Por qué los cristianos sufren más que los impíos.

Por qué los cristianos sufren más que los impíos.

Alguien hacía esta pregunta, y comentaré sobre algunas de las razones, pero antes debo añadir las palabras, en esta vida, es decir, el cuestionamiento válido que se hacen muchos cristianos es:

¿Por qué los cristianos sufren más que los impíos, en esta vida?

El rey David en el Salmo 73, señalaba como tenía envidia de los arrogantes, viendo la prosperidad de los impíos, como no sufrían, mofándose y hablando con maldad de hacer violencia, hablando con altanería. Pero luego David dice más adelante en ese Salmo: Hasta que entrando en el santuario de Dios, comprendí el fin de ellos.

La observación de David era válida de ver como los impíos y malvados de su época eran prósperos a pesar de sus maldades.

La observación que hacen muchos cristianos, es certera, en el sentido de que en general se puede ver que los cristianos sufren más que los impíos, es cierto, y existen varias razones por las que esto ocurre.

Todo verdadero cristiano, es decir que ha creído en Jesús y ha nacido de nuevo por el poder y obra del Espíritu Santo, siendo hecho una nueva criatura, habrá notado seguramente, y tal vez incluso lo ha vivido, que en su vida cristiana, a veces sufre más que en su vida previa (en realidad en su muerte espiritual previa) en su vida de pecado previa.

No es nada raro, el encontrar verdaderos cristianos, que sufren problemas familiares, que sufren por falta de empleo, y cuando se revisan sus casos, se puede encontrar que están viviendo en santidad, obedeciendo a Dios, tratando de dar fruto y aún así, algunos de ellos pasan por largos períodos sin empleo, y en medio de problemas y conflictos familiares y personales.

Los cristianos de poco entendimiento llegan a tratar de explicar los problemas de estos cristianos en sufrimiento, diciendo que tienen pecados escondidos, etc., pero eso lo dicen por su ignorancia de temas más profundos a los cuales están ciegos, desconocen aún mucho de cómo funciona el universo creado por Dios.

El asunto se vuelve polémico, cuando algunos ministros persisten en solo predicar erróneamente que el cristiano debe estar en el tope de la montaña del éxito todo el tiempo y que si no es así, es por su culpa ó es por falta de fe.

El malestar para el cristiano verdadero que pasa por sufrimiento, aumenta cuando siente que no es buen testimonio para Dios, que no le trae ninguna gloria a Dios, el hecho de que él siendo cristiano y estando en buen camino, sea visto con problemas que no se solucionan, con falta de empleo, problemas familiares, enfermedades, etc. Y peor aún cuando nota que personas que viven en pecado lo pasan muy bien, mientras pecan, sin mayores sufrimientos, algunos incluso con posiciones importantes de poder y de riqueza.

 Para el cristiano verdadero que está sufriendo y pasando por problemas y por aflicciones, y que tal vez está con malestar porque además ve que los pecadores prosperan más que él, le quiero decir ánimo, entiendo eso porque lo he vivido y lo estoy viviendo, puedo contar más de mi caso, pero ahora quiero brindar información que te permita entender mejor el porqué los cristianos llegan a sufrir más que los pecadores.

1.- Algunos pecadores también tienen a su dios, y su dios es el dios de este mundo y época, tiene poder y riquezas reales y hacen pactos con él.

Para quien sabe que cuando Satanás tentó a Jesús con esa tercera tentación, ofreciéndole todos los reinos del mundo y sus riquezas y que fue una tentación real, pues Satanás contaba con esa autoridad y capacidad para darlo, va en buen camino de entender este asunto un tanto profundo, para quien cree que Satanás no tenía esa autoridad, necesita regresarse a estudiar ese asunto con diligencia para entender cosas más profundas.

