Sodoma y Gomorra. Ciudades destruidas por abundancia de pecado. Información adicional (Libro de Jaser).

Sodoma y Gomorra. Ciudades destruidas por abundancia de pecado. Información adicional (Libro de Jaser).

Sodoma y Gomorra merecen destrucción, mediante el juicio justo de Dios, por estar continuamente transgrediendo sus leyes.

Porque Dios aborrece el pecado y al pecador y Dios ha puesto leyes morales y como juez de toda la tierra tiene que ejercer justicia y castigo a quien transgrede sus leyes.

Veamos este texto:

“Jehová prueba al justo;
Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece.

 Sobre los malos hará llover calamidades;
Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.

Porque Jehová es justo, y ama la justicia;
El hombre recto mirará su rostro. ”  Salmos 11 :  5 – 7

Desgraciadamente muchas veces los seres humanos no consideran que están viviendo en el mundo de Dios y bajo las leyes morales establecidas por El y que Dios es juez de toda la tierra y que tienen que rendirle cuentas algún día y continuan transgrediendo sus leyes, y muchas veces mientras no vean que Dios ejerce un juicio severo, siguen en sus malos caminos, veamos el siguiente texto:

“Con mi alma te he deseado en la noche, y en tanto que me dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte; porque luego que hay juicios tuyos en la tierra, los moradores del mundo aprenden justicia.

Se mostrará piedad al malvado, y no aprenderá justicia; en tierra de rectitud hará iniquidad, y no mirará a la majestad de Jehová. “

Isaías 26 : 9 – 10

Los textos antiguos narran de ciudades que Dios destruyó porque en ellas existía demasiada maldad e injusticia de unos con otros, es decir por abundancia de transgresiones a la ley de Dios (pecados).

La Biblia narra esta historia de la destrucción de Sodoma y Gomorra  en Génesis 18 y 19. Ese texto indica que su pecado se había agravado en extremo (Génesis 18 : 20). Moisés en pasajes como Deuteronomio 29 . 23 indica que además de Sodoma y Gomorra, otras ciudades aledañas fueron destruidas por la misma razón y éste último versículo indica contundentemente que Jehová las destuyó en su furor y su ira.

Algunos comentaristas opinan que el pecado de estas ciudades era el homosexualismo, debido al incidente narrado en Génesis 19 : 4- 9.

El libro de Jaser (mencionado y citado en la Biblia en Josué 10:13 y 2º Samuel 1:18) da más detalles en un par de capítulos sobre el tipo de injusticias, crímenes, pecados que ocurrían en las ciudades de Sodoma, Gomorra, y en las ciudades de Adma, Zoar y Zeboim (mencionadas en Génesis 14 : 8 , Deuteronomio 29 : 23 y Oseas 11 : 8).

Algunos de los pecados que se cometían en estas ciudades.

En el libro de Jaser se menciona que en aquéllos días la gente de Sodoma y Gomorra y de todas las cinco ciudades (aquí no menciona cuales eran las cinco ni lo menciona antes pero al continuar leyendo el texto se puede deducir que las cinco son las que he mencionado anteriormente) eran extremadamente malvadas y pecadoras ante Dios y provocaban a Dios con sus abominaciones, y sus maldades y crímenes en aquéllos días eran grandes.

Menciona que estos pueblos tenían un valle extenso a medio día de camino y acudían allí 4 veces al año con sus mujeres e hijos y festejaban con música y bailes y luego cambiaban parejas y tomaban a la mujer del otro y las hijas del otro para tener relaciones sexuales, y cada hombre veía a su esposa e hija en las manos de otro hombre y no decían nada, todo esto lo hacían 4 veces al año.

