a pruebas prácticas. La Biblia no indica cuanto tiempo le duró a Job esa molesta sarna, excepto que me atrevo a pensar que le duró algún largo tiempo, pues le duró del capítulo 1 hasta el capítulo 42, el último capítulo (Job 42 : 10).

En esta historia de la vida real, se aprecia que Job no abrió puertas legales a Satanás, es decir de ninguna manera es que Job hubiera pecado y con eso hubiera abierto puertas legales a Satanás para atacarlo. Toda la autoridad legal que Satanás tuvo para atacar a Job, nunca procedió de pecados de Job sino que la autoridad legal que Satanás tuvo para atacar a Job, fue dada directamente por Dios.

Aaaa

En la vida real.

En la vida real, un cristiano que vive en santidad no está exento de sufrir problemas, pérdidas materiales, pérdida de salud, pérdida de familiares.

En la vida real la fe, la obediencia, la fidelidad a Dios, de un verdadero cristiano, solamente pueden ser comprobadas por Dios, cuando estas son probadas, cuando Dios somete al cristiano a pruebas para comprobar si se mantendrá obedeciendo a Dios, fiel a Dios, con su fe en Dios, aún en medio y despues de situaciones difíciles.

Dios puso a prueba a su pueblo Israel, durante 40 años en el desierto, para comprobar si se mantendrían en obediencia y ver que había realmente en el corazón de ellos.

“Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos” Deuteronomio 8 : 2

En la vida real existen cristianos legítimos que han creído en el Señor Jesús, Dios hecho carne y hueso, y que viven en santidad, y que incluso participan en algun ministerio, en la vida real hay pastores, ministros, maestros de escuela bíblica, incluso cristianos que sin tener algun cargo formal en algun ministerio, viven en santidad sirviendo a Dios, y oran pidiendo a Dios que cuide a sus hijos y sus hijos llegana  morir en accidentes, en la vida real estos cristianos reales y que viven en santidad, tienen hijos que llegan a sufrir accidentes y oran a Dios pidiendo sanidad para sus hijos y sus hijos mueren.

Eso ocurre en la vida real, son ciertamente pruebas muy duras, donde Dios llega a probar en estos creyentes en Jesús, que han sido regenerados para vivir ahora en santidad, Dios está probando en esas situaciones si ellos se mantendrán en fe en Dios, en fidelidad, en obediencia y mantienendo su voluntad sujeta a la de Dios Padre.

El escuchar el falso evangelio de prosperidad y salud física, el escuchar a Joel Osteen y mensajes por el estilo no te van a preparar para cuando lleguen esas pruebas a tu vida.

El falso “evangelio de prosperidad” no es bíblico.

Aunque Dios puede bendecir y prosperar materialmente a un cristiano, y sanarlo físicamente Dios está más interesado en encontrar si el cristiano:

1.- Se mantiene fiel a Dios, independientemente de las circunstancias por las que pase, aún y cuando se trate de sufrimiento injusto. Aún y cuando Dios mismo haya dado permiso a Satanás para traer aflicción a la vida del cristiano, para asi poner a prueba la fidelidad del cristiano con un caso de la vida real.No solo basta con cantar a Dios, que uno le será fiel

2.- Obedece a Dios,  en todo y a través de todo, aún durante problemas y ataques de Satanás que sean inmerecidos. Amar a Dios y a Jesús implica obedecerlos, pero Dios puede probar al cristiano que canta “te amaré por siempre y hasta el fin” y esos cantos, para ver si en una situación real adversa, incluso con aflicciones, pérdidas y sufrimiento inmerecido, a ver si aún así el cristiano se mantiene obediente a Dios, ó si acaso el cristiano sólo se mantiene amando y obedeciendo a Dios cuando Dios lo bendice y las cosas le van bien.

3.- Somete su voluntad a la de Dios, en medio de cualquier circunstancia, por ilógica que sea. Estas cualidades difícilmente se pueden probar cuando el cristiano vive en la comodidad y total prosperidad, pero se pueden comprobar cuando el cristiano, como en el caso de Job, atraviesa por sufrimiento no merecido, sufrimiento que no viene a causa de pecado tal cual fue el caso de Job.