Satanás es el dios de ésta era en este mundo terrenal, como lo dice 2ª Corintios 4 : 4, esa autoridad se la ha dado Dios Jehová para que Satanás tenga dominio sobre los reinos de ésta época en este planeta, ciertamente puede dar poder y riquezas tal cuales se los ofreció Satanás a Jesús, tentándolo, (Lucas 4 : 5 – 6) y como le dijo Satanás a Jesús, a quien quiere la da, claro que por un precio, por un pacto. En la 1era carta de Juan Capítulo 5 versículo 19, está escrito “Sabemos que somos de Dios y el mundo entero está bajo el maligno“, lo cual claramente indica que todo el mundo (la palabra griega original es kosmos), todos los reinos y países del mundo están bajo el poder y dominio de Satanás actualmente.

Algunas personas impías, algunos pecadores, han recibido poder y riquezas de Satanás y por eso son prosperados, algunos de ellos lo adoran y sirven como su dios precisamente, haciendo pactos y cosas a cambio, y es real que llegan a tener puestos de poder y riquezas e incluso algunos de ellos llegan a gozar de bastante buena salud y largas vidas, tal vez dentro del mismo paquete.

Estas personas si se ve en términos generales en esta vida terrenal, llegan a ser mucho más exitosos en cuanto a cuestiones materiales y temporales como poder y riquezas, que cuando se compara con los cristianos. La diferencia abismal es que si estas personas mueren en sus pecados pasarán por siempre pagando por sus pecados en el lago de fuego y azufre, en donde no serán de ningún consuelo los títulos de realeza, ni las cuentas bancarias, mientras que el cristiano que aunque haya sufrido escasez de ciertas cosas, aflicciones, enfermedades, sufrimiento injusto, falta de empleo a veces incluso para poder llevar ofrenda a su iglesia, si este cristiano muere conservando su obediencia a Dios (Mateo 7 : 21) y su santidad (Hebreos 12 : 14) pasará la vida eterna con Dios, donde no extrañara la aflicción ni sufrimiento resistido en la vida terrenal.

2.- Los pecadores no tienen problema en comprometer valores ó estándares morales para progresar, mientras que el cristiano al observar leyes morales de Dios, puede quedar relegado a ciertas oportunidades de progreso disponibles para personas que estén dispuestas a ciertos pecados.

En algunos casos los impíos aprovecharán oportunidades de progreso mediante decepción y engaño, mientras que los cristianos obedientes a Dios quedan relegados del progreso disponible para pecadores.

Desde por ejemplo impíos que están dispuestos a copiar en un examen, en comprar las respuestas, en alterar los resultados, hasta personas que se les ofrece progreso en su empleo siempre y cuando engañen, ó roben, ó mientan en cuanto a cantidades de producto ó calidad de producto.

En este mundo donde el dios es Satanás, siempre hay más oportunidades de mejores empleos, mejor pagados, para quienes están dispuestos, a robar, mentir, engañar, tener relaciones sexuales con jefes, recibir sobornos, etc.

3.- Los impíos buscan como prioridad el éxito, el bienestar y siendo esa la prioridad toman caminos pecaminosos que el cristiano no toma.

Por ejemplo un impío puede acceder a brujos, hechiceros y chamanes, cuando su prioridad y urgencia es una sanidad, ó una provisión de dinero, el poder del diablo es real y puede conceder esto de forma rápida, por fuera se verá que la persona tiene la sanidad ó el dinero, etc., pero esas cosas siempre llevan un precio adicional espiritual, y la persona luego sufre otros problemas.

El cristiano no debe poner su prioridad en el bienestar físico y monetario, puede estar en necesidad de salud y necesidad monetaria, pero teniendo a Dios Jehová como su proveedor, se sujeta a la respuesta de Dios, la cual no siempre llegará con la rapidez que el cristiano desea.

4.- A Dios le interesa probar cualidades en el cristiano, y para probar estas cualidades debe someter al cristiano a situaciones que para el cristiano pueden ser de sufrimiento incluso injustificado.

Dios está más interesado en probar la obediencia, fidelidad del cristiano, que en bendecirlo con salud y provisión material, nótese que he dicho más en una cosa que en la otra. Para Dios es prioridad que el cristiano le obedezca y le sea fiel, eso está mucho más arriba en prioridades que darle sanidad y salud continua y prosperidad material.

La forma en que Dios puede probar estas cualidades en el cristiano, demandan que sea sometido a un medio ambiente un tanto hostil e incómodo.