El texto también narra que la esposa de Lot tuvo una hija de nombre Paltith a quien uno de los hombres de Sodoma tomó por esposa. Vino un hombre pobre a la ciudad y todos los de la ciudad pactaron conforme a su costumbre no ayudarlo ni darle de comer hasta que cayera muerto, y así lo hicieron, pero Paltith la hija de Lot tuvo misericordia del hombre pobre hambriento en la calle a punto de la muerte y a escondidas le llevaba alimento por varios días.

Pero fue descubierta y fue llevada a los jueces de Sodoma para mostrar que había alimentado al hombre en contra de las costumbres del pueblo evitando así su muerte, pidiendo castigo contra ella y encendieron fuego en la calle de la ciudad y echaron a Paltith al fuego a que se quemara hasta que muriera hecha cenizas.

En la ciudad de Adma había otra mujer a quien le hicieron algo parecido. Llegó un viajero a la ciudad de Adma para pasar la noche y seguir su camino a la mañana y se sentó del otro lado de la puerta de una casa y la mujer lo vió allí y el hombre le pidió agua y la mujer le dio agua y pan y esto lo supo la gente del pueblo de Adma y llevaron a la mujer a los jueces para ser juzgada por ese acto.

El juez decretó pena de muerte por haber hecho eso (alimentar al viajero pobre).

La gente del pueblo entonces sacó a la mujer y la cubrió con miel de abeja, de la cabeza a los pies, como decretó el juez y la pusieron frente a un nido de abejas y las abejas volaron hacia la mujer picándola hasta que estaba toda hinchada y la mujer gritaba pero nadie le tuvo compasión y sus gritos subieron al cielo.

Y Dios fue provocado por este tipo de crímenes y pecados, de la gente de estas ciudades, pues la gente tenía abundancia de comida y tranquilidad entre ellos pero aún así no ayudaban al necesitado y pobre.

El texto también narra que por orden de los jueces la gente de Sodoma y Gomorra puso unas camas en las calles y si venía una persona a estas ciudades lo tomaban y entonces si el hombre era menos alto que el largo de la cama lo estiraban (torturándolo) entre 3 hombres jalando de un lado y 3 jalando por el otro lado y si el extranjero era más corto que la cama juntaban los extremos hasta que agonizara y gritaban y no tenían compasión de él diciendo aquí se hace así quienes vienen de fuera.

Y también dice el texto que cuando llegaba un hombre pobre los locales le daban plata y oro, pero pactaban no darle nada de comer así que si el viajero se quedaba varios días moría de hambre y entonces la gente volvía a tomar la plata y oro que le habían dado y lo despojaban de sus ropas

Otra cosa que hacían era que cuando un extranjero llegaba con bienes y propiedades, todos los de la ciudad incluyendo niños se juntaban y le quitaban sus cosas por la fuerza dejándolo sin nada, cuando el extranjero protestaba  todos le enseñaban un poquito de lo que le habían despojado diciendo que él se los había regalado, hacían esto para burlarse de él y luego lo echaban fuera de la ciudad.

También este texto menciona que Sarah (la esposa de Abraham) envió a su siervo Eliezer (Génesis 15 . 2) a Sodoma para averiguar sobre Lot. Eliezer vió a un hombre de Sodoma despojando a un hombre pobre de sus ropas mientras el hombre gritó pidiendo auxilio a Eliezer. El ladrón se fue y Eliezer fue tras de él, pero al alcanzarlo el criminal tomó una piedra y golpeó a Eliezer quien empezó a sangrar.

El criminal le demandó recompensa por “quitarle mala sangre” diciendo era la costumbre del lugar, como Eliezer rehusó pagar fue llevado ante el juez quien juzgó a favor del criminal diciendo efectivamente era la costumbre del lugar, pero Eliezer tomó una piedra y golpeó al juez haciéndolo sangrar y Eliezer le dijo al juez, si así es la costumbre aquí entonces paga al hombre lo que yo debí haber pagado pues ese fue el juicio que ha decretado. Y Eliezer se fue.

Hay más ejemplos de crímenes y pecados que se cometían en estas ciudades. (Tal vez luego incluya otros).

