Como explicar Juan 3 : 16 a los niños

Como explicar Juan 3 : 16 a los niños

Para explicar a los niños el mensaje de Juan 3 : 16, sobre de tal manera amó Dios al mundo que dió a su Hijo unigénito… es importante explicar algo que es clave incluso en explicaciones para adultos.

A prácticamente nadie le hará sentido que el amor de Dios tenga que ver con la muerte de Jesús en la cruz hace dos mil años, si no se le explica la relación entre ambos hechos.

Que tiene que ver el amor de Dios, con la muerte de Jesús.

Para poder dimensionar el amor de Dios en la muerte de Dios Hijo, Jesús, es necesario poner como marco de referencia,:

La santidad de Dios, que no pasa por alto el pecado, que no puede pasar por alto los pecados del pecador.

La justicia de Dios, que Dios debe juzgar y castigar al pecador, si no lo hiciera sería mal juez.

Es decir que primero hay que explicar los atributos de Dios, para que luego pueda hacer sentido la explicación de la relación entre el amor de Dios y la muerte inocente de Jesús, el Hijo de Dios.

Es casi imposible que alguien, sea niño ó adulto pueda apreciar y valorar la muerte de Jesús, si no tiene el contexto de la santidad y justicia de Dios.

He preparado dos materiales de clase para niños para explicar con ilustraciones e incluso una dinámica, el significado de Juan 3 : 16, abajo están los enlaces.

Si usted se interesa y ama a esos niños a quienes les quiere explicar este versículo, hará bien en leer este material y sacarle el mayor provecho que pueda.

Los atributos de Dios – Clase para niños

El Cordero de Dios – el Señor Jesús el Cristo clase para niños y adolescentes

Aaaa

como explicar para niños el sacrifico de jesus en la cruz

como se puede explicar a un niño juan 3 16

como explicar a niños de tal manera amo dios al mundo

como explicar a niños el sacrificio y muerte de jesus en la cruz

como explicar a los niños que jesus murio por nosotros

clase explicacion para niños de jesus cristo murio en nuestro lugar

clases biblicas para niños jesus cristo murio por nuestros pecados

 


Los Atributos de Dios – Clases para niños y adolescentes.

Atributos de Dios – Clases para niños y adolescentes.

“El temor de Jehová es el principio de la sabiduría,
Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia”

Proverbios 9 : 10.

El siguiente material se puede adaptar para dar clases a niños de varias edades y adolescentes.

Objetivos:

Mostrar al niño y adolescente cómo es Dios, para que pueda conocer de Dios y llegar a conocer a Dios.

El sentar las bases de algunos de los atributos de Dios, le permitirá al niño entender que el pecado es un problema grave, y podrá entender el por qué Jesús vino al mundo para morir.

Ya que la importancia y significado de la muerte de Jesús en la cruz, tiene que ver con cómo es Dios.

El conocer algunos atributos esenciales de Dios, le permitirá al niño y adolescente tener una guía para la vida diaria.

La auto existencia de Dios.

A Dios nadie le dio nacimiento, nadie lo creó a El.

Dios es por sí mismo. Y sólo hay un Dios, en 3 personas pero un solo Dios, no se trata de 3 dioses.

Los seres humanos existen porque nacen, porque un padre y una madre llegan a tener un hijo, una hija.

Algunos de los niños pueden ver de cerca a sus mascotas, perros, gatos, conejos, peces, llegan a existir porque nacen de la unión de un padre y una madre.

Un pequeño gato no puede surgir de la nada, un gatito es la consecuencia de que un gato padre y una gata madre se unen y tienen gatitos.

Dios diseñó a los animales chicos y grandes para que se multipliquen.

Los primeros seres humanos no tuvieron un padre y una madre como nosotros.

Adán y Eva, tuvieron un inicio, pero no nacieron, no fueron bebés, nunca usaron pañales.

Adán y Eva no tuvieron un padre y una madre como los que se necesitaron para que todos y cada uno de nosotros exista.

Pero fue Dios quien creó a Adán y a Eva.

Los primeros animales, la primera pareja de perros, la primera pareja de gatos que hubo en el mundo, no tuvieron un papá gato y una mamá gatita, Dios creó a la primera pareja de cada animal.

Los seres humanos existen porque nacen de sus padres, los primeros seres humanos Adán y Eva existieron porque Dios los creó.

Entendemos que Dios creó a los ángeles.

Pero a Dios nadie le dio nacimiento, a Dios nadie lo creó.

Dios es y tiene vida por sí mismo, es una cualidad única de Dios Jehová.

Si pido el nombre de alguien que nació puedes decir tu nombre, el de tu mamá, si te pido el nombre de un ser humano que no haya nacido, sino que haya sido creado sólo puedes dar 2 nombres: Adán y Eva.

Pero si te pido el nombre de alguien que no nació y que tampoco fue creado sólo hay Uno, es Dios Jehová el Creador del universo. 

La existencia de Dios no dependió de que naciera de padre y madre, la existencia de Dios no dependió de que lo creara un ser superior, pues no hay ni habrá nadie superior a Dios.

Sólo Dios existe por sí mismo.

Cuando Jesús nació, no fue el inicio de su existencia, Dios mismo se hizo de carne y hueso, como un ser humano, para venir a cumplir una misión muy importante en el mundo.

Cuando Dios mandó a Moisés a hablar al pueblo de Israel, Moisés le preguntó a Dios, ¿me preguntarán quién me envió y que les diré?

Dios contestó:

“Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros”   Exodo 3 : 14.

Porque Dios siempre Es, siempre pudo y puede y podrá decir: Yo Soy.,

Si te pregunto dónde estabas cuando Dios habló a Moisés, podrás decir que no habías nacido, pues dependiste de que tus padres se unieran para que tu nacieras, antes de eso no podías decir que eras, pues no existías.

Si preguntáramos a Adán y Eva donde estaban antes de que Dios hiciera el mundo, no podrían contestar, porque ellos dependieron de que Dios los creara en el momento en que Dios quiso y decidió hacerlo.

Pero Dios siempre pudo y puede decir Yo Soy, porque Dios no dependió de nadie para existir, Dios es único, sólo Dios Jehová existe por sí mismo, ni los seres humanos, ni los ángeles, tienen esa cualidad.

Todos los seres humanos tienen un inicio, ya sea que nacieron, ó como Adán y Eva fueron creados por Dios, todos los ángeles tuvieron un inicio, cuando Dios los creó.

Pero Dios no tuvo inicio, siempre ha sido, siempre es y siempre será.

Veamos este texto en el libro de Isaías:

“Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios”   Isaías 44 : 6.

Dios está diciendo que es el primero y el último, ilustrando que antes de El no hay otro, nadie lo creó, nadie le dio nacimiento, Dios no dependió de nadie para existir.

Actividad para afianzar conocimiento:

Escribe 3 columnas, bajo la primera 3 nombres de alguien que haya nacido, bajo la segunda 3 nombres de alguien que no haya nacido, pero haya sido creado, bajo la tercera columna 3 nombres de alguien que no haya nacido ni haya sido creado.

El resultado es que la segunda columna sólo puede tener 2 nombres, y la tercera columna sólo el nombre de Dios, a menos que algún niño se las ingenie y ponga 3 nombres Dios Padre, Dios Hijo que es Jesús, y Dios Espíritu Santo, el punto es dejar claro que a Dios nadie le dio nacimiento y nadie lo creó.

La auto-suficiencia de Dios.

Dios no tiene necesidades, nunca las ha tenido, nunca las tendrá.

A Dios nunca le faltó nada, ni le faltará.

Dios hizo el universo, el mundo y los seres humanos, porque le plació hacerlos.

Dios nunca se sintió solo ni solitario, no fue que hizo el mundo por eso.

A Dios nunca le hizo falta compañía.

 “Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas” Apocalipsis 4 : 11

Dios es Santo. La santidad de Dios.

El profeta Isaías tuvo una visión de Dios y veía serafines (un tipo de ángeles) volando alrededor del trono de Dios.

“ Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria” Isaías 6 . 3

Dios es Santo, es una cualidad de El, sólo Dios es Santo, Santo, Santo.

Dios es único, no hay otro como El.

Podemos entender en ocasiones que santo significa apartado, por ejemplo apartado del mal.

Como cuando Dios nos instruye a ser santos, quiere decir que seamos apartados del mal.

Dios es santo, en el sentido en que es apartado, es aparte, es único. Cómo Dios no hay otro igual, ni lo hubo, ni lo habrá.

Como vimos anteriormente, Dios es único, en que es auto-existente, y existen muchas cualidades que son únicas de Dios, como que sólo Dios es Todopoderoso, sólo Dios vive por siempre y otras.

Así que Dios es aparte, por todas las cualidades y atributos suyos que le son únicos a Dios Jehová.

Dios es santo, santo, santo, como dicen los ángeles del texto previo.

Porque Dios es único en su cualidad moral, esto de moral se refiere al sentido de saber, y distinguir lo que es bueno y lo que es malo, y de actuar correctamente.

Por ejemplo los seres humanos somos pecadores, nadie nos enseña a mentir, pero desde chicos, llegamos a hacer cosas malas como mentir. Lo correcto es decir la verdad.

Llegamos a desobedecer a nuestros padres, cuando nos piden limpiemos nuestro cuarto, pero lo correcto es obedecerlos.

Sin entrar a muchos detalles, podemos saber que ha habido ángeles que han hecho cosas malas y han desobedecido a Dios. El caso más famoso es el del personaje conocido como el diablo, ó Satanás.

Pero Dios es único porque Dios es santo, Dios no actúa con maldad, Dios no hace cosas incorrectas, Dios hace lo correcto.

Cuando Dios ha ejercido juicio y castigado a los seres humanos, como con el diluvio de Noé, ó la destrucción de Sodoma y Gomorra, que eran ciudades en las que sus habitantes eran malvados de continuo, Dios ha hecho lo correcto, juzgando y castigando porque era lo correcto.

Dios castigó a esos pueblos, no por maldad no porque Dios fuera malo, sino porque era lo correcto, porque Dios hace lo correcto, pone leyes de cómo portarnos y Dios es juez justo que castiga a los que actúan mal.

Dios castigó y destruyó a las ciudades de personas malas de Sodoma y Gomorra, no porque Dios estuviera haciendo maldad, sino porque Dios estaba haciendo lo correcto, porque las maldades de esas personas eran muchas y no dejaban de portarse mal.

Así que vemos que los seres humanos somos pecadores, aunque tratamos de hacer lo correcto obedeciendo a Dios, llegamos a pecar, desobedeciendo a Dios.

Algunos ángeles han llegado a desobedecer a Dios.

Pero Dios es santo, santo, santo, Dios es único, porque El nunca ha actuado incorrectamente, nunca actúa incorrectamente, y nunca actuará incorrectamente.

Dios siempre ha hecho lo correcto, siempre hace lo correcto, siempre hará lo correcto.

Dios es Santo y es perfecto en todo lo que hace, cuando vemos en las historias Bíblicas que castiga a alguien es un castigo justo, porque alguien desobedeció las leyes que Dios ha establecido.

Dios demanda que nosotros seamos santos y apartados del mal. Dios nos ha dado libre voluntad y en nosotros está la responsabilidad de obedecerlo.

Dios Jehová nos dice en varios textos Bíblicos que El es Santo y que quiere santidad de nosotros.

Aunque éstos textos fueron escritos en principio para el pueblo de Israel, que vemos como el pueblo de Dios en el Antiguo Testamento, Dios no ha cambiado, sigue siendo Santo y sigue demandando santidad de nosotros, por lo tanto estos textos aún son válidos, pues estos textos revelan de la cualidad de Dios, de cómo es Dios y nos revelan de su voluntad para nosotros.

“Porque yo soy Jehová vuestro Dios; vosotros por tanto os santificaréis, y seréis santos, porque yo soy santo”   Levítico 11 : 44

“Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios” Levítico 19 : 2

“ Santificaos, pues, y sed santos, porque yo Jehová soy vuestro Dios” Levítico 20 : 7

Puntos a recordar sobre este atributo de Dios:

Dios es único, como El no hay ningún otro.

Dios es perfecto y no obra maldad nunca, El también quiere que nosotros nos apartemos de la maldad.

Dios es Todopoderoso.

“ Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto” Génesis 17 . 1

“He aquí que yo soy Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí?

Jeremías 32 : 7

“diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado”   Apocalipsis 11 : 17.

Dios tiene otra cualidad, Dios es Todopoderoso, significa que todo lo puede hacer , como ya vimos que Dios es Santo, sabemos que todo lo que haga será correcto y no hay nada difícil para El.

Porque Dios siempre ha sido, El creó el universo, y el controla todo lo que ocurre, El está por encima de todo y todo lo controla por eso no hay nada difícil para Dios, todo lo puede hacer.

Dios vio la maldad de los habitantes de la tierra y decidió destruirlos y salvó a Noé a su familia y parejas de animales, para Dios no fue difícil el hacer que cayera un diluvio, es decir que lloviera sobre la tierra durante 40 días seguidos.

Para Dios fue fácil el abrir el mar para que pasara el pueblo de Israel y ponerlos a salvo del ejército de Egipto.

Para Dios es fácil el resucitar muertos, cuando lo hizo a través de sus profetas como Elías (1 Reyes 17 : 17 – 24), Eliseo (2 Reyes 4 : 18 -37) porque era el poder de Dios obrando a través de sus siervos, no era que los profetas tuvieran poderes por sí mismos, ó como cuando Dios mismo, en la persona de Jesús, resucitó muertos, en ese caso como Jesús mismo es Dios, Jesús que es una persona del único Dios, también es todopoderoso, por eso en su trabajo en la tierra, podía resucitar muertos, multiplicar panes y peces, calmar tormentas, sanar enfermos, y muchas más cosas.

Hay cosas que pueden parecer difíciles de creer, pero es importante conocer a Dios, no sólo conocer de El sino conocerle a El.

Para Dios no fue nada difícil el hacer que la luz del día durara casi un día entero adicional cuando Josué y su ejército necesitaban luz del sol para continuar la batalla.

Podemos leer la historia en el libro de Josué:

Y subió Josué de Gilgal, él y todo el pueblo de guerra con él, y todos los hombres valientes.

Y Jehová dijo a Josué: No tengas temor de ellos; porque yo los he entregado en tu mano, y ninguno de ellos prevalecerá delante de ti.

Y Josué vino a ellos de repente, habiendo subido toda la noche desde Gilgal.

10 Y Jehová los llenó de consternación delante de Israel, y los hirió con gran mortandad en Gabaón; y los siguió por el camino que sube a Bet-horón, y los hirió hasta Azeca y Maceda.

11 Y mientras iban huyendo de los israelitas, a la bajada de Bet-horón, Jehová arrojó desde el cielo grandes piedras sobre ellos hasta Azeca, y murieron; y fueron más los que murieron por las piedras del granizo, que los que los hijos de Israel mataron a espada.

12 Entonces Josué habló a Jehová el día en que Jehová entregó al amorreo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los israelitas:
Sol, detente en Gabaón;
Y tú, luna, en el valle de Ajalón.

13 Y el sol se detuvo y la luna se paró,
Hasta que la gente se hubo vengado de sus enemigos. m ¿No está escrito esto en el libro de Jaser? Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero.

14 Y no hubo día como aquel, ni antes ni después de él, habiendo atendido Jehová a la voz de un hombre; porque Jehová peleaba por Israel.

Josué 10 : 7 – 11

Dios todo lo puede hacer, Dios es Todopoderoso Dios es Omnipotente, que significa lo mismo.

Watermark

Dios es bueno.

“Bueno y recto es Jehová;
Por tanto, él enseñará a los pecadores el camino” Salmo 25 : 8

“Gustad, y ved que es bueno Jehová;
Dichoso el hombre que confía en él” Salmo 34 : 8

“Bueno eres tú, y bienhechor;
Enséñame tus estatutos Salmo” 119 : 68

Dios es bueno y sus hechos lo demuestran.

Desde que Dios creó el mundo que habitamos, Dios reveló su bondad para con los seres que creó.

Dios hizo los animales y les dio plantas para que comieran.

Dios hizo a Adán y Eva y les dio por hogar un paraíso, y Dios les proporcionó árboles para que pudieran comer de sus frutos.

Dios es bueno y se duele de que los seres humanos hagan el mal, por eso cuando en las épocas de Noé, los habitantes de la tierra estaban de continuo haciendo el mal, Dios se dolió de haber creado al ser humano, Dios se dolió en su corazón, porque Dios es bueno y vio que los seres humanos estaban continuamente actuando con maldad. (Génesis 6 : 6 – 7).

Dios en esa época tuvo que traer un diluvio para destruir a los seres humanos, debido a otras cualidades de Dios que veremos más adelante, pero como Dios es bueno decidió no destruir por completo su creación y salvó a Noé y su familia, y a muchas parejas de animales.

Dios es bueno y le prometió a Noé que no volvería a haber un diluvio como aquél y selló su promesa con el arco iris, que cada vez que lo vemos nos recuerda esa promesa de Dios.

A través de la Biblia, podemos ver que Dios es bueno, y lo demuestra con hechos.

Vemos en la historia de Elías (1 Reyes 17) cuando él no tenía recursos y Dios mandó aves para que le llevaran alimento, había una pobre viuda, y Dios en su bondad mandó a Elías con esa viuda, y Dios obró mediante Elías para que a la viuda no se le acabara la harina y el aceite,

El hijo de esa viuda murió y Dios en su bondad, utilizó a Elías para que resucitara al hijo de la viuda.

Vemos que Dios es bueno, cuando vemos a Jesús que es Dios mismo que se hizo ser humano, y Jesús anduvo sanando enfermos, resucitando muertos, alimentando a multitudes que no tenían que comer cuando se reunían a escucharlo, y Jesús hizo muchas cosas más, que demuestran que Dios es bueno.

La justicia de Dios

“El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo? “

Génesis 18 : 25

“Los juicios de Jehová son verdad, todos justos”

Salmos 19 : 9

“Justicia y Juicio son el cimiento de su trono”

Salmos 97 : 2

“Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos” Apocalipsis 16 : 7

Dios que ha creado el universo ha puesto leyes en el universo. Pero además de las leyes físicas, químicas, etc., existen las leyes morales que Dios ha establecido.

Estas leyes determinan lo que es bueno y lo que es malo, y por eso es importante leer la Biblia para conocer a Dios, conocer de El y conocer su voluntad, y tener una guía de lo que es bueno y lo que es malo.

Dios le ha dado al ser humano libertad para hacer cosas, el ser humano puede hacer cosas buenas ó puede hacer cosas malas.

Dios es el juez de todo el universo, de toda la tierra, Dios ve si lo que hace una persona está bien ó está mal, y Dios como todo lo sabe, no se le escapa nada de su conocimiento.

Dios en su justicia determina si una persona es culpable, y Dios determina una sentencia, un castigo justo para la persona.

En ocasiones Dios determina éstos castigos cuando la persona está en vida, pero finalmente toda persona cuando muera, tendrá que rendir cuentas a Dios y Dios juzgará a toda persona por lo que haya hecho en su vida.

En la Biblia podemos ver historias en las que Dios ha obrado Su justicia justa, es decir, Dios ha visto que alguna persona hace el mal, y Dios como juez determina un castigo justo para la persona.

Por ejemplo, cuando Adán y Eva desobedecieron a Dios, comiendo del fruto del único árbol que Dios les prohibió comer, Dios tuvo que ejercer su justicia y castigar a Adán y Eva, expulsándolos del paraíso.

Todos los juicios y castigos que da Dios, siempre son justos.

Un juez siempre debe ejercer justicia, un juez que no ejerce justicia es mal juez.

Dios siempre actúa con justicia y sus juicios, sus castigos son justos.

En la época de Noé, todos los seres humanos estaban continuamente haciendo el mal, había mucha maldad en toda la tierra, los seres humanos eran culpables por hacer tanta maldad.

Dios actúo con justicia y decidió un castigo justo para toda la humanidad, Dios trajo un diluvio sobre toda la tierra para matar a todos los seres humanos malos. Dios salvó a un hombre que hacia lo bueno, a Noé y su familia.

A Dios se le debe tomar en serio y sus mandamientos se deben tomar en serio, pues Dios es el juez de toda la tierra y Dios también nos juzga.

La Biblia narra otra historia de unas ciudades donde sus habitantes también estaban continuamente haciendo el mal, y Dios ejerció justicia contra sus habitantes, y por eso Dios destruyó las ciudades de Sodoma y Gomorra, pero Dios salvó a Lot y su familia.

Todos los seres humanos, tendrán que rendirle cuentas a Dios por lo que hayan hecho durante su vida.

Si una persona desobedece a Dios, y hace cosas malas toda su vida y se muere, esa persona será presentada delante de Dios, y Dios abrirá un libro en donde están escritas todas las cosas que hizo durante su vida, todas las veces que esa persona se robó algo, todas las veces que esa persona engañó con mentiras, todas las veces que esa persona hizo maldades quedan registradas en un libro y Dios, juzga a esa persona y como Dios es un juez justo, Dios tiene que castigar a la persona culpable de haber desobedecido a Dios.