Es decir, el cristiano obedece a Dios, y lo alaba el fin de semana, cuando todas las cosas marchan bien, ó ¿también lo hace cuando las cosas no marchan bien ? En el caso de Job, Dios pudo mediante la fidelidad de Job a Dios aún en medio de la calamidad, dejar evidenciado a Satanás, que un hombre santo que sufrió injustamente, que perdió sus posesiones y salud inmerecidamente, aún así no pecó contra Dios y se mantuvo fiel a Dios durante esa prueba.

La importancia de esto es que no existe justificación para alguien que goze de las mejores condiciones,  desobedezca a Dios y le sea infiel. Satanás (también conocido como Lucifer) no tuvo justificación en pecar contra Dios, cuando vivía como uno de sus seres más cercanos y vivía en condiciones inmejorables pero aún en esas condiciones óptimas, pecó contra Dios y le fue infiel, en esta historia entonces, Dios demuestra mediante Job, que si es posible mantenerse fiel a Dios incluso en condiciones adversas inmerecidas.

Satanás buscaba que Job, al verse afectado materialmente pecara contra Dios, pues con eso Dios no tendría la evidencia mencionada anteriormente. Esa evidencia es condenatoria para Satanás.

Esa es la vida real. Así que es conveniente que el cristiano tenga en mente que tal vez no tenga tantas posesiones materiales como Job, ni llegue a sufrir calamidades de la magnitud de las que sufrió Job, pero es posible que a través de algunas dificultades, Dios pueda poner a prueba  su obediencia, fidelidad y sometimiento a Su voluntad.

 

Así lo más importante para los cristianos, es seguir a Jesús, permanecer fieles a ël y a Dios, sin importar que las circunstancias nos sean adversas, en ocasiones Dios le permite a Satanás que actúe contra nosotros, y esto le permite ver a Dios si en medio de los problemas y situaciones adversas permanecemos fieles a El. Abajo el enlace para otro artículo relacionado con este tema

Pasajes del Nuevo Testamento en su Contexto Judío e Histórico

Este libro contiene estudios y análisis de pasajes del Nuevo Testamento a la luz del contexto judío que permiten al lector del siglo 21, apreciar y entender con mayor riqueza muchos detalles que normalmente pasan desapercibidos en muchas ocasiones. incluso por expertos estudiosos del Nuevo Testamento.

Pasajes del Nuevo Testamento en su Contexto Judío e Histórico

: El cristiano en un mundo de pruebas, dificultades y tribulación. El propósito de las pruebas en la vida del cristiano

Aaaa


El temor al juez y el temor a Dios. El temor Bíblico que se debe tener a Dios – El temor que sobrevino cuando Ananías y su esposa murieron por mentirle a Dios

El temor al juez y el temor a Dios.

El temor Bíblico que se debe tener  a Dios.

El temor que vino cuando Ananías y su esposa murieron por mentir a Dios.

Estaba viendo el reportaje sobre la sentencia en el caso de la violación colectiva ó en pandilla en Nueva Delhi, India.

Tal vez usted recuerde el caso de esta violación cometida por 6 hombres contra una joven de 23 años, la violación colectiva le causó heridas que la llevaron a morir 2 semanas después de la violación.

Uno de los criminales se suicidó dentro de la cárcel antes de comparecer ante el juez para recibir sentencia.

Viendo el reportaje de hoy, decía el reportero que los criminales cuando iban camino al juez iban nerviosos y llorando, uno gritó: “Sálvenos hermanos”, al parecer ya en camino al juez estaban conscientes de que podían recibir la pena de muerte. 

Es de suponer que ya después de cometido el crimen, tuvieron tiempo para meditar sobre sus actos y su consciencia los acusó de haber actuado mal, lo cual explicaría su nerviosismo y su llanto y grito por ayuda cuando iban camino a comparecer ante el juez para recibir la sentencia correspondiente a su crimen, comentaba el abogado defensor que los criminales sabían que podían recibir la pena de muerte.

Estaban nerviosos pues sabían que el juez tenía el poder y la autoridad para dictar la sentencia de pena de muerte, lo cual explicaría su temor de llegar a esa instancia y el temor ó miedo que tuvo uno de los criminales para haber preferido suicidarse antes de comparecer ante el juez.

Estos violadores no es que tuvieran ó sintieran respeto por el juez y que ese respeto los pusiera nerviosos y a llorar, sino que tenían miedo, temor del juez que sabían tenía la autoridad como para dictarles la pena de muerte, claro que hubiera sido mejor que antes de cometer el crimen hubieran recordado que de cometerlo serían llevados ante ese juez.