Cuando el inventor quiere diseñar un reloj que funcione bien bajo un uso rudo y de golpes y de presión bajo el agua, tiene que probar el reloj y someterlo a golpes, someterlo a una profundidad bajo el agua, para comprobar si efectivamente funciona bien en tales situaciones, de nada serviría la teoría sin el experimento.

Cuando el cristiano goza de perfecta salud y de medio ambiente perfecto con un empleo sin problemas, cuando tiene dinero para todo lo necesario y mucho más, cuando el cristiano puede profesar su fe sin ser atacado ni visto mal, no se puede probar realmente su funcionamiento como cristiano obediente y fiel a Dios, aún en las circunstancias más adversas. Esto solo se puede comprobar cuando el cristiano es sometido a situaciones adversas, y a sufrimiento injusto.

Mientras tanto Dios no somete a estas pruebas de situaciones adversas a los impíos, no se involucra con ellos, a veces es por misericordia de Dios que no los juzgue con merecida muerte como hizo con Sodoma y Gomorra.

En la Biblia, tenemos algunos ejemplos de siervos de Dios santos que sufrieron injustamente, a quienes Dios probó si en situaciones adversas de sufrimiento injustificado, se mantenían obedientes y fieles a El, tal como el caso de José y Job por mencionar un par de casos.

El caso de José, quien por obedecer a Dios y no caer en una relación sexual pecaminosa con la esposa de su amo, fue acusado y encarcelado injustamente, 12 años en prisión sufriendo encarcelamiento injusto, pero si hubiera sido un impío en su lugar hubiera cedido a la relación pecaminosa y gozado de que además de su trabajo pudiera disponer de la mujer de su amo.

Esa sería la comparación de porque un cristiano sufre más que un impío, además que en el caso de José, Dios no lo sacó de la cárcel pudiéndolo hacer rápido, para probar si aún en esa situación de sufrimiento injusto seguía siendo obediente y fiel. Además de otras razones en su caso particular.

Otra comparación en el caso de Job, justamente por ser temeroso de Dios y santo fue que sufrió injustamente, porque Dios lo sometió a prueba a ver si en situaciones de dolor personal, de pérdida de hijos, de seres queridos, de posesiones materiales y pérdida de salud, aún así se mantenía santo, si Job hubiera sido un pecador, jamás hubiera sido seleccionado por Dios para tal prueba.

Cuando el cristiano no pasa estas pruebas, Dios lo vuelve a someter a la prueba si no la pasa, lo vuelve a someter. Ahora tal vez te hace más sentido cuando lees en Hechos 14 : 22 “Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios”.

5.- Algunos cristianos sufren precisamente porque son cristianos, seguidores de Jesús el Hijo de Dios, y son el blanco de ataques por Satanás, quien utiliza seres humanos de diversos grupos para perseguir, encarcelar e incluso matar a cristianos.

Hay cristianos que por profesar su fe en Jesús, son encarcelados, sometidos a trabajos forzados, sufriendo obviamente más que los pecadores en su misma región geográfica.

Porque en tales regiones geográficas el poder lo tiene Satanás y lo concede a grupos humanos. Tales cristianos no solo llegan a sufrir en vida con situaciones inhumanas, sino incluso llegan a ser ejecutados.

 Por lo menos se me ocurre una razón más por la cual en esta era previa al reino milenial de Jesús, los cristianos sufren más que los impíos.

Espero con estos comentarios ahora tengas una mejor idea de porque los cristianos llegan a sufrir más que los pecadores y enfatizo las palabras en esta vida terrenal. Para el cristiano que supera las pruebas y sale vencedor y a pesar del sufrimiento injusto no llega a negar a Jesús, entonces su vida eterna es libre del sufrimiento experimentado en esta vida terrenal.

Y es que para el cristiano no se trata de tener su mejor vida ahora (como dice el tele predicador de la gran sonrisa) aquí en la vida terrenal, sino de tener su mejor vida en la vida eterna.

El Reino Milenial de Jesús.

Durante el reino milenial de Jésús, será distinto, obviamente hay elementos en estas razones actuales que no existirán durante el reino milenial de Jesús.

Anuncios