Cuando un niño llega a desobedecer a sus padres, sus padres le imponen un castigo temporal, el no poder jugar, el no poder ver televisión, no comer dulces un tiempo, cuando una persona hace una maldad, un juez humano le puede dar un castigo temporal, un tiempo en la cárcel, en algunos lugares el juez le puede dar un castigo al culpable que consiste en que lo maten.

Pero el juez humano no puede ir más allá de dar un castigo temporal ó un castigo por el cual el culpable deba morir físicamente.

Pero Dios puede además de matar al culpable, como lo hizo con los seres humanos malos de Sodoma y Gomorra, puede darles un juicio justo con un castigo que no tiene fin.

Cuando una persona hace algo malo, podrá estar haciendo mal contra otra persona, por ejemplo si una persona le roba a otra persona su dinero, le está haciendo mal a esa persona, pero lo más grave es que esa persona está desobedeciendo a Dios que nos dice que no debemos robar.

Tal vez esa persona parece que se robe el dinero y no le pase nada, pero si esa persona sigue por la vida habiendo hecho ese mal y nunca recapacita, (nunca le pide perdón a Dios, nunca cree en Jesús) esa persona que por robar aunque sea una sola vez es un ladrón, llega a presentarse ante Dios y Dios como juez lo tiene que juzgar, hizo mal en robar al otro, de tal forma que lo dañó y lo lastimó económicamente, lo ofendió, pero la más grave ofensa la cometió la persona al desobedecer a Dios en cuanto a no robar, eso se llama pecar contra Dios.

Pecar contra Dios es algo muy grave, y Dios tiene que juzgar al pecador con justicia, y castigarlo, como pecar contra Dios, significa desobedecer a la autoridad más alta del universo, eso significa que Dios debe castigar al pecador con un castigo sin fin.

Las autoridades humanas, nuestros padres, maestros, jueces humanos, nos pueden juzgar y dar castigos, cuando cometemos alguna maldad, pero Dios es la más alta autoridad que existe y el pecar contra Dios, merece un castigo muy alto.

Aquél pecador que vive toda su vida en pecado, está en pecado contra Dios y si sigue así toda su vida, Dios lo juzgará justamente y Dios lo tendrá que poner a un castigo sin fin en fuego.

Supongamos que un hombre entra a una casa, y roba cosas y está la familia adentro de la casa durmiendo, se despiertan y el ladrón entonces mata a todos los miembros de la familia, para llevar a cabo su robo, pero llega la policía, atrapan al ladrón y asesino, lo llevan ante el juez.

El juez ve la evidencia, las joyas en posesión del ladrón, la pistola que usó para matar a la familia,

Y si ese juez dijera algo como:

No cabe duda, que éste hombre es un ladrón y un asesino, y las leyes dicen que debe pasar el resto de su vida en la cárcel, pero yo soy un juez muy bueno, muy amoroso y entonces en lugar de que pase el resto de su vida en la cárcel, lo dejaré ir libre sin castigo.

En ese caso ese juez sería un juez malo, pues no está haciendo justicia y no está castigando a un hombre que robó y que además mató a una familia inocente. Si el juez no castiga al culpable es un mal juez.

Así Dios como juez de toda la tierra y el universo debe hacer justicia y castigar al pecador, de otra forma sería mal juez. Dios no puede dejar al pecador sin castigo, porque entonces sería mal juez.

La Biblia dice que Dios no tendrá por inocente al culpable (Exodo 34 . 7, Números 14 . 18).

“Jehová de ninguna forma tendrá por inocente al malvado” Exodo 34 : 7

Preguntas para afianzar la lección:

¿Qué tiene que hacer Dios como juez?

Dios como juez tiene que juzgar y castigar al pecador

¿Si Dios no castiga al pecador estaría actuando como buen juez?

Si Dios no castiga al pecador es mal juez

La ira de Dios

Como Dios es bueno y ama lo bueno, Dios se enoja por lo que es malo.

Si tienes una mascota un perro ó un gatito, supongamos es un perro ó gato apenas nacido, difícilmente se puede valer por sí mismo, tiene aún que ser alimentado.

Si tú amas a ese animalito indefenso, y ves que alguien le hace maldades y lo maltrata, si realmente amas ese animalito, entonces te enojará mucho que lo maltraten.

Dios como es bueno y es perfecto, le enoja cuando alguien hace algo malo, ese enojo de Dios se le llama también la ira de Dios.

En Dios, su ira es santa, no es por maldad, su ira es justa y merecida.

Dios se enoja contra el pecador, contra el que hace cosas malas, y esto puede sonar duro pero es verdad y está en la Biblia. Y es que Dios toma muy en serio el caso de la persona que peca.

Cuando Dios sacó al pueblo de Israel de Egipto, por medio de Moisés, el pueblo se llegó a hacer un dios de metal, y por ese pecado, la ira (el enojo) de Dios estaba por encenderse contra ellos (Exodo 32 : 10).

Los versículos que veremos a continuación, no dejan lugar a duda que Dios toma como muy grave el pecado del hombre, y que Dios de hecho abomina y aborrece a los que obran maldad, a los pecadores.

“Porque tú no eres un Dios que se complace en la maldad, El malo no habitará junto a ti.

Los insensatos no estarán delante de tus ojos; Aborreces a todos los que hacen iniquidad.

Destruirás a los que hablan mentira: Al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová”

Salmos 5 : 4 – 6

“Dios es juez justo. Y Dios está airado contra el impío todos los días”

Salmos 7 : 11

“Jehová prueba al justo, pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece”

Salmos 11 : 5

La misericordia de Dios

“Misericordioso y clemente es Jehová. Lento para la ira y grande en misericordia”

Salmo 103 : 8

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación”

2ª Corintios 1 : 3

“…el Señor es muy misericordioso y compasivo”

Santiago 5 : 11

Dios es misericordioso.

Cómo se puede explicar la misericordia a un niño.

Supongamos que un niño, recibe una instrucción de sus padres, sus padres le dicen que debe limpiar su cuarto, levantar y guardar sus juguetes, y cumplir con sus deberes y tareas escolares.

Pero el niño desobedece a sus padres, y no limpia su cuarto ni hace las asignaciones que le dejaron en la escuela ó colegio.

Los padres le explican al hijo que debe obedecer siempre a sus padres, ellos saben la importancia de las órdenes e instrucciones que le dan al hijo, y no están en la obligación de darle las explicaciones del por qué es importante limpiar su cuarto y cumplir sus tareas.

Los padres le explican al hijo que su desobediencia, trae como consecuencia un castigo siempre.

En este caso los padres le explican al niño que el castigo merecido por su desobediencia es en este ejemplo un castigo de no tener tiempo para jugar, ni ir al cine, ni a paseos, ni ver televisión durante 1 mes.

Es un castigo severo, pues los padres tienen que hacer justicia y castigar al hijo por su desobediencia.

Le explican al hijo su castigo, y el hijo entiende que es un castigo severo, no importa si al hijo le parece justo ó no.

El hecho es que el hijo desobediente se merece un castigo.

Pero si ahora los padres después de explicarle al hijo el castigo que se merece, le dicen que aún y cuando el hijo es culpable y ha sido desobediente y se merece el castigo, no se lo aplicarán, entonces eso es misericordia.

El niño es culpable de desobediencia, el niño merece el castigo, pero los padres no se lo imponen, es un acto de misericordia.

Para enfatizar:

Dios es misericordioso.

Todos nosotros, absolutamente todos y cada uno de nosotros somos pecadores, hemos pecado contra Dios, en algo, al mentir, al desobedecer a nuestros padres, al robar algo, al engañar, etc.

Como hemos visto, al pecar contra Dios, El tiene que hacer justicia y castigarnos, ese castigo implica además de la muerte física, el que seamos castigados sin fin, en el fuego, Dios diseñó un lago de fuego que utilizará para todos los pecadores.

La Biblia dice que en principio ese lago de fuego fue diseñado para otros personajes, pero en fin, que también será aprovechado para el castigo de los seres humanos pecadores.

Dios como juez está obligado a castigarnos por ser pecadores, y no está obligado a dejarnos sin castigo, para ser buen juez está obligado a castigarnos por ser pecadores.

Pero Dios que es misericordioso, aún sabiendo que hemos pecado contra El, quiere salvarnos de ese castigo que nos hemos ganado. Dios no quiere que suframos en el castigo sin fin del fuego.

Como pecadores nos merecemos el castigo de Dios, pero Dios actúa con misericordia y nos quiere dejar sin castigo.

Pero recordemos que Dios es juez y como juez tiene que castigar al culpable, al pecador.

Esto al parecer presenta un problema.

Preguntas para plantear, y poner a pensar un poco, pero no se pide las contesten los alumnos, sentará bases para entender un problema y entender el siguiente atributo de Dios.

¿Cómo puede Dios actuar como juez y castigarnos por nuestro pecado, pero a la vez actuar con Su misericordia con la cual nos quiere salvar del castigo que merecemos?

Eso suena imposible, pero recordemos que Dios es Todopoderoso, y Sólo Dios es Todopoderoso, estamos viendo un problema que sólo Dios puede resolver.

¿Te gustaría saber cómo puede Dios resolver ese problema?

El amor de Dios

Dios es amor, y demuestra su amor con hechos.

Amar a los que nos hacen bien es fácil.

Si una persona te trata bien, te da regalos, te da las cosas que tú quieres, es fácil decir que tú amas a esa persona, porque te trata bien, porque obtienes beneficios de esa persona.

Pero si una persona te trata mal, difícilmente puedes sentir amor por esa persona.

Pues Dios nos pide que lo obedezcamos, pero cuando lo desobedecemos aún y cuando en principio sea un acto de desobediencia contra nuestros padres, ó un acto de robo ó agresión con nuestro hermano ó hermana ó primos, estamos ofendiendo a Dios, pues estamos desobedeciendo sus mandatos.

Entonces cuando pecamos, estamos portándonos mal con Dios, se puede decir que lo estamos tratando mal.

Si nos portamos mal con un ser humano, con un compañero de escuela ó colegio, difícilmente le caeremos bien, lo entendemos porque si un compañero en la escuela nos agrede no nos cae bien.

Dios ve que lo estamos tratando mal a El, al desobedecerlo, al pecar, y aunque en los seres humanos eso motivaría a que le cayéramos mal a esa persona, en el caso de Dios es distinto.

Porque Dios es santo, como hemos visto, es único, Dios es amoroso.

A pesar de que nos portamos mal con Dios, al pecar y desobedecerlo, aún y cuando como hemos visto, como Dios es santo y justo, le cae muy mal (aborrece) a la persona que hace maldad, aún así Dios nos ha demostrado su amor.

Dios nos ama porque de El sale ese amor para con las personas que lo han tratado mal, es decir para con los pecadores, que lo hemos ofendido al desobedecer sus mandamientos. Nada en nosotros ni nada de lo que hagamos nosotros que hemos pecado contra El, podría provocar su amor para salvarnos.

Nosotros no tenemos algo por lo cual Dios nos pueda amar, cuando desde pequeños hemos pecado contra Dios. No podemos hacer nada para que Dios nos ame a cambio, ni podemos hacer nada para comprar su amor.  El nos ama porque es una cualidad de El amarnos, aún y cuando hemos pecado contra El.

Y la verdad es que Dios aún y cuando sabe que hemos pecado contra El, nos ha demostrado su amor.

Porque como hemos pecado contra Dios, merecemos su enojo, su ira y su castigo, pero Dios no quiere que recibamos ni su ira, ni su castigo, siendo que los merecemos.

Dios nos ha demostrado su amor por nosotros, porque ha querido salvarnos del merecido castigo que nos corresponde por pecar contra El.

El amor de Dios es tan grande por nosotros que Dios mismo se hizo un ser humano, en Jesús, para que Jesús recibiera el castigo que nos correspondía a nosotros por pecar contra Dios.

El Señor Jesús Cristo, el Hijo De Dios, que es Dios mismo hecho ser humano, recibió en sustitución nuestra el castigo que nos tocaba.

Dios mismo ha venido al mundo como el Señor Jesús, para recibir el castigo que nos toca, para recibir el castigo que El mismo como Dios tiene que dar al pecador, Dios mismo en forma humana en el Señor Jesús, recibió en la cruz el enojo y la ira que Dios tenía para nosotros por nuestros pecados.

Tan grande es el amor de Dios, que El mismo se puso en nuestro lugar para recibir el castigo nuestro que merecíamos por pecar contra El.

El Señor Jesús, Dios Hijo, siendo santo y nunca habiendo pecado, murió como si fuera pecador porque ocupó nuestro lugar, cargó con nuestros pecados, Dios Hijo en Jesús puso su vida por nosotros, y luego Jesús resucitó tomando nuevamente su vida que El puso voluntariamente por nosotros, pues nadie tenía autoridad para quitarle la vida.

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”   Romanos 5 : 8

El castigo que nos correspondía por nuestros pecados, lo recibió Jesús, para darnos paz con Dios y vida eterna con El.

Jesús Cristo ha cargado con nuestro castigo, para que nosotros tengamos la paz con Dios en vida eterna.

“Jesús fue perforado (en sus manos y pies, en su costado) por nuestros pecados, fue molido por causa de nuestros pecados, El cargó con el castigo nuestro, para darnos paz con Dios, y por sus heridas nosotros podemos tener salvación”

Explicación de Isaías 53 : 5 por el autor de profeciaenlabiblia.wordpress.com 

Pregunta:

¿Crees que Jesús, Dios mismo hecho carne y hueso, puso su vida por ti, murió recibiendo el castigo que tú merecías por pecar contra Dios, para darte vida eterna y luego tomó su vida para resucitar?

Aaaa

Watermark

Clase de escuela dominical para niños y adolescentes sobre

clase para niños sobre los atributos de dios

dios es todopoderoso

como explicar enseñar a los niños la justicia de dios

como enseñar a los niños el amor de dios

como dar clase biblica a niños sobre la misericordia de dios

clase de escuelita biblica de verano para niños y adolescentes

enseñanza biblica para niños y adolescentes sobre los atributos y cualidades de dios

clase para niños dios es santo dios es justo dios es misericordioso dios es todopoderoso dios es amor

clases de dios y sus atributos para niños adolescentes y jovenes

estudios biblicos profundos para jovenes

como explicar a los niños la misericordia de dios


Estudio sobre el significado de la crucifixión, muerte y resurrección de Jesús.

Estudio sobre el significado de la crucifixión, muerte y resurrección de Jesús.

Objetivo

Al terminar éste estudio:

–        Conocerá la razón por la cual Dios se hizo un ser humano de carne y hueso (en Jesús) y porque murió en la cruz.

–         Para comprender la misericordia y amor de Dios, y el por qué de la muerte de Jesús, primero deberá entender la gravedad del problema del pecador, considerando que Dios es santo y en su santidad aborrece al pecador y que Dios como juez de todo el universo debe ejercer justicia, y Dios no puede dejar sin castigo al culpable.

–          Sabrá que Dios dispuso un sistema para que El mismo en Jesús, ocupara el lugar del pecador, para que en lugar de que el pecador reciba el castigo por sus pecados, Jesús siendo inocente recibiera el castigo que merecía el pecador, para darle vida eterna al pecador que cree en Jesús.

Antecedentes.

Para entender la dimensión de la gran misericordia que Dios ha tenido por los pecadores, para poder tener una idea del gran amor que Dios ha tenido por el mundo, para que Jesús, Dios hecho carne y hueso, muriera como un criminal sin serlo para salvar a los verdaderos pecadores, primero es necesario entender, algunos atributos básicos de Dios, su santidad, su ira contra el pecador, su justicia perfecta.

Dos ilustraciones para explicar porque es importante explicar el problema del ser humano, antes de dar las buenas noticias del evangelio.

El policía y el mal conductor.

Supongamos que usted se va a vivir a otro país donde usted nunca ha estado antes.

Se instala y adquiere un automóvil, puede conducir con su licencia de conductor de su país de origen.

Sale usted en su automóvil por la ciudad, y al poco tiempo lo detiene un policía, y le pide su licencia de conducir y documentos.

El policía revisa sus documentos y sólo le dice: “Le tengo buenas noticias, por ésta ocasión lo dejaré ir, que tenga buen día” y se va.

Usted no está seguro de sí hizo algo mal, y si acaso lo sospecha no tiene idea de que hizo mal, por lo tanto, no sabe que castigo merecía y no va a apreciar ni agradecer en toda su dimensión, la misericordia que le tuvo el policía, además que como no le dijo que hizo mal, lo más seguro es que en cuanto usted vuelva a tomar el volante del automóvil, volverá a incurrir en la misma falta por la cual lo detuvieron la primera vez.

A usted ese policía en lugar de ayudarlo, lo perjudicó, no le dijo que hizo mal, y por lo tanto, no le dijo que debe dejar de hacer, no le dijo la multa ó castigo que merecía su falta y usted no sabe si la misericordia del policía fue poca ó mucha, como no entiende de que multa ó castigo lo salvó el policía al dejarlo ir, no va a apreciar lo que hizo el policía.

Ahora veamos ese mismo conductor con otro policía.

Mismo antecedente, usted conduce en un nuevo país.

Un policía lo detiene, le pide sus documentos, y le dice:

Lo detuve porque, usted iba a exceso de velocidad en una zona de escuela para niños, usted iba a 60 kilómetros por hora, cuando el límite en esta zona es de 25.

La multa por ese exceso de velocidad es de 100 dólares por cada 5 kilómetros de exceso.

Además la pena es muy severa por conducir a exceso de velocidad en zona escolar, han muerto varios niños por culpa de conductores imprudentes y aquí la ley es que además de que la persona pague la multa, debe permanecer en la cárcel durante 7 días, y posterior a eso, debe hacer trabajos para la comunidad durante 3 meses.

Además usted iba en el carril exclusivo para el autobús escolar, esa infracción conlleva una multa de 500 dólares.

Además se dio una vuelta prohibida, eso conlleva una multa de otros 500 dólares.

Además al llegar a esa esquina usted no dio el paso a un peatón que estaba a punto de cruzar, eso es otra multa de 500 dólares.

Además 2 de las faltas que cometió son graves y le quitaremos su licencia de conducir.

El hecho de que el conductor desconozca las leyes de tránsito en ese país no lo justifican de cometer las faltas.

Cuando el conductor hace cuentas del monto total que ahora debe pagar en multas, y considera el tiempo que perderá su empleo e ingresos por estar en la cárcel y hacer servicios a la comunidad, se da cuenta de que no tiene dinero ni tendrá dinero para pagar las multas.

El no pagar las multas implica que entonces tendrá que pasar más tiempo en la cárcel y en trabajos a la comunidad.

Ahora usted está sumamente preocupado por su situación y con merecida razón. Siente que es el fin del mundo para usted que pensaba que todo le iría bien.

Ahora supongamos que después de que el policía le explicó todas sus faltas y la pena que debe pagar por éstas, y ahora usted está consciente de su culpa, y de que al no tener dinero para pagar toda la multa, deberá ir a la cárcel y hacer trabajos forzosamente, el policía le dijera, que le tiene misericordia y lo dejara ir, usted estaría consciente de la gran misericordia que le tuvo, y sabría qué cosas ya no cometer en un futuro, y apreciaría la misericordia que le tuvo el policía.

Aaaa

Aunque en la vida real no debe funcionar así, siguiendo este caso, usted debería ser puesto ante un juez que juzgara su caso, el juez lo encontraría culpable, y si lo dejara ir libre, estaría siendo un mal juez que no hace cumplir la ley.

Usted no está exento de culpa por ignorar las leyes, y usted debe pagar por sus faltas.

Sigo el mismo ejemplo pero ahora añado que mientras usted manejaba por esa zona escolar a exceso de velocidad, salió un niño corriendo y usted lo atropelló con el auto y el niño murió.

Además de todas las infracciones y multas mencionadas anteriormente, ese homicidio por imprudencia al conducir un auto, lo hacen a usted merecedor a pasar el resto de su vida en la cárcel.

Ahora usted está deshecho emocionalmente, no tiene ya ninguna esperanza para el resto de su vida, todo está perdido.

Supongamos que en esa circunstancia el juez le dice, pues como juez tengo que hacer justicia, no hay otra opción,  un niño murió por su culpa y el culpable debe pasar el resto de su vida en la cárcel.

Luego el juez le dice:  Sin embargo, hay alguien aquí que está abogando y defendiendo su caso, y la única forma en que usted puede quedar libre es si su defensor paga la culpa de usted, pero su abogado defensor es inocente, va a cargar con una culpa de usted, y su abogado defensor ocupará su lugar, y pasará el resto de su vida en la cárcel para que usted quede libre.

Usted entonces estaría consciente de la gran misericordia que le han tenido el juez y su abogado defensor, les estaría muy agradecido y apreciaría la dimensión de su gesto de misericordia, además de que sabría qué cosas ya no hacer, sabría que usted merecía la cárcel y gracias a la misericordia del juez y el abogado usted ahora está libre, mientras un inocente ocupa su lugar en la cárcel.

