Transferencia de espíritus en la ministración. Cuando te imponen manos y cuando impones manos. Transferencia de demonios

Transferencia de espíritus en la ministración.      Transferencia de demonios al imponer manos y al permitir la imposición de manos en uno.

Imposición de manos con ligereza.

Precauciones y ciudados que se deben tener al ministrar y en la imposición de manos y al orar por otros.

 

Este estudio y articulo tiene por propósito enseñar que mientras que es Bíblico el imponer las  manos, también es Bíblico el no hacer esto a la ligera.

Podemos ver imposición de manos en textos como Hechos 6 : 6, 2a Timoteo 1 : 6

La Biblia señala:  “No impongas con ligereza las manos a ninguno, ni participes en pecados ajenos. Consérvate puro” 1ª Timoteo 5 : 22

Este artículo se refiere al riesgo que existe de transferencia de demonios durante la ministración y oración, y del cuidado y precaución que debe ejercer todo cristiano al ministrar y orar por otros y cuando el cristiano permite que otros oren por uno y le impongan las manos.

El evento narrado en Marcos 5 : 10 -20 en el cual Jesús libera al gadareno de demonios, muestra que en la ministración a personas demonizadas,  los demonios dentro de dicha persona buscan el mudarse ó transferirse a otra persona, en el caso del gadareno, la mejor segunda opción fue  ir a unos puercos.

La Biblia no brinda más ejemplos ó un análisis exhaustivo de otros casos sin embargo, muestra la realidad del caso.

Es debido a la realidad de que los demonios que se encuentren demonizando a una persona y ante la ministración ó liberación que se brinde a su anfitrión, que dichos demonios busquen el transferirse a otra persona y esto puede ocurrir sin que los presentes e involucrados se den cuenta y por esto mismo es necesario que el cristiano tenga presente esa posibilidad para ejercer el cuidado y buscar la protección de Dios bajo la sangre de Jesucristo ante tal riesgo.

También es importante mencionar aunque parezca obvio,  que si el cristiano que brinda la ministración se encuentra en pecado, aún en la práctica de algún pecado, con pecado inconfeso, tiene una puerta abierta a demonios y puede ser fácilmente el blanco de una transferencia durante una ministración, por ejemplo si el cristiano que va a ministrar se encuentra en pecado de adulterio ó de lujuria por pornografía  y ministra a una persona que tenga demonios de lujuria se vuelve  un blanco fácil de transferencia.

Este artículo tiene por propósito ilustrar la realidad de estos riesgos y por ende la importancia de que el cristiano tenga cuidado en buscar la protección de Dios, de arrepentirse y confesar cualquier pecado que aún pueda tener y cubrirse con la sangre de Jesucristo previo y durante los periodos de oración y ministración por otros.

Caso 1

Este caso lo tomo del sitio de Parson Rayphe (enlace) pastor y médico misionero quien supo el caso de un cristiano sincero que atendió una reunión en su iglesia, hubo una invitación para que unos oraran por otros, previo a eso el hombre empezó a sentir síntomas de un resfriado,  el hombre desconocía a las otras personas pero aún así aceptó sus oraciones. La mañana siguiente ya no tenía los síntomas del resfriado pero no podía abrir sus manos.

El atribuyó esto a que una de las personas que oró por él la noche anterior tendría artritis, así que oró y renunció el espíritu de artritis e inmediatamente pudo abrir sus manos.

No significa que todos los casos de artritis sean demónicos, pero el caso es que el hombre confió en personas que no conocía bien,  por oración para sanidad y recibió una enfermedad.

El relato no menciona si hubo imposición de manos, pero me parece que esa es la explicación de porque ocurrió tal situación con este cristiano y por los detalles que daré más adelante.

La sinceridad del cristiano al permitir que le impongan manos ó al imponerlas esa sinceridad por si sola no es ninguna protección.

Aaaa

Watermark

Nota importante

Aprovechando los siguientes casos expuestos,  enfatizo la importancia de que el cristiano se ponga bajo la protección de Dios y se cubra con la sangre de Jesucristo y no tenga puertas abiertas por pecados aún practicados, inconfesos ó sin arrepentimiento, en particular cuando se ora ó ministra por personas involucradas en ocultismo y personas que sufren demonización.

Mientras que el imponer manos a una persona que no tiene demonización sino una simple enfermedad, no representa riesgo para el cristiano que impone las manos, el ministrar e imponer manos sobre alguien que sufre incluso la manifestación de una enfermedad pero por demonización si representa riesgos para el cristiano que impone manos.

Caso 2

Kurt Koch un cristiano maduro y consejero espiritual con amplia experiencia en ministración y autor de varios libros relata el siguiente caso.

Una mujer estuvo orando por una persona que había intentado suicidarse, y empezó a tener pensamientos de suicidio ella misma.

Caso 3

De Kurt Koch también.  Un cristiano oró por otro hombre inestable mentalmente y con pensamientos de suicidio. Este ministro cristiano empezó a tener pensamientos de suicidio, él primer hombre se mató de un disparo, ese mismo día el ministro tuvo una batalla contra pensamientos de suicidio aunque no sabía que el primer hombre por quien había orado ya se había suicidado.

Caso 4

De K.K. también. Un ministro Pentecostés en muchas ocasiones impuso manos sobre un hombre enfermo. Posteriormente él desarrolló la misma enfermedad del hombre por el cual imponía manos y finalmente murió de esa enfermedad.

Caso 5

De K.K. Un oficial del Ejército de Salvación oraba por un hombre que se había rendido al diablo, dicho hombre era sádico también. Después de meses de oración intensa en intercesión por el primer hombre, el oficial del Ejército de Salvación que estaba intrcediendo en oración empezó a tomar placer en golpear a su mujer y una noche de luna llena le dijo: “Me gustaría entrar en contacto con el bajo mundo esta noche”.

Caso 6

De K.K.  Una enfermera estuvo dando consejería a una prostituta y orando intensamente por ella, la prostituta fue liberada de su forma de vida, pero la enfermera empezó a tener fuertes deseos sexuales que nunca había conocido antes, a través de la intercesión se apreció una transferencia de demonio con la liberación de la prostituta pero la opresión en la enfermera.

Caso 7

De K.K. Impactante caso el cual es más largo y expondré en resumen. Un misionerio en China fue a ministrar a una bruja que estaba en el lecho de la muerte, la bruja había rendido su vida al diablo.

Tras una lucha espiritual la bruja hizo un acto específico y evidente de renuncia al diablo. Al mismo tiempo en la casa del misionero,  su hijo se estaba ahogando con un pedazo de alimento, la madre no hizo lo que el misionero pudo haber hecho para que no se ahogara, la madre oró por el niño ya inconciente y en ese momento el niño despertó y sonrió a su madre y hermana¸ volvió a cerrar los ojos y murió.

El ministro regresó de haber ministrado a la bruja quien antes de morir fue salva por Jesucristo, y descubrieron que el niño se ahogó justo en el momento en que la bruja hizo el acto de renuncia al diablo.  Transferencias de espíritus ocurren,  personas oprimidas que son liberadas y otros no oprimidos son atados. Pero en este caso se pudo haber evitado si el misionario hubiera puesto su familia bajo la protección de Jesús al ministrar a la hechicera.

Los casos anteriores de Kurt Koch los he tomado de su libro The Devil´s Alphabet.

El caso anterior del misionero sirve para recordar a los misioneros que trabajan en particular en lugares con mucha brujería, sobre la importancia de continua y diariamente ponerse bajo la protección de Jesucristo y bajo la sangre de Jesucristo.

Koch señala en su libro “Occult ABC”, el caso de un evangelista y presidente de iglesias locales en Costa de Marfil, los brujos locales trataron de matarlo con veneno, pero el evangelista sólo sufrió un leve malestar estomacal, un año después el jefe de los brujos admitió que lo hubiera matado si no era porque el Dios del evangelista era más poderoso que el dios del brujo.

Pero también cuenta el caso de un pastor y su esposa en Suiza en un área donde se practicaba mucha hechicería y ellos oraban contra la hechicería en general, la esposa del pastor quedó demonizada por el resto de su vida sin quedar libre.

El pastor admitió que no se ponían bajo la protección de la sangre de Jesucristo lo suficiente. Koch señalaba que no recomendaba orar así contra hechicería en general, si acaso por quienes eran afectados por ella y querían ser libres.

Relataba que sabía de muchos casos de misioneros que habían sentido que era su deber orar contra sacerdotes de templos budistas ó Hindús y habían perdido la razón.

Como enfatiza Koch, los misioneros que trabajan en estos lugares peligrosos han aprendido la importancia de ponerse bajo la protección de la sangre de Jesucristo y orar aprovechando promesas como las de Zacarías 2 : 5 “Yo seré para ella, dice Jehová, muro de fuego en derredor, y para gloria estaré en medio de ella” y Lucas 10 : 19 “He aquí os doy potestad de hollar sobre serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo y nada os dañará”.

Caso 8

Una mujer cristiana intercedió por otra mujer que sufría depresiones. Las depresiones abandonaron a la mujer por la que intercedió y volvió a ser una persona normal y alegre.

Sin embargo, a partir de entonces, la mujer cristiana que oró, empezó a tener experiencias extrañas en la noche. Tenía la sensación de que había alguien en su cuarto y quería matarla. Finalmente oró y ordenó en el nombre de Jesús, al poder maligno que se fuera. La fuerza maligna desapareció y no la molestó más.

Del libro de K.K.  Between Christ and Satan.

Caso 9

En este caso yo mismo fui participante y ocurrió en un viaje de misiones, en el cual se estaba brindando ayuda médica, etc, y había un grupo de jóvenes involucrados en malas cosas, al parecer ocultismo y satanismo, uno de ellos tenía tatuado un 666, en esa época yo era  aún más ignorante de las realidades espirituales, aunque con una pasión por las cosas de Jesucristo.  E insisto y puedo ahora decirlo por propia experiencia que la pasión por Jesucristo y la sinceridad en si solas no sirven como protección cuando se obra en ignorancia de las realidades espirituales.

Otros misioneros y yo oramos por unos de estos jóvenes, yo impuse manos sobre uno de ellos.

Luego el semblante y renuencia  de ellos a saber de Jesucristo cambió radical y súbitamente, hasta ahí todo parecía muy bien, los dejamos en la iglesia donde se ministró.  Pero poco tiempo desúes al abordar el transporte de regreso a la casa misionera me comencé  a sentir mal físicamente, muy de repente como notablemente enfermo, con un gran malestar,  lo cual duró el resto de la noche, debido a mi ignorancia me ocurrió esto ó bien pudo haber durado solo unos minutos, pero gracias a buscar la ayuda de Dios y Jesucristo el malestar no pasó de esa noche.

Si bien es cierto que la experiencia que pasé yo pensaba que sería temporal fue innecesario que yo pasara por eso.

