Libros mencionados en la Biblia que no se han encontrado

Libros mencionados en la Biblia que no se han encontrado

La Biblia menciona varios libros que no han sido encontrados.

Pero tambien menciona otros que aunque no forman parte de la Biblia, si se han encontrado.

Y tambien encontramos en la Biblia algunos casos en los que se hace mención de algún hecho ó personajes relacionados con pasajes bíblicos, pero esos detalles específicos no se encuentran en los libros de la Biblia, y por lo tanto significa que el autor del libro bíblico tomó esos datos de algún otro libro que no ha sido incluído en la Biblia.

Existen otros casos en que el autor del Nuevo Testamento, se refiere a hechos ó detalles que no aparecen en el texto hebreo del Antiguo Testamento, pero que sí aparecen en la versión del Antiguo Testamento en griego (Septuaginta – LXX).

Libros mencionados en la Biblia que no han sido encontrados

La lista pudiera ser bastante larga, y en ocasiones algunos estudiosos especulan que algunos de los siguientes libros son en realidad libros que si han sido incluidos en la Biblia pero bajo algún otro nombre.

En esta lista podríamos mencionar entre otros:

Libro de las guerras del Señor mencionado en Números 21 : 14.

Libro de los hechos de Salomón, mencionado en 1 Reyes 11 : 41, que menciona ese libro incluye todo lo que hizo y toda su sabiduría. Por cierto que el historiador judío Flavio Josefo le atribuye a Salomón una enorme cantidad de libros, de canciones mil cinco, tres mil parábolas de todo tipo de árboles y de animales y todo ser viviente. (Ant. judías Libro 8 – cap 2 – 5)

Libro de Samuel vidente mencionado en 2 Crónicas 29 : 29

Libro del profeta Natán, libro de las profecías de Abías, y libro del vidente Iddo, mencionados en 2 Crónicas 9 : 29

Libro sobre los hechos de Uzías, escrito por el profeta Isaías, mencionado en 2 Cronicas 26 : 22

La lista puede ser extensa pero estos son solo algunos ejemplos.

Libros mencionados en la Biblia que sí han sido encontrados

Libro de Jaser mencionado y citado en la Biblia en Josué 10 : 12 y 2 Samuel 1 : 18

Libro de Gad vidente mencionado en 2 Crónicas 29 : 29

 

Detalles mencionados por autores del Nuevo Testamento sobre pasajes del Antiguo Testamento pero que no se encuentran en ninguna parte del Antiguo Testamento.

Como ejemplo tenemos al apóstol Pablo que menciona en 2a Timoteo 3 : 8 nombres de magos egipcios del pasaje de Exodo 7 : 11 – 12, pero los nombres de esos magos no están en ese pasaje de Exodo ni en ninguna otra parte de la Biblia, ni del Antiguo ni del Nuevo Testamento, y por lo tanto significa que Pablo tomó esos nombres de algo que leyó en otro libro, es un hecho que Pablo como fariseo bien instruído y leído, conocía muchos textos, de hecho Pablo incluso cita poetas griegos y conoce de cultura y medicina griega, es aún más razonable que conociera antiguos libros judíos que no forman parte de la Biblia actual.

Otro ejemplo es Judas que en el versículo 14 cita una profecía de Enoc, la cual no se encuentra en ninguna parte del Antiguo Testamento, pero procede de un antiguo texto judío conocido como el libro de Enoc, ó con mayor precisión el libro 1 de Enoc.

Judas también en los versículos 14 y 15 hace referencia a hechos que no están en ninguna parte del Antiguo Testamento, a una disputa entre Satanás y Miguel sobre el cadáver de Moisés, esos hechos y detalles no están en ningun libro del Antiguo Testamento, pero parece proceden de un antiguo texto judió llamado el Testamento de Moisés ó también conocido como la Ascensión de Moisés.

Tanto el apóstol Pedro en sus cartas como Judas, hacen mención de hechos y detalles correspondientes a un pasaje en Génesis 6, pero esos detalles no están en ninguna parte del Antiguo Testamento, sino en el libro 1 de Enoc antes mencionado.

Detalles mencionados en el Nuevo Testamento en que el autor tomó detalles del Antiguo Testamento en su versión en griego.

Pondré el ejemplo de Hechos 7 :53 y de Hebreos 2 : 2, versículos en los cuales el autor del Nuevo Testamento menciona que la ley (los mandamientos de Dios) fue entregada por medio de ángeles, ó fue entregada en la presencia de ángeles.

Esa idea ó concepto ó detalles  no se encuentran exactamente en el Antiguo Testamento en su versión en hebreo (texto masorético), por lo tanto no los encontrará en su Biblia en español en ninguna versión, pero ese detalle se puede encontrar en Deuteronomio 33 : 2 en la versión en griego del Antiguto Testamento (Septuaginta – LXX), los autores del Nuevo Testamento citan continuamente el Antiguo Testamento en su versión griega, la cual tiene algunas diferencias con el texto hebreo (masorético).

La película Los Diez Mandamientos (1956) menciona que utilizó como documentos fuente: Las Sagradas Escrituras, además de los antiguos textos de los historiadores judíos Flavio Josefo, Filo de Alejandría y tambíen en los créditos se menciona el Midrash, texto con enseñanazas de rabinos judíos.

Por lo visto los productores de la película solo utilizaron el Antiguo Testamento derivado ó traducido del texto hebreo, pues si hubieran utilizado tambien como documento fuente el pasaje de Deuteronomio 33 : 2 de la Septuaginta, ó hubieran tomado tambien algún otro texto judío de rabinos como el targum pseudo – Jonathan, entonces la escena en la que Moisés (papel que hace Charlton Heston) recibe los diez mandamientos de parte de Dios, podría haber sido una escena aún más impactante en la que hubieran estado una multitud de ángeles presentes en la entrega de los mandamientos.

 

 

 

Anuncios