Comentario Bíblico sobre Mateo 24 : 36 y Marcos 13 : 32

Comentario Bíblico sobre Mateo 24 : 36 y Marcos 13 : 32

“Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.

 Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre” Mateo 24 : 36 -37

“Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre”  Marcos 13 : 32

1.- Estos versículos se refieren al evento en el que Jesús regresa a la tierra, para establecer su trono en Jerusalén y para recibir todos los reinos del mundo e iniciar su reinado de mil años sobre la tierra.

Es ese regreso de Jesús, cuando será visto por los habitantes de la tierra que aún estén con vida al final del periodo de tribulación de 7 años.

En Mateo 24, se verá que el versículo 30 se refiere a ese evento, el versículo 30 dice lo siguiente:

 “Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria “ Mateo 24 : 30

De forma similar en Marcos 13 el versículo 26 indica:

“Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en las nubes con gran poder y gloria” Marcos 13 26

El evento en el cual regresa Jesús, después de la tribulación y antes de iniciar su reinado de mil años, está narrado en Apocalipsis 19, del versículo 11 en adelante.

Mateo 24 : 36 y Marcos 13 : 32 se refieren entonces al regreso de Jesús a la tierra, cuando concluye el periodo de tribulación de 7 años, y antes de que inicie su reino milenial.

De tal forma que tales versículos no se refieren al momento del rapto de la iglesia.

Algunas personas usan esos versículos, ó bien ya utilizan como frase el decir “el día y la hora nadie sabe” para referirse al rapto de la iglesia, ó bien al momento en que uno muera físicamente.

2.- No es que Jesús siendo Dios mismo hecho carne y hueso no sepa algo, ya que Jesús es Dios y siendo Dios todo lo sabe, pero esa frase de que sólo el Padre sabe, está relacionada con la costumbre de bodas en el pueblo judío.

Jesús el Cristo es Dios mismo hecho carne y hueso, uno de los atributos y cualidades de Dios es que todo lo sabe, y Jesús que es Dios Hijo, todo lo sabe.

No es que Jesús no sepa cuando regresará a la tierra, lo que dijo tiene que ver con una frase relativa a la costumbre de las bodas judías en su época.

En la Biblia, la unión de la iglesia con Jesús se ilustra como una boda.

Para entender estos versículos es necesario entender las costumbres judías.

En la costumbre de bodas judías, después de que se hacía el compromiso de bodas, el novio partía a la casa de su padre para preparar una nueva habitación en la cual viviría con su esposa, y de hecho pasaría ahí con ella 7 días en un principio.

La novia mientras tanto se preparaba, y aunque supiera el tiempo aproximado en que el novio regresaría por ella para celebrar la boda, el día y hora de su regreso era una sorpresa para la novia y debía estar preparada.

El padre del novio era quien finalmente decidía y aprobaba el momento en que su hijo regresara por la novia para celebrar la boda. Por eso la novia debía estar lista en todo momento para el regreso de su novio.

El novio podía saber el momento en que regresaría, pero el punto importante es que ese día y hora era decidido y aprobado por el padre, así que si alguien le preguntaba al novio, cuándo sería la boda, el novio normalmente podía contestar algo como: “nadie sabe, sólo mi padre sabe”.

Por eso Jesús también utilizó la parábola de las vírgenes esperando al novio en Mateo 25 : 1 – 13, para ilustrar su regreso a la tierra, y en Mateo 25 : 13 dice: “Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir”.

3.- Aunque es lógico pensar que Jesús regrese cuando acaba el periodo de tribulación de 7 años, no se puede saber exactamente el día exacto de su regreso.

Aún y cuando la profecía marca con precisión la duración del periodo de tribulación, mencionándolo en años, en meses y en días, y se puede entender que es cuando dicho periodo concluye, que Jesús regresa, existe una advertencia de que dicho periodo de la tribulación será recortado, por un número desconocido de días, cuando Jesús dice refiriéndose al periodo de tribulación lo siguiente:

“Y si aquéllos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquéllos días serán acortados” Mateo 24 : 22

Watermark