Ahora entiendo que mi ignorancia me llevó a no buscar la protección específica de Dios y cubrirme espiritualmente con la sangre de Jesucristo previo a la ministración  y oración particular por estos jóvenes y junto con una imposición de manos me llevó a ser oprimido por un demonio con síntomas de enfermedad esa noche, yo tenía apenas un año de haber nacido de nuevo y aún desconocía muchas cosas. Previo al viaje misionero yo pasé 7 o 10 días en ayuno (sin tomar alimento, solo líquidos)  y oración y no tenía yo puertas abiertas al enemigo por pecados ocultos ó inconfesos.

En este caso se puede apreciar lo que parece a toda vista la transferencia de un demonio en uno de estos jóvenes hacia mí para oprimirme con enfermedad, a consecuencia de la ministración e invadir el “terreno” del demonio. Aprendí mi lección y tiempo después aprendí la importancia de no imponer manos con ligereza, de protegerme bajo la sangre de Jesucristo.

Años después el escenario fue muy distinto cuando aconsejaba y ministraba a un joven demonizado y en su casa se daban manifestaciones demoniacas abiertamente, el demonio tomaba al joven para hacer rituales incluso, ante una llamada de emergencia, hubo un caos en su casa cuando el demonio se manifestó en el joven llevándolo incluso con ojos cerrados a realizar un ritual en latín, idioma desconocido por el joven, frente a pentagramas y símbolos que el demonio había hecho en las paredes y apenas recibí la llamada cuando el demonio la cortó,   acudí listo para incluso torturar a los demonios en mi autoridad en Jesucristo, ante lo cual el demonio se mantuvo sin siquiera intentar manifestarse.

A veces el cristiano pasa por duras pruebas y batallas de las cuales debe aprender y salir   más fuerte espiritualmente para la siguiente batalla.

Caso 10

K.K. reporta el caso de un estudiante que fue invitado a la iglesia Pentecostal en Irlanda, donde le dijeron que solamente quien hablara lenguas tenía el bautismo del Espíritu Santo. Uno de los oradores le impuso manos y él empezó a hablar en lenguas, sintió emociones dentro de él. Después de unas semanas, el estudiante ya no tenía deseo de leer su Biblia, ni de orar, y su certeza original de salvación había desaparecido, perdió la certeza de sus pecados perdonados. Fue solo después de que él renunció esta experiencia que recibió de nuevo.

Si bien es cierto que existe el don de lenguas legítimo de Dios, también existen las lenguas demoniacas.

En este caso se puede apreciar también que este estudiante cristiano, al permitir que le impusiera manos una persona extraña, a quien él no conocía, y sin orar por protección de Dios, y que por lo visto era una persona demonizada, fue el conducto para lo que parece ser una transferencia de demonios con manifestación de lenguas demoniacas y el efecto de moverlo a dejar de orar y leer su Biblia.

Aaaa

No imponer manos con ligereza, no tocar objetos ó personas demonizados.

Kurt Koch advertía ya desde hace muchos años sobre como el poner manos ó tocar objetos demonizados (ó “cargados”) ó personas demonizadas, les da derecho legal a los demonios a entrar en uno, a demonizarlo a uno, es decir que se de una transferencia.

El  imponer manos sobre personas demonizadas  ó tocar objetos demonizados ó cargados, de ninguna manera debe tomarse con ligereza debido a las consecuencias que puede traer. Es un asunto que se debe tomar con mucha seriedad.

Imposición de manos con ligereza ampliamente practicado en iglesias carismáticas y no-denominacionales.

El imponer manos en la oración y ministración nunca se debe tomar a la ligera. Lamentablemente he visto como en algunas congregaciones no denominacionales y carismáticas se practica con abundante ignorancia y ligereza, con los riesgos de transferencia de espíritus y demonios que esto conlleva.

La Biblia señala:  “No impongas con ligereza las manos a ninguno, ni participes en pecados ajenos. Consérvate puro” 1ª Timoteo 5 : 22

Una vez en una congregación de este tipo (no denominacional) la persona al frente que daba los avisos “tuvo la ocurrencia” (y seguramente por su ignorancia del riesgo espiritual) de que toda persona pusiera mano sobre la de su izquierda para orar con lo que prácticamente todos impusieron manos sobre el vecino, debido a esto la mayoría de las personas no tenía la menor idea de quien era la persona que estaba imponiéndoles manos y orando por ellos y la ignorancia de este riesgo seguramente los llevó a no pensar en eso ni preocuparse por eso, pues estaba cada uno ocupado en imponer mano y orar por el del otro lado.

La ignorancia ante tal evento, los llevaba a aceptar indiscriminadamente la imposición de manos y oración por parte de alguien que tal vez ni conocían, y tampoco en orar a Dios por protección por si acaso la persona ni era cristiana.   Pero aún en este tipo de congregaciones hay cristianos que piensan que por el simple hecho de estar ahí todos los presentes son cristianos sanos espiritualmente.   Este tipo de eventos fuera de orden son propicios para transferencia de demonios y espíritus en forma involuntaria (lo cual es un hecho) y también en forma voluntaria para los asistentes satanistas que acuden a iglesias y congregaciones cristianas para hacer su obra.

Desgraciadamente algunas de estas iglesias y congregaciones aún pasan más tiempo hablando del falso evangelio de prosperidad material que de cosas más importantes y prácticas y eso les lleva a mantenerse ignorantes a muchos asuntos espirituales.

Así como la imposición de manos puede transferir cosas buenas de Dios, como ilustra 1ª Timoteo 4 : 14 “No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de manos del presbiterio”, también la imposición de manos puede ser para transferencia de demonios ó espíritus malignos.

Conclusión:

El cristiano no debe permitir que cualquier persona le imponga manos, pues corre el riesgo de que si no conoce bien al que le imponga manos, si no se trata de una persona realmente de Dios y que ande en santidad, le puede transferir incluso involuntariamente un demonio, el cristiano que recibe imposición de manos debe ejercer discernimiento y de cualquier forma pedir protección a Dios, por cualquier cosa espiritualmente sucia que pueda tener quien le impone las manos y ore por él.

El cristiano que ora por otro debe tener cuidado en buscar la protección de Dios, de arrepentirse y confesar cualquier pecado que aún pueda tener y cubrirse con la sangre de Jesucristo previo y durante los periodos de oración y ministración por otros.

Si bien se puede interpretar que en el caso de que el cristiano ministre a un enfermo, y tratandose simplemente de una enfermedad física (no de un mal físico causado por demonio) es Bíblico el imponer las manos, tal vez no siempre pueda distinguir si el ministrado sólo padece una simple enfermedad física, ó si es un malestar físico causado por demonización, es mejor pedir la guía del Espíriu Santo, y en caso de imponer manos, nunca está por de más que el ministrador clame la cobertura de la sangre de Jesús, para su protección, siempre y cuando el ministrador no está en pecado y por lo tanto no exista riesgo de que esté demonizado y le transfiera un demonio al ministrado, ó que el ministrador por estar en pecado tenga una puerta legalmente abierta para que sea demonizado por algún demonio del ministrado.

Para aquéllos cristianos que se publicitan diciendo que tienen el don de sanidad, en lugar de hacer que las personas vean a Jesucristo, conviene recordarles que Jesucristo sigue siendo el mismo hoy y siempre y puede sanar a una persona sin necesidad de que nadie más la toque.

Si creo en los dones reales del Espíritu Santo y son reales, pero creo que quienes andan por ahí diciendo “Yo tengo don de sanidad” en lugar de decir “Jesucristo te puede sanar”  necesitan revisar su situación y condición espiritual.

Jesucristo sigue siendo capaz de sanar a domicilio y atender llamadas de emergencia las 24 horas del día. Y no está limitado a actuar por medio de  quienes se jactan diciendo “Yo tengo el don de sanidad”.

Aaaa

 Watermark

Cuando los satanistas disfrazados de ministros y líderes cristianos transfieren demonios a los cristianos.

Una de las muchas formas en que Satanás y los satanistas buscan atacar a los cristianos es mediante los satanistas que se disfrazan y hacen pasar por cristianos, infiltrándose en las iglesias cristianas para entre otras cosas transferir demonios.

En particular, muchas iglesias cristianas y muchos cristianos abren las puertas fácilmente y con gusto a recibir “ministración” de satanistas de nivel medio-alto  que operan bajo el disfraz de reconocidos e internacionalmente famosos predicadores y evangelistas.

A continuación transcribo otro de mis artículos que tiene que ver con este tema, y también con el riesgo de transferencia de espíritus mediante la ministración descuidada de cristianos genuinos.

Caer en el espíritu ó ser derribado en el espíritu

Es esta experiencia bíblica ? es esta experiencia de Dios ó demoniaca  ?

El llamado caer en el espíritu ó ser derribado en el espíritu (en inglés lo llaman slain in the spirit), se entiende como la experiencia que ocurre cuando una persona ora por otra, comúnmente imponiendo manos, ó poniendo la mano en su frente y la persona por quien se ora, se siente sin peso ó como que se desvanece, en congregaciones donde se practica esto generalmente existen personas actuando como receptores ó cachadores para atrapar a la persona que cae y evitar que se lastime.

En ocasiones se ve que la persona que cayó queda como en trance ó inconsciente por un período variable de tiempo.

La experiencia tal cual se expone anteriormente no se encuentra en la Biblia, tal vez usted ya haya empezado a estudiar el tema y ha leído referencias a pasajes bíblicos como Juan 18 : 3 – 6, cuando los  soldados romanos van a capturar a Jesús y ante la respuesta de Jesús diciendo Yo soy, cayeron a tierra. Pero en ese pasaje Jesús no estaba orando ni ministrando a los soldados, no se trata del mismo escenario.

Y en la Biblia no encontrará el ministerio de “receptores” ó “cachadores” de personas por las que se oraba.

Comentaré aquí sobre la posibilidad de que ésta experiencia pueda ser de Dios ó pueda ser demoniaca, tomando en cuanto los siguientes puntos:

Algunos fenómenos que son legítimamente de Dios pueden tener su contraparte  demoníaca, por ejemplo existen sanidades realmente y legítimamente de Dios y Jesucristo, pero también existen sanidades reales llevadas a cabo por Satanás mediante sus agentes. En Exodo vemos que con el poder de Dios, Moisés y Aarón obraban para convertir su vara en serpiente y para traer plagas sobre Egipto, pero los hechiceros del faraón utilizando poderes de Satanás también lograban convertir sus varas en serpientes e imitar algunas de las plagas.

No porque la Biblia no mencione algo, se debe concluir que tal cosa no exista, como dicen la ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia, acostumbro poner el ejemplo del continente americano que nunca fue mencionado en la Biblia, en el pasado hubiera sido inválido concluir que no pudiera existir otro continente más que los mencionados en la Biblia, y sin embargo existe.

Mas importante aún es que en materia espiritual, se debe tener un manual, un parámetro,  una guía de Dios precisamente para discernir si un hecho es de Dios ó se trata de una obra de Satanás.

Es decir es necesario el discernimiento de espíritus para que el cristiano no sea aventajado por Satanás.

Algunas experiencias aunque se sientan bien y aunque parezcan bonitas no significa que sean de Dios, muchas experiencias que son puerta al pecado son muy gratas a los sentidos, se sienten como experiencias muy agradables y placenteras.

