Estudio Bíblico Profundo sobre Sodoma y Gomorra.

Estudio Bíblico Profundo sobre Sodoma y Gomorra.

 

Sodoma y Gomorra – Ciudades en las que sus habitantes continuamente pecaban y fueron destruidas por Dios.

En este estudio bíblico sobre la historia de Sodoma y Gomorra, veremos las siguientes verdades bíblicas:

  • Dios es Santo y es juez de toda la tierra, como Dios santo Dios aborrece al pecador.
  • Dios trae calamidades sobre los pecadores.
  • Dios como juez justo y Dios santo no está obligado a tener misericordia, del pecador, sin embargo Dios en su amor llega a tener misericordia del pecador.
  • El pecador merece recibir de Dios el justo castigo por sus pecados contra Dios, pero Dios ha dispuesto un camino de salvación para el pecador.
  • Veremos además cuáles eran los pecados que abundaban en Sodoma y Gomorra.

Bases para entender este estudio.

Para poder entender mejor la historia de Sodoma y Gomorra, es importante sentar las bases y antecedentes sobre la realidad del mundo.

Dios es el creador del Universo, como Dios es santo y no puede obrar con maldad, puso leyes morales en el universo, como Dios es el creador, todos los seres humanos están sujetos a las leyes morales de Dios, les parezca bien ó no, y todos los seres humanos al morir, tendrán que rendir cuentas de sus actos ante Dios.

Dios es el juez de toda la tierra y universo, y como juez justo debe ejercer justicia, y puede castigar al pecador ya sea en vida y aún a la muerte del pecador Dios tiene el poder y autoridad para dar castigo eterno al pecador.

Esto tiene una implicación muy grave porque entonces todo ser humano tendría que vivir en completa santidad obedeciendo a Dios en todo, desde que el ser humano nace hasta que muera, ó de otra forma Dios tendrá que juzgarlo y castigarlo por sus pecados, con castigo sin fin a partir de la muerte del pecador.

Si Dios no juzga y castiga al pecador, entonces sería mal juez, nuevamente eso significa un gravísimo problema para todo ser humano, porque todo ser humano llega a pecar contra Dios.

Entonces como veremos más adelante, con más detalle Dios es santo, Dios es juez justo de toda la tierra, Dios aborrece al pecador y no lo deja sin castigo, Dios destruye ciudades con ira y furor por el pecado continuo de sus habitantes.

¿Entonces que posibilidad tiene un pecador actualmente de salvarse del castigo de Dios, cuando ese pecador muere?

Aaaa

Veamos por partes.

Dios es santo, Dios aborrece al pecador y Dios es juez justo de toda la tierra

 Dios es Santo.

“Porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo” 1ª Pedro 1 : 16.

Esta ley moral establecida por Dios es vigente aún bajo el nuevo pacto en la sangre de Jesús. Dios no obra maldades, cuando el castiga es con justicia, con justo juicio, y bajo las leyes morales de Dios los seres humanos debemos obedecerlo y no obrar maldad, lo cual se puede resumir como enseñó el Señor Jesús el Hijo de Dios en 2 mandamientos básicos:

“Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento.

Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo” Mateo 22 : 37 -39.

Dios aborrece al pecador y es juez justo.

Veamos estos textos:

“Dios es juez justo, y Dios está airado contra el impío todos los días” Salmo 7 : 11

“Jehová prueba al justo;
Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece.

 Sobre los malos hará llover calamidades;
Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.

Porque Jehová es justo, y ama la justicia;
El hombre recto mirará su rostro. ”  Salmos 11 :  5 – 7

Desgraciadamente muchas veces los seres humanos no consideran que están viviendo en el mundo de Dios y bajo las leyes morales establecidas por El y que Dios es juez de toda la tierra y que tienen que rendirle cuentas algún día y continúan transgrediendo sus leyes, y muchas veces mientras no vean que Dios ejerce un juicio severo, siguen en sus malos caminos, veamos el siguiente texto:

“Con mi alma te he deseado en la noche, y en tanto que me dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte; porque luego que hay juicios tuyos en la tierra, los moradores del mundo aprenden justicia.