Pues eso no pasaría realmente si usted estuviera en ese caso, es solo una ilustración, de cómo funciona la misericordia de Dios, como veremos con más detalle adelante.

La realidad de la misericordia y amor de Dios es mucho más grande que lo que cualquier relato de ficción pudiera ilustrar.

Aaaa

Otra ilustración el médico y el paciente.

Usted se siente mal y lleva varias semanas así y acude al médico.

El médico le dice que no se preocupe, que lo bueno es que su caso puede tener remedio.

Pero tiene que esperar.

Al cabo de unos días lo llama con urgencia, diciéndole que vaya al hospital pues lo debe operar en ese mismo momento.

Usted acude y sale de la operación, el médico le dice que salió bien de la operación y que todo estará bien.

Usted no tiene idea de qué cosa estaba mal con usted, ni de lo que le hubiera pasado sin la operación, no puede apreciar todo lo que hizo el médico ó alguien más por usted, como no lo puede dimensionar, no lo aprecia ni lo valora.

Mismo antecedente, pero usted acude con el médico y el médico le dice:

Usted tiene un problema grave, tiene una grave enfermedad y sólo le quedan a lo mucho dos semanas de vida.

Usted se siente muy mal, se viene abajo emocionalmente.

Pierde toda esperanza, ve el final de su vida llegar anticipadamente.

Pero el médico le dice que puede haber una solución, pero para ello se requiere de una persona que estando viva esté dispuesta a donarle un órgano para trasplante, pero en cuanto esa persona le done ese órgano sólo le quedarán unas pocas horas de vida, pues se trata de un órgano esencial para vivir.

Por lo tanto aunque existe posibilidad de salvación para usted, la probabilidad de que ocurra es mínima. Usted no puede hacer nada para salvarse, su única esperanza está en que alguien decida morir para que usted viva.

El médico le informa que harán pública en el hospital, la solicitud del órgano.

A los pocos días el médico le dice que hay un donante y le urge para ir al hospital y ser operado.

Le informa que el donante es una persona a quien le contó el caso, y ésta persona es joven, con la vida por delante y sin mayores problemas de salud, pero quiso darle a usted el regalo de la vida al donarle el órgano necesario sin pedir ni dinero ni nada a cambio.

Se realiza la operación, usted sale bien de la operación, a esta fecha se supone que usted debía estar muerto pero gracias a una persona que le dio su órgano gratuitamente, ahora usted está vivo, mientras que esa otra persona ahora ocupa el lugar que era para usted en la morgue del hospital.

Esa persona murió para que usted tuviera vida.

Usted entonces entendiendo que estaba condenado a morir, va a apreciar el gesto de genuino amor que usted no se merecía, que fue gratis para usted por parte de otra persona, que murió para que usted tenga vida, y entonces lo va a apreciar y valorar.

Pasemos ahora a ver cuál es el más grave problema al que se enfrenta todo ser humano.

Aaaa

Para entender ese problema debemos primero considera quién es Dios y algunos de sus atributos:

Dios es el creador de todo el universo

Dios ha creado el universo porque le plació crearlo y lo creó para tener vida.

Dios no creó el universo ni al ser humano porque se sintiera sólo ó aburrido, Dios es auto-suficiente, no tiene necesidades.

Dios al crear el universo estableció leyes morales, Dios es Santo y esto implica ley moral.

Dios es santo, vive en santidad, no hay maldad en él y no actúa con malicia, tiene perfección moral y por lo tanto aborrece al que obra maldad, aborrece a quien transgrede sus leyes morales.

Dios es el juez de toda la creación, es juez de toda la tierra y debe ejercer justicia.

Dios aborrece al pecador.

Existe un concepto no bíblico de que Dios odia el pecado pero ama al pecador.

Pero veamos esta ilustración.

Un niño está en casa y los papás le instruyen para que no juegue dentro de la casa con la pelota, y le ordenan que no moleste al gato.

Los papás salen de la casa y regresando encuentran que el niño estaba jugando con la pelota dentro de la casa y rompió varias cosas al jugar con la pelota, además llegaron y lo vieron en el momento justo en que el niño estaba torturando y haciendo maldades al gato, tomándolo por la cola y girando para una vez que tomó velocidad arrojara al gato contra la pared.

Los papás ven que el niño ha desobedecido.

Los papás ejercen disciplina y le dicen al niño que por haber desobedecido y haber hecho maldades será castigado.

El niño dice que en realidad el culpable de todo eso es el pecado, y que no lo deben castigar a él sino que deben castigar sólo al pecado. Es decir que se debe castigar el pecado y no al pecador.

Eso es absurdo, los papás, no pueden dirigirse al pecado como si este fuera una entidad viva y enojarse contra esa entidad y castigarla, es el niño el que desobedeció, el niño obró las maldades y los papás se enojan con el niño que desobedeció, y al niño desobediente y maloso es al que darán castigo con la vara, lo cual por cierto es una medida de disciplina y castigo bíblico.

“No rehúses corregir al muchacho; Porque si lo castigas con vara, no morirá” Proverbios 23 : 13.

De igual manera, es absurdo que Dios odie al pecado como si se tratara de una entidad viva y pueda castigarla y que al pecador lo deje sin castigo por su maldad.

Dios aborrece al que obra maldad, como claramente señalan varios textos bíblicos:

“Los insensatos no estarán delante de tus ojos;
Aborreces a todos los que hacen iniquidad.” Salmos 5 : 5

“Dios es juez justo, Y Dios está airado contra el impío todos los días” Salmo 7 : 11.

“Jehová prueba al justo;
Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece.

 Sobre los malos hará llover calamidades;
Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.

Porque Jehová es justo, y ama la justicia;
El hombre recto mirará su rostro. ”  Salmos 11 :  5 – 7

“Porque Jehová abomina al perverso”  Proverbios 3 : 32

“Abominación son a Jehová los perversos de corazón” Proverbios 11 : 20

Aaaa

Además Dios no puede hacer pasar como inocente al culpable.

Como Dios es santo, ese es uno de sus atributos, aborrece al pecador, además otro atributo de Dios, es su justicia.

Dios es el juez de toda la creación y debe ejercer justicia y castigar al pecador.

Pero esto significa un grave problema para todo ser humano.

Empecemos a ver dónde están los problemas.

El ser humano es pecador.

Para entender que todo ser humano es pecador, es necesario empezar con dar un concepto y definición de pecado.

Y es normal que a partir de aquí, cuando esto se explica, es que muchas personas, que incluso se dicen ser cristianas y que acuden religiosamente cada fin de semana a una reunión cristiana, se llegan a ofender y a enojar cuando se les dice que cosa es pecado, y que si ellos están en eso, son pecadores.

Cuando esto se llegue a hablar, cosa que casi no se hace precisamente por no ofender a los asistentes a una de esas reuniones de fin de semana, es de esperar que muchos de los asistentes tomen ofensa, se enojen y se salgan de la reunión, congregación, iglesia, etc.

Todo ser humano nace con una tendencia al pecado y con esa facilidad de pecar sin tener que aprenderlo. A un niño se le tiene que enseñar a andar en bicicleta, a tocar el piano, pero no se necesita enseñarle a pecar, es algo con lo que se nace.

Y sin embargo, está en cada uno de nosotros la capacidad de obedecer ó desobedecer.

Como el niño del ejemplo anterior, sus papás le dan instrucciones, un niño desobedece, pero hay otros papás con otro hijo y ese niño sí obedece.

En cada uno de nosotros también está la capacidad de obedecer, y es por eso que Dios le dijo desde el inicio de la humanidad a Caín, que aunque el pecado está a la puerta acechando, él podía tener dominio para no caer en tentación (Génesis 4 : 7).

Y precisamente porque todo ser humano tiene la capacidad de obedecer las leyes morales de Dios y no pecar, ó bien transgredir sus leyes y pecar, es que todo ser humano es finalmente responsable de sus actos y debe rendir cuenta a Dios de los mismos.

Pero en la vida real, todo ser humano llega a pecar, desde temprana edad.

Como dice el siguiente texto bíblico:

“Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque” Eclesiastés 7 : 20.

Las transgresiones a la ley moral de Dios, ó pecados, son las acciones que realiza el ser humano por su propia voluntad ó incluso por ignorancia, las cuales están en contra del carácter de bondad, amor y justicia de Dios.

El pecado que el ser humano comete es contra Dios, aún y cuando también lo cometa conra el prójimo, es primeramente contra Dios y su ley moral contra quien lo comete, el pecar contra Dios es algo muy grave, Dios es Santo y no tolera ni ignora ni pasa por alto el pecado. No se trata de “simples pecaditos” ni pecaditos chicos” ni de “errores” ni “malas decisiones simplemente” ni de “fallar al blanco”, el pecar contra Dios es algo muy grave, pues todo ser humano es juzgado por Dios conforme al Santo estándar moral de Dios, y nunca conforme a los bajísimos estándares morales humanos, ni conforme a la interpretación moral humana.

La persona que no se de cuenta que ha pecado contra Dios, transgrediendo sus leyes morales y que no se da cuenta de lo serio y grave que es eso, no podrá comprender que merece el justo juicio y castigo de Dios y las consecuencias que eso implica y si no comprende que está perdido y que merece el castigo de Dios, no podrá ver su necesidad de salvación, y por tanto no podrá apreciar la salvación que Dios ha puesto al alcance del pecador.

A las persona que no comprende que es pecadora y que merece el justo castigo de Dios, y que no ve una verdadera y desesperante necesidad de salvación del castigo de Dios, es fácil manipularla para que sin explicarle el problema, levante la mano, pase alegremente al frente y reze una oración sin mostrar ninguna convicción de pecado, ningún arrepentimiento y salga de ese lugar, listo para seguir viviendo una vida en pecado, pues nunca se le explicó que es el pecado, ni cuales son las consecuencias del mismo.

Pero si usted actuando responsablemente, va a exponer cual es el verdadero y más grande problema de un pecador ante un Dios santo, si usted va a enseñar esto en una congregación, prepárese, normalmente aquí es donde las personas empezaran a tomar ofensa y enojarse, si usted está leyendo esto por interés en el tema le invito a esforzarse y ser valiente para seguir leyendo, mi ánimo es mostrarle la condición de todos y cada uno de nosotros, de todo ser humano como pecador ante un Dios que es santo y sin malicia, y que odia a quienes actúan mal pecando contra El, sólo entendiendo esto primero, podremos entender después su gran misericordia y el sistema que puso a nuestra disposición para salvarnos de su ira y castigo y entender mejor la dimensión de su misericordia.

Por mencionar algunas transgresiones a la ley moral de Dios, ó pecados:

El asesinar a bebés y niños inocentes, ya sea en abuso ritual satánico ó mediante aborto programado, por no querer tener al bebé.

Invocar a ángeles, espíritus guías, demonios, por cualquier motivo, ya sea para pedir ayuda, para magia de cualquier tipo, para brujería desde brujería para enamoramientos hasta brujería para asesinatos. Esto involucra pedir guía y ayuda de alguien distinto a Dios.

Practicar adivinación, practicar la lectura y la interpretación de astrología y horóscopos, esto implica el buscar dirección de alguien distinto a Dios.

Adorar, venerar y ofrecer sacrificios a imágenes y estatuas, que representen a quien quiera que sea. Dios ha prohibido la fabricación de imágenes, estatuas y similares con el propósito de adorarlas, venerarlas y ofrecerles sacrificio y ofrendas. No importa que sea una estatua de Jesús, de una virgen, de un santo, de un humano, etc.

El cometer inmoralidad sexual, Dios diseño al ser humano para tener una unión en pacto matrimonial entre un solo hombre y una sola mujer, por lo tanto las relaciones sexuales fuera del matrimonio, fornicación, adulterio, relaciones homosexuales son una transgresión a la ley moral de Dios. Normalmente a quien tiene una esposa ó un esposo, no le gustaría que los engañara con adulterio, pero entonces cómo es que ellos si cometen adulterio, eso es tener dobles estándares morales. Simplemente la lujuria es un pecado, como lo enseño Jesús, no hace falta concretar la relación sexual, basta la lujuria para cometer una inmoralidad sexual. De igual forma es transgresión a la ley moral de Dios, la lujuria fantasiosa cometida con ayuda de ver pornografía y leer libros eróticos y el autoplacer sexual (masturbación).

A ninguna persona le gustaría que le robaran lo que es suyo, pero hay quienes no quieren que los roben y sin embargo roban a otros, el robo es una transgresión a la ley moral de Dios.

El cometer robo, mediante el método que sea, ya sea con ó sin violencia, es despojar al prójimo de lo que le pertenece y corresponde, esto incluye el pedir dinero prestado y no pagarlo, el descargar obras de internet (discos compactos, películas, libros)  que han sido puestas para venta y descargarlas ilegalmente para no pagarlas, privando al autor y distribuidor de los ingresos a los cuales tiene derecho a percibir, esto es algo en lo que algunos cristianos buscan auto-justificar su pecado de robo, argumentando que es para ministración, ó porque se trata de la palabra de Dios, pero lo hacen porque a través de internet piensan que no serán atrapados ó que no es lo mismo que entrar a una librería cristiana y robar a mano armada Biblias, libros y discos compactos.

El robo incluye, el no pagar deudas, el falsear documentación para hacerse de dinero, el robo a mano armada, la defraudación comercial y fiscal y cualquier método mediante el cual se le quite y prive de sus posesiones e ingresos a los cuales tiene derecho el prójimo.

Ya sea que la persona por robar algo utilizó un arma y mató a un inocente.

El codiciar los bienes del otro es una transgresión a las leyes de Dios.

El mentir es una transgresión a la ley de Dios, el que miente diciendo que va a pagar el dinero que pidió prestado y no muestra la mínima intención de pagar su deuda, el que miente a su esposa diciendo que no ha cometido adulterio cuando en realidad si lo ha hecho, el que miente diciendo que no tomó el dinero de la caja del negocio donde trabaja, etc.

El cometer embriaguez y drogarse, porque implica el perder el estado de sobriedad y alerta y mantener una capacidad de juicio con la que Dios dotó al ser humano precisamente para que no haga tonterías, maldades ó se meta en más problemas de los que por sí se mete.

Cuantas personas cometen maldades, causan accidentes, hacen cosas de las que luego se arrepiente, atropellan con un automóvil, agreden ó cometen lujuria,  bajo estados alterados de conciencia por el consumo desmedido de bebidas embriagantes ó por uso de drogas.

El asesinato es una transgresión a la ley de Dios.

Es el matar a una persona inocente.

Ya sea como en el aborto planeado, ya sea asesinar a alguien en un ritual satánico.

Ya sea que la persona se embriagó y condujo un automóvil en ese estado y ocasionó un choque matando a un inocente, un asesinato cometido por la imprudencia de manejar un automóvil en estado alterado de conciencia, con capacidades físicas y mentales disminuídas por el consumo escesivo de drogas tales como el alcohol.

 

Fácilmente te vas a identificar como pecador, en transgresiones a la ley de Dios ó pecados que has cometido anteriormente ó que incluso sigues cometiendo actualmente.

Te vendrán a la memoria pecados y transgresiones a la ley de Dios, sobre los cuales no has admitido que eres culpable y no te has arrepentido, de pecados y acciones inmorales que has cometido y por las cuales te has querido justificar, teniendo dobles estándares morales, no viendo y admitiendo tu culpa, pero no deseando que otros te lo hagan.

Puedes ir entendiendo la gravedad del pecado y la maldad del pecador si te pones en la situación del que sufre el daño.

Por ejemplo a ti no te gustaría que siendo inocente te matara un borracho que va conduciendo automóvil, ó que tú que has ganado tu salario y lo has cobrado, llegue alguien y te robe y te mate.

Esos son solo algunos ejemplos de transgresiones a la ley de Dios, pero obviamente hay muchos más, muy fácilmente se pueden encontrar más de una docena en los que has incurrido y por los cuales debes admitir tu culpa y arrepentirte de ellos y dejar de cometerlos.

Aaaa

El criminal y el juez.

Ahora te voy a poner un ejemplo.

Llegas a tu casa después de una jornada de tus labores diarias, y encuentras autos de policía y te enteras que han capturado a un asesino.

Es un hombre que mató a todos los miembros de tu familia, los mató a puñaladas, a las mujeres las violó antes de matarlas, la policía lo atrapó aún con el cuchillo en las manos ensangrentadas, hay mucha evidencia contra él, además ya confesó su crimen.

El hombre es culpable sin lugar a duda.

A ti te no te gustaría que le hicieran eso a tu familia, pues tampoco lo deberías hacer con la familia de otro.

Pero ahora llevan al criminal asesino ante el juez.

¿Ahora qué crees que hará el juez? ¿Crees que el juez deba hacer justicia y castigar al asesino?

¿Merece el asesino que violó a las mujeres de tu familia y luego las mató, salir libre ó ser castigado?

¿Merece el que comete crímenes ser castigado ó ser dejado sin castigo y dejarlo ir libre?

Supongamos que estás presenciando el juicio del asesino que mató a tu familia.

Llega el juez, escucha el caso, comprueba la evidencia del crimen y luego dice:

Es cierto que el hombre aquí presente es culpable de violaciones y homicidios, pero soy un juez filantrópico, soy una persona que amo a los seres humanos y aunque el hombre es culpable de haber violado y matado mujeres y haber matado a los niños y hombres de esa casa, aún así como yo amo a los seres humanos, lo dejaré ir libre sin castigo alguno.

¿Tú dirías que ese juez es buen juez ó un mal juez?

El juez está para hacer justicia y castigar al culpable y si no lo hace es un mal juez, no sirve como juez y no está haciendo cumplir la ley.

Suponiendo que el criminal dijera que lamenta haber matado a las personas ó que estaba drogado, ó que desconocía que el homicidio era un delito en ese país, de ninguna manera lo exenta de que sea juzgado y castigado, incluso si se arrepintiera genuinamente su arrepentimiento no puede borrar sus crímenes ni devolverle la vida a tus familiares asesinados.

Un juez como el de este ejemplo, es una abominación ante Dios.

“El que justifica al impío (malvado) y el que condena al justo, ambos son una abominación a Jehová” Proverbios 17 : 15.

El juez de este ejemplo debía aplicar la ley y castigar al criminal según la ley, que puede ser resto de vida en prisión ó la pena de muerte, que es el matar a un culpable lo cual es una muerte justificada por ley y de hecho es algo que Dios puso en sus leyes para el antiguo pueblo de Israel.

Pero tratándose de jueces y leyes humanas, no le pueden dar al criminal un castigo mayor que el de su resto de vida en prisión ó la pena de muerte.

Pero Dios como creador del universo y juez de todo el universo sí le puede dar a ese criminal el castigo que se merece, el ser torturado sin fin en el lago de fuego y azufre, no por violar las leyes de un país, sino por violar las leyes de Dios creador del Universo, del Dios que no tiene principio ni fin, del Dios que es juez de todo el universo.

Por eso es que el castigo que merece todo ser humano que transgrede las leyes de Dios, es la tortura sin fin en el lago de fuego y azufre.

El castigo primero del pecador es la muerte, pero como todo ser humano llega a morir físicamente, el castigo verdadero llega después de la muerte física (primera muerte) y es llamada la segunda muerte que es ser echado al lago de fuego y azufre para ser torturado sin fin por haber transgredido las leyes de Dios.(Apocalipsis 20 : 11 -15=

“La paga del pecado es la muerte” Romanos 6 : 23

Aaaa

Dios es juez y tiene que juzgar y castigar al culpable.

Si un juez que es ser humano y mortal debe ejercer justicia y castigar al culpable, cuanto más Dios tiene que ejercer justicia y castigar al culpable.

Con esa ilustración vemos que Dios no puede decir que por ser amoroso perdonará al culpable y no lo castigará, porque entonces Dios sería mal juez, no haría cumplir la ley, no haría justicia.

Pero eso significa un grave problema para todos nosotros porque entonces no podemos hacer nada para salvarnos de esa ira que Dios tiene contra el pecador, que vimos en los textos bíblicos anteriores, y no podemos hacer nada absolutamente nada por nosotros mismos para salvarnos del castigo que merecemos por nuestros pecados, que es pasar la eternidad siendo torturados en fuego y azufre. No podemos hacer nada para borrar nuestros pecados, el hacer buenas obras ó decir ya no me portaré mal, no tiene ningún poder para que Dios deje de aplicar justicia contra nosotros como pecadores.

Aaaa

Dios es justo pero también es misericordioso.

Como hemos visto, los atributos de Dios son su santidad, su justicia, pero también está su misericordia.

Esa misericordia de Dios, lo lleva a darle al pecador una salvación de su merecido castigo, una salvación que por ser culpable no se merece y una salida por la cual no podría el pecador hacer nada por si mismo para comprarla ó conseguirla.

Dios tiene que castigar al culpable, la ley de Dios demanda que el culpable de pecado muera.

La paga del pecado es la muerte dice la Biblia.

Pero es una muerte que va más allá de la muerte física, es una muerte que no termina, y aquí debo ser muy específico.