Al analizar una experiencia para ver si es de Dios ó de Satanás también es importante observar las consecuencias ó frutos de la misma, si después de la experiencia la persona está más cercana a Dios, si su vida espiritual ha sido enriquecida y edificada con más tiempo en oración y estudio de la Biblia, ´ó si posterior a la experiencia la persona se halla con dificultad para orar y para estudiar la Biblia, si sufre ahora de ansiedades, depresión ó enfermedades.

Primero relataré algunos casos, que debido a su naturaleza me han llevado a escribir este artículo, posteriormente narraré una experiencia que me tocó presenciar y que parece tener una naturaleza distinta a las primeras.

Casos

Caso 1

Existe el caso que me ha sido confirmado en comunicación escrita por un consejero cristiano maduro en los Estados Unidos.

Este consejero acudió a una de las llamadas cruzadas ó eventos de un famoso predicador que aparece incluso en la televisión, entiendo que fue la primera vez que acudía a un evento del predicador, narra que el predicador al orar por las personas les decía: “pon todo fuera de tu mente y deja al espíritu entrar”.  En un momento, el predicador corrió hacia donde estaba el consejero, el consejero al haber notado cosas incómodas oró rápidamente por tener la armadura de Dios y oró a Dios para ser una pared protectora entre el predicador y él y no se le pasara algo malo, el predicador le puso la mano en la cabeza esperando que él cayera, pero no pasó nada, como no pasó nada el predicador se alejó.

Pero lo más interesante es que una semana después una mujer acudió con el consejero, pues la mujer estaba muy enferma y los médicos no encontraban que ocasionaba su enfermedad.

El consejero al estar orando por ella ordenó que si había demonios en ella se manifestaran, ante lo cual un demonio se manifestó, el consejero ordenó por la sangre de Jesucristo que el demonio contestara,  y el demonio se identificó como un espíritu de enfermedad con un nombre propio extranjero diciendo venía de Sudáfrica (el país de donde era originario el predicador) y el demonio mencionó al predicador y dijo que cuando ese predicador hizo caer en el espíritu a la mujer, él entró en ella.

El consejero llevó a la mujer a renunciar su experiencia con el predicador y ser derribada en el espíritu y su enfermedad desapareció

He visto videos de ese predicador (que anteriormente incluí en otro artículo, en el video se ve que cuando la gente pasa al frente para que ore por ellos, el predicador les dice no oren, mejor oren luego en su casa, ahora solamente “reciban”, y la gente cae hacia atrás, pero se ve también un hombre que no le hace caso y se ve que esta orando y aunque el predicador se ve que le toca la cabeza el hombre no cae ni le pasa absolutamente nada.  (véase esas escenas en el video a partir del minuto 16:50).

El predicador de este caso es Rodney Howard Browne.

Caso 2

Kurt E. Koch un ministro y consejero cristiano que se destaca por sus investigaciones sobre peligros del ocultismo y el poder liberador de Jesucristo, investigó el caso de Kathryn Kuhlman para lo cual incluso tuvo una entrevista con ella.

Kuhlman practicaba en su ministerio el orar por las personas y hacerlas caer en el espíritu.

Koch narra (en su libro Occult ABC) que al tener su entrevista personal con Kuhlman, que ella repentinamente empezó a orar con él, ella puso sus manos unos 15 centímetros arriba de su cabeza, inmediatamente Koch empezó a orar en silencio: “Señor Jesús, si esta mujer tiene su poder de ti, entonces bendícela a ella y a mí, si tiene dones y poderes que no vienen de ti, protégeme de ellos, no quiero quedar bajo una influencia extraña”.

Cuando Kuhlman estaba orando por Koch, dos ujieres vinieron y se pusieron atrás de él para cacharlo cuando cayera, pero Koch no sintió nada y se mantuvo firme sin perder conciencia ni nada. Entonces vino una segunda sorpresa, Kuhlman le dio un empujoncito como para hacerlo caer,  como no pasó nada, Kuhlman le preguntó si él tenía algún ministerio de sanidad, y él contestó que en su consejería pastoral había ocurrido ocasionalmente, pero no era ese su llamado, sino su tarea era predicar el evangelio para que la gente llegara a la salvación.

En relación con este caso de Kathryn Kuhlman, he escrito algo en mi artículo sobre satanistas disfrazados de cristianos en mi sitio profeciaenlabiblia.wordpress.com  y sobre el testimonio que me dió directamente una mujer ahora cristiana, que fue vícitma de abuso ritual satánico, y sobre algo que me contó sobre Kuhlman.

Aaaa

Caso 3

Kurt E. Koch el consejero cristiano mencionado anteriormente relata un caso en su libro Occult ABC, sobre una persona que dejó su iglesia pensando estaba muerta  y era muy formal, se cambió a una iglesia pentecostal donde le impusieron las manos y recibió un don de lenguas.

Este hombre cayó en el espíritu en esa iglesia, quedó como en trance y cuando salió del mismo, estaba alabando a Jesús en voz alta. Aquí el relato no indica cómo es que el hombre recibió consejería o ministración, pero indica que el espíritu de lenguas tenía el nombre “Domenigaio”, luego incluye unas notas que fueron tomadas cuando el espíritu fue echado en el nombre de Jesucristo.

En las notas Domenigaio indica que entró en el hombre cuando este cayó en el espíritu y que fue enviado por el diablo para engañarlo en su amor por Jesús, arruinar su fe y hacerlo seguir a Satanás, al ser cuestionado si se hizo pasar por el Espíritu Santo dijo que si.

El hombre renunció al espíritu y en el nombre de Jesucristo lo echó fuera al abismo.

Pero el hombre seguía teniendo en su mente el nombre “jesus”, los consejeros ordenaron en el nombre de Jesucristo que si había un demonio llamado jesus se manifestara y diera su nombre.

Un espíritu dijo “jesus”, le preguntaron cual jesus y dijo jesus del diablo y que estaba comisionado para engañarlo, y robar la gloria a Dios, le preguntaron cuando entraste ? y el demonio dijo cuando el cayó en el espíritu.

Aquí solamente añado que existe el don de lenguas legítimo de Dios (1ª Corintios 12 : 6 -11), pero creo que también existen lenguas demoniacas, me ha tocado presenciar una persona con manifestación demoniaca en la cual el demonio hablaba en lenguas (no se trataba de ningún idioma conocido actual ó antiguo hasta donde pude identificar).

Caso 4

Se trata de un caso del cual fui testigo,  en una reunión después de la predicación y oración que fue en particular por personas que tenían heridas emocionales que aun no hubieran sanado, personas a las que aun no hubieran perdonado, durante los momentos de oración hubo personas llorando y perdonando.

En mi opinión cuando el Espíritu Santo obra existe arrepentimiento a veces acompañado de llanto. Después de eso, se me aproximaron unas personas, a una de ellas ya la conocía bien una persona de la cual puedo decir era realmente cristiana según mi mejor saber y entender y yo sabía de su interés por Dios y las cosas del  Señor y según recuerdo también por ser dirigida por el Espíritu Santo, al verla cerca le dije:  “Sé llena del Espíritu Santo”. Yo estaba como a medio metro de esta persona, y solo dije eso, no oré por la persona,  no la toqué, no extendí mis manos, pero en cuanto dije eso, como que se empezó a tambalear y las personas junto  sostuvieron a esta persona, no es que se hubiera ido para atrás pero se veía como si estuviera tambaleándose de mareo o se le aflojaran las piernas.

En este caso que presencié puedo atestiguar que esa persona no buscaba ninguna experiencia, y yo no busqué tampoco que le pasara algo cuando dije esas palabras, yo no la toqué ni extendí mis manos, yo no hice nada.  Después de eso nunca noté en esta persona nada que fuera indicativo de que le hubiera ocurrido algo malo esa vez ó que su vida espiritual ó física hubiera sido afectada negativamente.

Caso 5

Una vez que compartí el evangelio con una persona, al orar por la persona, no la toqué ni estaba muy cerca, no oré nada en particular que sugiriera que tuviera una experiencia sensorial, pero se notó como que se empezó a tambalear ligeramente, no cayó pero luego dijo que sintió como una sensación particular.

Caso 6

Solo lo menciono porque puede ilustrar un poco este tema y es algo que experimenté, al estar en mi cuarto encerrado después de un tiempo de alabar a Dios y adorarlo con música y cantos, he experimentado una sensación,  como una especie de carga eléctrica.

Caso 7

El consejero cristiano del caso 1, también tuvo personas a quienes ayudó y resultaron con demonios de enfermedad y que habían entrado en ellos por medio del predicador Steve Hill cuando los hacía caer en el espíritu (Steve Hill está relacionado con el movimiento de Brownsville Texas Estados Unidos). Si usted investiga el “avivamiento” de Brownsville encontrará muchas cosas raras, como los jóvenes que fueron ministrados que incluso en días posteriores  estaban retorciéndose como si tuvieran mal de Parkinson.

Comentarios

Expuesto lo anterior,  mi opinión es que el cristiano no debe buscar vivir experiencias sensoriales, ni buscar sensaciones bonitas ni agradables en su andar espiritual sino que se debe andar por fe.

Cuando el cristiano está buscando vivir la experiencia de sentir bonito ó de que oren por él y caerse, de que oren por él y poner la mente en blanco, de dejar de orar por protección de Dios en ese momento por si eso no es de Dios y recibir sea lo que sea, entonces el cristiano está bajando la guardia mental y espiritual y abriendo la puerta a Satanás y sus demonios. A Satanás es lógico que le encanta sacar provecho de cristianos que buscan experiencias de los sentidos, sentir bonito, caerse, etc.

Creo que así como hay cosas legítimas de Dios hay casos en que existe la contraparte demoniaca.

Si este caer en el espíritu es realmente de Dios, en primer lugar no hay necesidad de que el que ora por la otra persona ni la toque ni la empuje, ni le sople,  ni le diga que deje fluir y cosas ridículas para verlo caer, si de verdad la experiencia es de Dios no hará ni falta tocar a la persona, Dios y el Espíritu Santo tienen el poder para hacer caer a la persona sin ayuda de nadie, repito suponiendo que realmente sea de Dios y suponiendo que Dios quiere que la persona caiga.

El que una persona caiga,  en lo personal me parece fuera de orden y hasta riesgoso, Dios es de orden, sería pésimo testimonio decir que fue algo de Dios y una persona resulte lesionada ó lesionando a  otros al caer, difícilmente creo eso sea de Dios.

No me imagino ninguna escena como esas que se dan en algunos ministerios con gente cayéndose a diestra y siniestra y algunos ya inconscientes, en trance o retorciéndose en el suelo, cuando Jesús y los apóstoles ministraban, de ninguna manera.

Como comento en otro artículo, algo que practican  los satanistas que se hacen pasar por predicadores cristianos, es que  transfieren demonios a los cristianos al orar por ellos e imponerles las manos, y al hacer esto suelen indicar a la persona que no ore y solo “reciba” ó algo similar, que no se resista ó que solo deje el espíritu entrar ó fluir, lo que hacen es transferir demonios cuando el cristiano baja la guardia. Estos satanistas disfrazados de predicadores tienen mucho éxito con los cristianos que bajan la guardia, que no ejercen discernimiento de espíritus y que son ingenuos y tan crédulos que piensan que cualquier persona por decirse siervo de Dios lo es realmente.