Dios es el juez de toda la tierra, “El juez de toda la tierra, ¿no hará lo que es justo? Génesis 18 : 25.

Dios como Creador del universo y del ser humano, ha creado al ser humano con libre voluntad de elegir entre hacer lo bueno y lo malo, desde Adán y Eva en el huerto:   De todo árbol puedes comer su fruto, excepto de aquél.

Como seres humanos agentes morales libres dotados por Dios de libre voluntad y además dotados de una consciencia que nos acusa cuando hacemos el mal, todos los seres humanos compareceremos ante Dios el juez de toda la tierra para darle cuenta de nuestros actos.

Dios como juez de toda su Creación, tiene la autoridad y poder de sentenciar al transgresor de sus leyes a una condena de castigo eterno en el lago de fuego y azufre.

Ante tal escenario la persona inteligente debería sentir no solo respeto sino temor de Dios, un temor que lleve al ser humano a guardar los mandamientos de Dios y tener presente que un día le dará a DIos cuenta de todos sus actos,

Jesús, el Hijo de Dios enseñó: “Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno”  Mateo 10 : 28.

La palabra griega original usada  (las 2 veces como temáis) en ese texto para temer es un verbo griego para la palabra phobos, miedo, temor,  como se utiliza en acrofobia que es miedo a las alturas, quien padece acrofobia más que sentir respeto por las alturas siente miedo, temor en lugares altos.

Cuando Jesús se refiere a la enseñanza mencionada anteriormente no lo veo diciendo en lugar de temer tener respeto, no tendría sentido el decir algo como “no respetes a los que matan el cuerpo, más bien respeta al que puede destruir el alma y cuerpo en el infierno”

Si los criminales mencionados anteriormente tienen miedo y temor ante el juez terrenal que tiene la autoridad y poder para darles pena de muerte como castigo a sus crímenes,  cuánto más debe un ser humano tener temor de Dios, el juez de toda la creación a quien todo ser humano le tendrá que rendir cuentas y que tiene todo el poder y autoridad para dictar sentencia de condena eterna en el lago de fuego y azufre para los transgresores de sus leyes ¡

Dice la Biblia en Apocalipsis : “Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos.

Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.

Y el mar entregó los muertos que habían en él; y la muerte y el Hades (infierno) entregaron a los muertos que había en ellos: y fueron juzgados cada uno según sus obras.

Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.

Y él que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego”

Apocalipsis 20 : 11 – 15

Así todo ser humano tendrá que rendir cuenta de sus obras ante Dios, y todo ser humano que transgreda las leyes de Dios (cometa pecados) es merecedor a recibir  sentencia a castigo eterno en el lago de fuego y azufre.

Dios como juez justo de toda la creación debe hacer cumplir la ley, no puede pasar por alto las transgresiones a su ley (pecados) que cometan los seres humanos,  la ignorancia de sus leyes no exenta del castigo, y Dios no puede como juez justo solamente perdonar a los criminales que transgreden sus leyes.  Pero Dios mismo dispuso de un medio para que su ley se cumpla, para que se pague castigo por transgredir sus leyes, para que en lugar de que el pecador merecedor de estar por siempre en el lago de fuego, sea otra persona quien sufra el castigo.

Ese medio de pago en sustitución es el que Dios dispuso al hacerse El mismo forma humana en Jesús el Cristo, para sufrir el castigo correspondiente a nuestros pecados y recibir la ira de Dios contra el pecado y el pecador haciendo que la ley de Dios se cumpla, ese pago en sustitución a nuestros pecados está disponible para todo aquél que crea en Jesucristo el Hijo de Dios, como dice Jesús mismo:

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”  Juan 3 : 16.

Para la persona que ha creído en Jesucristo y que ha nacido de nuevo y cuida su salvación andando en santidad y conservando ese temor a Dios, debe recordar que también toda persona salva deberá rendirle cuentas a Dios, de como utilizó sus talentos, por ejemplo.

“Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo” 2ª Corintios 5 : 10.

“Así que recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia;  porque nuestro Dios es fuego consumidor”  Hebreos 12  : 28 – 29.

El versículo anterior que señala Dios es fuego consumidor nos recuerda el siguiente pasaje:

“Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario, y pusieron en ellos fuego, sobre el cual pusieron incienso, y ofrecieron delante de Jehová fuego extraño, que él nunca les mandó.  Y salió fuego de delante de Jehová y los quemó, y murieron delante de Jehová”  Levítico 10 : 1 – 2.