El resto de la historia tal vez ya usted lo conoce,

Dios ejecuta juico contra estas ciudades destruyéndolas con fuego, y Dios comisionó 2 ángeles para participar en la operación de rescate de Lot y su familia antes de la destrucción de estas ciudades haciendo llover fuego sobre ellas. (Véanse detalles en Génesis capítulo 19).

Dios ha puesto leyes en su creación, leyes morales y aunque dió libre voluntad al ser humano, Dios como juez de toda la tierra tiene que aplicar la ley y ejercer justicia, Dios aborrece al pecado y al pecador.

“Jehová prueba al justo;
Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece.

Sobre los malos hará llover calamidades;
Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.

Porque Jehová es justo, y ama la justicia;
El hombre recto mirará su rostro.”  Salmos 11 : 5 – 7 

Juicio y Sentencia aplicable.

Como dice Génesis 18 el pecado se había agravado en estas ciudades

Aún y cuando Abraham pedía a Dios que las ciudades no fueran destruidas si por lo menos había 50 personas justas, aunque no había 50 y entonces Abraham comenzó a regatear hasta que Dios dijo que si había por lo menos 10 personas justas,  Dios no destruiría las ciudades,  como no había ni siquiera 10 personas justas, es que Dios continúa con su juicio de destruir las ciudades.

Dios como juez de toda la tierra tiene que aplicar la ley y la justica y no está obligado a tener misericordia ni perdonar al pecador, tema que merece un estudio más profundo que he abordado en otro artículos.

Le recomiendo estudiar el caso de Nínive otra ciudad en la cual abundaba el pecado y Dios decide destruirla pero envió a Jonás a avisar que sería destruida y en ese caso el pueblo reaccionó creyendo el mensaje y arrepintiéndose y dejando sus malas obras y Dios no destruyó la ciudad. (Libro de Jonás en el Antiguo Testamento).

Pecadores que en vez de purgar su condena de castigo y tortura eterna en el lago de fuego correspondiente a sus transgresiones a la ley de Dios, resulta que gozan de vida eterna.

Dios siendo perfecto es bueno y santo, hizo al ser humano dándole libre voluntad.

El ser humano finalmente tiene que rendir cuentas ante su creador, ante Dios (todo ser humano será juzgado por Dios), y el ser humano transgrede las leyes de Dios, cometiendo malos actos, pecando.

Dios como juez justo de toda la creación tiene que ejercer justicia y dictar sentencia y castigo contra el pecador, la sentencia y castigo que merece todo pecador es el castigo, tortura y sufrimiento eterno en el lago de fuego.

Pero Dios como ser perfecto también tiene la prerrogativa de ejercer misericordia (lo cual no es una obligación), y así dispuso que el pecador tenga una forma de gozar de vida eterna en paz con El.

Una parte de Dios se hizo humano en Jesús, la creación no puede contener a su Creador, por eso solo una parte de Dios se hizo carne y hueso en Jesucristo.

Dios dispuso que a Jesucristo que nunca pecó, se le imputen los pecados del pecador y Dios ejerció el juicio sobre Jesucristo, para que él muriera tomando el lugar del pecador. Solamente Jesucristo que es Dios hecho humano tiene tan alto valor que su muerte y su sangre inocente derramada,  sirvió para pagar la fianza y salvación de todos los seres humanos. Pero la muerte no puede retener a su creador y Jesucristo resucitó.

Dios en su amor  dispuso así que el pecador que crea en Jesucristo pueda gozar de vida eterna, en lugar de pasar la eternidad en el lago de fuego que es donde realmente debería pasar la eternidad como sentencia y castigo por sus pecados.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”   Juan 3 : 16

“Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por El.

El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios”  Juan 3 : 17 – 18

Véase tambien el enlace abajo para más detalles sobre este tema:

Estudio Bíblico Profundo sobre Sodoma y Gomorra

Watermark