Se mostrará piedad al malvado, y no aprenderá justicia; en tierra de rectitud hará iniquidad, y no mirará a la majestad de Jehová. ”

Muchas personas se preguntan a su conveniencia, cuándo ven desgracias naturales ó gente pobre, que dónde está Dios, pero a su conveniencia, cuando están en pecado, en engaños, en inmoralidad, de ellos mismos ó viendo la de otros, entonces no se preguntan dónde está el juicio de Dios sobre los pecadores.

Aaaa

Sodoma y Gomorra sus habitantes viviendo en continuo y abundante pecado.

En las ciudades de Sodoma y Gomorra y otras aledañas, sus habitantes vivían en continuo y abundante pecado, sus actividades de maldad y pecado se habían agravado en extremo, al grado de que las injusticias cometidas por sus habitantes habían subido hasta Dios y Dios decidió destruir estas ciudades, es decir matar a los pecadores que habitaban en Sodoma y Gomorra, para acabar con estos pecadores que no tenían temor de Dios y estaban en continuo pecado. (Génesis 18 : 20 – 21).

Esto nos recuerda la historia cuando en tiempos de Noé la maldad de los humanos era abundante y Dios decidió destruir el mundo con un diluvio para matar a los humanos y salvar a Noé y su familia para empezar de nuevo.

Tanto en el caso de Sodoma y Gomorra, como en el diluvio de Noé, es de entender que también los niños y bebés que hubieran existido habrían muerto, y ésta muerte física sería por culpa de los padres y demás habitantes, que por sus pecados continuos trajeron el juicio y destrucción de Dios, sin embargo aún los niños que mueren físicamente sólo son juzgados por sus propios pecados pues Dios es un Dios justo, es por eso que vemos en el gran juicio del trono blanco, mencionado en Apocalipsis, que aún algunos niños son juzgados y echados al lago de fuego y azufre.

En la historia de Sodoma y Gomorra, vemos que Abraham alega con Dios tratándolo de convencer que no destruya esas ciudades considerando que por lo menos hubiera 50 personas justas, no pecadores, Dios sabía bien cuántos justos podía haber, por lo cual la negociación fue hasta el nivel en que Abraham le pide a Dios no destruir Sodoma y Gomorra si tan sólo hubiera 10 personas justas. (Génesis 18 : 23 – 32).

Dios le asegura a Abraham que si tan sólo hubiera 10 justos en tales ciudades no las destruiría y como sabemos que las destruyó eso significa que ni siquiera había 10 personas justas en tales ciudades.

Aaaa

Sodoma y Gomorra merecen destrucción, mediante el juicio justo de Dios, por estar continuamente transgrediendo sus leyes.

Algunos de los pecados que se cometían en estas ciudades.

Algunos comentaristas tomando como base únicamente el texto de Génesis 18, comentan que el pecado por el cual Sodoma y Gomorra merecían destrucción era el pecado de homosexualidad (perversión sexual).

Sin embargo un pasaje en Ezequiel, permite ver que la violencia y la maldad eran más abundantes en todo caso que la perversión sexual.

“Vivo yo, dice Jehová el Señor, que Sodoma tu hermana y sus hijas no han hecho como hiciste tú y tus hijas.

 He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso.

Y se llenaron de soberbia, e hicieron abominación delante de mí, y cuando lo vi las quité.”   Ezequiel 16 : 48 – 50

Por otra parte, el libro de Jaser (mencionado y citado en la Biblia en Josué 10:13 y 2º Samuel 1:18) da más detalles en un par de capítulos sobre el tipo de injusticias, crímenes, pecados que ocurrían en las ciudades de Sodoma, Gomorra, y en las ciudades de Adma, Zoar y Zeboim (mencionadas en Génesis 14 : 8 , Deuteronomio 29 : 23 y Oseas 11 : 8).

En el libro de Jaser se menciona que en aquéllos días la gente de Sodoma y Gomorra y de todas las cinco ciudades (aquí no menciona cuales eran las cinco ni lo menciona antes pero al continuar leyendo el texto se puede deducir que las cinco son las que he mencionado anteriormente) eran extremadamente malvadas y pecadoras ante Dios y provocaban a Dios con sus abominaciones, y sus maldades y crímenes en aquéllos días eran grandes.