Cuando un pecador muere en sus culpas y pecados, no se trata simplemente de que quede separado de Dios por siempre y cómodamente como lo pintan algunos, si tan sólo fuera una eterna separación de Dios, muchos pecadores dirían pues no tengo miedo no hay problema de por si que no me llevo con Dios.

Ni se trata de ir a un infierno que parezca club nocturno con música, bebidas embriagantes ni nada por el estilo.

“La paga del pecado es la muerte” Romanos 6 : 23

Y es la muerte segunda.

“Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago de fuego y azufre, que es la muerte segunda” Apocalipsis 21 : 8.

Dios dispone de un sistema legal para que sea un inocente el que pague por las transgresiones del pecador.

Si Dios ejerce la justica debe castigar a todo pecador, y entonces todo ser humano terminará en el lago de fuego recibiendo su merecido castigo por sus pecados.

El sistema legal de Dios demanda que el culpable tiene que ser castigado.

Dios implementa un sistema en el cual un inocente ocupe el lugar del culpable, para que el inocente sea quien reciba la ira de Dios en lugar del pecador, para que el inocente satisfaga la demanda de justicia de Dios con su derramamiento de sangre inocente y entonces el culpable pueda “salir libre” pueda tener vida eterna en lugar de la segunda muerte eterna.

Ese sistema es una sustitución penal.

Sustitución penal, expiación y propiciación.

Solamente el Santo y Justo podía morir en lugar del pecador.

Pero no es posible que alguien inocente sea hallado para ocupar el lugar del pecador, porque todo ser humano es pecador, y un pecador no puede morir por otro pecador, sino solamente moriría por su propio pecado.

Tiene que morir un ser humano que sea inocente y completamente santo, que haya demostrado vivir en perfecta santidad y obediencia a Dios.

La sangre inocente, la sangre santa del Dios hecho carne y hueso en Jesús, fue derramada para expiación de los pecados del mundo, para limpiar los pecados de todo ser humano, si bien dentro del antiguo pacto entre Dios e Israel, el sacrificio de corderos sin defecto de los cuales se derramaba su sangre para expiación y limpieza de los pecados, siendo el cordero sin defecto y el derramamiento de su sangre inocente una sombra de lo que sería el cordero de Dios (Jesús el Cristo), la verdad es que la sangre de corderos y animales, no tiene el valor legal para expiar ó borrar los pecados y mucho menos para dar salvación eterna al pecador.

Solamente Dios mismo que se hizo humano, tiene el valor legal en el sistema judicial de Dios, para que cuando Dios toma la forma humana, su sangre inocente sea derramada para satisfacer la demanda de justicia por los pecados de todo el mundo.

Dios mismo se hizo ser humano en Jesús el Cristo, para hacer esa sustitución penal, Jesús siendo inocente, nunca pecó, fue llevado y crucificado como criminal.

A Jesús, Dios mismo hecho carne y hueso, se le imputaron ó cargaron los pecados de todo el mundo, para que entonces Jesús cargando los pecados de todo el mundo, recibiera esa copa de la ira de Dios, (copa que pidió que pasará de él si era posible), de esa ira de Dios contra todo pecador, y la sangre inocente que derramó Jesús en la cruz, sirvió como expiación de los pecados de todo el mundo, es decir para limpiar y borrar los pecados de todo el mundo, pues solamente la sangre de Dios mismo hecho carne y hueso tiene el valor legal que es capaza de limpiar los pecados de todo el mundo.

“El fue herido por nuestras transgresiones, fue molido por nuestros pecados, el castigo que nos trajo paz fue sobre él, y por sus heridas somos sanados” Isaías 53 : 5

“Jesús fue perforado (en sus manos y pies, en su costado) por nuestros pecados, fue molido por causa de nuestros pecados, El cargó con el castigo nuestro, para darnos paz con Dios, y por sus heridas nosotros podemos tener salvación”

Explicación de Isaías 53 : 5 por el autor de profeciaenlabiblia.wordpress.com

“Con todo esto, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento” Isaías 53 : 10

Jesús el Cristo, tiene en sí mismo la vida para poderla poner por el pecador y tiene la autoridad para tomar Su vida de vuelta.

Jesús siendo Dios mismo hecho ser humano y Dios a la vez, tenía el poder para poner su vida, (en realidad no lo podían matar si él no quería pues él es Dios mismo), y para luego de morir, tomar su vida nuevamente y resucitar.Solo Dios Hijo – Jesús el Cristo, tenía la autoridad y capacidad de poner Su propia vida por el pecador, porque un simple ser humano que muriera por otro, estaría poniendo su vida, pero en realidad su vida es la vida que Dios le regaló, entonces en realidad de sí mismo no puede poner vida, todo ser vivo, tiene vida porque Dios se la dió y concedió, pero solo Dios mismo tiene la vida en Si mismo, nadie se la dió a Dios, y entonces Dios Hijo – Jesús, tuvo la autoridad para poner Su vida muriendo por el pecador y volverla a tomar, la muerte no pudo retener a Jesús – Dios Hijo, el Dios encarnado que es la verdad y la vida y el único mediador y camino a Dios Padre.

Jesús dijo:

“No temas, yo soy el primero y el último, y el que vivo y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos amén.  Apocalipsis 1 : 17 – 18

“Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar, nadie me la quita, sino que yo mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar.”  Juan 10 : 17 – 18

“Jesús dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre, sino por mí”  Juan 14 : 6

Porque Jesús el Cristo, Dios Hijo, tiene en sí mismo la vida – “Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo”  Juan 5 : 26

Jesús con su sacrificio en la cruz es la propiciación por nuestros pecados.

El sacrificio en el que Dios mismo se ofrece en la cruz en la segunda persona de la trinidad, en Jesús, sirvió para aplacar y apagar la ira de Dios contra los pecadores, es decir para ser la propiciación ante Dios por nuestros pecados y transgresiones a su ley.

Jesús al tomar el lugar del pecador, al ocupar tu lugar y el mío, sabía que tendría que recibir la copa de ira del Padre contra el pecador y por eso dijo al Padre que si fuera posible dejara pasar esa copa (de ira contra el pecador) de él.

“Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: “Padre mío si es posible, pase de mí esta copa, pero no sea como yo quiero, sino como tú”  Mateo 26 :39.

En lo cual se ve la perfección de Dios, en la Trinidad, un solo Dios, en tres personas actuando en equipo, como un solo Dios, con la misma voluntad de misericordia para la humanidad pecadora y de ofrecer salvación al justo juicio y castigo de Dios que merece todo pecador.

Jesús es la propiciación por nuestros pecados.

“Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia” Romanos 3 : 25

“Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis, y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo, y él es la propiciación por nuestros pecados y no solamente por los nuestros sino también por todo el mundo” 1ª Juan 2 : 1 – 2.

Solamente el sacrificio de Jesús, el Verbo de Dios hecho carne, tiene tan alto e inigualable valor, que sólo su sangre derramada, su muerte, sus tres días completos y tres noches completas en la tumba, tal como él profetizó y su resurrección, son del valor necesario para expiar y limpiar los pecados de todo ser humano.

Jesús el Cristo, abandonado por Dios en la cruz, al cargar los pecados de todo ser humano.

“Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, lama sabactani, Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?  Mateo 27 :46

Porque Jesús dijo la verdad y Dios lo desamparó, se alejó de él en el momento en que Jesús cargó con los pecados de todo el mundo, pues Dios que es Santo, Santo, Santo, y que toma muy en serio el pecado, y odia al pecador, seguramente no podía mantenerse viendo a Jesús cargando todos los pecados de todo ser humano.

“Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él” 2a Corintios 5 . 21

Esto solo lo podía obrar el Unico Dios Verdadero, un Solo Dios, en tres personas.

El requisito indispensable, creer en Jesús el Cristo.

Dios puso a disposición de todo ser humano, de todos los seres humanos sin excepción, esa salvación del castigo que se merece todo pecador, en la tortura sin fin en el lago de fuego.

Esta salvación la da Dios por su amor y gracia para con todo ser humano y es gratuita.

Pero depende de que la persona crea en Jesús el Cristo, Dios mismo que se hizo carne y hueso y habitó en este mundo y murió en la cruz ocupando un lugar que tú merecías, recibiendo la ira de Dios contra el pecador que te correspondía a ti recibir.

Satisfaciendo la justicia de Dios ocupando tu lugar en la cruz, y después de que su cuerpo humano entregó el espíritu resucitó después de 3 días completos y 3 noches completas, tal como él lo profetizó (con su crucifixión y muerte en Miércoles y resucitando antes del amanecer del Domingo), y luego de resucitar, después de unos días subió al cielo.

Jesús pagó el precio para que en lugar de que recibas tu merecido castigo por tus pecados, tengas vida eterna en paz con Dios.

Esa salvación que Dios ofrece es gratuita y tú no puedes hacer nada para ganarla, sólo requieres estando arrepentido de tu pecado contra Dios, poner tu fe para creer en Jesús, así como un naufrago que está en medio del mar sin esperanza y que tiene que extender la mano para tomar el salvavidas que le arrojan desde un barco para salvarlo.

No es por sus obras que ese naufrago se salva, porque por más que extendiera su brazo no podría ser salvo en medio de un mar solitario, si no es porque alguien en un barco le tiene misericordia y le arroja el salvavidas.

Sólo basta con que arrepentido de tu pecado contra Dios, creas en en Jesús, para que tengas acceso a la misericordia de Dios, y a la salvación que El ha dispuesto para el pecador que viendo que su pecado lo hace merecedor al juicio y castigo de Dios, se arrepiente y cree en Jesús.

Si crees en Jesús, puedes tener acceso a la vida eterna que Dios ofrece, pero si no te arrepientes de tus pecados y continúas en tu transgresión contra la ley moral de Dios y no crees en Jesús, tú mismo tendrás que sufrir el justo y merecido castigo por transgredir las leyes de Dios, y por transgredir las leyes de la máxima autoridad del universo, el castigo correspondiente es tortura sin fin en el lago de fuego y azufre.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios”   Juan 3 :  16 – 18

¿Reconoces que has pecado contra DIos y que mereces su juicio y justo castigo y que por pecar contra Dios, el casigo que mereces recibir es la tortura sin fin en el lago de fuego?

¿Te arrepientes de tu pecado?

¿Crees en el Señor Jesús, Dios hecho carne y hueso, y que murió en tu lugar, para limpiar tu pecado?

Nuestro Dios es un Dios de justicia, pero también un Dios de misericordia. A través de la sangre de Jesús, la misericordia de Dios está disponible para nosotros. Nos corresponde a nosotros decidir si lo aceptamos o no. No queremos estar acampando en "El Bosque del Pecado" cuando llegue el día de juicio.

Nuestro Dios es un Dios de justicia, pero también un Dios de misericordia. A través de la sangre de Jesús, la misericordia de Dios está disponible para nosotros. Nos corresponde a nosotros decidir si lo aceptamos o no. No queremos estar acampando en “El Bosque del Pecado” cuando llegue el día de juicio.

Ilustración de Caricatura Alegre  (Joyful Toons) de Mike Waters, usada de acuerdo con sus políticas de utilización.

Resurreción de Jesús el Cristo.

Jesús siendo Dios mismo hecho carne, tenía la autoridad y posibilidad de poner su vida en lugar de la vida del pecador y tenía la autoridad para volver a tomar Su vida.

Porque Jesús es la Verdad y la Vida, y la muerte no lo pudo retener.

“Jesús dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre, sino por mí”

Juan 14 : 6

Jesús profetizó que estaría en la tumba (en la tierra) tres días completos y tres noches completas, y Jesús siendo la Verdad y la Vida no pudo mentir, él cumplió su profecía y al igual que Jonás estuvo dentro del gran pez, tres días y tres noches, así también Jesús estuvo tres días y tres noches completas. El problema es que la tradición religiosa se basó en una lectura superflua y con flojera de los relatos del Nuevo Testamento, y se le hizo fácil decir que Jesús murió un viernes por la tarde para resucitar un domingo muy temprano, con lo cual presenta a un Jesús mentiroso que no cumplió su profecía con exactitud.

Jesús resucitó cumpliendo su profecía con exactitud, después de un tiempo de que varios de sus seguidores fueron testigos de su resurrección, Jesús ascendió al cielo con Dios Padre.

Pero pronto Jesús regresará a la tierra, para recibir todas las naciones y reinos y establecerá su reino sobre la tierra.

Será contestada la oración que el Señor Jesús nos enseñó en el Padre nuestro:

 “Venga tu reino”.

 

Himno  – Sólo de Jesús la Sangre

¿Qué me puede dar perdón?
Solo de Jesús la sangre.
¿Y un nuevo corazón?
Solo de Jesús la sangre.
Coro:
Precioso es el raudal,
que limpia todo mal;
No hay otro manantial,
solo de Jesús la sangre.
Fue el rescate eficaz,
Solo de Jesús la sangre;
Trajo santidad y paz,
Solo de Jesús la sangre.

Veo para mi salud,
Solo de Jesús la sangre.
Tiene de sanar virtud,
Solo de Jesús la sangre.

Cantaré junto a sus pies,
Solo de Jesús la sangre.
El Cordero digno es,
Solo de Jesús la sangre

Aaaa

Watermark

AaaaWatermark

Aaaa

Estudio sobre el significado de la crucifixion muerte sacrifico de Jesus cristo en la cruz

estudio biblico que es la crucifixion – estudio biblico de que es la crucifixion expiacion propiciacion de jesus cristo en la cruz

por que murio jesus en la cruz por nosotros de que nos salvo

clase biblica sobre el significado de la cruz muerte crucifixion de jesus cristo jesucristo en la cruz

predica escrita sobre sobre el significado de la crucifixión, muerte y resurrección de Jesus

sermon escrito sobre sobre el significado de la crucifixión, muerte y resurrección de Jesús

predicacion escrita cristiana sobre sobre el significado de la crucifixión, muerte y resurrección de Jesus

por que murio jesus por pecadores enseñanza biblica

meditacion sobre la crucifixion muerte de jesus cristo jesucristo

reflexion sobre la crucifixion muerte pasion de jesus cristo

significado de la pasion de jesus cristo jesucristo

significado de la semana santa cristiana biblica – porque dios envio a su hijo al mundo a morir

estudio sobre el significado de la pasion crucifixion muerte resurreccion de jesus cristo jesucristo

estudio biblico sobre la semana santa su importancia significado

sermon escrito sobre la crucifixion muerte sacrificio de jesus cristo en la cruz

predica escrita sobre la crucifixion muerte sacrificio de jesus cristo en la cruz

como explicar como valorar el sacrificio de jesus cristo muriendo en la cruz

estudio teologico crucifixion sacrificio expiacion propiciacion

estudio biblico muerte y crucifixion de jesus cristo

estudio teologico soteriologia

estudio sobre la importancia de la crucifixion sacrificio muerte y resurreccion de jesus cristo

la crucifixion de jesus reflexión

para que sirvio la muerte de jesus cristo

que logro la muerte de jesus cristo jesucristo

porque tenia que morir jesus cristo


Porque de tal manera amó Dios al mundo

Juan 3 : 16 Explicación de Porque de tal manera amó Dios al mundo

 

¿Que relación tiene el amor de DIos por el mundo con la muerte de Jesús en la cruz hace unos dos mil años?

Para muchas personas no tiene sentido el amor de Dios con el hecho de que Jesús murió hace dos mil años en una cruz para luego resucitar, no le ven una relación a un hecho con el otro.

Para que puedas dimensionar el amor de Dios, primero necesitas entender que Dios aborrece al pecador y que Dios es justo y no puede dejar al pecador sin castigo y que Dios mismo en su amor dispuso que fuera Jesús (Dios Hijo) quien ocupara el lugar del pecador para recibir el castigo que el pecador merecía.

Luego de que entiendas como Dios aborrece al pecador y que lo debe juzgar y castigar, y si tienes un sentido de culpa de ser transgresor de las leyes morales de Dios y merecer su castigo, sólo entonces podrás valorar y apreciar el amor y misericordia de Dios y el significado y la importancia de la muerte de Jesús.

Juan 3 : 16 dice:

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”   Juan 3 : 16

¿Pero qué significa eso de que de tal manera amó Dios al mundo…..?

Para entender a que se refiere Juan 3 : 16, primero debemos entender lo siguiente:

– Dios es el Creador del Universo

– Dios es perfecto

– Dios estableció leyes morales en su universo

– Dios es el juez de todo el Universo

– Dios siendo perfecto y siendo juez de todo el universo, de toda la tierra, no puede pasar por alto las transgresiones a su ley, es decir, los pecados.

– Dios siendo juez justo y perfecto tiene que castigar a los pecadores.

– Dios siendo santo y perfecto aborrece a los pecadores.

Veamos con más detalles éste punto:

Dios Santo y perfecto, no pasa por alto los pecados, aborrece al pecador.

Dios ha puesto leyes morales y como juez de toda la tierra tiene que ejercer justicia y castigo a quien transgrede sus leyes.

Dios aborrece el pecado y al pecador. Contrario a la frase inventada de que Dios odia al pecado pero ama al pecador, ese concepto de que Dios ama al pecador no existe en la Biblia, ningún versículo dice que Dios ama al pecador, por el contrario, varios textos señalan con claridad que Dios aborrece al pecador, y varios textos señalan que es por eso y el juicio de Dios, que Dios ha acabado con pecadores, como en la época del diluvio de Noé, donde la maldad de los hombres era continua y Dios decide acabar con la humanidad con un diluvio, ó como en el caso de Sodoma y Gomorra donde los habitantes eran pecadores continuos y no había ni siquiera diez justos lo cual vemos cuando Abraham intercede por Sodoma.

-Dios de ninguna manera se complace en los pecadores y malvados, Dios no pasa por alto el pecado.

-Dios aborrece al pecador y al que justifica al malvado.

Veamos los siguientes textos que hablan de que Dios aborrece al pecador.

“Dios es juez justo, Y Dios está airado contra el impío todos los días” Salmo 7 : 11.

“Jehová prueba al justo;
Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece.

 Sobre los malos hará llover calamidades;
Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.

Porque Jehová es justo, y ama la justicia;
El hombre recto mirará su rostro. ”  Salmos 11 :  5 – 7

“Los insensatos no estarán delante de tus ojos;
Aborreces a todos los que hacen iniquidad.

 Destruirás a los que hablan mentira;
Al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová
” Salmos 5 : 5 – 6

El que justifica al impío, y el que condena al justo,
Ambos son igualmente abominación a Jehová
” Proverbios 17 : 15

Dios es perfecto y como vemos en los textos anteriores aborrece a los que transgreden sus leyes morales, Dios aborrece a los pecadores, Dios aborrece a los que obran maldad.

Y Dios abomina a los que justifican a los pecadores.

Si sabemos que los pecadores son los que transgreden las leyes de Dios y sabemos que algunas de las leyes morales de Dios, son el no adorar ni servir a otros dioses, el no adorar estatuas ni imágenes, no incurrir en adivinación, ni brujería, ni fornicación, ni adulterio, ni lujuria, ni borracheras, ni robos, ni engaños, por poner algunos ejemplos, entonces podemos entender que cuando Dios aborrece al pecador significa que Dios aborrece a los adúlteros, fornicarios, adivinos, hechiceros, engañadores, mentirosos, ladrones, los que adoran imágenes, a los que piden prestado y no pagan, a los que cometen lujuria viendo pornografía..

Dios es juez de toda la tierra y no pasa por alto el pecado, es justamente porque había pecadores, en el mundo en la época de Noé, que Dios mandó el diluvio para matar a toda la humanidad, salvo a Noé y su familia, es justo porque en Sodoma y Gomorra había pecadores, que Dios destruyó esas ciudades para matar a sus habitantes.

¿Suena eso a que Dios ama al pecador?

De ninguna manera, más bien la historia del diluvio, la de Sodoma y Gomorra, la historia de cuando Dios decide destruir Ninive (aunque luego no lo hizo cuando la gente se convirtió de su mal camino) son confirmación de lo que muestra la Biblia en los textos anteriores, textos que muestran el carácter y justicia de Dios y que Dios aborrece a los pecadores.

Ya vimos que Dios aborrece al pecador, consideremos ahora lo siguiente:

Dios como juez de toda la tierra, tiene que ejercer justicia.

Dios es el Creador y como suprema autoridad ha puesto leyes morales, ha creado agentes con libre voluntad, le ha dado al ser humano libre voluntad para actuar.

Dios es el juez de toda la creación, el juez de toda la tierra.

El ser humano finalmente tiene que rendir cuentas ante su creador, ante Dios, y ser juzgado por los actos que comete en vida, los actos que realiza haciendo uso de su libre voluntad.

El ser humano transgrede las leyes de Dios, cometiendo transgresiones a las leyes morales que Dios estableció, cometiendo malos actos, pecando, haciendo cosas tales como mentir, robar, defraudar, no cumplir con deudas, cometer lujuria, relaciones sexuales fuera del matrimonio, etc.

Basta una sola infracción ó transgresión a la ley moral de Dios, para ser transgresor de la misma y la ignorancia de las leyes morales de Dios, no eliminan la culpa del transgresor, ni tampoco los buenos actos que cometa el transgresor neutralizan sus pecados.

