Parábola del grano de mostaza

Parábola del grano de mostaza

Esta parábola se encuentra en 3 de los evangelios.

“Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo, el cual a la verdad es la más pequeña de todas las semillas, pero cuando ha crecido, es la mayor de las hortalizas, y se hace árbol, de tal manera que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas”

Mateo 13 : 31 – 32.

“Decía también: ¿A qué haremos semejante el reino de Dios, o con qué parábola le compararemos? Es como el grano de mostaza, que cuando se siembra en tierra, es la más pequeña de todas las semillas que hay en la tierra; pero después de sembrado, crece, y se hace la mayor de las hortalizas, y echa grandes ramas, de tal manera que las aves del cielo pueden morar bajo su sombra”     Marcos 4 : 30 – 32.

“Y dijo: ¿A qué es semejante el reino de Dios, y con que lo compararé? Es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su huerto; y creció, y se hizo árbol grande, y las aves del cielo anidaron en sus ramas” Lucas 13 : 18 – 19.

Aaaa

Consideraciones.

Esta parábola la enseño Jesús a sus discípulos,  pues Jesús quería revelarles a ellos, cosas acerca del reino de Dios. (Véase Mateo 13 : 11).

En el pasaje de Mateo se menciona el reino de los cielos, mientras que Marcos y Lucas se refieren al reino de Dios.

Anteriormente he escrito acerca de que el concepto de reino de Dios y reino de los cielos, no son necesariamente iguales, en éste breve estudio me referiré al concepto de reino de Dios, como lo hacen la mayoría de éstos pasajes.

Además debo reiterar que en este estudio de profeciaenlabiblia.wordpress.com,  debemos tener en cuenta que la Biblia no fue diseñada como libro de ciencias botánicas, y para quien le interese ver más aspectos específicos sobre las semillas de mostaza, mostraré al final de este artículo, algunas fuentes adicionales de consulta.

Significado de la parábola.

Así que Jesús está enseñando a sus discípulos una ilustración para mostrarles acerca del  concepto del reino de Dios, explicándolo a través de una ilustración sencilla que ellos puedan comprender, y al quedar plasmada en estos evangelios, el propósito era que fuera una ilustración lo suficientemente sencilla para que el civilizado ser humano de dos mil años después, también la pudiera entender, para que incluso un niño la pueda entender, y no fuera necesario un doctorado en ciencias botánicas para entender esta enseñanza.

La parábola muestra el enorme contraste entre un estado inicial y un estado final, el estado inicial es muy pequeño, tan pequeño como una semillita de mostaza, pero el estado final es el de un gran árbol ó arbusto capaz de servir de sombra a las aves.

Esta parábola es una parábola profética, y que aún no ha tenido su cumplimiento.

Aaaa

Reino de Dios y no el Reino de los cielos.

Como he explicado en estudios previos aquí en profeciaenlabiblia.wordpress.com y con más detalle aún en mi libro “El origen de Satanás” (de profeciaenlabiblia.wordpress.com, reino de cielos y reino de Dios no es necesariamente los mismo.

El reino de Dios no está establecido aún sobre la tierra, y los textos proféticos en la Biblia muestran que el reino de Dios será finalmente establecido en la tierra, y cubrirá toda la tierra.

Jesús enseñó a sus discípulos a orar “venga tu reino, hágase tu voluntad como en el cielo, así también en la tierra” Mateo 6 : 10, (en la oración modelo que conocemos como el Padre Nuestro) es decir, orar a Dios para que su reino venga a la tierra, para que su reino sea establecido en la tierra, en este planeta, nótese que éste concepto bíblico es distinto al reino de Dios en el cielo.

Aunque actualmente todo el mundo y la autoridad de las naciones la tiene Satanás (el mundo entero está bajo el maligno 1ª Juan 5 . 19) llegará el momento en que Dios establecerá su reino sobre la tierra, poniendo a Jesús como la cabeza de su reino, poniendo todas las naciones bajo su mandato y reinado, para juzgarlas con vara de hierro.

Lo cual se encuentra profetizado en varios pasajes que mostraré a continuación.

“Pídeme y te daré por herencia las naciones, y como posesión tuya los confines de la tierra, los quebrantarás con vara de hierro” Salmo 2 : 8 -9.

El mundo entero ha estado y permanece bajo la autoridad de Satanás quien tiene autoridad sobre todos los reinos, Satanás dijo la verdad cuando tentó a Jesús, y le ofrecía todos los reinos del mundo a cambio de que Jesús lo adorara, Jesús no refutó lo que Satanás dijo en cuanto a que tenía autoridad sobre todos los reinos.

Pero para que el reino de Dios sea establecido sobre la tierra aún falta tiempo.

La parábola ilustra contraste entre un estado inicial pequeño y un estado final muy grande.

Lo que la parábola ilustra es que el reino de Dios el cual será establecido sobre toda la tierra, tuvo un inicio pequeño pero tendrá un final muy grande.

Un contraste tan amplio como el inicio tan pequeño de un grano de mostaza, que cuando es plantado, es decir sembrado con un propósito, llega a crecer y en su estado final, llega a ser muchas veces más grande de lo que era el tamaño del granito de mostaza, para convertirse en una hortaliza que da sombra y cobertura a las aves.

Esa es la esencia de la ilustración, un inicio pequeño y un final grande. Este mismo contraste y concepto de la parábola se puede ver en el sueño del rey Nabucodonosor, en el cual la piedra fue hecha un gran monte que lleno toda la tierra, ilustrando que Dios levantará sobre la tierra un reino que jamás será destruido (véase el sueño del rey Nabucodonosor y la interpretación del profeta Daniel en Daniel 2 : 35 y 44).