Creo que los verdaderos cristianos que funcionan como ministros de Dios, no deben incentivar esta práctica no bíblica de que al orar por personas, buscar que estas caigan como en un exhibicionismo de que importante y ungido ha de ser este predicador pues ve a toda la gente por la que ora cayendo,  creo que es no solo ridículo sino lamentable que algunos que parecen ser verdaderos cristianos, hagan que la gente pase al frente para hacerlos caer, empujarles la frente, empujarles la cabeza, con tal de que caigan y es muy grave y lamentable  que les digan que no se resistan, que dejen entrar al espíritu, o que dejen de orar o poner la mente en blanco. Si la obra es realmente de Dios, y suponiendo que realmente lo que quiere Dios es que la gente se desvanezca ó caiga, pues en tal caso Dios se las puede arreglar sin que nadie empuje y  sin que un predicador ó ministro este tocando a cada persona y empujándola para hacerla caer.

Pero si el Espíritu Santo de Dios va a obrar espiritualmente, incluso se las puede arreglar para obrar  sin que nadie caiga ó que todos caigan donde quiera que estén sin que nadie los toque.

Cuando el Espíritu Santo realmente es quien hace la obra, entonces  El Espíritu Santo es capaz de obrar en donde cada persona este sentada ordenadamente y tocando sus corazones, para convicción de pecado, arrepentimiento ó lo que el Espíritu Santo sabe que cada persona requiere en particular, ó repartiendo dones según considere y quiera (1ª Corintios 12 : 11), ó en todo caso Dios puede obrar en la intimidad del cuarto de una persona a solas con Dios.

Lamentable y ridículo que algunos que parecen ser verdaderos cristianos en ministerio lleven a cabo esta práctica con los riesgos de que las personas caigan y se lesionen y queden tiradas en el suelo,  hasta con riesgos no solo espirituales sino legales en caso de un accidente.

Conclusión:

El cristiano debe andar por fe y no por vista (2ª Corintios 5 : 7) , el cristiano debe andar por fe y no debe estar buscando experiencias sensoriales, ni buscar caerse para crecer espiritualmente ó para acercarse más a Dios.

Si alguna persona pasa por esta experiencia, ya sea que la buscó o no, debe poner atención a ver después de esto qué  consecuencias tiene,  si surgen luego de esta experiencia enfermedades, angustia, depresión, etc, existe la alta probabilidad que la experiencia no fue proveniente de Dios sino que abrió una puerta a demonios y la persona esté ahora contaminada con los mismos ó demonizada.

Abajo el enlace para otro artículo relacionado con este tema:

Caer en el espíritu ó ser derribado en el espíritu

Aaaa

Watermark


Qué porcentaje de la humanidad es realmente salva e irá al cielo ? Qué porcentaje de gente irá al infierno ?

Qué porcentaje de la humanidad es realmente salva e irá al cielo ? Qué porcentaje de gente irá al infierno ?

Qué porcentaje de la humanidad es realmente salva y conserva su salvación y va al cielo ? Qué porcentaje de gente va al infierno ? Cuanta gente va al infierno por día, por hora, por cada persona que va al cielo ?

Con base en testimonios de dos cristianos que murieron y volvieron a la vida, uno de ellos un pastor, y además otro testimonio de un pastor cristiano africano quien recibió una revelación de Dios.

De acuerdo con la información que recibió el pastor coreano Yong Giu Park cuando murió en 1987 (luego Jesús lo resucitó); por 1 persona que al morir va al cielo,  1,000 van al infierno;  de por si el porcentaje de personas que llegan a nacer de nuevo poniendo su  fé en Jesús como salvador, es mínimo como para además confiarse en que la salvación no se puede perder.

Es decir que según esa revelación de Dios en 1987 por 1 persona que va al cielo 1,000 van al infierno, entonces solamente un 0.001% de las personas se salva y val al cielo.

Enlace a su testimonio.

Ese porcentaje mencionado anteriormente es aún mas lamentable que el dato que recibió Howard Pittman tambien cuando murió en una ambulancia camino al hospital, murió  y Dios le reveló algunas cosas para luego resucitarlo, eso fue en 1979 y en ese año la revelación divina que recibió fue que por cada 50 personas que al morir van al cielo 1,950 van al infierno es decir que solamente un 2.5% se salvaban.

Entonces pareciera que de 1979 a 1987 el porcentaje promedio de salvos se redujo dramáticamente.

Considere el testimonio del Pastor africano Wilfred Lai de Mombasa Kenya, con una congregación cristiana de aproximadamente 20,000 personas le preguntó a Dios si todos sus congregantes irían al cielo y Dios le reveló que solo el 1% iría al cielo, la cuestión es que casi todos sus congregantes aunque tal vez se habían declarado cristianos, tal vez incluso repitiendo una “oración del pecador” que no es bíblica (es necesario nacer de nuevo como enseñó Jesús véase  Juan 3 : 3 – 8), aún tenían pecados sin arrepentimiento o continuaban incurriendo en pecado,  aunque si acudían religiosamente cada semana a la iglesia.

Y sin embargo no es de sorprender,  aunque si es muy lamentable que el porcentaje de personas salvas es tan bajo, cuando se analiza la historia de la humanidad que llevó incluso a Dios a ejercer juicio con destrucción de humanidad, continentes y ciudades debido al pecado prevaleciente en ellos, a un pueblo elegido (Israel) con un porcentaje muy bajo de ellos que han reconocido a Jesús como Mesías y que hayan nacido de nuevo.

Ninguna persona se puede excusar en no haber escuchado nunca el evangelio ó en no haber escuchado nunca acerca de Jesús. No existe tal excusa ni para personas que vivieron antes de Cristo ni después de él.

“Los cielos cuentan la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos”.  Salmo 19 : 1

“”¡ Jehová, Señor nuestro, cuán grande es tu nombre en toda la tierra !  ¡ Has puesto tu gloria sobre los cielos !” Salmo 8 : 1

Una es la gloria del sol, otra la gloria de la luna, y otra la gloria de las estrellas, pues una estrella es diferente de otra en gloria”  1ª Corintios 15 : 41

“Yo hice la tierra, y creé sobre ella al hombre. Yo, mis manos, extendieron los cielos y a todo su ejército mandé”   Isaías 45 : 12.

“Porque las cosas invisibles de El, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa”.  Romanos 1 : 20

Es porque Dios ha plasmado su gloria y grandeza en su creación, que no queda excusa para que el ser humano que puede experimentar la creación a través de sus sentidos (vista, tacto, olfato, oído, oliendo una flor, escuchando el canto de un ave, etc) diga que no hay Dios.

Solo el necio (aún un científico necio) que puede apreciar la creación,  dice que no hay Dios.

“ Dice el necio en su corazón; No hay Dios.”  Salmo 53 : 1

De esta forma no hay excusa para ningún ser humano, ningún ser humano se puede excusar diciendo que no sabia que existía un Dios Creador, no se puede excusar diciendo que nunca escuchó el evangelio ó de Jesús el Cristo el hijo de Dios.

La persona que sin escuchar el evangelio, pero percibe en la creación la existencia de un Dios creador y diseñador de la misma, y que sinceramente cree en Dios, queriéndolo conocer, Dios verá ese corazón sincero y se revelará a esa persona para darle salvación.

“Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más.” Isaías 45 : 22.

La Biblia señala incluso que en los últimos días algunos (tal vez muchos) abandonarán la fé (1era Timoteo 4:1) y que en los tiempos finales lejos de venir un avivamiento vendrá una gran apostasía es decir muchos creyentes que caerán en engaño del diablo dejando su fé en Jesús previo a la revelación del Anticristo (2a Tesalonicenses 2: 1-3) , por eso Jesús decia “pero cuando regrese el hijo del hombre hallará fé en la tierra ?” (Lucas 18:8).

En algunos medios cristianos en algunas iglesias y congregaciones desgraciadamente ya no se predica sobre el pecado, la necesidad del arrepentimiento, sobre la enseñanza de Jesús de que para ver el reino de Dios es necesario nacer de nuevo, sobre el mandato de Dios de andar continuamente en santidad, sobre  la realidad del infierno, el evangelio completo de salvación en Jesús y sobre santidad, no se predica sobre el regreso de Jesús y que vendrá por una iglesia santa y sin mancha, algunos cristianos consideran esos temas incómodos y prefieren se hable solo sobre bendiciones, un agradable y atractivo “evangelio de prosperidad” y se deleitan en una predicación semanal tipo conferencia motivacional y que se les diga que todo estará bien y que el diablo no es un enemigo del cual hay que preocuparse (contrario a lo que dice la Biblia en 1era Pedro 5:8).

Algunos cristianos muy sinceros en su buscar y desear más de Dios llegan a preferir las experiencias sensoriales en lugar de la comunión con Dios por fé y no por vista ni experiencias y llegan a caer en engaños del diablo, y la realidad del vivir espiritual diario y de la llamada guerra espiritual es muchísimo más compleja de lo que algunos piensan, (échele un vistazo a los temas en este blog sobre estrategias satánicas si le interesa conocer un poco acerca del tema).

Jesús salva al pecador claro y luego la responsabilidad de cada persona salva y nacida de nuevo es conservar esa salvación mantiendose en santidad, arrepintiendose de los pecados anteriores y ya no cometerlos, claro que todo ser humano es imperfecto y aun los salvos y nacidos de nuevo vuelven a cometer pecados, pero en tal caso hay que arrepentirse y dejar de pecar pues en la vida real aún los cristianos llegan a morir en accidentes o de forma inesperada y no siempre hay tiempo suficiente para arrepentirse, es decir no todos tienen la ventaja de una muerte anunciada alguna enfermedad, ser deahuciados y entonces si pensar en poner en orden su vida con Dios.

“Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado, arrepentíos, y creed en el evangelio” Marcos 1 : 14-15.

“Jesús le dijo: Yo soy el camino y la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino por mí” Juan 14:6.

“Porque estrecha es la puerta y angosto es el camino que lleva a la vida y pocos son los que la hallan” Mateo 7 : 14.

“Seguid la paz con todos y la santidad sin la cual nadie verá al Señor” Hebreos 12:14.

“Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando y encaminándose a Jerusalén. Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar y no podrán.” Lucas 13 :22-24.

Precisamente porque la salvación se puede perder con descuido es que la Biblia exhorta a cuidarla y ocuparse de la salvación con temor y temblor. (Filipenses 2: 12) no sea que los creyentes nos deslicemos y recibamos justa retribución si descuidamos tan grande salvación (Hebreos 2: 1-3) no vaya a ser que habiendo dado las buenas nuevas de salvación a otros, nosotros mismos seamos eliminados (1ª Corintios 9: 27), por eso dice la Biblia que el que crea estar firme y salvo para siempre debe mirar que no caiga (1ª Corintios 10:12).