Dios como juez justo de toda la creación tiene que ejercer justicia y dictar sentencia.

La justa justicia de Dios demanda la muerte del pecador, Dios tiene que hacer justicia y el pecador luego de la primera muerte física, al ser juzgado y encontrado culpable de transgredir las leyes de Dios, debe recibir el justo castigo por sus pecados, Dios lo juzga y castiga con una segunda muerte, que es ser torturado sin fin en el lago de fuego y azufre, una tortura, sufrimiento y castigo sin fin merecido y justo, por haber transgredido las leyes morales del Creador, de la máxima autoridad

Dios como Creador y juez está obligado a ejercer justicia y no está obligado a ejercer misericordia. Así que Dios Jehová como juez Supremo, tiene la obligación de ejercer castigo contra el pecador.

En realidad Dios no puede ignorar al pecador dejándolo sin castigo, pues si hiciera eso, Dios estaría fallando como juez Supremo y las leyes morales que ha establecido no se estarían cumpliendo.

“Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”  Romanos 6 : 23

Ilustración de justicia.

Si una persona planeara asesinar a tu ser más querido y lleva a cabo el asesinato, es capturado con la evidencia incriminatoria, y al ser presentado ante el juez, el juez dijera, cierto este hombre transgredió la ley y cometió un homicidio, y supongamos el homicidio en tu localidad se castiga con el resto de vida en prisión, ó tal vez la muerte.

En este ejemplo el juez diría, el sujeto se encuentra culpable de homicidio y la pena aplicable a tal delito es vida en prisión. Pero el juez dice:  Sé que este hombre es un homicida, no hay duda, y yo soy el juez puesto para hacer justicia y castigar al culpable, pero soy una persona que amo a los seres humanos, soy un juez amoroso y aunque este sujeto es culpable de homicidio, y la ley contempla que debe ser puesto en prisión por el resto de su vida,  lo dejaré en libertad como si no hubiera pasado nada, dejándolo libre para que pueda cometer más crímenes.

¿Sería ese juez un juez bueno ó un juez malo? ¿Aún suponiendo que el asesino dijera lo lamento, justificaría eso que el juez lo dejara en libertad, sin aplicarle la ley?

Ese juez sería malo como juez, no estaría haciendo su función, ni aplicando la ley, si el asesino dijera lo siento, eso no justificaría dejarlo sin castigo, el juez no estaría haciendo aplicar la ley.

De hecho, la persona que justifica al culpable es una abominación ante Dios.

“El que justifica al impío (al culpable), y el que condena al justo, ambos son igualmente abominación a Jehová”  Proverbios 17 : 15

De igual forma Dios como juez Supremo y perfecto tiene que aplicar la ley, no puede dejar al pecador sin castigo y sin aplicarle la ley.

El pecador transgredió la ley de Dios y merece la muerte, la paga del pecado es la muerte (Romanos 6 . 23).

Si Dios deja al pecador sin aplicarle la ley, sin muerte, entonces Dios sería mal juez. El transgredir las leyes de Dios demanda muerte. El ignorar las leyes morales de Dios no es excusa ni justificación.

Ya vimos entonces que Dios aborrece al pecador, que es juez justo y tiene que hacer justicia castigando al pecador y que no está obligado a tener misericordia.

Antes de proseguir consideremos:

Dios es perfecto y santo, aborrece al pecador, y tiene que hacer justicia, castigando con muerte al pecador, Dios no está obligado a tener misericordia del pecador porque ciertamente es culpable de transgredir su ley.

Con base en lo anterior, ¿Quién tiene problemas?

Dios no tiene ningún problema, con lo mencionado anteriormente. El pecador es quien se enfrenta a un grave problema, tú y yo, vos y yo tenemos serios problemas, porque eso significa que como en un momento ú otro hemos pecado, si hemos pecado somos pecadores y por lo tanto Dios nos aborrece por ser pecadores y Dios debe hacer justicia y Dios nos debe castigar con tortura eterna en el lago de fuego.

Eso si es un grave problema para todos nosotros que hemos pecado contra Dios. Es de hecho, el mayor problema al que se enfrenta todo ser humano.

¿Y quién nos podrá salvar de eso? Si Dios tiene que ejercer justicia y no pasa por alto nuestro pecado ¿Entonces que se puede hacer para salvarnos de nuestro merecido y justo castigo en el lago de fuego, acaso el hecho de que Dios aparte de ser justo, sea amor nos puede ayudar?

Aunque Dios aborrece al pecador, y como Juez tiene que aplicar justicia, también Dios puede ejercer misericordia y amor.

Es el carácter de amor en Dios que lo mueve a tener misericordia de quien no la merece, del pecador que ha cometido homicidios, robos, fornicaciones, lujuria, mentiras, que ha pedido dinero prestado y no lo devuelve, que se ha embriagado, que se ha drogado, que comete inmoralidad sexual, con relaciones sexuales fuera del matrimonio, que no perdonó a otro sus ofensas, etc.

La misericordia y amor de Dios, es la que lo mueve a que en lugar de darle al pecador su justo castigo, le tenga precisamente algo que no se merece misericordia, para no sufrir el justo castigo que se merece.

Pero Dios no puede perdonar nada más así al pecador, pues como hemos visto si deja al culpable, al pecador sin castigo sería mal juez.

Entonces ¿Cómo puede Dios resolver el problema de hacer aplicar su ley y dar castigo al pecador, pero al mismo tiempo tener misericordia y ofrecer salvación al pecador?

Solamente el Creador y Juez de todo el Universo, puede disponer de un método que sea justo, que cumpla con aplicar Su ley y que a la vez pueda ofrecer la salvación del castigo eterno del pecador.

Dios dispuso que el pecador tenga una forma de salvarse del merecido castigo que le corresponde por transgredir las leyes de Dios, y en lugar de ser torturado sin fin en el lago de fuego y azufre, el pecador pueda después de morir físicamente, pasar la eternidad en vida sin fin y en paz con Dios.

Dios mismo se hizo ser humano de carne y hueso en Jesús el Cristo, el Hijo de Dios. Jesús el Hijo de Dios, se vistió de ser humano para venir al mundo y cumplir con la misión de salvación. No se trata de 3 Dioses, sino de un sólo Dios en 3 personas. y fue una de las personas de la trinidad, Jesús el Hijo de Dios, el que se hizo de carne y hueso para venir al mundo.

Dios dispuso que a Jesús el Cristo, quien nunca pecó, se le imputen y carguen los pecados del pecador y Dios ejerció el juicio sobre Jesucristo, para que él muriera tomando el lugar del pecador.

Para que Jesucristo siendo inocente y sin pecado, cargara con los pecados del pecador y recibiera la ira y aborrecimiento que Dios tiene contra el pecado y el pecador, ese sacrificio que Dios mismo ofreció para sí mismo, en la muerte inmerecida de Jesús, el el sacrificio de propiciación, el cual aplaca la ira de Dios contra el pecador, en lugar de que el pecador reciba la ira de Dios, Jesús bebió la copa de la ira de Dios contra el pecador.

Solamente Dios el Creador tiene la autoridad y capacidad para disponer un método de justicia que transfiera los pecados del pecador a un ser divino perfectamente inocente y para que el castigo que merece el pecador sea aplicado a Jesucristo y con esto se dé por cumplida y satisfecha la justica de Dios y se haga cumplir la ley de Dios.

Solamente Jesucristo que es Dios hecho humano tiene tan alto valor que su muerte y su sangre inocente derramada, sirvieron para cubrir el castigo justo que por transgredir las leyes de Dios merecen todos los seres humanos. La sangre del Señor Jesús, que derramó en la cruz, sirvió para limpiar el pecado de todo ser humano, pero sólo tiene eficacia, sólo funciona para el pecador que cree en Jesús, que pone su fe en Jesús,  esa sangre santa que derramó Jesús en la cruz, es la que limpia y borra el pecado, es la expiación del pecado, para todo pecador que cree en Jesús.

Pero la muerte no puede retener a su creador y Jesucristo resucitó, porque Jesús puso su vida, nadie tenía la autoridad ni poder para quitársela realmente, él puso su vida, entregó su espíritu, y tenía poder para tomar su vida nuevamente y resucitar.

Dios en su amor  dispuso de esa forma, que el pecador que crea en Jesucristo pueda llegar a gozar de vida eterna junto a Dios, en lugar de que el pecador sea torturado y castigado sin fin en el lago de fuego que es donde realmente debería pasar la eternidad como sentencia y castigo justo por sus pecados, porque al pecar está primeramente pecando contra Dios, y el pecar contra la máxima autoridad del Universo merece una tortura y castigo sin fin en el lago de fuego y azufre.

Entonces a pesar de que Dios aborrece el pecado y al pecador, y a pesar de que para Dios es una abominación el que justifica al pecador, Dios en su amor, ha tenido misericordia de los pecadores.

Dios ha amado aún a los pecadores, por quien es El, no por lo que somos los pecadores, no hay nada en los pecadores que pueda motivar ó despertar el amor de Dios, no hay nada en los pecadores que pueda ameritar ó merecer el amor de Dios y sin embargo Dios ha tenido amor por la humanidad en general, por todo el mundo, no sólo por unos cuantos, no sólo por unos escogidos, no sólo por unos predestinados, no existe la predestinación para salvación, Dios ha tenido misericordia de nosotros pecadores y en esa misericordia, el amor de Dios ha dispuesto el sistema para que en lugar de que nosotros pecadores seamos castigados con justicia por nuestros pecados con un castigo eterno, tengamos vida eterna.

Se necesita un inmenso amor en Dios, para que siendo el Creador, el Dios Todo Poderoso, creador del universo,  El mismo, se hiciera humano en Jesús y sufriera inmerecidamente cargando con los pecados de los verdaderos pecadores, para salvarlos de su merecido castigo y en lugar de eso,  darles vida eterna.

Dios no requiere acompañantes en el cielo, El es Dios, es auto-suficiente, no tiene ninguna necesidad, ni de compañía ni nada, no hizo el universo porque se sientiera solo, no se hizo humano para ser el salvador de los pecadores  porque necesite poblar el cielo, hizo el universo porque le plació hacerlo, se requiere grande misericordia y amor para que Dios se haya hecho humano y morir en la forma en que Jesús (Dios hecho carne y hueso) murió por pecadores y transgresores de su ley a los que Dios aborrece.

El amor de Dios ha sido más grande que su odio al pecador.

“Pero Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”  Romanos 5 : 8.

Nosotros pecadores, de ninguna forma merecemos esa misericordia de Dios, se requiere el gran amor de Dios para que siendo El el Creador, se haya hecho un ser humano y haya sido crucificado cargando con nuestros pecados y ocupando nuestro lugar.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”   Juan 3 : 16

Las anteriores palabras son dichas por Jesús, que es Dios mismo hecho carne y hueso, y nótese que dijo dos cosas claves.

– Al mundo

– Para todo aquel

Esas palabras hablan de generalidad, y descartan el hecho de que Dios haya puesto la salvación a través del Señor Jesús para solo unos cuantos electos, ó elegidos ó predestinados, de ninguna forma, ya que el Señor Jesús dice “amó al mundo” y “para todo aquél”.

Como también dice en las cartas de Juan, véase 1 Juan 2 : 2 “El es la propiciación por nuestros pecados y no solamente por los nuestros sino también por todo el mundo”.  Aquí la Reina Valera ha añadido las palabras “por los”, pero en el original griego dice “sino tamibén por todo el mundo”, lo cual enfatiza lo dicho por Jesús, que la salvación en El, está disponible para todo el mundo, para todo ser humano, sin excepciones.

Asi que como dice el diccionario Vine, lo que se indica en ese versículo es que la provisión está hecha para todo el mundo, de tal manera que nadie está, por predeterminación divina, excluído del alcance de la misericordia de Dios.

Asi que Dios dispuso el camino de salvación para todos los seres humanos, incluidos aquéllos seres humanos que vivieron antes de Jesucristo aún los que no eran del pueblo de Israel (véase Isaías 45 : 22). Asi Dios puso la salvación y redención a través de Jesús el Cristo, a la disposición de todo el mundo, de todos los seres humanos, desde Adán y Eva, hasta los últimos seres humanos que vivan durante el reino milenial de Jesús sobre la tierra.

La salvación por medio de Jesús el Cristo, entonces estaba a disposición de Adán, Eva, de Caín, de Abel, de Matusalén, de Noé, de los seres humanos que vivían en cualquier continente antes de que el Señor Jesús cumpliera su ministerio en Israel.

Gracias a la sangre y muerte de Jesucristo es que Moisés en lugar de tener castigo eterno por sus pecados, puede tener vida eterna, es gracias a la sangre de Jesucristo el Cordero De Dios que Moisés pudo estar en el monte en la transfiguración conociendo en persona a Jesús el Hijo De Dios,  la sangre de corderos sin mancha ni de cabríos podía realmente expiar el pecado de Moisés para librarlo del castigo eterno, el sistema sacrificial de corderos era sólo una sombra de lo que sería Jesús el Cordero de Dios, pero es la sangre inocente de Dios hecho carne y hueso en Jesús el Mesías, el Cristo, la que realmente dió expiación al pecado de Moisés, para darle vida eterna.

Cuando el Señor Jesús dice “Para todo aquel”  que crea en Jesús, significa no solamente para unos escogidos, no existe la predestinación de que algunos hagan lo que hagan se salvarán y otros no.  Dios de ninguna manera predestina a unos a salvación y a otors a condenación. Cada persona ha sido dotada por Dios de libre voluntad para elegir, y para elegir si creer en Jesús ó no. Jesús que es Dios hecho carne y hueso, sabe de este asunto mejor que cualquier ser humano y cada ser humano es responsable de si cree ó no cree en Jesús.

Así la salvación a través del Señor Jesús el Cristo, el Mesías, quien murió para pagar el castigo merecido del pecador, y quien resucitó y fué al cielo con el Padre Celestial, está disponible para toda persona, judío y no judío, incluso para todos aquéllos que no vivían en Israel, cuando Jesús resucitó, esa salvación disponible para todo aquél que crea en Jesús, por eso el Señor Jesús, mandó a los apóstoles a predicar el evangelio por todas parte a toda persona, porque si bien esa salvación estaba disponible, incluso para los que vivían en esa época en otros continentes, en Asia en América, la salvación es únicamente y solamente a través del Señor Jesús el Cristo.

De ninguna forma la salvación está disponible por ningún otro camino, ni por ninguna otra persona, sino solamente a través del Señor Jesús, el Cristo, el Hijo De Dios, Dios mismo hecho carne y hueso.

Asi que entonces todo pecador que cree en Jesús el Cristo puede en lugar de recibir su merecido castigo eterno, vida eterna.

Creyendo que Jesús es quien ha dicho ser, Dios mismo hecho carne y hueso, el Hijo de Dios. Creyendo que Jesús el Cristo, ha cargado con tus pecados, ocupando tu lugar, para que el juicio de Dios por tus pecados viniera sobre Jesús, que siendo inocente fue torturado y crucificado, sufriendo la muerte inmerecida, recibiendo la ira de Dios contra el pecador, cuando eres tú quien pecó, cuando vos eres el que merece el castigo de muerte por tus pecados.

“Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por El.

El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios”  Juan 3 : 17 – 18

Arrepiéntete de tu mal camino y deja de pecar.

¿Crees en el Señor Jesús, Dios hecho carne y hueso,  y que murió en tu lugar, para limpiar tu pecado?

Nuestro Dios es un Dios de justicia, pero también un Dios de misericordia. A través de la sangre de Jesús, la misericordia de Dios está disponible para nosotros. Nos corresponde a nosotros decidir si lo aceptamos o no. No queremos estar acampando en "El Bosque del Pecado" cuando llegue el día de juicio.

Nuestro Dios es un Dios de justicia, pero también un Dios de misericordia. A través de la sangre de Jesús, la misericordia de Dios está disponible para nosotros. Nos corresponde a nosotros decidir si lo aceptamos o no. No queremos estar acampando en “El Bosque del Pecado” cuando llegue el día de juicio.

Ilustración de Caricatura Alegre  (Joyful Toons) de Mike Waters, usada de acuerdo con sus políticas de utilización.

Aaaa

Como explicar juan 3 : 16

que significa juan 3 : 16

que significa de tal manera amo dios al mundo

reflexion sobre de tal manera amo dios al mundo

reflexion de juan 3 16

 

sermon escrito de juan 3 16

predica escrita de juan 3 16

como predicar juan 3 16

como enseñar juan 3 16

 

 


Estudios Bíblicos para niños. Clases Bíblicas para niños y adolescentes.

Estudios Bíblicos para niños.  Clases Bíblicas para niños y adolescentes.

Este material está orientado a maestros de niños en escuela bíblica, ó padres cristianos para que ya ellos utilizando sus talentos lo puedan adecuar y  transmitir a los niños y adolescentes.

Abajo los enlaces a los estudios que estén disponibles:

Estudio bíblico para niños sobre la creación

Clase Bíblica para Niños sobre Caín y Abel – El pecado está a la puerta acechando – Una ofrenda aceptada y otra no

Clase Bíblica para niños sobre Noé y el Diluvio

Clase Biblica pra Niños y adolescentes sobre Job

Clases Bíblicas para Niños y Jóvenes sobre Jonás

Como explicar Juan 3 : 16 a los niños

Clase Bíblica para niños, adolescentes y jóvenes. El Cordero de Dios – El Señor Jesús el Cristo

Clase Biblica Parabola de la Levadura para niños y jóvenes

Los Atributos de Dios – Clases para niños y adolescentes

Aaaa

————————————————————————————————————–

Clases de escuela biblica para niños

Material para escuela biblica

Material para escuela dominical para niños

Clases biblicas para escuela de verano

Escuela biblica para adolescentes

temas biblicos para niños en vacaciones

Material para curso de verano biblico

Recursos para escuela dominical para niños y jovenes

Clases biblicas para chicos

temas para escuelitas biblicas de verano

temas para clases cristianas para ninos

 Recursos de escuela dominical y escuela biblica de vacaciones
Ideas para escuelita biblica de vacaciones
predicaciones para niños escritas
ideas para clase de escuela dominical para niños
Enseñanzas cristianas para niños

Que hacer para no ir al infierno ?

¿Que hacer para no ir al infierno ?

Veamos porque alguien tendría que terminar en el infierno, y cuál es la solución para no terminar en ese lugar.

En la vida real, todo ser humano está sujeto a la ley moral de Dios, porque todo ser humano vive en el Universo que Dios creó y se aplica Su ley.

Entonces todo ser humano, aunque se diga ateo, etc. finalmente tiene que rendir cuentas de sus actos ante Dios.

Y el ser humano que al ser juzgado por Dios sea encontrado culpable de transgredir las leyes de Dios, debe ser castigado a condena perpetua en el infierno para ser torturado como justo castigo por transgredir las leyes morales del Dios Creador.

Dios es el Creador del Universo y en su Universo estableció sus leyes.

Dotó al ser humano de libre voluntad, pero estableció leyes morales.

Dios es santo, sin mal moral y por lo tanto odia el mal, pero el mal no es un ente, el mal lo comete la persona, por eso Dios odia al transgresor de sus leyes morales, es decir, Dios odia al pecador, he ahí parte del grave problema para el ser humano.

Las leyes de Dios marcan que quien las transgrede debe morir, la primera muerte es solo física, pero la segunda muerte es ser castigado por siempre en el lago de fuego y azufre, después de haber sido juzgado por las transgresiones a las leyes morales de Dios (los pecados).

La ignorancia de las leyes de Dios no lo exenta a uno de castigo.

Dios es el juez de todo el universo, de toda la tierra y como juez debe ejercer castigo y juicio sobre el pecador, si dejara sin castigo al pecador, Dios sería mal juez. He ahí otra parte del muy grave problema que enfrenta todo ser humano.

Dios juzgará a toda persona por los actos que hayan cometido en vida.

Pero ahora, tengo que ser más específico.

Porque si fueras con un médico, y el médico te dice que tienes una enfermedad que te llevará a la tumba, pero que hay solución si dejas de hacer algo, y no te dice que es lo que has hecho mal, para que entonces lo dejes, ese sería un mal médico.

Así que debo ser más específico, porque mientras no veas la gravedad de tu problema de que tu vida te llevaría naturalmente al infierno, entonces no verás la necesidad de una salvación del infierno, pero si no sabes que es lo que te está llevando camino al infierno, cómo podrías dejar de hacerlo.

Como he dicho, la transgresión de la ley moral de Dios, es lo que lo hace a uno culpable ante Dios, y merecedor de castigo justo en el infierno.

La transgresión de la ley moral de Dios, se le llama en los círculos religiosos, pecado, es una palabra más corta, pero la palabra que mejor describe el hecho, es el transgredir la ley moral de Dios, quien es la máxima autoridad del Univereso, el Juez de todo el Universo.

Una transgresión a la ley moral de Dios, es aquéllo que va en contra de Dios y de tu prójimo.

Si en realidad te interesa no acabar en el infierno para luego en la segunda muerte ser echado al lago de fuego, primero debes entender que tienes un muy grave problema.