El temor y miedo que debe tener el cristiano ante Dios es para obedecer a Dios y para obedecer sus mandamientos, recordando que Dios es santo y que es el juez de toda la tierra y sus juicios son justos, como en ese caso de Nadab y Abiú, Dios ejerce juicio justo inmediatamente sobre ellos matándolos.

“A Jehová de los ejércitos, a él santificad; sea él vuestro temor y él sea vuestro miedo”  Isaías 8 : 13

Debe ser un temor, un miedo saludable y apropiado a Dios, para estar alerta, sobrio, velando para obedecer a Dios y sus mandamientos, sabiendo que Dios es santo y justo y que puede ejercer justicia sobre nosotros inmediatamente después de que cometamos un pecado,  y de cualquier forma debemos rendirle cuenta de nuestros actos.

El Salmo 19 : 9 : dice: ” El temor a Jehová es limpio, que permanece para siempre; los juicios de Jehová son verdad, todos justos”.

Por ejemplo la ley judía (Torah) ya establecía en Deuteronomio 10 : 20 lo siguiente:

“A Jehová tu Dios temerás, a él solo servirás, a él seguirás”.

Sin embargo vemos el caso del rey Salomón que llegó el momento en su vida en que no tuvo temor de Dios, no tuvo un miedo saludable y adecuado a Dios sabiendo que tenía que rendirle cuentas de sus actos, y con esa falta de temor empezó a desobedecer los mandamientos de Dios, como el de no tomar muchas mujeres por esposas , ya que la ley establecía en Deuteronomio 17 : 14 – 20 que el rey no debía tomar muchas mujeres por esposas, y Salomón sin temor de Dios, desobedeció la ley.

Su falta de temor a Dios, la falta de un miedo apropiado a Dios, que le recordara que tendría que darle cuentas de sus actos, lo llevó a seguir practicando el pecado de tomar muchas mujeres por esposas, tomando lo que parece exagerado 700 esposas y 300 concubinas, ese pecado lo llevó a cometer otro más cuando Salomón sirvió y siguió a otros dioses, desobedeciendo el mandamiento de servir sólo a Jehová y de seguirlo sólo a él.

Veamos ahora una situación con los primeros cristianos, en la cual sobrevino temor ante el juicio de Dios sobre unos cristianos que pecaron.

“Pero cierto hombre llamado Ananías, con Safira, su mujer, vendió una heredad, y sustrajo parte del precio, sabiéndolo también su mujer; luego llevó solo el resto y lo puso a los pies de los apóstoles. Pedro le dijo:

—Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieras al Espíritu Santo y sustrajeras del producto de la venta de la heredad?  Reteniéndola, ¿no te quedaba a ti?, y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.

 Al oír Ananías estas palabras, cayó y expiró. Y sobrevino un gran temor sobre todos los que lo oyeron. Entonces se levantaron los jóvenes, lo envolvieron, lo sacaron y lo sepultaron.

 Pasado un lapso como de tres horas, sucedió que entró su mujer, sin saber lo que había acontecido. Entonces Pedro le dijo:

—Dime, ¿vendisteis en tanto la heredad?

Y ella dijo:

—Sí, en tanto.

 Pedro le dijo:

—¿Por qué convinisteis en tentar al Espíritu del Señor? He aquí a la puerta los pies de los que han sepultado a tu marido, y te sacarán a ti Al instante ella cayó a los pies de él, y expiró. Cuando entraron los jóvenes, la hallaron muerta; la sacaron y la sepultaron junto a su marido.  Y sobrevino gran temor sobre toda la iglesia y sobre todos los que oyeron estas cosas. .” Hechos 5 :  1 – 11.

Véase que ante el juicio de Dios con el cual muere Ananías y su esposa entonces vino el temor, como dice el texto sobrevino gran temor en toda la iglesia. En Hechos 5 : 11 la palabra temor es la palabra original griega fobos, la misma que aparece en Mateo 10  : 28 como temor cuando Jesús dice: “ no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y cuerpo en el infierno.”

