De hachas flotantes, burros que hablan, peces que tragan humanos y otras cosas sobrenaturales.

De hachas flotantes, burros que hablan, peces que tragan humanos, seres en vehículos invisibles, mares y ríos que se abren, sol que deja de avanzar en el cielo, y algunas otras cosas.

 Para quienes ya han nacido de nuevo, y gustan de platicar a otros acerca de Jesús y de la Biblia, es conveniente recordar que la Biblia siendo inspirada por Dios es algo que requiere que el lector tenga fé para creer lo que está escrito, sobre todo para creer en que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios y que murió por los pecadores y que resucitó.

“Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío y Dios mío!  Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste;  bienaventurados los que no vieron y creyeron” Juan 20 : 28 – 29.

“Así que la fé es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”  Romanos 10 : 17

Quien empieza a leer la Biblia entra al mundo sobrenatural, en el cual:

Existen gigantes. (Antiguo Testamento)

Cabezas de hacha (de hierro)  que flotan en el agua. Cuando un hombre de Dios la hace flotar después de que se hundió.  2 Reyes 6 : 1 – 7

Mares y ríos que se abren para que pase la gente  y que se cierran para que no pasen otros. Exodo 14 : 21 -31, Josue 3 : 14 – 17

Cuervos que proveen alimento a alguien necesitado. Tinaja con harina que no se acaba y vasija con aceite que no mengua (Elías – 1 Reyes 17)

Seres y sus vehículos que son invisibles.  2 Reyes 6 : 17

El Sol se detiene casi todo un día y también retrocede. Josue 10 : 13, Isaías 38 : 8

Burros que hablan y ven seres invisibles. Números 22 : 26-34

Peces que tragan humanos y sin digerirlos los depositan en la playa sanos y salvos.  Libro de Jonás.

Peces que tienen la moneda justamente necesaria para pagar impuestos. Mateo 17 : 27.

Entre otros tantos casos sobrenaturales.