Aquí es donde debo hacer un llamado a tu conciencia, para mencionarte una breve lista de transgresiones a la ley de Dios, para que tu conciencia te ayude a ver que eres culpable de tal transgresión y para que veas que al cometerla haz actuado mal primeramente contra Dios, y muy posiblemente también contra tu prójimo.

Mientras no veas que has hecho mal, no sabrás de que cosas te debes arrepentir, para pedirle a Dios, que te salve de terminar en el infierno.

Unos ejemplos de la transgresión a la ley moral de Dios, son:

Basta que hayas robado una sola monedita, que hayas engañado a alguien.

Eres un transgresor de las leyes morales de Dios y pecas contra Dios cuando adoras, haces rituales, haces ofrendas, promesas, oraciones a otro que no es Dios (Dios es un solo Dios en 3 personas, Dios Padre, Dios Hijo – Jesucristo y Dios Espíritu Santo).

Cuando adores ídolos ó imágenes, cuando adoras ó le oras  a santos ó vírgenes, siendo que solamente Jesús el Cristo, Dios Hijo, es  el único mediador entre Dios y los seres humanos. Dios Hijo – Jesucristo es el único que hizo la obra para que te puedas salvar del infierno, como explicaré adelante.

Transgredes la ley moral de Dios,  cuando has orado ó invocado ángeles ó guías espirituales, los que responden son ángeles malévolos que se hacen pasar por guías espirituales, maestros ascendidos, ángeles buenos, seres extraterrestres buenos.

Eres transgresor de la ley moral de Dios,  cuando eres seguidor, adorador y has hecho pacto con santos, con demonios, con Lucifer (también conocido con el alias Satanás), así como con ángeles malévolos, aunque se disfrazen de buenos.

Eres pecador y transgresor de las leyes de Dios cuando has consultando tu futuro en horóscopos, cuando consultas con adivinos, brujos, hechiceros, o tú mismo practicas la brujería, hechicería, santería, vodoo, palo mayombe, etc.

Has pecado contra Dios cuando pediste prestado dinero u otra cosa y no lo devolviste, despojando así ala tu prójimo de lo que le pertenece, convirtiéndote en ladrón.

Has pecado contra Dios, al cometer inmoralidad sexual incluso solo en tu mente, aunque no la hayas concretado físicamente, al masturbarte, cometer lujuria, fornicación, adulterio.

Basta con que solo una vez te hayas masturbado, ó tenido relaciones sexuales fuera del matrimonio, ó que hayas incurrido en una práctica homosexual para ser un transgresor de las leyes morales de Dios.

Son sus leyes morales por las que serás juzgado, no por tu opinión sobre tus actos.

Si has incurrido y sigues incurriendo en borracheras eres transgresor de las leyes morales de Dios, la embriaguez es un pecado, no importa si tu cuerpo tiene una reacción alérgica al alcohol, la solución radical a eso es la abstinencia total de alcohol.

El que te alteres tu juicio usando drogas es un pecado contra Dios.

Esos son algunos ejemplos, de lo que es transgresión a la ley de Dios, de un pecado.

Si has quebrantado una sola de las leyes morales de Dios, estás en pecado.

Si has cometido aunque sea sólo un pecado, y seguramente lo has hecho eres un pecador.

Eso te trae el problema más grande que puedas jamás tener.

Porque Dios aborrece al pecador. Como lo dice claramente la Biblia en varios pasajes como:

“Aborreces a todos los que hacen iniquidad. Destruirás a los que hablan mentira. Al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová” Salmo 5 : 5 – 6

“Dios es juez justo. Y Dios está airado contra el impío todos los días” Salmo 7 : 11

Porque has transgredido Sus leyes, las leyes que estableció el Creador del Universo, la máxima autoridad que existe.

Y si has transgredido sus leyes, mereces el justo castigo de Dios, mereces ser torturado para siempre en el lago de fuego.

Juicio

Todo ser humano después de la muerte física, sigue existiendo y será presentado delante de Dios, para recibir juicio, se abrirá un libro y esa persona será juzgada por todas las cosas que hizo, y sus acciones serán vistas ante la ley de Dios, del Dios único que no tiene principio ni fin, del Dios que es juez de todo el universo y que no puede pasar por alto las transgresiones a su ley.

El que te digas ateo, no te salva de ese juicio de Dios.

Esa persona entonces escuchará todas sus acciones, todos sus actos que transgredieron la ley de Dios, cuando mintió, cuando robó aún y cuando fue una sola monedita, cuando engañó, cuando cometió lujuria, cuando pidió prestado dinero y no lo pagó, cuando otro lo ofendió y éste no le perdonó la ofensa, cuando invocó demonios para hacer un trabajo, etc.

Sentencia.

Al leer todos sus actos que han sido transgresiones a la ley de Dios, se le encontrará CULPABLE, de transgredir las leyes del Dios Creador.

Se le dictará sentencia. Por haber transgredido las leyes de Dios, de la Suprema Autoridad del Universo, no leyes de hombres mortales, entonces la sentencia es ser castigado con tortura interminable en el lago de fuego y azufre.

Acaso en ese momento esta persona ya sentenciada a tortura eterna, mirando la majestad de Dios, y viendo que comparado con El, no es nada, cobre ánimo y se atreva a proferir palabra pidiendo misericordia, no se atreve a querer sobornar a Dios, pues aunque haya sido millonario en la tierra, ahí en esa triste realidad no posee ya nada y ve y experimenta la realidad de que quien tiene el poder para juzgarlo y sentenciarlo al fuego es Dios.

En esa situación, ningún ángel, ningún espíritu, ningún demonio, ni Lucifer, ni nadie puede ayudarte.

Y se atreva a decir, Señor, ten misericordia, no me mandes al lago de fuego, ¿hay alguna otra opción?

A lo que Dios podría responder que como juez de todo el Universo, El tiene que ejercer justicia, y castigar al transgresor de sus leyes, porque si no lo hiciera sería mal juez, pero El es juez justo y sus castigos son justos, y NO está obligado a tener misericordia de nadie.

Y un pecado, basta uno sólo para hacerlo a uno pecador, y Dios tiene que ejercer justicia y aplicar su ley, el pecador debe morir, si Dios no aplicara justicia sería un mal juez, Dios no pasa por alto el pecado, porque Dios es Santo y juez justo, y no deja pasar por alto lo que hace el pecador.

Los buenos actos que uno haga de ninguna forma borran ó neutralizan nuestros pecados. El dar dinero en la iglesia, el ayudar a los pobres, el leer la Biblia, el recitar oraciones de ninguna forma neutraliza ó borra nuestros pecados.

Pero cuando reconoces que has pecado contra Dios y reconoces por tanto que Dios como juez justo te tiene que castigar y que el castigo que como pecador mereces es la muerte segunda en el lago de fuego, para que seas torturado eternamente porque has transgredido las leyes morales de Dios, y te puedes ver como pecador que merece el justo castigo de Dios, puedes ver tu grave problema.

El justo castigo que mereces del Juez Divino es la segunda muerte, es ser castigado por siempre en el lago de fuego y azufre.

Dios en su misericordia ha dispuesto que si tú te arrepientes de tus pecados contra El, para dejar tus malos caminos, y reconoces que has pecado contra Dios, mereciendo Su justo castigo y crees que Jesús es el Hijo de Dios, Dios mismo hecho carne y hueso, y que él ocupó tu lugar para ser crucificado y muerto en la cruz,  recibiendo el castigo de muerte que tú debías recibir, para morir como un pecador criminal cuando Jesús no lo fue, sino que tú eres el pecador que merecías ser crucificado,  y si entonces te vuelves arrepentido a Dios, creyendo que Jesús ocupó tu lugar, que él pago el precio por el castigo que tu mereces, entonces creyendo eso, Dios te justifica por tu fe en Jesús.

Eso significa que si tú crees en Jesús conforme a lo anterior, a pesar de que eres realmente un pecador CULPABLE, Dios te dicta juicio como, que eres encontrado: No Culpable, pues Jesús el Cristo ocupó tu lugar como pecador, y tú pones tu fe en El.

Así Jesús murió en tu lugar, por tus pecados, para que tú no tengas que ir al infierno por tus pecados, ni ser torturado para siempre en el lago de fuego.

Jesús murió ocupando tu lugar, recibió en sustitución tuya el juicio y castigo penal correspondiente al juicio de Dios.

La salvación que Dios dispone a través de creer en Jesús, está a disposición de todo ser humano, pero solo funciona para aquél ser humano que se arrepiente de su pecado, dejando sus malas obras y creyendo en Jesús el Cristo, Dios Hijo, como el que ocupó su lugar en la cruz.

Jesús luego de morir, resucitó con poder, pues es Dios mismo hecho carne y hueso, es Dios Hijo, y el puso su vida, y la tomó nuevamente, la muerte no lo puede retener.

Jesús partió luego al cielo con el Padre Celestial, para sentarse a la derecha del Padre Celestial que ocupa su trono en el reino de los cielos, pero a su tiempo, él mismo,  Jesús el Hijo de Dios, regresará a la tierra para recibir todos los reinos de la tierra, y para gobernarlos con vara de hierro, con justicia, llenando la tierra con su gloria y con el reino de Dios.

Jesús será el Rey sobre toda la tierra, Rey sobre Israel y sobre todos los demás reyes que él ponga sobre las demás naciones, por eso se le llama Rey de Reyes.

¿Reconoces que eres un pecador y transgresor de las leyes de Dios, que has pecado contra el Supremo Creador y Juez del Universo?

¿Reconoces que al pecar contra Dios, mereces recibir Su justo juicio y Su justo castigo, y que te mereces la tortura sin fin, por haber transgredido sus leyes morales?

¿Reconoces que has transgredido las leyes morales de Dios, y te arrepientes de haberlo hecho, y estás dispuesto a dejar de hacer tales actos?

¿Crees tú que Jesús es el Hijo de Dios, Dios mismo hecho carne y hueso, y sabiendo que has pecado contra Dios, y que mereces el justo castigo de Dios en el infierno, Crees tú que Jesús murió como pago por tus pecados, que Jesús ocupó tu lugar en la cruz y recibió tu castigo?

Las cosas que hizo Jesús, algunas de ellas, pues hizo muchas y que están escritas en los evangelios, fueron escritas para que creas que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios y para que creyendo en él, puedas tener vida eterna, aún después de la muerte física. (Juan 20 : 31).

Si tú ya crees así en Jesús, entonces ya puedes ser justificado por El por tus pecados, arrepiéntete de tus pecados, no volviendo a cometerlos, renunciándolos, para mantener tu condición limpia ante Dios.

Algunas personas creyendo esta verdad, tendrán un corazón dispuesto y Dios obrará en ellos, por medio de su Espíritu Santo para que puedan nacer de nuevo, pasar de la muerte espiritual a la vida espiritual, tener una nueva naturaleza espiritual,  lo cual como señaló Jesús,  es requisito indispensable para entrar al cielo y no ir al infierno que es a donde todo ser humano debería ir como castigo a sus transgresiones a la ley de Dios.

Después de que creas en Jesús, no significa que solo te pasarán cosas bonitas y buenas en compañía de gente buena, lo más importante es que no acabes en el infierno y que estés a cuentas claras y saldadas con Dios.

Abajo un enlace con otro artículo relacionado con este tema:

La resurrección de Jesucristo, y porque ofreció su vida para morir por pecadores

Aaaa


No eran tan gigantes como dicen ¿ó si?

Un punto que he insistido, es que la persona que lee la Biblia, está alejado miles de años de su contexto original y esto muchas veces no permite apreciar la riqueza de lo que contienen sus textos, y es peor aún cuando sólo se lee la Biblia, ya que leer no es lo mismo que estudiar.

Algunos entusiastas lectores de la Biblia, al leer la historia de Génesis 6, donde se habla de gigantes, llegan a suponer ingenuamente que solamente se trataba de seres humanos altos.

Más adelante en la Biblia, se mencionan gigantes, cuando los espías enviados por Josué dan la mala noticia de que los gigantes los veían a ellos (a los Israelitas) como langostas.

La historia de David y Goliat es famosa, el texto bíblico señala a Goliat como un gigante, no como una persona alta.

Algunos maestros de Biblia, de escuela en la iglesia, hablan de gigantes, pero lamentablemente no pueden ilustrar la lección ó la clase con un video de los gigantes de la época Bíblica, con lo cual los niños, los chicos, y los jóvenes no pueden tener una idea clara de que era eso de los gigantes.

Como tú no puedes, como vos no podés, ir a un zoológico a ver a un gigante, te daré una idea.

La persona que te mostraré a continuación, ya murió, se llamaba André, y a diferencia de los gigantes Bíblicos, André era un ser humano, no como los gigantes de la Biblia, pero lo muestro para dar una idea.

Si conoces a André, podrías tal vez, tal vez, llegar a imaginarte a los verdaderos gigantes Bíblicos, que eran mucho más grandes que André y con otras características muy peculiares.

Aquí una foto de André

 

 

Mientras conoce a André tenga en mente que él apenas sería un pequeño hombre comparado con los gigantes de la época de Noé.

En la entrevista siguiente, podrá apreciar su físico impresionante, ponga atención en su rostro, su voz, sus manos, en esa entrevista pesaba 213 kilos (470 libras) había bajado de peso, pues antes pesaba 254 kilos (560 libras)

André comenta en la entrevista que cuando entraba a un bar, nadie le buscaba pelea. André sería más pequeño que Goliat si se les comparara, si alguien se enfrentaba a Goliat era una tontería a menos que tuviera la seguridad de tener el respaldo de Dios. Ningún ser humano en su sano juicio, le buscaría la pelea a un gigante bíblico.

Una vez André en una sola sentada se tomó 117 cervezas, pero note como se ve el tamaño de una lata de tamaño regular de cerveza en mano de André.

 

Note el tamaño de las manos de André al apretar el cuello de una persona.

 

Por razones muy particulares que no explicaré ahora, los esqueletos y huesos que se han hallado de gigantes no están en exhibición para el público en los museos.

Pero había una vez en que en un museo en medio oriente se exhibieron unas hachas gigantes, imagínese el tamaño de manos y de gigante que manejaría esos instrumentos.

 

André aparece en una foto cargando a 4 mujeres al mismo tiempo, se narra que una vez tuvo un altercado en un bar y André salió persiguiendo a 4 hombres, que atemorizados se subieron a su auto y lo cerraron, después de que André no pudo abrir el auto lo levantó y lo volteó completamente hacia abajo, con los 4 hombres dentro.

Y recuerde que André solamente sería un hombre pequeño, comparado con los gigantes de Noé.

Abajo la entrevista a André

 

 


Dios ama al pecador y odia al pecado – ¿Cierto ó falso?

Dios ama al pecador y odia al pecado – ¿Cierto ó falso?

Es común el escuchar ésta frase popular que a veces, sin duda, la pronuncian personas bien intencionadas.

Se entiende que ésta frase es una modificación de una frase de San Agustín de Hipona (Aurelius Agustinus Hipponensis), a quien se le atribuye la frase: Ama al pecador, odia al pecado.

Lo que es cierto es que en la Biblia, no se encuentra ni la frase de Dios ama al pecador y odia al pecado, ni tampoco se encuentra en la Biblia la frase de Ama al pecador y odia al pecado.

Lo mejor sería ver que dice la Biblia, que revela la misma acerca del carácter de Dios, y su opinión y sentir por el pecador.

Si después de un estudio y análisis llegamos a la conclusión de que Dios ama al pecador se podría concluir que el pecador no tiene problemas y que puede continuar cometiendo pecado, pero si después de un análisis honesto se concluye que la evidencia que muestra la Biblia, es que Dios odia al pecador y no sólo al pecado, entonces el pecador está en graves problemas, pues un Dios justo tiene que ejercer juicio y castigo contra el pecador (de lo contrario sería mal juez)  y entonces el pecador se enfrentaría al más grave problema de su existencia, a menos que pueda tener salvación al justo castigo que se merece por su pecado. Pero de ser asi, ¿Quién podría salvar al pecador del odio y castigo del mismo Dios?

Pecado y pecador van unidos y son inseparables.

El empleado irresponsable.

Supongamos que usted es dueño de un negocio, usted es dueño y jefe de su propio negocio, y usted tiene un empleado que continuamente llega tarde, se toma mucho más tiempo del permitido para el almuerzo, se sale del trabajo mucho antes de su horario fijado.

Además llega a tener ausencias continuas, argumentando diversas razones y en ocasiones ni siquiera intenta explicar sus ausencias, no muestra remordimiento alguno, ni el menor intento por cubrir sus tiempos de ausencia, ni el menor interés por corregir su situación, pero es el primero a la hora de formarse para recibir su comprobante de pago de salario.

Usted como dueño del negocio, tiene un problema, y le llama al empleado para que le rinda cuentas, y usted le dice que sus actos irresponsables demuestran que es un empleado irresponsable.

El empleado le argumenta que en realidad el culpable es la irresponsabilidad, que usted debe estar en contra de la irresponsabilidad y actuar contra ella, pero que usted como un buen jefe cristiano debe amarlo a él, y no tomar acciones en su contra, le argumenta que así como Dios ama al pecador y odia el pecado así usted debe amarlo a él, (al empleado irresponsable) y debe pagarle su salario completo, a pesar de sus ausencias, pero que usted en todo caso, debe enojarse solamente contra la irresponsabilidad, no contra el empleado irresponsable, este empleado irresponsable le dice contundentemente que usted debe ser igual a Dios, que solamente debe enojarse contra la irresponsabilidad y el ausentismo laboral, pero que no debe proceder en contra del empleado irresponsable, y que debe ejercer un amor cristiano y pagarle su sueldo completo.

Usted no puede tomar acciones contra la irresponsabilidad, usted no puede decirle al empleado, bueno entonces te puedes ir y te pagaré tu salario completo y puedes continuar así, ahora sal de mi oficina y ve y dile a la irresponsabilidad que venga a mi oficina porque tengo que hablar seriamente con ella.   Eso sería absurdo. Si el jefe actúa de esa forma, queriendo hablar con “la irresponsabilidad” y quierendo regañar al “ausentismo laboral” y castigarlos a ellos, pronto será puesto en un manicomio.

El empleado es quien comete los actos irresponsables, y él debe ser sometido a disciplina, la irresponsabilidad no es un ente al que usted puede someter a disciplina y castigo, usted debe disciplinar y castigar al empleado irresponsable. El empleado es quien quebranta el reglamento laboral, y el empleado irresponsable es quien debe sufrir el castigo y disciplina correspondiente a sus faltas y violaciones a su contrato de empleo.

La irresponsabilidad no es una persona y no puede ser castigada y disciplinada, es el empleado irresponsable quien debe ser disciplinado y castigado.

El hijo desobediente.

Ahora suponga usted como madre ó padre, tiene un hijo pequeño, y le da instrucciones de que no juegue con la pelota dentro de la casa, clara y específicamente le prohibe jugar con la pelota dentro de la casa, mientras usted sale por unos momentos.

Cuando usted regresa a la casa un poco más tarde, encuentra que existen varios artículos rotos, floreros, el televisor está roto, y ve que el chico ha estado jugando con la pelota dentro de la casa, desobedeciendo su instrucción, no habiendo acatado su orden y prohibición.

Cuando usted está a punto de tomar al niño para aplicar disciplina corporal, cosa que es Bíblica, vea los siguientes textos:

“El que detiene el castigo, a su hijo aborrece, mas el que lo ama, desde temprano lo corrige” Proverbios 13 : 24

“No rehúses corregir al muchacho, porque si lo castigas con vara, no morirá.

Lo castigarás con vara y librarás su alma del Seol” Proverbios 23 : 13 – 14.

Bueno, justo cuando usted está a punto de aplicar disciplina bíblica al hijo desobediente, su hijo le dice, debes amarme a mí que he sido desobediente, y no castigarme, pero debes castigar a la desobediencia, amarme a mi tu hijo desobediente y no castigarme, sino darme un regalo, y tu enojo y castigo lo debes aplicar sobre la desobediencia.

Usted no puede decirle a su hijo, está bien te puedes ir sin castigo, y al contrario te daré un premio, ahora vete a jugar con tu pelota dentro de la casa y ve y dile a desobediencia que venga porque tengo que hablar con ella seriamente y castigarla.  Absurdo.

El hijo es quien ha sido desobediente y él es quien tiene que ser disciplinado, usted estaría justamente enojado con él porque le ha desobedecido y haría justicia en disciplinarlo y castigarlo por su desobediencia.

El asesino

Imagine el caso de un criminal, un hombre asesinó a otro hombre con un cuchillo.

Le hizo varias heridas con el cuchillo, provocándole la muerte, fue un acto intencional.

El asesino es presentado delante del juez, con la evidencia, ya validada por científicos que han encontrado sus huellas en el cuchillo, la sangre del muerto, etc.

Además el asesino, confiesa su crimen.

El juez le indica al asesino que la ley marca que debe pasar el resto de su vida en la prisión.

Pero el asesino le responde al juez:

Usted debe actuar como un buen juez cristiano y no odiarme a mi, sino odiar el cuchillo.