El establecimiento del reino de Dios sobre la tierra, ha tenido ya un inicio, un inicio que se puede percibir como pequeño, cuando Dios mismo hecho carne y hueso en Jesús el Hijo de Dios (Dios Hijo), vino al mundo, naciendo en un humilde pesebre, muy lejos de los honores que le corresponderán cuando regrese a la tierra para establecer su reino como Señor de Señores y Rey de Reyes (como Rey sobre todos los reyes de las naciones del mundo).

Normalmente en la realeza se dan grandes festejos y honores cuando nace algún hijo ó hija del rey, pero no pasó así cuando Jesús llegó al mundo.

El inicio del establecimiento del reino de Dios sobre la tierra con Jesús, Dios Hijo hecho carne y hueso, viniendo sin honores típicos de la realeza de su época, y con la muerte de Jesús en la cruz como si fuera criminal sin serlo, fue un inicio pequeño, pero Jesús resucitó y regresará a la tierra como Rey de Reyes y establecerá su reino sobre toda la tierra, un reino de Dios que llenará toda la tierra, cubriendo a todas las naciones, principiando con un reinado milenial y luego sin fin,

Después del periodo de tribulación de 7 años profetizado en la Biblia tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, Dios pondrá a Jesús como rey sobre todo el mundo, entregándole a Jesús autoridad sobre todas las naciones.

El reino de Dios vendrá finalmente sobre la tierra, nuestra oración del Padre Nuestro: “venga tu reino, sea hecha tu voluntad…” será contestada, el reino de Jesús cubrirá todo el planeta tierra, y así como muchas aves quedan bajo la cobertura de una hortaliza de mostaza que empezó como un pequeño grano ó una pequeña semilla, todas las naciones del mundo quedarán bajo la sombra del reino de Jesús, es decir el reino de Dios sobre la tierra.

A la iglesia de Cristo, definida como el grupo de creyentes en Jesús, no le corresponde, ni Dios le confiere el ejercer dominio literal sobre el mundo ni sobre sus naciones en la época previa al regreso de Jesús, pero Dios si le confiere y dará autoridad a Jesús para ejercer su reinado y dominio práctica y literalmente sobre todo el mundo, una vez que Jesús regrese para reinar desde Jerusalén.

El mundo entero está bajo el dominio de Satanás, quien en el período de la tribulación de 7 años también dará su autoridad al falso cristo (anticristo) pero Jesús regresará al cabo de esos 7 años de tribulación y establecerá su reino sobre la tierra.

El reino de Dios vendrá literalmente sobre este planeta cuando Jesús regrese, y Dios otorgará respuesta a nuestra oración de “venga tu reino” de Mateo 6 : 10.

Los sobrevivientes al periodo de tribulación que sean creyentes en Jesús y hayan nacido de nuevo por el poder del Espíritu Santo, podrán ver el establecimiento del reino de Dios sobre la tierra (véase Juan 3 : 1 – 8).

El proceso del establecimiento del reino de Dios sobre la tierra, que tuvo un inicio pequeño con el nacimiento de Jesús en el humilde pesebre hace dos mil años aproximadamente, llegará a tener un final muchas veces más grande que el inicio, con un reino que cubrirá toda la tierra, en el que Jesús reinará sobre todos los reyes del mundo, como Rey de reyes, y ejercerá su reinado sobre todas las naciones.

“El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo, y él reinará por los siglos de los siglos” Apocalipsis 11 : 15.

“…he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido” Daniel 8 : 13 – 14.

Eso es lo que enseña la parábola y no se trataba de enseñar el tipo de mostaza al que se refería Jesús, ni se trataba de una aseveración de que el grano de mostaza sea el más pequeño del mundo, ni tenía que ver con si había árboles más grandes que el de mostaza.

La frase traducida al español en la Reina Valera 1960 en Mateo 13 : 32, como “la más pequeña de todas las semillas” en el original griego la palabra mikroteron fue traducida como la más pequeña, pero mikroteron es un comparativo, para indicar más pequeño, más pequeño que, por lo cual es mejor entender la frase como, es una de las más pequeñas semillas, no es una aseveración contundente de que sea la más pequeña semilla de todo el mundo.

El Señor Jesús, no estaba dando una cátedra de botánica, sino utilizando la ilustración de una semilla ó grano de mostaza, para enseñar algo muchísimo más importante que las semillas, la mostaza y los árboles, algo que tiene que ver con el reino de Dios.

 

Para quién se interese en comentarios más detallados sobre un grano de mostaza, puede serle interesante el consultar algunos de los trabajos abajo citados:

“The problem of the mustard seed” John A. Sproule Grace Theological Journal 1.1 (1980) 37-42

“The smallest mustard seed Matthew 13 . 32” W. Harold Mare Grace Theological Journal 9.3 (1968) 3-11

Aaaa

Explicacion de parabola del grano de mostaza

Exegesis de Marcos 4 : 30 – 32

Exegesis de Lucas 13 : 18 – 19

Enseñanza biblica de parabola de semilla de mostaza

clase biblica de grano de mostaza

significado de parabola de grano de mostaza

parabola de jesus el granito de mostaza

exegesis parabola grano de mostaza

significado parabola grano de mostaza

explicacion parabola grano de mostaza

exegesis parabola semilla de mostaza