¿Si un cristiano ve pornografía y se masturba pierde su salvación?

¿Si un cristiano ve pornografía y se masturba pierde su salvación?

Esta es tu pregunta, y antes de seguir, quiero llamarte a que como cristiano, debes estar alejándote del pecado.

Ya sea que te consideres cristiano porque asistes todos los fines de semana a un lugar, ó porque te bautizaron cuando no tenías ni entendimiento de que era eso, ó bien porque has creído en Jesús el Cristo y has nacido de nuevo porque el Espíritu Santo te hizo una nueva criatura, debes santificarte, en lugar de estar en los pecados que debes dejar atrás.

No se trata de que sigas viendo pornografía y cometas lujuria y masturbación, no satisfagas los deseos de la carne sino anda en el espíritu.

Cierto hay cristianos verdaderos, incluso ministros, líderes y pastores que llegan a cometer estos pecados, y desgraciadamente con esa suciedad se presentan delante de la congregación a ministrar.

Te llamo al arrepentimiento, a que dejes de ver pornografía y a masturbarte, recuerda que no te vendrá ninguna tentación mayor que la que puedes resistir, sino que junto con ella vendrá la salida.

Pero esto significa que debes resistir activamente, y ponerte alerta desde antes, orando y velando para no caer en tentación.

Empezando por cosas prácticas que puedas hacer, según tu situación, desde poner la computadora de tu casa en un lugar visible, con tu familia, donde rindas cuentas de lo que ves en internet, activando filtros de seguridad para no acceder a páginas de pornografía.

Porque el diablo anda como león rugiente buscando a quien devorar, tú debes estar alerta.

Usa tu computadora y tableta para cosas necesarias, busca una forma sana y santa de cómo distraerte y ventilar tu estrés, haciendo algún ejercicio, deporte, etc.

Recuerdas que el Señor Jesús enseñó que si tu ojo te es ocasión de pecar, es mejor que te lo quites, y mejor que se pierda una parte de tu cuerpo a que entero te vayas al infierno, y ¿entonces que eres capaz de hacer con lo que te es ocasión de ver pornografía?

No seas flojo ni mental ni espiritualmente y anticípate a que la tentación por ver pornografía y masturbarte tocará a tu puerta un día y una noche, pero no puede derribar tu puerta, tú eres quien decides si le abres ó no la puerta, como Dios dijo a Caín, el pecado acecha pero tú lo puedes dominar.

Si incurres en el pecado de cometer lujuria, viendo pornografía, y masturbándote, y no eres pronto para reconocer tu culpabilidad y pecado, y para entonces arrepentirte y confesarlo ante Dios, pidiéndole perdón, entonces lo que puede pasar es que endureces tu corazón, y lo sigues haciendo y como has pecado aunque seas cristiano real, has abierto una puerta legal a que los demonios te demonizen, y como parásitos se te metan, un demonio de lujuria, de masturbación al grado que al rato bajo la demonización, lo estés haciendo compulsivamente, mientras sigas sin arrepentirte y confesarle tu pecado a Dios, y si te llega a tomar la muerte cuando estás pecando, mientras ves pornografía ó mientras te masturbas te viene un paro cardíaco que te mate, mueres en pecado no arrepentido, y la realidad es que aunque hayas nacido de nuevo, si mueres en pecado del cual no admites tu culpabilidad ante Dios, y no se lo confiesas y no le pides perdón, te encontrarás instantáneamente en el infierno, demasiado tarde para reclamarle a tu líder espiritual que te enseñó que no podías perder la salvación, al morir en pecado no arrepentido y no confeso.

Cuando estés en el infierno, no podrá acudir a defenderte tu líder espiritual que te enseñó que no podías perder la salvación, cuando debía enseñarte a andar en santidad, cuidando tu salvación.

Porque esto que plasmo aquí rara vez te lo van a predicar en tu congregación, pero aunque quieras tomar ofensa de lo que digo, te diré que lo que quiere Satanás es que te sigas masturbando viendo pornografía, que quedes atrapado y encadenado a eso, pensando que no es un pecado grave, que no puedes perder la salvación si sigues practicándolo, él quiere que la muerte te tome en tus pecados y caigas en el infierno para luego ser sentenciado al lago de fuego y azufre, por tu pecado no admitido, no reconocido, y por el cual no te arrepientas ni le pidas perdón a Dios.