Menciona que estos pueblos tenían un valle extenso a medio día de camino y acudían allí 4 veces al año con sus mujeres e hijos y festejaban con música y bailes y luego cambiaban parejas y tomaban a la mujer del otro y las hijas del otro para tener relaciones sexuales, y cada hombre veía a su esposa e hija en las manos de otro hombre y no decían nada, todo esto lo hacían 4 veces al año.

Es decir que abundaba la inmoralidad sexual, lo cual también confirma el texto de Génesis 19 : 4 : 11, donde se muestra a los habitantes varones de Sodoma desde el más joven hasta el más viejo, que le exigían a Lot que sacara a los ángeles de Dios, pues estos habitantes querían tener relaciones sexuales con ellos, lo cual denota que también los habitantes de Sodoma practicaban la homosexualidad, la cual es una abominación ante Dios.

El texto de Jaser, también narra que la esposa de Lot tuvo una hija de nombre Paltith a quien uno de los hombres de Sodoma tomó por esposa. Vino un hombre pobre a la ciudad y todos los de la ciudad pactaron conforme a su costumbre no ayudarlo ni darle de comer hasta que cayera muerto, y así lo hicieron, pero Paltith la hija de Lot tuvo misericordia del hombre pobre hambriento en la calle a punto de la muerte y a escondidas le llevaba alimento por varios días.

Pero fue descubierta y fue llevada a los jueces de Sodoma para mostrar que había alimentado al hombre en contra de las costumbres del pueblo evitando así su muerte, pidiendo castigo contra ella y encendieron fuego en la calle de la ciudad y echaron a Paltith al fuego a que se quemara hasta que muriera hecha cenizas.

En la ciudad de Adma había otra mujer a quien le hicieron algo parecido. Llegó un viajero a la ciudad de Adma para pasar la noche y seguir su camino a la mañana y se sentó del otro lado de la puerta de una casa y la mujer lo vio allí y el hombre le pidió agua y la mujer le dio agua y pan y esto lo supo la gente del pueblo de Adma y llevaron a la mujer a los jueces para ser juzgada por ese acto.

Aaaa

El juez decretó pena de muerte por haber hecho eso (alimentar al viajero pobre).

La gente del pueblo entonces sacó a la mujer y la cubrió con miel de abeja, de la cabeza a los pies, como decretó el juez y la pusieron frente a un nido de abejas y las abejas volaron hacia la mujer picándola hasta que estaba toda hinchada y la mujer gritaba pero nadie le tuvo compasión y sus gritos subieron al cielo.

Y Dios fue provocado por este tipo de crímenes y pecados, de la gente de estas ciudades, pues la gente tenía abundancia de comida y tranquilidad entre ellos pero aún así no ayudaban al necesitado y pobre.

El texto también narra que por orden de los jueces la gente de Sodoma y Gomorra puso unas camas en las calles y si venía una persona a estas ciudades lo tomaban y entonces si el hombre era menos alto que el largo de la cama lo estiraban (torturándolo) entre 3 hombres jalando de un lado y 3 jalando por el otro lado y si el extranjero era más corto que la cama juntaban los extremos hasta que agonizara y gritaban y no tenían compasión de él diciendo aquí se hace así quienes vienen de fuera.

Y también dice el texto que cuando llegaba un hombre pobre los locales le daban plata y oro, pero pactaban no darle nada de comer así que si el viajero se quedaba varios días moría de hambre y entonces la gente volvía a tomar la plata y oro que le habían dado y lo despojaban de sus ropas

Otra cosa que hacían era que cuando un extranjero llegaba con bienes y propiedades, todos los de la ciudad incluyendo niños se juntaban y le quitaban sus cosas por la fuerza dejándolo sin nada, cuando el extranjero protestaba  todos le enseñaban un poquito de lo que le habían despojado diciendo que él se los había regalado, hacían esto para burlarse de él y luego lo echaban fuera de la ciudad.