Ese temor sobre toda la iglesia al ver que aquéllos nuevos cristianos que se atrevieron a mentir no contra Pedro sino contra Dios, murieron no por mano de Pedro sino murieron por juicio de Dios, seguramente era un temor, un miedo a Dios, un temor y miedo derivado de ver como Dios trató con esos cristianos nacidos de nuevo pero que pecaron al mentir, nótese que tomo un solo pecado una sola mentira para que Dios los juzgara ahí mismo y con juicio justo los matara,  el temor vino como dice el pasaje sobre toda la iglesia, porque la iglesia esos cristianos reconocían a Ananías y su esposa como cristianos como parte de la iglesia, así que este juicio de Dios que provoca el miedo entre los cristianos que presenciaron y supieron de esto entonces con ese temor obedecerian a Dios y sus mandamientos, con un temor y miedo para no atreverse a desobedecer a Dios.

Como dice Proverbios 16 : 6, el temor a DIos debe ser para apartarse de obrar mal: ” Con misericordia y verdad se corrige el pecado, Y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.”

En este caso en particular, esos nuevos cristianos que pecaron mintiendo, cayeron muertos bajo el juicio y poder de Dios, que tiene además del poder de matar el cuerpo el poder de destruir  alma y cuerpo en el infierno.

Recuérdese lo que enseñó Jesús: “Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno”  Mateo 10 : 28

Si Ananías y su esposa hubieran tenido temor de Dios, y no me refiero a tener respeto de Dios como algunos lo quieren interpretar sino un temor un miedo saludable, apropiado de saber que Dios es el juez de toda la tierra y que todo ser humano le dará cuenta de sus actos, un temor y miedo apropiado para obedecer sus mandamientos, si Ananías y su esposa hubieran tenido ese tipo de temor, no hubieran mentido y no habrían caído muertos por el poder de Dios.

Imagínese la trágica escena en la congregación de los cristianos cuando eso pasó, a los demás cristianos sacando los cadáveres de la congregación, y contestando a los curiosos que por mentir a Dios cayeron muertos al instante ahí dentro. Tal vez los curiosos que se acercaron a ver cuando los cristianos sacaban los cadáveres, pensaron si Dios trata así a los cristianos mentirosos ¿que nos espera a nosotros pecadores que ni tememos a Dios ni lo obedecemos?

Los cristianos que fueron testigos de esas muertes y supieron de esto, a quienes les vino gran temor, ¿ habrán considerado en sus corazones el obedecer a Dios con temor, ó habrán considerado en su corazón cometer algunos pecados aún ?

Pienso que seguramente después de esas muertes, andaban en temor de Dios y obedeciendo cuidadosamente todos sus mandamientos.

Se puede imaginar este tipo de incidente en la iglesia actualmente, que algún cristiano hiciera algo similar mintiendo a Dios, aparentando algo en la congregación cuando en realidad practica otra cosa y que sobreviniera ahí mismo en la congregación, el juicio de Dios con la muerte del cristiano que haya pecado, como en el caso de Ananías ¡

¿Se puede imaginar una reunión en la congregación, donde todo pareciera ocurrir normalmente, a veces hasta con el mismo ritual ya aburrido y Dios por medio del Espíritu Santo le revelara al ministro el pecado de alguno de los cristianos que se congregan ahí, para que el ministro revelara en público el pecado de tal persona y ese cristiano en pecado admitiera que pecó y ahí mismo, el juicio justo de Dios matara a dicho cristiano, se lo puede imaginar?

Seguramente vendría temor y terror sobre los demás cristianos ahí congregados y mucho más temor de Dios, para aquéllos cristianos en pecado, seguramente muchos de ellos ahí mismo, clamarían a Dios, reconociendo sus pecados ocultos, admitiendo su responsabilidad y culpabilidad de pecar contra Dios, y pidiéndole, rogándole a Dios con fuerte clamor que los perdonara, pero ésto a consecuencia de ver que con Dios no se juega.

Un evento así seguramente causaría también un gran temor en la iglesia actualmente y movería a los cristianos a tener un temor apropiado a Dios para obedecerlo a él y sus mandamientos, y para no solamente “jugar a la iglesia”.

Algunos cristianos interpretan que cuando la Biblia habla de temor a Dios, quiere decir no temor ni miedo a Dios sino respeto, pero consideremos:

El temor que vino ante la iglesia cuando Ananías y su esposa murieron por mentir a Dios, y cayeron muertos por el poder de Dios,  qué era ?

Respeto a Dios, ó temor a Dios, ó miedo a Dios ?

Que cree que moviera a los cristianos de esa iglesia a andar con mucho cuidado obedeciendo a Dios ?