Argumentar que la salvación no se pierde en lugar de enseñar a andar en santidad en todo momento y en arrepentirse de pecado basándose en Juan 10: 28-29 no tiene validez cuando se toman esos versículos únicamente para argumentarlo sin estudiarlos, incluso en Juan 17: 12 uno que dio lugar al diablo y no se arrepintió para confesar su pecado a Dios y Jesús se perdió. Todo verdadero creyente en Jesús tiene la Biblia y el Espíritu Santo para entender la Biblia cuando realmente la quiere entender y además de eso Dios tiene misericordia de que otros hayan “visitado” el infierno y cielo trayendo mensajes de confirmación a la Biblia.

Conclusión.

Una persona que transgrede las leyes de Dios (es decir que comete pecado) tiene que pagar por sus transgresiones y la paga del pecado es la muerte (Romanos 6:23) pero Dios no quiere que la persona se pierda sino que se arrepienta de sus pecados y deje de cometerlos, aceptando el pago que Jesús hizo en la cruz por los pecados de cada uno.

El ser salvo no es nada más levantar la mano en una reunión evangelística y recitar como perico unas palabras, sino arrepentirse de haber pecado contra Dios transgrediendo sus leyes, y dejar de pecar, pidiendo perdón a Dios reconociendo al Señor Jesús como salvador y único camino a Dios el Padre. Jesús enseñó que para entrar al ciielo, al reino de Dios es necesario nacer de nuevo y que ese nacer de nuevo es una obra no de hombres sino del Espíritu Santo de Dios (Juan 3 : 7 – 8)  y Jesús enseñó que nadie puede llegar a él si Dios (el Padre) no lo lleva a Jesús (Juan 6 : 65)

Algunos predicadores empezaron a manejar el concepto no bíblico de “hacer una decisión por Jesús” y de recitar unas palabras (una oración modelo llamada “oración del pecador” que no es un concepto bíblico y como si fuera invocacion mágica)  invitandolo al corazón, algunos predicadores muy famosos siguen manejando ese método y no hablan del evangelio bíblico de que la paga del pecado es muerte, de arrepentimiento de pecados, de la misericordia de Dios que dá salvación por medio de Jesús quien pagó ya el precio del pecado, de un nuevo nacimiento que lo hace a uno una nueva criatura en Jesús y de luego mantenerse en santidad.

Este tipo de predicadores y organizaciones incluso iglesias,  han inventado el concepto tan superfluo de aceptar a Jesús, y dicen “acéptalo” como salvador sin exponer el evangelio completo antes mencionado, lo hacen sonar como acepta una taza de café y la persona tal vez ni quiere café pero ante la insistencia “acepta” como haciendo un favor en aceptar ó aceptar para que dejen de molestarlo. Como si le hicieran a Jesús el favor de aceptarlo. Desgraciadamente esos predicadores han inventado un ritual  religioso.  Y es ante ese tipo de “predicaciones” que hay personas que levantan la mano y pasan al frente varias veces y cada semana recitan esa “oracioncita”, pero no hay arrepentimiento genuino, no han nacido de nuevo y siguen igual. Lo peor es que esos predicadores que llevan a la persona a recitar una oración repitiendo unas palabras, practicando algo que ni Jesús ni sus discípulos utilizaron, le hacen creer a la persona que reza esas palabras que ya con ese rezo ya es salvo y nacido de nuevo. Haciendole creer al que rezó esas palabras que ya nació de nuevo y luego los predicadores ó congregaciones en sus viajes misioneros presentan estadísticas del número de “decisiones por Cristo” ó de “salvos” que en lugar de representar nacimientos de nuevo reales, sólo representan el número de personas a quienes se convenció de repetir un rezo.  Esos predicadores creen equivocadamente que ellos tienen el control sobre la salvación y el nacimiento de nuevo de una persona, y creen que tienen el control pues incluso en sus métodos de manipulación y control, hacen que otras personas ya salvas ó supuestamente salvas, cierren los ojos para no incomodar al recién llegado, ó que los ya salvos ó supuestamente salvos también rezen (vanas repeticiones) las palabras que recite el predicador para animar al recién llegado, ó incluso en ese momento disponen que se toque la música apropiada para motivar al recién llegado a recitar esa oración.

Que lamentable y patético que en lugar de dejar la obra que le corresponde al Padre y al Espíritu Santo, algunos predicadores se quieren creer capaces de tener esa capacidad, de llevar a alguien a Jesús, cuando solo el Padre lo puede hacer (Juan 6 : 65) y de hacer que alguien nazca de nuevo, cuando eso sólo lo puede hacer el Espíritu Santo de Dios (Juan 3 : 7 – 8). Lo único que pueden hacer los predicadores y misioneros y cualquier persona cristiana es predicar el evangelio y mostrar a Jesús, ya luego depende de en que tipo de terreno cae esa semilla, de que El Padre y el Espíritu Santo hagan su obra para llevar a la persona a Jesús y que nazca de nuevo.

En la Biblia se puede ver que Jesús ni los discípulos, ni apóstoles, nunca emplearon técnicas de manipulación ni control para predicar el evangelio, nunca llevaron a las personas a recitar, rezos ni oraciones, ni tocarles música para convencerlos, ni hacer que los ya salvos, cerraran los ojos, ni que repitieran como pericos las palabras que dijera el predicador.

Muy distinto el concepto bíblico, recuerde el caso de Jonás cuando fué a Nínive, diciendo que en 40 días Dios destruiría la ciudad por los pecados que cometían, y el pueblo de Nínive creyó que el mensaje era cierto y reconocieron que obraban mal y se volvieron arrepentidos de sus malos caminos y vieron que si se arrepentían dejando su mal obrar podrían acaso tener perdón de Dios. (Libro de Jonás).

Si los predicadores y evangelistas predicaran el evangelio bíblico completo harían bien, harían mucho mejor que predicar solamente de prosperidad y de como obtener bendiciones materiales. Veo que algunos predicadores parece que sólo se saben el tema de bendiciones materials y prosperidad y hablan de como ellos han recibido nuevos autos, nuevas casas, avión privado invitando a los asistentes para que pidan bendiciones, pero esos predicadores parece que no mencionan el verdadero evangelio de arrepentimiento, santidad, perdón, será que esos temas les disminuyen la audiencia ?

Una persona que no se da cuenta ó no entiende que ha transgredido las leyes de un Dios Santo y perfecto, difícilmente puede entender que debe ser condenado al infierno, y si no entiende eso, difícilmente puede entender que Dios en su misericordia dispuso de alguien que pagara el pecio de sus pecados a través de Jesús su hijo unigénito, pero que es necesario volverse del mal camino arrepentirse y dejar de transgredir las leyes de Dios, cuando el Espíritu Santo trae convicción de pecado a tal persona (porque si no es por el Padre nadie puede venir a Jesús Juan 6 : 65), entonces esa persona pecadora clamará desesperadamente a Dios y a Jesús por perdón y su salvación, cosa muy distinta a “aceptarlo” como si fuera aceptar una taza de café.

Considere esta ilustracion una persona está en un bar encerrado emborrachandose, alguien llega y le dice que “acepte” salir del lugar que “haga una decisión” por salir del lugar, la persona que está en el bar emborrachándose no tiene ningún motivo, ni razón,  ni estímulo para hacerlo y continúa allí.

Pero luego se inicia un incendio dentro del bar, el borracho trata de salir del bar pero se encuentra con que la única puerta está cerrada con llave y no la puede abrir,  entonces comprende que su vida está en peligro, entonces comprende que si no sale por esa puerta va a morir quemado por el fuego, es entonces que clamará y gritará desesperadamente porque le abran la puerta, golpeando la puerta con toda desesperación y fuerzas. Eso es querer salir y querer salvarse eso no es “aceptar” salir.

Una persona nacida de nuevo incluso con bautismo de agua y de Espiritu Santo (con evidencia) si puede perder la salvación como claramente lo establece la Biblia y Jesús en sus propias palabras (los nombres escritos en el libro de la vida son borrables véase Apocalipsis 3 : 5),  la enseñanza de que la salvación no se puede perder es falsa y es una mentira satánica. Jesús es quien pagó el precio de su salvación con su propia muerte sobre la cruz y su resurrección y cuando El mismo menciona con sus propias palabras en Mateo 6 : 14-15 que Dios no perdonará a quienes no perdonen a otros y en Apocalipsis 3 : 3-5 que si no se arrepiente un cristiano reincidente en pecado, El borrará su nombre del libro de la vida (el mensaje en Apocalipsis 3 es para los cristianos de la iglesia) , es porque El que es Dios mismo hecho sangre conoce y domina ese tema por encima de cualquier predicador y pastor y líder de congregación.

Existen 2 personas ambas nacidas de nuevo, bautizadas en agua y con bautismo del Espíritu Santo con evidencias (lenguas y otros), la primera persona escucha a un pastor que dice que la salvación no se puede perder pero compara ese mensaje con la Biblia como indica Hechos 17 : 11 y aprende que conforme a la Biblia y Jesús ( y los textos antes mencionados) si se descuida si puede perder su salvación por lo cual decide cuidarla con temor a Dios y esmero esforzándose aún más por vivir en santidad y cuando llega a caer en pecado busca arrepentimiento inmediato y no caer más.

La segunda persona escucha a su pastor decir que la salvación no se pierde y se confía en ello, sin estudiar esa enseñanza a la luz de la Biblia sin aplicar Hechos 17 :11 y piensa que entonces no tiene mucho sentido el esforzarse tanto por andar en santidad, da lugar a pecados considerando que son pequeños y no se arrepiente de ellos.

Esta segunda persona es inmadura espiritualmente y no se da cuenta de que ahora es su responsabilidad mantenerse en santidad, de que no debe ser irresponsable ni flojo en ese sentido, no debe decir que ahora a Dios le toca hacer todo, debe guardar los mandamientos de Dios, no pecar, perdonar a los demás y no autojustificarse, porque si cae en pecado y no se arrepiente y la muerte lo toma de sorpresa las consecuencias son fatalmente eternas. La primera persona es la prudente sensata e inteligente y temerosa de Dios, la segunda persona es insensata y descuidada de su salvación. (Mateo 25 : 1 – 13). La primera persona tal vez no pueda vivir en santidad todo el tiempo como ser humano tal vez llegue a pecar pero se levanta busca arrepentirse y clamar a Dios por perdón y busca no volver a caer en pecado.

En la vida real el nacer de nuevo y tener el bautismo del Espíritu Santo no lo hace a uno un super cristiano que no pueda caer en pecado ya jamás, pero la clave está en que si cae en pecado se levante, se sacuda el pecado con sincero arrepentimiento clame a Dios por perdón y busque sinceramente no pecar más crucificando la carne cada día, negándose a sí mismo y cargando su cruz cada día y pidiendo al Espíritu Santo su ayuda para andar en el Espíritu y no satisfacer la carne y andar en santidad.