También este texto menciona que Sarah (la esposa de Abraham) envió a su siervo Eliezer (Génesis 15 . 2) a Sodoma para averiguar sobre Lot. Eliezer vio a un hombre de Sodoma despojando a un hombre pobre de sus ropas mientras el hombre gritó pidiendo auxilio a Eliezer. El ladrón se fue y Eliezer fue tras de él, pero al alcanzarlo el criminal tomó una piedra y golpeó a Eliezer quien empezó a sangrar.

El criminal le demandó recompensa por “quitarle mala sangre” diciendo era la costumbre del lugar, como Eliezer rehusó pagar fue llevado ante el juez quien juzgó a favor del criminal diciendo efectivamente era la costumbre del lugar, pero Eliezer tomó una piedra y golpeó al juez haciéndolo sangrar y Eliezer le dijo al juez, si así es la costumbre aquí entonces paga al hombre lo que yo debí haber pagado pues ese fue el juicio que ha decretado. Y Eliezer se fue.

Hay más ejemplos de crímenes y pecados que se cometían en estas ciudades. (Tal vez luego incluya otros).

Aaaa

Dios como juez justo no está obligado a tener misericordia.

Es importante notar aquí que Dios como juez justo tiene que ejercer juicio y castigo pero no está obligado a tener misericordia.

Pero aún así Dios tiene la prerrogativa de tener misericordia, tenemos en la Biblia otra historia, de la ciudad de Nínive en la cual también sus habitantes estaban cometiendo pecado continuamente y Dios decidió destruir esa ciudad para matar a esos pecadores, en el caso de Nínive Dios envió al profeta Jonás para advertirles que Dios destruiría la ciudad y los habitantes creyeron el mensaje de que Dios destruiría la ciudad y se arrepintieron y se volvieron de sus malos caminos, y en ese caso Dios al ver el arrepentimiento de esos pecadores y que dejaron sus malas obras, tuvo misericordia de ellos y no destruyó la ciudad. Esa historia la encontrará en el libro de Jonás.

Así que en contraste tenemos el caso cuando Dios decide destruir Nínive, pero los pecadores de Nínive se arrepienten.

Podemos conocer más del carácter de Dios por medio de estos pasajes como el de Jonás que muestran cómo reacciona Dios cuando la gente de Nínive se arrepiente y deja su mal camino, y por lo que Dios mismo dice en el siguiente pasaje de Ezequiel, veamos:

“Y cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; si él se convirtiere de su pecado, e hiciere según el derecho y la justicia,

 si el impío restituyere la prenda, devolviere lo que hubiere robado, y caminare en los estatutos de la vida, no haciendo iniquidad, vivirá ciertamente y no morirá.

 No se le recordará ninguno de sus pecados que había cometido; hizo según el derecho y la justicia; vivirá ciertamente.” Ezequiel 33 : 14 -16

Esto revela que Dios para perdonar tiene que ver arrepentimiento genuino, que la persona se arrepienta realmente, y componga su camino y deje de obrar el mal.

Otro pasaje en Jeremías, muestra como Dios, puede hablar de destruir un pueblo, debido a su maldad y pecado, pero si Dios ve que ese pueblo se convierte de su maldad, entonces Dios cambiará de parecer en cuanto a su destrucción.

“En un instante hablaré contra pueblos y contra reinos, para arrancar, y derribar, y destruir. Pero si esos pueblos se convirtieren de su maldad contra la cual hablé, yo me arrepentiré del mal que había pensado hacerles”. Jeremías 18 : 7 – 8

Dios había comunicado al pueblo de Nínive, por medio de Jonás, que ciertamente morirían, cuando la ciudad fuera destruida, pero la gente se arrepintió y dejó su mal camino y Dios viendo este arrepentimiento con hechos, ya no trajo la muerte sobre ellos.

Sodoma y Gomorra destruidas por el juicio de Dios con fuego, pero antes Dios mandó a que sacaran de ahí a Lot y su familia.

Volviendo al caso de Sodoma y Gomorra, recordemos que sus habitantes estaban en continuo pecado el cual se había agravado, recordemos que Dios es juez justo y aborrece al pecador.

Y como dice el texto que vimos anteriormente:

“Jehová prueba al justo;
Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece.

 Sobre los malos hará llover calamidades;
Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.