El tener respeto a Dios ó el tener temor a Dios, el tener un miedo apropiado ante el juez de toda la tierra para obedecerlo sabiendo que en su justo juicio puede no sólo matar el cuerpo sino destruir alma y cuerpo en el infierno ?

Como hasta donde sé, eventos tan trágicos como el de Ananías y Safira no se dan actualmente en la iglesia, que será lo más apropiado y necesario en esta época para la iglesia actual ?  respeto a Dios, ó un temor y miedo saludable y apropiado para andar en santidad, para velar no caer en tentación  y obedecer sus mandamientos ?

Si un cristiano solo tiene  respeto a Dios y ese respeto a Dios no le sirve para andar en santidad y obedecer sus mandamientos, de poco le sirve esa actitud respetuosa ante Dios.  

Una simple actitud respetuosa ante un juez por parte de alguien que cometió un crimen no le quita el castigo.

Pero si el tener temor a Dios, el tenerle un miedo saludable y apropiado te sirve y te mueve a obedecerlo y a andar en santidad obedeciendo sus mandamientos, entonces es un temor bíblico el que manda Jesús.

Es precisamente por ese temor a Dios, que cuando el cristiano llegue a caer en pecado debe buscar inmediatamente el arrepentimiento y presentarse ante Dios para confesar su pecado.

Pero aún cuando el cristiano llega a caer en pecado, es por el pago que Jesús hizo en la cruz, por su sangre derramada por nosotros, que podemos acudir confiadamente ante Dios ante su trono para arrepentirnos y pedirle perdón.

“Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.  Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” Hebreos 4 : 16

Pero el temor de Dios debe movernos para andar en santidad, obedeciendo los mandamientos de Dios, Dios quiere que aún y cuando hayamos nacido de nuevo le obedezcamos andando en santidad.

Temer a Dios y conocer que El es además un juez justo que castiga el pecado y al pecador, debe movernos a continuamente cuidar nuestra salvación en santidad y obediencia a Dios, ay de aquél que se confía y estando cometiendo pecado ó estando en pecado no arrepentido le llegue la muerte, como el caso de Ananías y su esposa ó como un caso que expondré más adelante.

“El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza” Proverbios 1 : 7

“No tenga tu corazón envidia de los pecadores, Antes persevera en el temor de Jehová todo el tiempo”  Proverbios 23 : 17.

“El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre” Eclesiastés 12 : 13

“Y dijo al hombre:
He aquí que el temor del Señor es la sabiduría, Y el apartarse del mal, la inteligencia. ”  Job 28 . 28

“Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.” 2a Corintios 7 : 1

Un caso real sobre por qué y que tipo de temor se debe tener a Dios.

Quiero ahora ilustrar sobre el temor que se debe tener a Dios con el siguiente caso real.

Un pastor y consejero cristiano relata que conoció a un pastor que vivía cerca de un Colegio Bíblico, y en su iglesia asistían 3 estudiantes del mismo estudiando para el ministerio. Un día estos estudiantes se reunieron para calumniar al pastor y que así lo corrieran de la iglesia y uno de ellos pudiera ocupar su lugar. Corrieron un rumor de que el pastor era un abusador de menores. Tan crítica fue la situación que los líderes de la iglesia lo llamaron, el argumentó su inocencia y no existía ninguna prueba en su contra, él era ciertamente inocente. Este pastor reunió a otros 3 líderes de la iglesia hombres de oración y después de argumentar su caso con los otros líderes, oraron pidiendo a Dios que quienes corrieron esas calumnias fueran revelados y Dios los castigara como El viera conveniente.

Al día siguiente uno de estos estudiantes iba cruzando la calle fue golpeado por un auto y matado instantáneamente. La semana siguiente otro de los estudiantes de 24 años de edad sufrió un ataque al corazón y murió dentro de una semana. A la siguiente semana el último de los calumniadores sufrió un aneurisma cerebral y fue hospitalizado, el pastor calumniado lo visitó allí diariamente aún sabiendo lo que le había ocasionado el joven. Después de un mes, también este estudiante murió, así dentro de un mes aproximadamente, todos estos 3 jóvenes de unos veinte años de edad, que confabularon para calumniar al pastor estaban muertos.

Es un caso en el cual se puede ver que Dios hizo justicia al pastor inocente y calumniado y no se demoró en hacerlo.

Aaaa