Clase Bíblica para Niños sobre Caín y Abel – El pecado está a la puerta acechando – Una ofrenda aceptada y otra no

Clase Bíblica para Niños sobre Caín y Abel – El pecado está a la puerta acechando – Una ofrenda aceptada y otra no

Si busca el estudio para adultos de Caín y Abel utilice el enlace abajo ó permanezca en esta página para las clases para niños de Caín y Abel.

Cain y Abel Estudio Biblico – Informacion Adicional

Objetivos:

Al terminar la clase bíblica sobre Caín y Abel, el niño:

Conocerá el concepto de ofrenda a Dios

Entenderá cual es la ofrenda más importante que se puede ofrecer a Dios.

Entenderá que para Dios lo más importante es nuestro corazón y actitud, más importante que lo que podemos aparentar dar ó hacer.

Conocerá que el pecado, el actuar desobedeciendo a Dios, trata de tomarnos ventaja continuamente y que no se le debe abrir la puerta al pecado.

Génesis 4

Caín y Abel

Expondré los textos bíblicos que ayuden a entender este pasaje para concluir una enseñanza y aplicación de este pasaje.

Al final algunas preguntas que se pueden hacer para afianzar conocimientos y estimular la participación.

4  Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido[a] varón.

Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra.

Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová.

Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda;

pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.

Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante?

Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.[b]

Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató.

Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?

10 Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra.

Este pasaje revela que el pecado está acechando buscando la oportunidad para dominar al hombre que se descuide haciéndose una presa fácil.

Antecedentes

Esta escena de Caín y Abel, ocurre después de que Adán y Eva, desobedecieron a Dios, y Dios los expulsó del Edén.  Es importante marcar que Caín y Abel eran hermanos.

La desobediencia a Dios, se llama pecado. Así que ya existía pecado y desobediencia en el mundo que Dios había creado.

Además en esa época ya estaba Satanás, el diablo en la tierra, para tentar ahora a Caín y Abel para desobedecer a Dios, es decir para pecar contra Dios.

Encontramos que Caín se dedicaba a la siembra y cosecha, a la agricultura,  mientras que Abel se dedicaba a la cría de ovejas.

Las ofrendas que llevan Caín y Abel ante Dios.

¿Qué es una ofrenda a Dios?

Es ofrecerle algo nuestro, ofrecerle algo de lo que podamos tener ó disponer y ofrecerlo de corazón, sin esperar a cambio un favor de Dios, sin esperar a cambio un regalo de Dios, no se trata de hacer intercambios.

La ofrenda mejor que podemos dar a Dios, lo mejor que podemos ofrecer a Dios, el Padre Celestial es nuestra obediencia a El. El obedecer a Dios el Padre Celestial,  también incluye la obediencia a nuestros padres terrenales.

Veamos que ofrendas llevaron Caín y Abel ante Dios.

Después de un tiempo, no se dan más detalles sobre la vida de Caín y Abel, Caín decide llevar de su cosecha,  de lo que la tierra produce una ofrenda para Dios.

Abel lleva de los primogénitos es decir de sus ovejas las primeras que nacieron, las más gordas para presentarlas para ofrenda a Dios.

Dios mira el corazón de la persona, se fija en nuestro corazón, no en nuestra apariencia física.

Dios miró con agrado a Abel y luego a su ofrenda, es decir que Dios miró primero a Abel como persona y lo vio con agrado, luego que Dios ve agradable a Abel, entonces ve su ofrenda también con agrado.

Recordemos que Dios ve en una persona su corazón y su intención, eso es lo que le importa a Dios, Dios se fija en eso y no se fija ni afectará su opinión de nosotros, si somos altos ó bajos, ó delgados ó más gordos, Dios no se fija en el color de nuestra piel y ojos, en si vestimos ropa cara ó no. Dios se fija en nuestro corazón, se fija en si somos personas que obedecemos sus mandamientos ó no.

Dios se fija y mira en todo momento como tratamos a nuestros padres, a nuestros hermanos y familiares, a nuestros compañeros de escuela ó colegio.

Así podemos saber que cuando Dios miró a Abel con agrado es porque como Dios lo sabe todo y ve nuestro corazón por dentro, Dios pudo ver que el corazón y actitud de Abel estaban en orden y sin reproche.

Pero Dios no ve con agrado a Caín y al no encontrar a Caín agradable ante sus ojos,  entonces tampoco halló agradable su ofrenda.

Para poder entender mejor éstos hechos, es importante conocer y recordar el carácter y personalidad de Dios, y entender en que personas se puede El deleitar y a quienes halla agradables.

Algunos versículos muestran algo del carácter de Dios y en quienes se complace El:

“Abominación son a Jehová los perversos de corazón; Mas los perfectos de camino le son agradables” Proverbios 11 : 20

“Los labios mentirosos son abominación a Jehová; Pero los que hacen verdad son su contentamiento” Proverbios 12 : 22

“Se complace Jehová en los que le temen, Y en los que esperan en su misericordia” Salmo 147 : 11

Así que si Dios ve con agrado a la persona porque su comportamiento está de acuerdo con los mandamientos y la santidad de Dios, y tal persona de acuerdo con esa forma de actuar presenta una ofrenda, entonces es razonable que Dios también se agrade de tal ofrenda, pero si Dios no ve con agrado a una persona ya que por su comportamiento no está de acuerdo con los mandamientos y la santidad de Dios, lo más razonable es que la ofrenda que presente tal persona muestre los mismos defectos que la persona y por lo tanto Dios tampoco se deleite con dicha ofrenda.

Y hay que recordar que a Dios no se le puede engañar, no podemos presentar una ofrenda ante Dios, queriendo aparentar que nos hemos portado bien con Dios, cuando en realidad hemos desobedecido a nuestros padres, ó hecho algo injusto.