Le exhorto para que usted sea como la primera persona ya que la segunda persona es descuidada de su salvación y si cae en pecado y no se arrepiente pidiendo perdón a Dios caerá al infierno y no será justificada por decir que su pastor le enseñó que la salvación no podía perderse, o por decir que pensó que una vez nacido de nuevo ya no perdería su salvación aunque cayera en pecado y no se arrepintiera. Abajo pongo un enlace a un testimonio muy interesante en relación con una mujer que vió cristianos en el infierno, cristianos que cayeron en pecado del cual no se arrepintieron, pecado que ellos trataron de justificar al no llamar pecado a lo que Dios llama pecado.

http://profeciaenlabiblia.wordpress.com/2012/02/16/se-puede-perder-la-salvacion/


Testimonio de Alberto Rivera Ex Sacerdote Jesuita – Testimonio de Gerard Bouffard ex-Jesuita – Planes del asesinato de Alberto Rivera

Testimonio del ex-jesuita Dr Alberto Rivera

Para escuchar el testimonio y/o descargar el audio de click en el siguiente enlace (si aún no eres usuario de 4shared.com te puedes dar de alta gratis)

Testimonio en audio de Ex Jesuita Alberto Rivera

Audio Alberto Rivera explica su pasada vida

Abajo enlace a testimonio de otro ex Jesuita:

Testimonio de ex Jesuita

Enlace abajo para leer la historia en forma de historieta ó comic del testimonio del sacerdote Ex Jesuita Alberto Rivera

Enlace testimonio Alberto Ex Sacerdote Jesuita en forma de Comic ó Historieta

Enlace continuación Testimonio Alberto Ex Jesuita en forma de comic o historieta

Testimonio del obispo ex-jesuita Gerard Bouffard

Acerca de la muerte de Alberto Rivera, su viuda Nury, relató que el Arzobispo Gerard Bouffard (Jesuita que estaba asignado en Guatemala) recibió ordenes directas del Vaticano para asesinar a Alberto Rivera (lo mencionó en entrevista con Greg Szymanski del 19 de febrero de 2007).

Posteriormente Bouffard nació de nuevo, abandonando la orden Jesuita y el catolicismo y ha testificado (unica entrevista conocida en inglés del 21 de septiembre 2006 con Greg Szymanski, existe su testimonio en francés en youtube) que el general de los Jesuitas conocido como Papa Negro (la sombra del Papa conocido) es quien realmente controla el Vaticano y está por encima del Papa.

En dicha entrevista Bouffard resalta entre otros puntos  principales:  “que el Vaticano es el verdadero controlador espiritual de los Illuminati y del Nuevo Orden Mundial con los Jesuitas a través del Papa Negro, el General Jesuita Peter Hans Kolvenbach, realmente controla la jerarquía del Vaticano y la Iglesia Católica Romana.

Bouffard quien dejó la iglesia Católica y ahora es un cristiano nacido de nuevo, basa sus conclusiones después de trabajar seis años como sacerdote del Vaticano, asignado a pasar diariamente correspondencia sensitiva entre el Papa y los líderes de la orden Jesuita en Borgo Santo Spirito cerca de la plaza de San Pedro. 

“Si, el hombre conocido como el Papa Negro controla las decisiones importantes hechas por el Papa y el en turno controla a los Illuminati.”

“Sé que esto es verdad pues trabajé por años en el Vaticano y viajé con el Papa Juan Pablo II. El papa recibe sus órdenes del Papa Negro y los Jesuitas son los líderes del Nuevo Orden Mundial, con la tarea de infiltrar otras religiones y gobiernos del mundo con el propósito de traer un gobierno mundial fascista y una sola religión mundial basada en el satanismo y Lucifer.”

“La gente no puede imaginar cuanto mal y cuanta destrucción han causado y causarán y al mismo tiempo usan la cubierta perfecta de esconderse bajo túnicas negras y profesando ser hombres de Dios.”

Greg Szymanski añade: “El conocimiento de primera mano de Bouffard del mal que se esconde en la jerarquía del Vaticano y en particular en la orden Jesuita confirma el testimonio de otros investigadores, incluyendo a Bill Hughes, autor del libro The Enemy Unmasked and The Secret Terrorists (Los Terroristas Secretos), así como el notable investigador de la orden Jesuita, Eric Jon Phelps, autor del libro Vatican Assasins (Asesinos del Vaticano).

http://vimeo.com/5135143   Entrevista con Jon Phelps.

Además de pintar una escena oscura del Papa Negro en Roma, Bouffard sostiene que el poder malévolo de los Jesuitas se extiende a través del mundo, incluyendo una infiltración en el gobierno de los Estados Unidos, en el Consejo de Relaciones Extranjeras (Council of Foreign Relations) y las organizaciones religiosas más importantes.

Bouffard dice que los Jesuitas actuan como camaleones perfectos, tomando la identidad de Protestantes, mormones, Bautistas y judíos con la intención de traer la debacle de America y traer una religión mundial basada en Jerusalen y bajo el control de su líder Lucifer. 

Después de su servicio en Roma, Bouffard pasó tiempo en Africa y Guatemala, llegando a una posición de poder en la iglesia. Sin embargo, con este poder religioso tambíen vino una afiliación a membresía como mason, llegando a ser un grado 37, algo supuestamente no aceptado por la iglesia católica romana, ya que de acuerdo con ley canónica la membresía en una legión masónica trae excomunión inmediata.

 Bouffard dice “Finalmente nací de nuevo y denuncié la iglesia católica “Debemos siempre orar por nuestros líderes y abiertamente denunciar el mal y exponer a los Jesuitas por lo que realmente son”. 

Después de abandonar la iglesia, Bouffard pidió perdón a Alberto Rivera, ya que una vez escribió una carta denunciándolo y apoyando su muerte, pero cuando se dió cuenta de la verdad buscó a Rivera y pidió perdón, llegando a ser buenos amigos.

Bouffard dice “Se que los Jesuitas trataron de cambiar la verdad diciendo que Rivera nunca fue sacerdote y destruyendo la evidencia que lo soportaba. Trataron de hacer lo mismo conmigo pero Rivera decía la verdad. Estuve con él varias semanas antes de su muerte. El estaba sufriendo terriblemente despues de ser envenenado con ácido.”

 En un artículo titulado Alberto: the Big Brou-haw-haw, un autor desconocido quien siguió a Bouffard y su conexión con Rivera dijo esto incluyendo la dificultad del Vaticano para tratar de tapar las acusaciones de Rivera y Bouffard:

“Está el testimonio corroborador de Bouffard. El era un obispo de alto rango que se levantó de niveles bajos de la orden para llegar a ser asistente por varios años de Papas como Pablo VI y Juan Pablo II. Se convirtió al Protestantismo y sostiene que el fue el hombre quien recibió la orden de eliminar a Alberto Rivera. En un documento llamado Develando el misterio detrás de los Símbolos Católicos, Bouffard muestra una pluma de 18 kilates de oro, conteniendo tinta especial que desaparece con la cual las autoridades del Santo Oficio firman documentos ultra secretos. Bouffard dice “Con esta pluma que estoy sosteniendo, firmé la order para matar al Dr. Rivera”

 El Vaticano tiene sus propios problemas de credibilidad, desde un contexto histórico, las denuncias de Alberto Rivera de ser un Jesuita incógnito para destruir iglesias protestantes no es descabellado. Los Jesuitas fueron creados en 1541 por Ignacio De Loyola para ese mismo propósito. La Oficina de la Inquisición fue un resultado de su misión que resultó en la tortura y o muerte de millones de personas inocentes por “herejías”. Ese departamento ha sido renombrado el Santo Oficio, pero los Jesuitas nunca se han molestado con un cambio de nombre.”

 Abajo video con la viuda de Alberto Rivera entrevistando a Bouffard

 

Abajo un video sobre la explicación de Alberto Rivera sobre el significado de la palabra vaticano,


Cielo e Infierno, por cada 1 que va al cielo 1000 van al infierno

Testimonio de Yong Giu Park

Testimonio del Pastor Yong Giu Park.

En 1987, el reverendo Park había muerto de hipertensión arterial. Pero por la gracia de Dios, su vida se extendió por otros 20 años. Sin embargo, durante los primeros cuatro años, no fue capaz de hablar debido a su condición. Fue alrededor de los 50 años de edad cuando volvió a la vida. Durante su muerte, el Señor le mostró el cielo y el infierno.

Quiero que sepas que si eres arrogante y orgulloso, traerás maldiciones sobre ti mismo. Tuve una mega iglesia de 5000 miembros, pero me llamó la atención Dios debido a mi arrogancia. Ahora temo a Dios.(Santiago 4:6)

Yo era dueño de la propiedad que valía unos 150 millones de dólares de los EE.UU.. Yo poseía cinco vehículos de lujo. Pero después de mi experiencia de la muerte, tiré todo por la borda. Por favor, recuerde, la salvación no puede ser alcanzada por sus posesiones, sino mediante la fe. Y ahora declaro a los diáconos, ancianos, y otros líderes en sus iglesias para que sirvan a sus hermanos con todo el corazón.

El 19 de diciembre de 1987, después de haber terminado mi almuerzo y mientras yo estaba descansando, empecé a sentir un dolor insoportable, era tan insoportable que me sentí como si me fuera a morir. Luego perdí el conocimiento. Me desperté cuatro meses más tarde en un estado de vegetación, y mi médico me dijo que me iba a morir con el tiempo. Todas las partes de mi cuerpo estaban destrozadas y en parálisis. Y mi familia nunca había permitido que alguno de los miembros de la iglesia me visitara, debido a mi aspecto horrible. Entonces finalmente morí.

Cuando morí, yo vi a dos personas entrar en mi habitación. Sin embargo, estas personas habían entrado en mi habitación a través de la pared. Grité: “¿Quién, quién eres! Mi casa se derrumbaría si traspasara así la pared! “Entonces uno me dijo: “Somos ángeles descendidos del cielo. Estamos en el reino de Dios. “Una luz brillante salió de los ángeles.

El ángel a mi derecha se presentó: “Corro por la misión de Jesús en su reino. Jesús me llamó y me ordenó bajar a la Tierra. Él me ordenó que te llevara al cielo. Tu estás muerto. Pero desde que su familia ha estado gritando con tanta tristeza, Él desea que te conceda más tiempo para vivir. Pero por ahora, Él desea que te

muestre el Cielo y el Infierno. Él te mostrará y serás testigo para la gente de la Tierra. El número de personas que terminan en el infierno se reducirá y el número de personas que van al cielo aumentará a través de tu testimonio. Esta será tu misión. Dios nos ha encargado que no te demores. Si te demoras, no podrás visitar el Cielo y el Infierno. “

Entonces el ángel de mi izquierda me dijo: “Desde el momento en que naciste y hasta el momento en que moriste, he estado contigo. “En ese momento, yo no entendía lo que el ángel había querido decir. Ahora lo sé. Él era mi ángel de la guarda. Así que le dije, “yo no puedo ir! No voy a ir! Yo soy un pastor! No puedo recibir al Señor en esta condición física. Quiero verlo pero como una persona ya sana. Probablemente iba a recibir más reproches que elogios de parte del Señor. Estoy orgulloso y arrogante, y ahora estoy maldito y enfermo. ¿Cómo puedo entrar en el Cielo? Tengo mucho miedo. Por favor, vuelve al cielo y pídele al Señor que me cure. Luego regresa y me lleve al cielo a través de mi sueño. Por favor, pide misericordia en mi nombre. “

Pero los ángeles no estaban escuchando mis argumentos. Se llevaron mi ropa y me dijo que estaban muy sucias que se las llevarían al cielo. Luego me vistió con una túnica blanca. (Zacarías 3:4).