Porque Jehová es justo, y ama la justicia;
El hombre recto mirará su rostro. ”  Salmos 11 :  5 – 7

Aaaa

Operación Rescate

Antes de que Dios haga llover fuego y azufre sobre estas ciudades para destruirlas y matar a sus habitantes, Dios envió ángeles para sacar de la ciudad a Lot (sobrino de Abraham) y su familia.

Los ángeles de Dios, le dijeron a Abraham que sacara de la ciudad a su familia, incluyendo a sus hijas y yernos que estaban en la ciudad y todo lo que tenía en la ciudad pues la destruirían (Génesis 19 : 12 – 13).

Es importante notar aquí que los ángeles no sacarían ni salvarían a la fuerza a Lot y su familia, para que los ángeles salvaran a Lot y su familia, los ángeles no iban a raptar ó secuestrar a Lot y los suyos, Lot y su familia debían creer el mensaje y obedecerlo para salir de la ciudad.

Sin embargo, Lot al decirles a sus yernos que debían acompañarlo porque la ciudad sería destruida, sus yernos no le creyeron a Lot y se burlaron de él. (Génesis 19 : 14).

Lo mismo pasa con el evangelio de salvación, Dios no salva a la fuerza, la persona debe creer el evangelio para ser salvo creyendo en Jesús.

Temprano por la mañana del día siguiente los ángeles le dijeron a Lot que tomara a su esposa y sus dos hijas que estaban en su casa para salir de la ciudad (Génesis 19 : 15).

Los ángeles dieron a Lot y su familia la instrucción de no detenerse y mirar atrás.

Aaaa

Entonces Dios hizo llover fuego y azufre sobre las ciudades de Sodoma, Gomorra y otras aledañas destruyéndolas con su furor y su ira contra esos pecadores (Génesis 19 : 24 -25 y Deuteronomio 29 . 23).

Pero la esposa de Lot no obedeció la instrucción de los ángeles y miró hacia atrás y se convirtió en estatua de sal, nuevamente vemos que los ángeles no la iban a salvar por la fuerza, también ella debió creer la instrucción de no voltear a mirar atrás hacer conforme a lo instruido por los ángeles. (Génesis 19 : 17 y 26).

Tal vez la mujer de Lot pensó que una vez salida de Sodoma, ya no podía perder su salvación de morir, y que entonces ya estando fuera de Sodoma podía desobedecer el mandamiento de Dios (dado a través de sus ángeles), pero lamentablemente aprendió de la manera dura que si pudo perder su salvación de la muerte ya habiendo salido de Sodoma, por no mantenerse en obediencia a Dios.

Así como la mujer de Lot que pensó que ya no podía perder su salvación inicial, hay algunos que han creído en Jesús y el Espíritu Santo los ha hecho nacer de nuevo, regenerándolos, haciéndolos nuevas criaturas, pues sólo el Espíritu Santo puede hacer que una persona nazca de nuevo, pero algunos de éstos nacidos de nuevo, creen que ya no pueden perder su salvación, aún cuando vivan en desobediencia a Dios, ignorando que el Señor Jesús dijo, que los que entrarán al cielo serán los que una vez creyendo en Jesús y habiendo nacido de nuevo, estén en obediencia a Dios.

Jesús enseño:

“No todo el que me dice: Señor Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” Mateo 7 : 21.

Así que la mujer de Lot ya habiendo salido de Sodoma volteó atrás desobedeciendo la orden de Dios dada por medio de los ángeles. Por cierto el libro de Jaser dice que la mujer de Lot volteó hacia atrás porque le dolió que sus otras hijas que vivían ahí en la ciudad pero no en su casa se quedaron, recordemos los textos anteriores cuando los ángeles de Dios le dijeron a Lot que sacara todo lo que tenía en la ciudad, hijos, hijas, yernos que tuviera en su casa y en la ciudad.

“Y dijeron los varones a Lot: ¿Tienes aquí alguno más? Yernos, y tus hijos y tus hijas, y todo lo que tienes en la ciudad, sácalo de este lugar” Génesis 19 : 12.