El juez dice, cierto yo lo amo a usted señor asesino, pero odio el cuchillo, pasen el cuchillo a custodia con los policías, para que metan a ese cuchillo asesino a la cárcel de por vida.  Absurdo.

El asesino es quien cometió el asesinato. El asesino es merecedor del castigo.

Pecador es quien comete pecado, pecador es quien transgrede las leyes morales de Dios y merece juicio y castigo de Dios.

El pecador es quien comete el pecado, el pecador es responsable por sus pecados.

Y es por eso que Dios debió expulsar a Adán y Eva del paraíso (del Edén) cuando pecaron, Dios no podía decirles, bueno se pueden quedar ustedes pecadores, pero debo expulsar del Edén al pecado. Absurdo.

¿Qué revela la Biblia, acerca del sentir que tiene Dios por el pecador?

Veamos los siguientes textos:

“Y se enojó Jehová contra Salomón, por cuanto su corazón se había apartado de Jehová Dios de Jehová Dios de Israel…”  1 Reyes 11 : 9

El anterior texto es claro y contundente al mostrar que Dios se enojó con Salomón por sus pecados, y de ninguna forma indica algo absurdo como decir que Dios se enojó contra los pecados, y seguía feliz con Salomón.

“Abominación son a Jehová los perversos de corazón” Proverbios 11 : 20

“Dios es juez justo, y Dios está airado contra el impío todos los días” Salmo 7 : 11

“Jehová prueba al justo;
Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece.

 Sobre los malos hará llover calamidades;
Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.

Porque Jehová es justo, y ama la justicia;
El hombre recto mirará su rostro. ”  Salmos 11 :  5 – 7

“Los insensatos no estarán delante de tus ojos;
Aborreces a todos los que hacen iniquidad.

 Destruirás a los que hablan mentira;
Al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová
” Salmos 5 : 5 – 6

“Porque Jehová abomina al perverso”  Proverbios 3 : 32

“Abominación son a Jehová los perversos de corazón”  Proverbios 11 : 20

Si traspasareis el pacto de Jehová vuestro Dios que él os ha mandado, yendo y honrando a dioses ajenos, e inclinándose a ellos. Entonces la ira de Jehová se encenderá contra vosotros, y pereceréis prontamente de esta buena tierra que él os ha dado” Josué 23 . 16

Es precisamente porque Dios es Santo, y justo que El aborrece al pecador.

Dios no obra con maldad, Dios es perfecto y por eso aborrece al practicante de maldad, al pecador.

Ejemplos bíblicos de la ira de Dios contra el pecador (aún y cuando sean parte de su pueblo) y del castigo ejercido sobre ellos.

Hay muchos ejemplos a lo largo de la Biblia, expondré sólo unos cuantos:

Ha leído usted como en tiempos de Noé, los habitantes de la tierra cometían abundante pecado, y Dios no castigó al pecado y perdonó a los habitantes de la tierra, lo que hizo Dios fue ejercer juicio y castigo contra los pecadores, al grado de algo que a muchos no les gusta entender y aceptar.

Si Dios solo odiara el pecado pero amara al pecador, los habitantes pecadores del tiempo de Noé, no hubieran tenido ningún problema. pero como Dios si odia a los pecadores, los pecadores se enfrentaron a un grave problema.

Dios fue el autor intelectual y material del diluvio que mató a todos los habitantes de la tierra, incluyendo niños y bebés inocentes, incluyendo animales, Dios mató a todos los habitantes salvo Noé su familia y animales que entraron al Arca.

Si los habitantes de Sodoma y Gomorra, si esos pecadores vivieran en un mundo en el que Dios solo odia el pecado pero ama al pecador, esos habitantes pecadores no hubieran tenido ningún problema, pero como Dios odia al pecador, si se enfrentaron a un grave problema.

Dios fue si no el autor material, por lo menos fue el autor intelectual, de la destrucción con fuego que eliminó del mapa a Sodoma y Gomorra, matando a los pecadores, a todos sus habitantes, incluyendo niños y bebés inocentes, salvo Lot su esposa y sus dos hijas, que salieron antes de que el fuego cayera, aunque luego la esposa de Lot, desobedeciendo a medio camino, perdió su salvación inicial, la perdió a medio camino por desobedecer aún y cuando ya había salido de la ciudad.

Otros ejemplos son:

“Aconteció que el pueblo se quejó a oídos de Jehová, y lo oyó Jehová, y ardió su ira, y se encendió en ellos fuego de Jehová, y consumió uno de los extremos del campamento” Números 11 : 1.

“Pero los hijos de Israel cometieron una prevaricación en cuanto al anatema; porque Acán hijo de Carmi….tomó del anatema, y la ira de Jehová se encendió contra los hijos de Israel.

Y los de Hia mataron de ellos unos treinta y seis hombres….Y Jehová dijo a Josué: … Israel ha pecado y aún han quebrantado mi pacto que yo les mandé y también han tomado del anatema, y hasta han hurtado, han mentido y aun lo han guardado entres sus enseres” Josué 7 : 1 -11.

En Hechos 5 : 1 – 11 vemos como Ananías y su esposa que habían ya creído en Jesús, y habían conocido la luz, llegaron a mentir en cuanto al dinero obtenido por la venta de su propiedad y de esta forma mintieron a Dios, quien los juzgó inmediatamente matándolos en el momento de sostener su mentira en cuanto al dinero obtenido y entregado por la venta. Para Ananías y su esposa quienes ya habían creído en Jesús, fue más importante el conservar algo de dinero, que el mantenerse en santidad y en honestidad ante Dios.

Consideraciones:

El mal entendimiento de que Dios ama al practicante del pecado, deriva de una falta de conocimiento de Dios, del desconocimiento del carácter de Dios, del desconocimiento de los atributos de Dios, de desconocer acerca de su santidad, justicia, ira, y de solamente destacar su amor.

Dios ama el bien y por lo tanto odia el mal, Si Dios ama el bien, debe odiar el mal, si no, no es congruente, pero el mal no es una persona que se pueda castigar, el mal, el pecado lo comete el ser humano, y por lo tanto, Dios odia al malo que hace el mal, Dios odia al pecador que comete el pecado.

Aquí es conveniente explicar que es el pecado, para que así como el empleado irresponsable, ó el hijo desobediente no tengan excusa de decir que no sabían que sus actos eran malos, es mejor que el empleado irresponsable tome ofensa cuando se le explica que está en graves problemas por su irresponsabilidad y que ya no tiene futuro en esa empresa, para que si ese empleado irresponsable valora su empleo, se arrepienta de su irresponsabilidad y se componga si es que desea tener otra oportunidad de continuar con vida en ese empleo, de igual forma es necesario que el pecador oiga que es el pecado para que aún y cuando se enoje y tome ofensa, si ese pecador se da cuenta de que tendrá que enfrentar el odio y la ira de Dios y su justo juicio, si ese pecador se arrepiente de su inmoralidad y pecado, pueda acudir a Dios para tener salvación de su juicio y dejar de practicar su inmoralidad y pecado.

El pecado es la transgresión a las leyes morales de Dios.

Y aquí es importante señalar y recalcar eso que son transgresiones a las leyes morales de Dios, independientemente de que las leyes de hombres sean ó no iguales.

Un pecador puede presentarse en el día de juicio ante Dios y argumentar, que era homosexual en vida, pero que su país era un país con una progresista ley e ideología de género, y que ese país permitía y veía bien el matrimonio homosexual, la pedofilia y otras cosas.

El problema es que el pecador no se presenta a juicio ante Dios, con el favor de las leyes terrenales, ni puede presentar como argumento válido, sus opiniones ó sus gustos.

El problema que tiene el pecador es que será juzagado por Dios mismo con base en las leyes morales de Dios, y como hemos visto, Dios es un Dios radical, y que odia al pecador.

¿Y que son algunas de esas transgresiones a las leyes morales de Dios?

Por mencionar algunas cosas que podemos ver que son transgresiones a leyes morales de Dios, por mencionar solo algunos pecados, son la lujuria, el tener pensamientos de lujuria, el cometer pensamientos de agresión, el robar, ya sea mediante el hacer engaños y trampas para no pagar lo debido, el robar mediante no pagar deudas, el robar mediante internet por ejemplo para adquirir un libro sin pagar por el, cuando el autor lo puso a la venta a cambio de un precio de adquisición, el robar a otro, el cometer lujuria viendo pornografía, el satisfacer relaciones sexuales y carnales (ya sea tan sólo en la mente ó con el cuerpo) fuera de la relación del matrimonio, fornicación, el cometer inmoralidad sexual por medio de la homosexualidad, adulterio, pedofilia, la embriaguez, la idolatría, la hechicería, brujería, santería, el asesinato de inocentes, aún por medio del aborto y muchos más,

La ira de Dios contra el pecador y ejerciendo castigo sobre el pecador se revela a lo largo de toda la Biblia (Diluvio, la destrucción de Sodoma y Gomora), y además del juicio final en el que los pecadores no anotados en el libro de la vida son puestos en el lago de fuego y azufre, pero se revela aún antes del juicio final, así se muestra el justo castigo y juicio de Dios contra aquéllos que han llegado a creer en Jesús, pero llegan a pecar contra Dios, (véase el juicio y castigo que Dios dio a Ananías y Safira por mentir en Hechos 5 : 1 -11).

Dios toma muy en serio el pecado que comete el pecador y mucho más seriamente el pecado que llega a cometer el que ha llegado a creer en Jesús y ha nacido de nuevo, pues ya han conocido la luz y mayor responsabilidad tienen de andar en santidad y alejados del pecado.

Entonces el pecador está en graves y eternos problemas, pues el pecador es merecedor de la ira y odio de Dios, y Dios tiene la autoridad y obligación como juez justo de castigarlo por sus pecados, con un castigo que nunca termina, con tortura sin fin en el lago de fuego y azufre.

Entonces el pecador que se auto-justifica sus pecados y que no admite ni reconoce su inmoralidad, no tiene posibilidad de salvarse de ese merecido castigo.

El pecador que reconoce que ha pecado contra Dios y quiere estar bien con Dios, tiene aún esperanza pero necesita de un Salvador de esa ira de Dios y de ese castigo justo de Dios.

Conclusión – Puntos a recordar

El pecado no puede ser odiado ni castigado, no es una persona.

El pecador es responsable de sus pecados (de sus transgresiones a la ley de Dios)

El pecador merece el odio y castigo de Dios que es Santo y justo y Dios entonces descargará su ira contra el pecador y lo juzgará con justicia y con castigo justo lo pondrá para tortura sin fin en el lago de fuego, por lo tanto el pecador se enfrenta ante un problema de consecuencias graves y eternas.

Dios quiere que el pecador se arrepienta y deje sus malos actos y su inmoralidad, y deje de pecar.

Entonces la evidencia Bíblica demuestra que Dios odia y aborrece al pecador.

Dios no estaba obligado a dar un camino de salvación al pecador, como juez justo debe juzgar y castigar.

La misericordia y amor de Dios, no hacen sentido y no pueden ser comprendidas por el pecador que ignora que ha pecado contra Dios, y que ignora la gravedad de su pecado, que ignora la ira de Dios contra el pecador, que ignora la justicia de Dios, y del castigo que merece el pecador.

El pecador que entiende y reconoce que ha pecado contra Dios, y que ve la gravedad de su pecado y que entiende que es merecedor de la ira de Dios y de su juicio y castigo, estará en posibilidad de ver su necesidad de salvación del justo castigo que se merece y podrá solo entonces apreciar y valorar la misericordia de Dios, y la salvación que Dios ofrece por gracia (gratis) al pecador.

Pero el problema ahora es otro muy grande.

¿Quién será capaz de salvar al pecador de la ira y odio y justo castigo que se merece de parte de Dios?

¿Acaso otro ser humano, puede salvar al pecador? ¿Algún hombre ó mujer que haya muerto antes? ¿Algún profeta? ¿Algún ángel?

Pero, aún y cuando el pecador es merecedor de la ira de Dios y de su castigo justo, aún así, Dios en su misericordia, aún cuando el pecador no merece la misericordia de Dios, aún y cuando el pecador nunca podría hacer nada para borrar sus pecados  y aún y cuando el pecador nunca podría hacer nada para hacerse merecedor al amor de Dios ni hacer nada para merecer el camino de salvación que ofrece Dios, aún así Dios demostró su misericordia ante los pecadores, al hacer disponible para ellos una posibilidad de salvarse de la ira de Dios y de su castigo justo.

Dios tuvo misericordia por toda la humanidad

Solamente Dios mismo puede salvar al pecador del odio, y justo castigo que merecen de Dios.

Como en algunas películas en las que se resuelve el misterio y se averigua que hay un criminal, y el criminal pregunta al policía si tendrá que ir a la cárcel, y el policía ó el fiscal contesta, – Alguien tiene que ir a la cárcel,

En este caso, el pecador tiene que ser castigado, alguien tiene que ser castigado.

Dios mismo, dispuso en su misericordia, ser el que ocupara el lugar del pecador.

Dios mismo se hizo de carne y hueso, se hizo humano, en Jesús nacido en Belén, en Jesús de Nazaret, para ocupar en la cruz, el lugar del pecador, muriendo como si hubiera sido un pecador. Solamente Dios mismo podía poner su vida, en forma humana, para morir en sustitución del pecador, para que así Jesús el Cristo, Yeshua El Mesías, Dios Hijo, muriera en lugar del pecador, derramando su sangre inocente para satisfacer la ira de Dios Padre. solo él podía derramar la sangre inocente que satisfaciera la justicia de Dios, para dar salvación del castigo merecido a todos los pecadores humanos, y muriendo así Jesús, Dios HIjo, solo El siendo Dios mismo, podía después de poner su vida volverla a tomar para resucitar.

Jesús el Cristo puso su vida como sustituto del pecador, para recibir la ira de Dios, para aplacar la ira de Dios contra el pecador (esto es la propiciación) y así reconciliarnos con Dios, Jesús puso su vida para recibir la muerte que le corresponde al pecador.

Pero esta posibilidad de salvarse de la ira y castigo de Dios, aún y cuando Dios la puso disponible para todo ser humano, sólo funciona y es efectiva para el pecador que admitiendo y reconociendo que ha pecado contra Dios, se arrepiente de haber pecado contra Dios y cree que  Jesús el Cristo es Dios mismo que se hizo carne y hueso, que es Dios Hijo, que murió en la cruz, ocupando ese lugar que le correspondía ocupar al pecador.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” Juan 3 : 16

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.

 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida”   Romanos 5 : 8 – 10

Aaaa


Dos soles visibles en el cielo – Segundo sol en el cielo

Dos soles visibles en el cielo – Segundo sol en el cielo

Estos artículos tienen por propósito comentar desde un punto de vista bíblico, los reportes y la observación con evidencia de un segundo sol con sus planetas, visible en el cielo, y que relación puede tener tal fenómeno con la Biblia.

He investigado sobre este tema, además de mi estudio independiente de las profecías Bíblicas para el periodo de la tribulación de 7 años, plasmadas en el libro de Apocalipsis, así como en otros libros de la Biblia.

Si bien es cierto que la Biblia, da muchos detalles sobre el periodo de la tribulación, no se puede concluír que porque algo no haya sido escrito no pueda ocurrir, de hecho el que nuestro sistema solar forme parte de un sistema binario, podría explicar muchas cosas, entre ellas, los enormes cataclismos que se aproximan sobre este planeta, durante el periodo de la tribulación.

Tal vez el problema es que el cristiano promedio en general no ha hecho un estudio diligente de la profecía bíblica, ó tal vez porque el cristiano promedio sólo sabe profecía bíblica sobre la tribulación con base en las pocas películas que hay al respecto.

Esas películas se quedan muy cortas, distan mucho de lo terrible que será la tribulación.

La tribulación de 7 años que vendrá muy pronto sobre la tierra, y justo antes de que el Señor Jesús regrese para establecer su reino de mil años, será un periodo de 7 años de terrible tribulación angustia y sufrimiento para los que estén sobre la tierra, un periódo tan tremendo cual no lo ha habido en el planeta desde que Adán y Eva aparecieron sobre la misma.

Aunque este no es un estudio exhaustivo sobre profecía (para ellos consulte mis otros estudios) solo mencionaré unos textos que confirman que el periódo de tribulación que vendrá sobre la tierra será como nunca antes.

“En aquél tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de tu pueblo y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces…”  Daniel 12 : 1

El Señor Jesús dijo: “porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá” Mateo 24 : 21

No olvides que Dios odia al pecador, no sólo al pecado, al pecador porque es el pecador el que comete el pecado, no olvides que el periódo de tribulación es el periódo de la ira del Cordero (Apocalipsis 6 : 16 – 17) que Dios descargará su ira (Apocalipsis16 . 1) sobre los habitantes que estén sobre la tierra, pues continúan en sus pecados y no se arrepienten, aún así Dios tiene misericordia del pecador que se arrepiente de su pecado y cree en Jesús quien ocupó el lugar del pecador en la cruz.

Esa ira de Dios descargada sobre los habitantes de la tierra en ese periódo, será un asunto muy serio y grave, con cataclismos graves que llegarán a matar por lo menos a la mitad de los habitantes del planeta.

Ahora el hablar de que nuestro sol forma parte de un sistema binario en el cual la estrella pareja junto con sus planetas se acerque a nuestro sistema solar tiene muy serias y gravísimas implicaciones.

En pocas palabras eso alterará gravemente la vida normal sobre el planeta y causará muchas muertes, en principio el aumento de actividad volcánica y temblores y terremotos, podrían ser el primer anuncio de los efectos que cause esa gran masa en su aproximación al planeta.

En otras palabras, no será, todo como siempre.

Eclipses en los cuales la luna se ve roja, los ha habido desde hace miles de años, pero lo que viene ahora sobre la tierra, no ha ocurrido nunca antes, por lo menos me refiero a los últimos 6 mil años, desde que Adán y Eva la habitan.

Después de investigar con cuidado he encontrado algo de evidencia que puedo considerar legítima:

En 2013, gracias a la cámara de alta definición ubicada sobre el volcán Turrialba en Costa Rica (la cual luego fue deshabilitada) y gracias también a la difusión que hizo Marshall Masters de yowusa.com pude obtener directamente muchas fotografías, y hacer mi propia investigación para saber si el objeto que se veía junto al sol era Venus ó algún otro objeto familiar, según las fechas del avistamiento, pero siempre concluí que no se trataba de ninguno de los objetos estelares conocidos, en otrs palabras se trataba de un objeto estelar fuera de lugar y tiempo, el equipo de Marshall llegó a la misma conclusión después de una cuidadosa investigación.

Algunas fotos abajo:

25 de marzo con flechas

abril 6 16 36 con flechas

volcano_turrialba2

Otra pieza de evidencia que considero legítima son las fotos que Richard Bollerup proporcionó a Masters, en esas fotos se puede apreciar el mismo objeto estelar ligeramente azul, parece ser el mismo de las fotos del volcán Turrialba insertadas arriba y lo que parecería ser uno de los planetas del sistema del segundo sol.

Abajo las fotos mencionadas:

Richard_Bollerup2

Richard_Bollerup

Abajo el video de un planeta, cuya posición en esa fecha y hora no corresponde a ningún planeta de nuestro sistema solar, según la investigación de Masters. Sin duda es un planeta, no un sol, y sería uno de los planetas (ó el mismo planeta azul) del segundo sistema solar aproximándose al nuestro.

Y más recientemente a fines del 2015, tenemos el video tomado por Melissa Huffman en Florida, al atardecer mostrando un segundo sol, junto y arriba del nuestro, no es ningún planeta, tiene luz propia, y el video ha sido comprobado e investigado por fuentes independientes, y la conclusión es que no se trata de ningún objeto estelar correspondiente a nuestro sistema solar.

En algunos de mis artículos previos, en relación con éste tema, he alertado sobre el aumento de actividad de tormentas en los planetas exteriores de nuestro sistema solar, algo que ha sorprendido a los astrónomos y no le hallan explicación, yo concluyo que es debido a la aproximación de este segundo sistema solar, y también he mencionado las estadísticas sobre el incremento en actividad volcánica en últimas fechas, al grado tal de que han hecho aparecer nuevas islas en el mar.

Cierto que la mayoría de la gente, está más entretenida con saber de fútbol y cualquier otra cosa, pocos son los que se dedican a investigar éstos temas, te invito a que si quieres ser un estudioso bíblico de profecía no sólo seas diligente en el estudio de la profecía en la biblia, sino también te asomes al exterior a ver – las cosas que están ya viniendo sobre la tierra.

Teniendo eso en mente, proporciono abajo  algunos de mis artículos relacionados con el tema:

Dos soles – Planeta X – Mencionados desde hace varias décadas.

 

 

Aaaa

 

 

 

 

 

 

aparicion de dos soles en relacion con el apocalipsis

aparicion de un segundo sol relacionado con apocalipsis y la tribulacion


Dios ama al pecador y odia al pecado – ¿Cierto ó falso?

Dios ama al pecador y odia al pecado – ¿Cierto ó falso?

Es común el escuchar ésta frase popular que a veces, sin duda, la pronuncian personas bien intencionadas.