Me agarraron las manos y volaron directamente al cielo. Volamos a través de las nubes y cuando miré hacia abajo, vi la Tierra cada vez más pequeña. Me dejaron ir cerca de una interminable calle dorada. Vi una luz brillante, muy brillante, demasiado brillante para mirarla directamente. Le dije: “¿De dónde viene está luz?” “Es del cielo” respondió el ángel.

Yo pensé, “Wow! es enorme!”, Yo vi grupos de personas con batas blancas volando por delante. “¿Quiénes son?” Le pregunté.

El ángel le respondió: “Ellos son los que han servido fielmente a Dios y confiaron en Jesús, obedeciendo y siguiendo la guía del Espíritu Santo con todo su corazón. Sus cuerpos han muerto en la Tierra. Ahora son las almas siguiendo adelante hacia el cielo. “

El otro ángel continuó: “Hay doce puertas en el Cielo. Cuando un alma salvada llega al cielo, debe entrar a través de una de esas puertas. “Estábamos parados en la puerta del sur, pero estaba cerrada. Mientras esperábamos, le pregunté al ángel: “¿por qué no está abierta esta puerta?”

El ángel le respondió: “Es porque se está cantando la canción de adoración celestial.” (Salmos 100:4)

Le pregunté, “Ángeles, yo estaba muy orgulloso y arrogante, y como resultado fui maldecido con una enfermedad. Yo no soy bueno como para estar cantando canciones de adoración terrenal. ¿Cómo puedo cantar canciones Celestiales de adoración cuando nunca las había escuchado antes?”

El ángel le contestó: “Estás en lo cierto. Pero aún debes prepararte para la adoración. Tu eres una persona orgullosa, pero se te preparará para cantar. “Los ángeles empezaron a cantar. Mientras cantaban, me puse a cantar con ellos. Se convirtió en algo natural para mí, y entonces entramos por la puerta.

La escena de los Cielos era indescriptible. No puedo describir el cielo con mis palabras terrenales. Le dije: “¡Señor! ¡Muchas gracias! A pesar de que, yo estaba muy orgulloso y arrogante y con la maldición de una enfermedad, tu todavía me has traído al cielo para mostrarme los alrededores.”

Entonces oí la voz de Dios, “Mi amado Pastor Park, Yong Gyu, te doy la bienvenida. Tú has hecho un largo viaje hasta aquí.” Su voz estaba llena de amor y ternura.

Yo respondí con lágrimas en los ojos : “Señor, ….” Los ángeles de inmediato, dijeron, “usted ha sido pastor por 20 años. ¿O no sabéis las Escrituras? No hay lágrimas en el cielo. Por favor, basta! “Yo ni siquiera era capaz de llorar. (Apocalipsis 21:4)

El Señor entonces me preguntó cinco preguntas.

“¿Cuánto tiempo dedicó a la lectura de la Palabra (la Biblia)?

¿Cuánto das de ofrendas?

¿Cuántas veces has evangelizado a la gente?

¿Das tu diezmo correctamente?

¿Cuánto tiempo pasaste en la oración? “

Yo no podía responder a la quinta cuestión. El Señor me reprendió por la quinta cuestión.

“Después de que me había convertido en un pastor de una mega iglesia, me había vuelto muy vago con la oración. Estar ocupado no era excusa para mí!” Tenía que arrepentirme de ello más tarde. “Los ángeles te mostrarán muchos lugares del Cielo y del Infierno. Mira todo lo que desees. Te vas a ir después de ver muchos lugares en el Cielo y el Infierno.” Pero el Señor no me permitía ver su aspecto.

Los ángeles me llevaron a tres lugares diferentes en el cielo.

En el primer lugar, vi a niños pequeños que estaban viviendo juntos.

El segundo lugar era donde los adultos vivían.

El tercer lugar era donde las almas apenas habían llegado al cielo. A pesar de que llegaron al cielo, lo habían hecho vergonzosamente.

Mucha gente me preguntó qué edad tenían los niños. Parecían como niños en jardines infantiles. Cada niño tenía su propio ángel bebé para acompañarlos.

En el cielo, la mayoría de las almas tienen su hogar individual. (Juan 14:2) Sin embargo, había algunos que no tenían hogar. Lo explicaré más adelante. Por otra parte, los niños no tienen sus casas individuales. Le pregunté: “Los niños también son almas, ¿por qué no tienen sus propios hogares?”

El ángel le respondió: “Así como la gente en la Tierra requiere de materiales para construir sus casas, en el cielo también necesitan materiales para construir aquí. Cuando una persona sirve a la iglesia y con fidelidad al Señor, las obras se convertirán en materiales para el hogar de una persona en el Cielo.

Cuando los materiales se proporcionan, los ángeles asignados para construir la casa de un santo se van a trabajar en la construcción de la misma. Los niños que están por debajo de la edad de responsabilidad no han desarrollado ningún material para construir una casa. En otras palabras, ellos no tienen el tiempo o la oportunidad de ganar sus recompensas ó materiales. Es por eso que no tienen casas”.

Seguí con mis preguntas: “¿Qué debo hacer en la Tierra para proporcionar más materiales para mi casa?”

Los ángeles respondieron: “Hay siete cosas que uno debe hacer para juntar sus materiales y construir su casa:

La primera es la acumulación de adoración y alabanza a Dios.

El segundo es el tiempo dedicado a la lectura de la Biblia.

En tercer lugar, el tiempo que pasas orando.

En cuarto lugar, el tiempo que pasas evangelizando a la gente.

En quinto lugar, la propia ofrenda al Señor.

En sexto lugar, los diezmos obediente a Dios.

Por último, el tiempo que pasas al servicio de la Iglesia en cualquier manera.

Estas son las obras o trabajos de obediencia en la que se acumula material para su hogar celestial. Si uno carece de estas áreas, no tendrán material para construir su casa.”

Había muchas personas en el cielo sin hogar. Muchos de los que no tienen casas en realidad eran pastores, diáconos, diaconisas, ancianos, etc. Le pregunté por curiosidad, “¿Dónde viven los niños, entonces?”

El ángeles respondió: “Ellos viven aquí.” Al mirar alrededor, que se reunieron durante todo el jardín de flores. El jardín de las flores era tan hermoso y el olor era fuera de este mundo. La escena fue más allá de lo que podría describir con mis palabras.

El segundo lugar fue para los adultos creyentes. Hay una diferencia entre la salvación y recompensas. Este lugar había tantas casas. Las casas fueron construidas con piedras hermosas y piedras raras. Algunas de las casas eran tan altas como los rascacielos más altos de la Tierra. Las personas que habían servido fielmente al Señor, viviendo en la

Tierra tenían sus casas construidas con piedras hermosas y piedras raras. En este lugar en particular, toda la gente que miré alrededor tenia de 20 a 30 años de edad. No había hombres y mujeres en cuanto a género. No hay personas enfermas, ancianos o lisiados.

Una vez conocí a un anciano llamado, Oh Im Myung. Había muerto a la edad de 65 años. Era un hombre muy bajito, como los estudiantes de 2do grado de primaria. Había sufrido de una rara enfermedad llamada raquitismo. Sin embargo, cuando se trataba de la Biblia, era un profesor. Había escrito muchos comentarios. Me encontré con él en el cielo, y allí estaba alto y guapo. Ya no estaba enfermo. El cielo es un lugar maravilloso! Estoy tan lleno de expectativas! Por favor, crea lo que le estoy diciendo a la gente!.

El tercer lugar fue para los que se salvaron vergonzosamente. (1 Cor. 3:15) Este pueblo en particular era enorme en tamaño, varias veces más grande que el segundo lugar, cuando las casas estaban hechas de piedras preciosas y piedras raras. Llegué a este lugar a gran velocidad, en un carro de oro. Estaba muy lejos de los otros lugares tan hermosos que vi en el cielo.

Le pregunté a los ángeles: “Veo un desierto grande y campos. ¿Por qué no veo las casas? “El ángel le respondió:” Lo que estamos viendo son los hogares”.

Vi enormes casas anchas y planas, que me recordó a un gran gallinero o algún tipo de almacén. Estas casas no eran magníficas, estaban en mal estado. Este pueblo y las casas eran para las almas que fueron salvadas vergonzosamente. Hubo numerosas casas de gran tamaño y en mal estado. Este pueblo es varias veces más grande que el lugar en donde las almas han sido recompensadas.

El ángel dijo: “¿Ves las dos casas grandes, a tu derecha e izquierda? Yo le respondí: “Sí, yo las veo.”

El ángel me dijo que Dios quería que me mostrara las dos casas de concreto. Él dijo, “La casa de la derecha es para los que fueron pastores en la Tierra. La casa de la izquierda es para los que eran ancianos en la Tierra. “Cuando llegamos a la parte delantera de las dos casas, me di cuenta de que eran gigantescas. Me quedé boquiabierto. Cuando abrimos la puerta y entré, mi primera impresión fue, de “gallinero”. En vez de miles de pollos que viven en su gallinero, vi las almas. Los ángeles me aconsejaron que observara con mucho cuidado porque reconocería a otros pastores famosos de la historia. Era cierto. Me di cuenta de que había muchos pastores famosos en la historia. Yo elegí un pastor y le pregunté al ángel: “Yo sé

que es un pastor coreano! Yo sé lo famoso que era el y el trabajo que había hecho para el Señor. ¿Por qué está aquí? No lo entiendo.”

Los ángeles respondieron: “Nunca proporcionó materiales de construcción para su casa. Es por esto que está viviendo en una casa de la comunidad.”

Le pregunté por curiosidad, “¿Cómo sucedió esto? ¿Por qué no tuvo los materiales? “, Respondió el ángel:” Aunque él era un pastor y desempeñó las funciones como pastor, que había amado y ayudado a el pueblo. Había amado el ser honrado. Había amado el ser servido. No hubo sacrificio y ni servicio de su parte. “Este pastor en particular se siente muy honrado en Corea y es un icono dentro de la historia del cristianismo coreano. Pero no tuvo recompensa!

Pastores, por favor, escuchen! Usted tiene que llevar a la gente a algo más que escuchar servicios la mañana de los domingos. Usted debe visitar sus hogares. Hay que tener cuidado de los pobres, los lisiados y los ancianos. Los pastores que han servido, sin sacrificar su vida y que le gustaba ser honrados no tiene recompensa en el Cielo. (Mateo 23:5-12)

Después de que había sido testigo de esta escena en el cielo y después de haber regresado a la Tierra, inmediatamente me dieron todas mis pertenencias incluyendo mis vehículos de lujo de cinco años. Nuestra vida dura sólo un momento. En la Biblia, la vida media es de 70 a 80 años de edad. Pero es sólo Dios quien sabe cuando una persona va a morir. Cualquier persona puede morir antes de cumplir los 70 o 80 años de edad. Me había decidido a darlo todo, hasta mi ropa. La gente que vi había recibido la salvación en la vergüenza. Eran pastores, ancianos, diáconos y fieles laicos. Había multitudes de ancianos y diáconos en esta casa miserable de plano. Pero, por supuesto, es mucho mejor que el infierno. Sin embargo, ¿por qué iba alguien a querer entrar en el cielo de tal manera? Para terminar en ese lugar vergonzoso. Sus ropas estaban aún en mal estado.