Si tú quieres conservarte en el pecado de estar viendo pornografía, alimentando tu deseo carnal de lujuria, si lo que quieres es conservar tu pecado de fornicación (aunque sea sólo mental) y de masturbación satisfaciendo tu deseo carnal, sin arrepentirte y deseas conservarlo hasta la muerte, tendrás que pagar por esos pecados tú mismo siendo torturado por siempre en el lago de fuego, Dios no te va a perdonar si tú no admites y reconoces tu culpa en esos pecados por estar viendo pornografía y masturbándote, si aún no descubres a Dios y su carácter a través de la Biblia, entonces deja tu pecado de flojera de estudiar la Biblia para conocer a Dios, y en lugar de ocupar tu tiempo en ver pornografía y masturbarte ponte a leer y estudiar la Biblia para a través de ella conocer a Dios y a Jesús el Cristo y descubrir su carácter y sus preceptos.

Y en lugar de ocupar tu tiempo en satisfacer tus deseos de la carne ponte también como cristiano y siervo fiel a dar fruto, que la muerte te encuentre siendo fiel a Dios en santidad y dando fruto y no te vaya a tomar la muerte sin santidad, en pecado no admitido, no reconocido, no arrepentido, no confesado, por el que no hayas pedido perdón a Dios.

No te vaya a tocar el momento del rapto de la iglesia mientras estás viendo pornografía y mientras te estás masturbando, porque entonces te quedarás y serás puesto a pruebas que nunca te has imaginado, porque has pasado más tiempo masturbándote que estudiando la profecía de la tribulación en la Biblia.

Para ti que estás en ese pecado y formulaste la pregunta, si después de leer esto aún eres lento para entender, lo pondré así:

Arrepiéntete de tu pecado ahora que aún hay tiempo, admite tu culpa y pecado ante Dios, y confiésalo, pídele perdón, porque si la muerte te sorprende en el acto del pecado, ó te sorprende cuando no te has arrepentido de tu pecado, no lo has admitido y no le has pedido perdón a Dios por ese pecado, entonces muriendo te vas a encontrar en el infierno.

¿Acaso eres tan ingenuo, acaso eres tan ignorante del carácter de Dios, de su justicia y santidad, que piensas que si mueres en el pecado de estar cometiendo lujuria, deleitándo tu lujuria viendo actos sexuales de otros, y fantaseando e imaginandote el practicar relaciones sexuales fuera del orden de Dios, y  mueres en esa condición, puedes entrar al cielo, donde habita Dios Jehová Santo y Justo?

Si eso piensas, te equivocas a tal grado que puedes un día de estos morir en tu pecado, en el cual te deleitas, y si mueres abrazando tu pecado no admitido y no arrepentido y no confesado, te encontrarás donde mereces recibir el justo castigo de Dios Santo y Perfecto, para ser torturado sin fin, por pecar contra Dios, y no admitir tu pecado, no arrepiendote y no confesadolo a Dios.

Y estando en el lago de fuego y azufre siendo torturado como justo castigo por tu pecado no admitido, ni arrepentido, ni confesado a Dios, no va a disminuír el ardor del fuego que te torture, porque recuerdes las veces que viste pornografía, ni disminuirá el tormento porque trates de recordar las veces que te masturbaste y fornicaste. En el lago de fuego y azufre, no tendrás acceso a internet para ver pornografía, sino solamente tortura sin fin y sin descanso, un justo castigo de Dios por tus pecados a los cuales no renuncies y no te arrepientas y se los confieses.

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” 1ª Juan 1 : 9

¿Ya tienes memorizados varios de los textos Bíblicos que he mencionado aquí para utilizarlos la próxima vez que te venga la tentación?

Si no los tienes memorizados, no des lugar a la flojera y busca esos textos, anótalos en una hoja que cargues continuamente, apréndelos de memoria, esos y otros, como Huid de la fornicación, como el de llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, y sobre todo ponlos en práctica.

El que en principio hayas formulado la pregunta es buen indicio de que te preocupa tu situación.

Y ten cuidado con los que te dicen, que ya siendo cristiano, no puedes perder la salvación, y por lo tanto, pues puedes seguir en pornografía y masturbación, porque eso es lo que dice Satánás incluso a través de algunos que se hacen pasar por ministros cristianos, pero lo que Dios quiere de ti es que lo obedezcas, manteniéndote en santidad, apartado del mal y del pecado, apartado de la lujuria, apartado de la pornografía, apartado de la fornicación y masturbación.