Se entiende que ésta frase es una modificación de una frase de San Agustín de Hipona (Aurelius Agustinus Hipponensis), a quien se le atribuye la frase: Ama al pecador, odia al pecado.

Lo que es cierto es que en la Biblia, no se encuentra ni la frase de Dios ama al pecador y odia al pecado, ni tampoco se encuentra en la Biblia la frase de Ama al pecador y odia al pecado.

Lo mejor sería ver que dice la Biblia, que revela la misma acerca del carácter de Dios, y su opinión y sentir por el pecador.

Si después de un estudio y análisis llegamos a la conclusión de que Dios ama al pecador se podría concluir que el pecador no tiene problemas y que puede continuar cometiendo pecado, pero si después de un análisis honesto se concluye que la evidencia que muestra la Biblia, es que Dios odia al pecador y no sólo al pecado, entonces el pecador está en graves problemas, pues un Dios justo tiene que ejercer juicio y castigo contra el pecador (de lo contrario sería mal juez)  y entonces el pecador se enfrentaría al más grave problema de su existencia, a menos que pueda tener salvación al justo castigo que se merece por su pecado. Pero de ser asi, ¿Quién podría salvar al pecador del odio y castigo del mismo Dios?

Pecado y pecador van unidos y son inseparables.

El empleado irresponsable.

Supongamos que usted es dueño de un negocio, usted es dueño y jefe de su propio negocio, y usted tiene un empleado que continuamente llega tarde, se toma mucho más tiempo del permitido para el almuerzo, se sale del trabajo mucho antes de su horario fijado.

Además llega a tener ausencias continuas, argumentando diversas razones y en ocasiones ni siquiera intenta explicar sus ausencias, no muestra remordimiento alguno, ni el menor intento por cubrir sus tiempos de ausencia, ni el menor interés por corregir su situación, pero es el primero a la hora de formarse para recibir su comprobante de pago de salario.

Usted como dueño del negocio, tiene un problema, y le llama al empleado para que le rinda cuentas, y usted le dice que sus actos irresponsables demuestran que es un empleado irresponsable.

El empleado le argumenta que en realidad el culpable es la irresponsabilidad, que usted debe estar en contra de la irresponsabilidad y actuar contra ella, pero que usted como un buen jefe cristiano debe amarlo a él, y no tomar acciones en su contra, le argumenta que así como Dios ama al pecador y odia el pecado así usted debe amarlo a él, (al empleado irresponsable) y debe pagarle su salario completo, a pesar de sus ausencias, pero que usted en todo caso, debe enojarse solamente contra la irresponsabilidad, no contra el empleado irresponsable, este empleado irresponsable le dice contundentemente que usted debe ser igual a Dios, que solamente debe enojarse contra la irresponsabilidad y el ausentismo laboral, pero que no debe proceder en contra del empleado irresponsable, y que debe ejercer un amor cristiano y pagarle su sueldo completo.

Usted no puede tomar acciones contra la irresponsabilidad, usted no puede decirle al empleado, bueno entonces te puedes ir y te pagaré tu salario completo y puedes continuar así, ahora sal de mi oficina y ve y dile a la irresponsabilidad que venga a mi oficina porque tengo que hablar seriamente con ella.   Eso sería absurdo. Si el jefe actúa de esa forma, queriendo hablar con “la irresponsabilidad” y quierendo regañar al “ausentismo laboral” y castigarlos a ellos, pronto será puesto en un manicomio.

El empleado es quien comete los actos irresponsables, y él debe ser sometido a disciplina, la irresponsabilidad no es un ente al que usted puede someter a disciplina y castigo, usted debe disciplinar y castigar al empleado irresponsable. El empleado es quien quebranta el reglamento laboral, y el empleado irresponsable es quien debe sufrir el castigo y disciplina correspondiente a sus faltas y violaciones a su contrato de empleo.

La irresponsabilidad no es una persona y no puede ser castigada y disciplinada, es el empleado irresponsable quien debe ser disciplinado y castigado.

El hijo desobediente.

Ahora suponga usted como madre ó padre, tiene un hijo pequeño, y le da instrucciones de que no juegue con la pelota dentro de la casa, clara y específicamente le prohibe jugar con la pelota dentro de la casa, mientras usted sale por unos momentos.

Cuando usted regresa a la casa un poco más tarde, encuentra que existen varios artículos rotos, floreros, el televisor está roto, y ve que el chico ha estado jugando con la pelota dentro de la casa, desobedeciendo su instrucción, no habiendo acatado su orden y prohibición.

Cuando usted está a punto de tomar al niño para aplicar disciplina corporal, cosa que es Bíblica, vea los siguientes textos:

“El que detiene el castigo, a su hijo aborrece, mas el que lo ama, desde temprano lo corrige” Proverbios 13 : 24

“No rehúses corregir al muchacho, porque si lo castigas con vara, no morirá.

Lo castigarás con vara y librarás su alma del Seol” Proverbios 23 : 13 – 14.

Bueno, justo cuando usted está a punto de aplicar disciplina bíblica al hijo desobediente, su hijo le dice, debes amarme a mí que he sido desobediente, y no castigarme, pero debes castigar a la desobediencia, amarme a mi tu hijo desobediente y no castigarme, sino darme un regalo, y tu enojo y castigo lo debes aplicar sobre la desobediencia.

Usted no puede decirle a su hijo, está bien te puedes ir sin castigo, y al contrario te daré un premio, ahora vete a jugar con tu pelota dentro de la casa y ve y dile a desobediencia que venga porque tengo que hablar con ella seriamente y castigarla.  Absurdo.

El hijo es quien ha sido desobediente y él es quien tiene que ser disciplinado, usted estaría justamente enojado con él porque le ha desobedecido y haría justicia en disciplinarlo y castigarlo por su desobediencia.

El asesino

Imagine el caso de un criminal, un hombre asesinó a otro hombre con un cuchillo.

Le hizo varias heridas con el cuchillo, provocándole la muerte, fue un acto intencional.

El asesino es presentado delante del juez, con la evidencia, ya validada por científicos que han encontrado sus huellas en el cuchillo, la sangre del muerto, etc.

Además el asesino, confiesa su crimen.

El juez le indica al asesino que la ley marca que debe pasar el resto de su vida en la prisión.

Pero el asesino le responde al juez:

Usted debe actuar como un buen juez cristiano y no odiarme a mi, sino odiar el cuchillo.

El juez dice, cierto yo lo amo a usted señor asesino, pero odio el cuchillo, pasen el cuchillo a custodia con los policías, para que metan a ese cuchillo asesino a la cárcel de por vida.  Absurdo.

El asesino es quien cometió el asesinato. El asesino es merecedor del castigo.

Pecador es quien comete pecado, pecador es quien transgrede las leyes morales de Dios y merece juicio y castigo de Dios.

El pecador es quien comete el pecado, el pecador es responsable por sus pecados.

Y es por eso que Dios debió expulsar a Adán y Eva del paraíso (del Edén) cuando pecaron, Dios no podía decirles, bueno se pueden quedar ustedes pecadores, pero debo expulsar del Edén al pecado. Absurdo.

¿Qué revela la Biblia, acerca del sentir que tiene Dios por el pecador?

Veamos los siguientes textos:

“Y se enojó Jehová contra Salomón, por cuanto su corazón se había apartado de Jehová Dios de Jehová Dios de Israel…”  1 Reyes 11 : 9

El anterior texto es claro y contundente al mostrar que Dios se enojó con Salomón por sus pecados, y de ninguna forma indica algo absurdo como decir que Dios se enojó contra los pecados, y seguía feliz con Salomón.

“Abominación son a Jehová los perversos de corazón” Proverbios 11 : 20

“Dios es juez justo, y Dios está airado contra el impío todos los días” Salmo 7 : 11

“Jehová prueba al justo;
Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece.

 Sobre los malos hará llover calamidades;
Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.

Porque Jehová es justo, y ama la justicia;
El hombre recto mirará su rostro. ”  Salmos 11 :  5 – 7

“Los insensatos no estarán delante de tus ojos;
Aborreces a todos los que hacen iniquidad.

 Destruirás a los que hablan mentira;
Al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová
” Salmos 5 : 5 – 6

“Porque Jehová abomina al perverso”  Proverbios 3 : 32

“Abominación son a Jehová los perversos de corazón”  Proverbios 11 : 20

Si traspasareis el pacto de Jehová vuestro Dios que él os ha mandado, yendo y honrando a dioses ajenos, e inclinándose a ellos. Entonces la ira de Jehová se encenderá contra vosotros, y pereceréis prontamente de esta buena tierra que él os ha dado” Josué 23 . 16

Es precisamente porque Dios es Santo, y justo que El aborrece al pecador.

Dios no obra con maldad, Dios es perfecto y por eso aborrece al practicante de maldad, al pecador.

Ejemplos bíblicos de la ira de Dios contra el pecador (aún y cuando sean parte de su pueblo) y del castigo ejercido sobre ellos.

Hay muchos ejemplos a lo largo de la Biblia, expondré sólo unos cuantos:

Ha leído usted como en tiempos de Noé, los habitantes de la tierra cometían abundante pecado, y Dios no castigó al pecado y perdonó a los habitantes de la tierra, lo que hizo Dios fue ejercer juicio y castigo contra los pecadores, al grado de algo que a muchos no les gusta entender y aceptar.

Si Dios solo odiara el pecado pero amara al pecador, los habitantes pecadores del tiempo de Noé, no hubieran tenido ningún problema. pero como Dios si odia a los pecadores, los pecadores se enfrentaron a un grave problema.

Dios fue el autor intelectual y material del diluvio que mató a todos los habitantes de la tierra, incluyendo niños y bebés inocentes, incluyendo animales, Dios mató a todos los habitantes salvo Noé su familia y animales que entraron al Arca.

Si los habitantes de Sodoma y Gomorra, si esos pecadores vivieran en un mundo en el que Dios solo odia el pecado pero ama al pecador, esos habitantes pecadores no hubieran tenido ningún problema, pero como Dios odia al pecador, si se enfrentaron a un grave problema.

Dios fue si no el autor material, por lo menos fue el autor intelectual, de la destrucción con fuego que eliminó del mapa a Sodoma y Gomorra, matando a los pecadores, a todos sus habitantes, incluyendo niños y bebés inocentes, salvo Lot su esposa y sus dos hijas, que salieron antes de que el fuego cayera, aunque luego la esposa de Lot, desobedeciendo a medio camino, perdió su salvación inicial, la perdió a medio camino por desobedecer aún y cuando ya había salido de la ciudad.

Otros ejemplos son:

“Aconteció que el pueblo se quejó a oídos de Jehová, y lo oyó Jehová, y ardió su ira, y se encendió en ellos fuego de Jehová, y consumió uno de los extremos del campamento” Números 11 : 1.

“Pero los hijos de Israel cometieron una prevaricación en cuanto al anatema; porque Acán hijo de Carmi….tomó del anatema, y la ira de Jehová se encendió contra los hijos de Israel.

Y los de Hia mataron de ellos unos treinta y seis hombres….Y Jehová dijo a Josué: … Israel ha pecado y aún han quebrantado mi pacto que yo les mandé y también han tomado del anatema, y hasta han hurtado, han mentido y aun lo han guardado entres sus enseres” Josué 7 : 1 -11.

En Hechos 5 : 1 – 11 vemos como Ananías y su esposa que habían ya creído en Jesús, y habían conocido la luz, llegaron a mentir en cuanto al dinero obtenido por la venta de su propiedad y de esta forma mintieron a Dios, quien los juzgó inmediatamente matándolos en el momento de sostener su mentira en cuanto al dinero obtenido y entregado por la venta. Para Ananías y su esposa quienes ya habían creído en Jesús, fue más importante el conservar algo de dinero, que el mantenerse en santidad y en honestidad ante Dios.

Consideraciones:

El mal entendimiento de que Dios ama al practicante del pecado, deriva de una falta de conocimiento de Dios, del desconocimiento del carácter de Dios, del desconocimiento de los atributos de Dios, de desconocer acerca de su santidad, justicia, ira, y de solamente destacar su amor.

Dios ama el bien y por lo tanto odia el mal, Si Dios ama el bien, debe odiar el mal, si no, no es congruente, pero el mal no es una persona que se pueda castigar, el mal, el pecado lo comete el ser humano, y por lo tanto, Dios odia al malo que hace el mal, Dios odia al pecador que comete el pecado.

Aquí es conveniente explicar que es el pecado, para que así como el empleado irresponsable, ó el hijo desobediente no tengan excusa de decir que no sabían que sus actos eran malos, es mejor que el empleado irresponsable tome ofensa cuando se le explica que está en graves problemas por su irresponsabilidad y que ya no tiene futuro en esa empresa, para que si ese empleado irresponsable valora su empleo, se arrepienta de su irresponsabilidad y se componga si es que desea tener otra oportunidad de continuar con vida en ese empleo, de igual forma es necesario que el pecador oiga que es el pecado para que aún y cuando se enoje y tome ofensa, si ese pecador se da cuenta de que tendrá que enfrentar el odio y la ira de Dios y su justo juicio, si ese pecador se arrepiente de su inmoralidad y pecado, pueda acudir a Dios para tener salvación de su juicio y dejar de practicar su inmoralidad y pecado.

El pecado es la transgresión a las leyes morales de Dios.

Y aquí es importante señalar y recalcar eso que son transgresiones a las leyes morales de Dios, independientemente de que las leyes de hombres sean ó no iguales.

Un pecador puede presentarse en el día de juicio ante Dios y argumentar, que era homosexual en vida, pero que su país era un país con una progresista ley e ideología de género, y que ese país permitía y veía bien el matrimonio homosexual, la pedofilia y otras cosas.

El problema es que el pecador no se presenta a juicio ante Dios, con el favor de las leyes terrenales, ni puede presentar como argumento válido, sus opiniones ó sus gustos.

El problema que tiene el pecador es que será juzagado por Dios mismo con base en las leyes morales de Dios, y como hemos visto, Dios es un Dios radical, y que odia al pecador.

¿Y que son algunas de esas transgresiones a las leyes morales de Dios?

Por mencionar algunas cosas que podemos ver que son transgresiones a leyes morales de Dios, por mencionar solo algunos pecados, son la lujuria, el tener pensamientos de lujuria, el cometer pensamientos de agresión, el robar, ya sea mediante el hacer engaños y trampas para no pagar lo debido, el robar mediante no pagar deudas, el robar mediante internet por ejemplo para adquirir un libro sin pagar por el, cuando el autor lo puso a la venta a cambio de un precio de adquisición, el robar a otro, el cometer lujuria viendo pornografía, el satisfacer relaciones sexuales y carnales (ya sea tan sólo en la mente ó con el cuerpo) fuera de la relación del matrimonio, fornicación, el cometer inmoralidad sexual por medio de la homosexualidad, adulterio, pedofilia, la embriaguez, la idolatría, la hechicería, brujería, santería, el asesinato de inocentes, aún por medio del aborto y muchos más,

La ira de Dios contra el pecador y ejerciendo castigo sobre el pecador se revela a lo largo de toda la Biblia (Diluvio, la destrucción de Sodoma y Gomora), y además del juicio final en el que los pecadores no anotados en el libro de la vida son puestos en el lago de fuego y azufre, pero se revela aún antes del juicio final, así se muestra el justo castigo y juicio de Dios contra aquéllos que han llegado a creer en Jesús, pero llegan a pecar contra Dios, (véase el juicio y castigo que Dios dio a Ananías y Safira por mentir en Hechos 5 : 1 -11).

Dios toma muy en serio el pecado que comete el pecador y mucho más seriamente el pecado que llega a cometer el que ha llegado a creer en Jesús y ha nacido de nuevo, pues ya han conocido la luz y mayor responsabilidad tienen de andar en santidad y alejados del pecado.

Entonces el pecador está en graves y eternos problemas, pues el pecador es merecedor de la ira y odio de Dios, y Dios tiene la autoridad y obligación como juez justo de castigarlo por sus pecados, con un castigo que nunca termina, con tortura sin fin en el lago de fuego y azufre.

Entonces el pecador que se auto-justifica sus pecados y que no admite ni reconoce su inmoralidad, no tiene posibilidad de salvarse de ese merecido castigo.

El pecador que reconoce que ha pecado contra Dios y quiere estar bien con Dios, tiene aún esperanza pero necesita de un Salvador de esa ira de Dios y de ese castigo justo de Dios.

Conclusión – Puntos a recordar

El pecado no puede ser odiado ni castigado, no es una persona.

El pecador es responsable de sus pecados (de sus transgresiones a la ley de Dios)

El pecador merece el odio y castigo de Dios que es Santo y justo y Dios entonces descargará su ira contra el pecador y lo juzgará con justicia y con castigo justo lo pondrá para tortura sin fin en el lago de fuego, por lo tanto el pecador se enfrenta ante un problema de consecuencias graves y eternas.

Dios quiere que el pecador se arrepienta y deje sus malos actos y su inmoralidad, y deje de pecar.

Entonces la evidencia Bíblica demuestra que Dios odia y aborrece al pecador.

Dios no estaba obligado a dar un camino de salvación al pecador, como juez justo debe juzgar y castigar.

La misericordia y amor de Dios, no hacen sentido y no pueden ser comprendidas por el pecador que ignora que ha pecado contra Dios, y que ignora la gravedad de su pecado, que ignora la ira de Dios contra el pecador, que ignora la justicia de Dios, y del castigo que merece el pecador.

El pecador que entiende y reconoce que ha pecado contra Dios, y que ve la gravedad de su pecado y que entiende que es merecedor de la ira de Dios y de su juicio y castigo, estará en posibilidad de ver su necesidad de salvación del justo castigo que se merece y podrá solo entonces apreciar y valorar la misericordia de Dios, y la salvación que Dios ofrece por gracia (gratis) al pecador.

Pero el problema ahora es otro muy grande.

¿Quién será capaz de salvar al pecador de la ira y odio y justo castigo que se merece de parte de Dios?

¿Acaso otro ser humano, puede salvar al pecador? ¿Algún hombre ó mujer que haya muerto antes? ¿Algún profeta? ¿Algún ángel?

Pero, aún y cuando el pecador es merecedor de la ira de Dios y de su castigo justo, aún así, Dios en su misericordia, aún cuando el pecador no merece la misericordia de Dios, aún y cuando el pecador nunca podría hacer nada para borrar sus pecados  y aún y cuando el pecador nunca podría hacer nada para hacerse merecedor al amor de Dios ni hacer nada para merecer el camino de salvación que ofrece Dios, aún así Dios demostró su misericordia ante los pecadores, al hacer disponible para ellos una posibilidad de salvarse de la ira de Dios y de su castigo justo.

Dios tuvo misericordia por toda la humanidad

Solamente Dios mismo puede salvar al pecador del odio, y justo castigo que merecen de Dios.

Como en algunas películas en las que se resuelve el misterio y se averigua que hay un criminal, y el criminal pregunta al policía si tendrá que ir a la cárcel, y el policía ó el fiscal contesta, – Alguien tiene que ir a la cárcel,

En este caso, el pecador tiene que ser castigado, alguien tiene que ser castigado.

Dios mismo, dispuso en su misericordia, ser el que ocupara el lugar del pecador.

Dios mismo se hizo de carne y hueso, se hizo humano, en Jesús nacido en Belén, en Jesús de Nazaret, para ocupar en la cruz, el lugar del pecador, muriendo como si hubiera sido un pecador. Solamente Dios mismo podía poner su vida, en forma humana, para morir en sustitución del pecador, para que así Jesús el Cristo, Yeshua El Mesías, Dios Hijo, muriera en lugar del pecador, derramando su sangre inocente para satisfacer la ira de Dios Padre. solo él podía derramar la sangre inocente que satisfaciera la justicia de Dios, para dar salvación del castigo merecido a todos los pecadores humanos, y muriendo así Jesús, Dios HIjo, solo El siendo Dios mismo, podía después de poner su vida volverla a tomar para resucitar.

Jesús el Cristo puso su vida como sustituto del pecador, para recibir la ira de Dios, para aplacar la ira de Dios contra el pecador (esto es la propiciación) y así reconciliarnos con Dios, Jesús puso su vida para recibir la muerte que le corresponde al pecador.

Pero esta posibilidad de salvarse de la ira y castigo de Dios, aún y cuando Dios la puso disponible para todo ser humano, sólo funciona y es efectiva para el pecador que admitiendo y reconociendo que ha pecado contra Dios, se arrepiente de haber pecado contra Dios y cree que  Jesús el Cristo es Dios mismo que se hizo carne y hueso, que es Dios Hijo, que murió en la cruz, ocupando ese lugar que le correspondía ocupar al pecador.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” Juan 3 : 16

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.

 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida”   Romanos 5 : 8 – 10

Aaaa

Aaaa

dios odia el pecado pero ama al pecador

dios odia al pecador y odia el pecado

dios ama al pecador pero odia el pecado cierto o falso

dios odia el pecado pero ama al pecador

es cierto que dios odia el pecado pero ama al pecador cliche falso

dios odia al pecado y al pecador