El Vaticano prepara un comunicado sobre la existencia de extraterrestres.

El Vaticano prepara un comunicado sobre la existencia de extraterrestres.

En julio de 2014, empezó a mencionarse que el Vaticano preparaba un comunicado sobre la existencia de extraterrestres.

Aunque esto es una conjetura, y la nota surgió de un blog, lo que si se puede apreciar es lo siguiente:

El Vaticano tiene interés en los descubrimientos que puedan confirmar vida extraterrestre.

La participación del Vaticano, a través del observatorio del Vaticano y algunos de sus representantes en conferencias sobre el tema de vida extraterrestre, son un indicio de tal interés.

Es lógico pensar que el Vaticano quiere estar listo con un comunicado, en el evento en que se dé por oficial la existencia de seres extraterrestres.

En 2008 el astrónomo del Vaticano, José Gabriel Funes, dijo en una entrevista al periódico del Vaticano L Osservatore Romano que la existencia de seres extraterrestres no representaría ningún problema para la religión católica y que tales seres podrían estar libres de pecado y estar más evolucionados que nosotros y ser nuestros hermanos.

También se llegó a decir que el nombre del telescopio del Vaticano en Arizona era Lucifer, aunque esto no era cierto.

Un telescopio llamado Lucifer, por sus siglas en inglés ((LBT Near Infrared Spectroscopic Utility with Camera and Integral Field Unit for Extragalactic Research)) es un proyecto desarrollado por varios institutos astronómicos miembros del MGIO (Mount Graham International Observatory ) de varios países y colocado en Mount Graham Arizona, aunque el Vaticano es parte del MGIO, no tiene relación con ese telescopio Lucifer, al cual se le dejo el nombre de Luci en el año 2012.

Ahora bien, ¿qué podemos ó debemos esperar con base en lo que el Vaticano ha dejado ver por sus acciones, con base en lo que he plasmado en otros artículos y que tiene que ver con la realidad de la relación de algunos gobiernos con “seres extraterrestres” que les han pasado tecnología a cambio de otras cosas, relación que se mantiene oculta, y con base en la profecía bíblica?

Ya ha habido eventos multinacionales y multidisciplinarios en los cuales han participado personas que anteriormente han tenido cargos en diversos gobiernos, y en estos eventos han pugnado porque se haga una revelación oficial de la realidad de seres extraterrestres y de sus nexos con gobiernos de algunos países, estos eventos no han tenido un gran efecto en la divulgación de tal información.

Pero, creo que llegará el momento en que la agenda de aquéllos pueda requerir la revelación oficial de la existencia de seres extraterrestres.

Y es que en la relación entre dichos seres y los gobiernos de la tierra, los que marcan la pauta, y dan las órdenes son aquéllos, no son los humanos.

Independientemente de cuál sea el escenario, en que se den las cosas, ya sea una integración paulatina y escondida de algunos de estos seres dentro de la sociedad humana, o ya sea una aparición repentina y sorpresiva de un gran número de enormes naves, sobre cientos de ciudades importantes de todo el planeta, una aparición que cause terror y caos en la población, ante la cual la gente clame por algún líder del mundo que pueda darles tranquilidad, ó incluso una combinación de ambas, la realidad es que llegará un momento en que en este planeta, estén seres que no son originalmente de aquí.

A la mitad del periodo de la tribulación de 7 años, profetizado en la Biblia, seres que actualmente no habitan en este planeta, vendrán sobre el planeta tierra y vendrá una época de terribles calamidades, y vendrá más lamento para los moradores de la tierra (Apocalipsis 12 : 7 – 12).

En esa época vendrán y estarán sobre la tierra el diablo y sus ángeles malévolos, en este planeta que será escenario de grandes cataclismos y calamidades, pero también ese periodo de tiempos finales y previo al regreso del Señor Jesús Cristo para establecer su reino sobre la tierra, será como los días de Noé (Mateo 24 : 37), con hijos híbridos de ángeles malévolos y humanas habitando sobre la tierra.

Estos seres no son santos ni de ninguna manera son “hermanos” de ningún cristiano.