Aaaa

Pecadores que en vez de purgar su condena de castigo y tortura eterna en el lago de fuego correspondiente a sus transgresiones a la ley de Dios, resulta que gozan de vida eterna.

Dios siendo perfecto es bueno y santo, hizo al ser humano dándole libre voluntad.

El ser humano finalmente tiene que rendir cuentas ante su creador, ante Dios (todo ser humano será juzgado por Dios), y el ser humano transgrede las leyes de Dios, cometiendo malos actos, pecando.

Dios como juez justo de toda la creación tiene que ejercer justicia y dictar sentencia y castigo contra el pecador, la sentencia y castigo que merece todo pecador es el castigo, tortura y sufrimiento eterno en el lago de fuego.

La persona que transgrede las leyes morales de Dios, peca contra Dios, el ser humano peca contra Dios, cuando roba aunque sea una sola moneda, engaña, comete lujuria, tiene relaciones sexuales fuera del matrimonio, ó relaciones homosexuales, cuando adora a alguien que no sea Dios, tales como ángeles, santos vírgenes, cuando realiza prácticas ocultistas, hechicerías, consulta su horóscopo, cuando se droga ó embriaga, etc.

La persona que ha transgredido así la ley moral de Dios, aún y cuando lo haya hecho sólo una vez, es un pecador, y Dios como tiene que ser justo, tiene que sujetarlo a Su perfecta ley moral y perfecta justicia y darle al pecador un castigo y tortura sin fin en el lago de fuego.

Si Dios no ejerciera justicia, sería injusto y mal juez, Dios debe juzgar conforme a su ley moral y porque Dios es Santo y perfecto, y el pecador peca contra la máxima autoridad del Universo, es merecedor a tortura sin fin.

El ser humano no será juzgado por Dios, por lo que opina el ser humano, ese es el grave problema para todo ser humano y pecador, incluídos los que se dicen ateos.

Dios ha dicho que de ningún modo justificará al malvado véase Exodo 34 : 7.

Pero Dios como ser perfecto también tiene la prerrogativa de ejercer misericordia (lo cual no es una obligación), y así dispuso que el pecador tenga una forma de salvarse del castigo qaue merece y en cambio gozar de vida eterna en paz con El.

Dios mismo se puso una vestimenta de ser humano, en Jesús el hijo de Dios, nacido de una virgen y del Espíritu Santo. Es decir Jesús el Hijo de Dios, es Dios mismo hecho carne y hueso.

Dios dispuso que a Jesucristo que nunca pecó, se le imputen los pecados del pecador y Dios ejerció el juicio sobre Jesucristo, para que él muriera tomando el lugar del pecador.

Es decir que Jesucristo siendo santo e inocente cargó sobre si los pecados de todos los pecadores del mundo y el inocente y santo recibió de Dios el castigo y la ira que Dios tiene por el pecador.

Jesús murió por los pecados de todo el mundo (1ª Juan 2 : 2), de ninguna manera existe una predeterminación divina, de ninguna manera Dios predeterminó antes de que un ser humano nazca que algunos serían salvos ó que algunos irían al infierno. La salvación está disponible para todo ser humano, pero sólo por medio de creer en Jesús el Hijo de Dios, Dios mismo hecho carne y hueso.

Jesús en esa cruz, tomó el lugar del pecador, para recibir el castigo y la ira que de Dios, que el pecador merece recibir de Dios.

Solamente Jesucristo que es Dios hecho humano tiene tan alto valor que su muerte y su sangre inocente derramada,  sirvió para pagar la fianza y salvación de todos los seres humanos. Pero la muerte no puede retener a su creador y Jesucristo resucitó.

Dios en su amor  dispuso así que el pecador que crea en Jesucristo pueda gozar de vida eterna, en lugar de pasar la eternidad en el lago de fuego que es donde realmente debería pasar la eternidad como sentencia y castigo por sus pecados.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”   Juan 3 : 16

“Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por El.

El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios”  Juan 3 : 17 – 18

Has pecado contra Dios, reconoce tu culpa, arrepiéntete, dejando tu mal obrar.

¿Crees en el Señor Jesús, Dios hecho carne y hueso, y que murió en tu lugar, para limpiar tu pecado?

Aaaa

 

Anuncios