Por ejemplo Jesús narra el caso de una viuda muy pobre pero que presentó una ofrenda de todo lo que tenía y que aunque en cantidad monetaria era muchísimo menos que las ofrendas de otros,  tenía mucho más valor para Dios y Jesús, pues los que daban más dinero daban de lo que les sobraba, la diferencia en la motivación de la persona hacia Dios en cuanto a dar lo mejor se traduce en hechos al ofrendar. (Lucas 21 : 1 – 4). Una ofrenda aceptable ante Dios no es necesariamente una ofrenda de animal con derramamiento de sangre.

Caín se enoja.

Caín se da cuenta que su ofrenda no fue del agrado de Dios y que la de Caín si lo fue.

Esto es evidente en el pasaje bíblico aunque aquí el pasaje no brinda la información de cómo pudo Caín darse cuenta de ello.

Podemos ver en Jueces 6 cuando Gedeón ofrece una ofrenda al Señor (llamado aquí el ángel de Jehová) que el Señor hizo subir fuego para consumir la ofrenda y que es evidente que el Señor aceptó la ofrenda de Gedeón que consistía en carne de cabrito preparada y panes. Aquí la ofrenda fue aceptada por Dios aún y cuando no tenía derramamiento de sangre pues era un guisado y panes.

Caín demostró en su cara (lenguaje corporal) que estaba enojado porque Dios no aceptó su ofrenda, por lo cual Dios le cuestiona que motivo tiene para enojarse, como cuestionando si tiene un motivo legítimo para enojarse, pues aquí viene lo más importante cuando Dios le da una breve pero importante lección a Caín, pues le dice en el versículo 7:

“Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.”

En otras palabras si haces bien, tendrás honra, pero si no haces bien es de mucho peligro porque en este mundo el pecado está a tu puerta, como fiera al acecho buscando devorarte, así como la presa desea una víctima para atacarla, así el pecado te deseará, pero aún así dentro de esa prueba tú tienes autoridad sobre del pecado, tú te debes enseñorear del pecado y dominarlo para no caer en el, no que el pecado te domine, sino tú someterlo y aplacarlo. Para que seas tú como el cazador que lo somete y lo puede exhibir como trofeo, y no que el cazador resulte siendo el cazado por la fiera.

Caín en lugar de ser obediente con Dios y seguir su consejo y buscar ponerse en orden conDios, ahora planea algo malo contra su hermano Abel.

Cuando Caín se da cuenta que su ofrenda no fue del agrado de Dios, en lugar de revisar su situación, en lugar de temer a Dios y pedir por su misericordia, preguntando a Dios por qué no le agradó su ofrenda y cómo componer su situación, resulta que Caín en lugar de aplicar la lección que Dios le acaba de dar sobre tener cuidado con el pecado que acecha a la puerta, planea un crimen y comete un homicidio al matar a su hermano, Caín mostró y reveló contundentemente su verdadera naturaleza pecadora.

Y continuando en su camino pecador cuando Dios le preguntó por su hermano, Caín miente tratando de ocultar su pecado con otro pecado adicional, lamentablemente en lugar de confesar su pecado y arrepentirse y buscar perdón de Dios, y al recibir Su sentencia se empieza a quejar de tener que esconderse y andar como vagabundo. Lamentablemente Caín no aplicó la enseñanza de Dios sobre tener cuidado con el pecado y dominarlo.

El pecado son como arenas movedizas, cuando uno cae en pecado y no es pronto para arrepentirse y pedirle perdón a Dios, se va uno hundiendo más y más en el pecado. Por eso es muy importante que al llegar a pecar, no nos quedemos así, si no que debemos arrepentirnos de haber hecho mal y confesarlo y pedir perdón a Dios.

 

No Abra Esa Puerta

No Abra Esa Puerta

 

Ilustración utilizada de Caricaturas Alegre (Joyful toons) de Mike Waters, de acuerdo con sus políticas de utilización.

Aplicación:

El cristiano que obedece los mandamientos de Dios, haciendo el bien y andando en santidad hace lo correcto, sin embargo todos los cristianos deben tener presente que el pecado está a la puerta acechando buscando que el cristiano abra la puerta aunque sea un poco para que entonces el pecado entre, aún así el cristiano es quien tiene la autoridad sobre mantener esa puerta cerrada, el pecado no es quien abre la puerta, es el cristiano quien decide si la abre ó la mantiene cerrada.

“Sed sobrios y velad, porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” 1ª Pedro 5 : 8

“Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil” Mateo 26 : 41

Algunas preguntas para afianzar conocimientos y estimular la participación:

¿Cómo se le llama la desobediencia a Dios?

Pecado

¿Por qué fueron expulsados Adán y Eva, del Edén?

Por pecar.

Cuándo Abel y Caín ya vivían fuera del Edén, ¿Quién estaba sobre la tierra para tentarlos para pecar contra Dios?

Satanás, el diablo. El busca tentarnos para que pequemos y desobedezcamos a Dios.

¿Cuál es la ofrenda más importante que podemos ofrecer a Dios?

El obedecer sus mandamientos

¿Cuándo Dios nos ve en que se fija?

El ve y se fija en nuestro corazón, en estamos en obediencia ante El.

¿Qué cosa está a la puerta, esperando que le abramos?

El pecado

¿Qué debemos hacer ante esto?

No debemos abrir la puerta al pecado, debemos resistir la tentación y pedirle al Padre Celestial y a Jesús que nos ayude para no caer en tentación.

Abajo el enlace para el estudio bíblico con información adicional sobre Caín y Abel.

Cain y Abel Estudio Biblico – Informacion Adicional

 

Anuncios