¿Cuáles son los requisitos para que los cristianos reciban esas casas tan hermosas en el cielo? En primer lugar, tenemos que evangelizar a tantas personas como sea posible. ¿Cómo debemos evangelizar? El ángel me dijo: “Suponga que hay un no creyente que no conoce al Señor. En el momento en que usted decida evangelizar a esa persona en particular, los materiales de construcción para sus casas serán proporcionados. A medida que incesantemente ore por su salvación, más materiales de construcción se proporcionan. Usted debe seguir para comprobar su salvación, visitándolos y continuar con su evangelización. Esto añade más material a su casa. Si una persona dice que él / ella no puede ir a la iglesia porque no tienen ropa bonita, entonces usted debe proporcionarle alguna. Si la persona dice que él/ella no tiene una Biblia, usted debe proporcionar una. Si una persona dice que él / ella no tiene gafas para leer, debe velar por ellos. Usted debe proporcionar todo lo que necesite, para que esta persona pueda ser llevada al Señor. Los que viven en las mejores casas son los que había evangelizado muchas veces. “

El ángel entonces me acompañó hasta el lugar donde los santos vivían en casas bonitas. Aquí es donde vivíen los santos que había evangelizado mucho en vida. Me sentí como en el centro del cielo.

En la historia cristiana, hay cuatro personas que tienen las casas más grandes y hermosas. El ángel me mostró la casa de evangelista norteamericano DL Moody, un Pastor Ingles llamado John Wesley, un evangelista italiano y coreano llamado Choi Pastor y el Evangelista Gun Nung. Estas cuatro personas tienen las mayores casas en el cielo. Estos cuatro habían pasado toda su vida evangelizando a la gente, incluso hasta el momento de su muerte.

Dentro de los creyentes de Corea, no era un creyente laico que tenía una casa grande. Este creyente laico había construido muchos edificios de la iglesia con sus todas sus posesiones. Había dado tres mil sacos de arroz para los pobres. En secreto, ayudó a miles de pastores y líderes con sus finanzas. Él ayudó a los estudiantes que estudian teología en la escuela o la Biblia con sus matrículas. Él también había tomado un pastor de (65 años) en su casa y cuidó de él. Su propia iglesia le había echado.

Oí un grito del ángel: “Los materiales están llegando!” Le pregunté al ángel a mi derecha sobre el material y me dijo: “Estos materiales son de una diaconisa de una iglesia pequeña que está en el país. De hecho, recibe los materiales de cada día. A pesar de que ella es pobre, que viene al servicio de la mañana cada día. Ruega por 87 miembros de la iglesia todos los días. Cuando termina de orar, se limpia la iglesia. “

Oí otro grito del ángel, “la oficina! La hija de la diaconisa ha dado el poco dinero que tenía a su madre. Sin embargo, la diaconisa no lo gasta en sí misma. Ella compró cinco huevos y dos pares de calcetines para el pastor de la iglesia. A pesar de que puede parecer una pequeña ofrenda, que había dado todo lo que tenía para el día. Esto los convirtió en materiales especiales para su casa en el Cielo. “

En segundo lugar, aquellos que también tienen una casa grande son los que han construido edificios de la iglesia u otros edificios para fines de Reino con sus bienes y recursos.

En el Cielo, también conocí a un anciano llamado Choi. Entre todos los ancianos de Corea y diáconos que están en el cielo, el tenía la casa más hermosa. Su casa era mucho más alta que el edificio más alto de Corea. Choi había construido muchas iglesias en Corea, con su riqueza.

Le pregunté al ángel: “¿Qué hay de mi casa? ¿Está en el proceso de construcción? El ángel dijo: “Sí, lo está.” Le pedí ver mi casa. Pero me dijeron que no estaba permitido. Volví a pedirlo y después de pedirlo persistentemente, los ángeles me dijeron que ahora el Señor si lo permitía.

Entramos en el carro y viajamos muy lejos a otro lugar. Yo estaba lleno de expectativas. Le pregunté, “¿Dónde está mi casa?” El ángel le respondió: “Es por allá!” Pero parecía que el lugar era sólo una base, sólo lista para el desarrollo. Yo lloré: “¿Cómo pudiste hacerme esto a mí? ¿Cómo podía estar pasando esto? ¿Cómo puede mi casa estar apenas en desarrollo? Sobreviví a la guerra de Corea, he vendido mi casa para construir una iglesia. Esta iglesia llegó a contar con cinco mil miembros. Escribí muchos libros inspirados por el Espíritu Santo. Un libro que se convirtió en un best seller. Con los ingresos de los libros, construí escuelas cristianas. La escuela dio a luz 240 pastores. Durante el mandato como decano, que había dado a lo largo de 400 becas a más de 400 niños pobres. He construido casas para que las viudas puedan vivir, lo que equivale a todos los costos enormes de dinero. Entonces, ¿cómo puede ser esto? ¿Por qué mi casa está en urbanización? Estoy muy molesto! “

El ángel le respondió severamente: “No mereces vivir en una hermosa casa bonita en el cielo, ya que has sido honrado y alabado por la gente en innumerables ocasiones. Cada vez que habías construido o hecho algo bueno, los elogios de la gente, y los reconocimientos de la prensa secular, destruían tu obra. Por lo tanto, todas tus obras son en vano. “(Mateo 6:1)

Miré mi casa en desarrollo. Se encontraba en el centro de otras tres casas. Sólo tenía tres pisos. La casa tenía muchas habitaciones pequeñas en las dos primeras plantas. Le pregunté al ángel: “¿Por qué tengo estos pequeños cuartos?” El ángel le respondió: “Estas habitaciones son para sus hijos e hijas.”

“Sólo tengo cuatro hijos”, le contesté. El ángel le respondió: “No, no lo son para sus hijos en la tierra, son para los que había evangelizado y sean salvados.” ¡Me encantó! Le pregunté, “¿Dónde está mi dormitorio?”, Dijo el ángel que estaba en el techo. Eso me molestó. Mi habitación no había terminado aún. En un tono de enojo le dije: “Es tan pequeño! ¿Por qué es tan difícil de hacer? “El ángel le respondió:” Tu no has muerto. No podemos terminar tu casa o habitación porque no sabemos si hay más materiales proporcionados. ¿Entiendes? “

Cuando entré en mi habitación, vi a dos certificados colgados en la pared, así que fui a leerlos. El certificado describió por primera vez cuando tenía 18 años de edad que viven en un orfanato. El día de Navidad, yo estaba en mi camino de regreso al servicio de la mañana la iglesia primitiva. Yo había visto a un anciano tembloroso en la calle. Tomé mi chaqueta y se la di a él. Esa obra me había dado una recompensa en el Cielo. El segundo certificado describe el mismo incidente, pero que era para comprar un poco de pan con el poco dinero que tenía para el hombre de edad avanzada. La cantidad no es la cuestión. El acto debe ir acompañado de una fe genuina. La cantidad de dinero no tiene importancia.

Salimos del lugar y se dirigió de vuelta. Durante el viaje, uno de los ángeles preguntaron: “¿Estás triste? Te diré cómo tener una hermosa casa construida. El Señor dijo que cuando regreses a la Tierra, tienes que ir a decirle a la gente acerca del Cielo y el Infierno tal como tu lo has visto. En segundo lugar, que el Señor desea que tu construyas un lugar para reunir pastores mayores, evangelistas y mujeres que no tienen donde vivir. Si de verdad haces estas cosas fielmente, tendrás una hermosa casa. “

Infierno

Los dos ángeles que me escoltaron hasta el infierno me dijeron: “Ahora vas a visitar el infierno.” No tienes idea de la magnitud del infierno. Yo no paraba de gritar: “Es tan grande! Es tan grande! “Este es el lugar donde las almas están malditas y reciben la condenación eterna” Se sentía como si el infierno fuera mil veces más grande que la Tierra. La mitad del infierno era de color rojo y la otra mitad la oscuridad era negro. Le pregunté a los ángeles: “¿Por qué una parte del infierno es rojo?”

Los ángeles respondieron: “¿No sabes? Es fuego y azufre. La otra mitad es la oscuridad. Cuando las personas pecan y terminan aquí, y serán atormentadas en ambas partes… Hay multitud de iglesias en la tierra y muchas de las iglesias están llenas de gente. Sin embargo, la mayoría de ellos no son verdaderos cristianos. No son más que asistentes de la iglesia. Las iglesias verdaderas, creen firmemente en el Cielo y en un Infierno. Las vidas de muchos cristianos están en el caos debido a que no creen firmemente en el Cielo y en el Infierno. Cuando un alma entra en el cielo, mil almas malditas entran en el infierno. La tasa de Cielo y el Infierno es de 1000 a 1. “(Mateo 7:14)

Yo soy un pastor presbiteriano y un orador muy conocido. Yo me he graduado en una de las mayores escuelas teológicas de Corea. Nunca creí en esas historias Cielo y el Infierno. Pero ahora, yo soy uno que describe estas experiencias para dar testimonio a los demás. Aunque usted puede decir que usted es cristiano, si usted vive su vida según la voluntad de los demonios, va a terminar en el infierno!

El primer lugar lo que vi fue un lugar de fuego y azufre. ¡Ni siquiera se puede imaginar que tan caliente es el fuego del infierno!. Nadie puede soportar el intenso calor, ¡parece como de mil grados!.

La gente en el infierno decía tres frases.

En primer lugar, es demasiado caliente y tengo ganas de morir. (Lucas 16:24)

En segundo lugar, están tan sedientos y con ganas de morir.

En tercer lugar, se oyen muchas almas pidiendo agua. (Zacarías 9:11)

Es eterna! Mucha gente dice que somos libres en Cristo y que viven sus vidas como lo deseen. Le pregunté al ángel: “Los que están aquí, ¿qué han hecho?”, Respondió al ángel: “El primer grupo es no creyentes.” Aquellos que no habían sido evangelizado y que tenían que arrepentirse!

El ángel continuó: “El segundo grupo son aquellos que creyeron en Jesús, pero no se arrepintieron de sus pecados. “Debemos arrepentirnos de nuestros pecados y confesar al Señor. No hay que pecar. Sólo de labios no se arrepiente uno. Lo debe hacer con un corazón contrito y serio, tenemos que arrepentirnos!

Cristianos en el infierno

Entonces vi a muchos pastores, ancianos y diáconos en el infierno. Le pregunté al ángel: “Yo los conozco. Que había servido fielmente a Dios, habían muerto hace algún tiempo. Todos habían pensado que estaban en el cielo con Dios. Pero ahora, veo a todos en el infierno y que están gritando ¡que caliente es! ¿Por qué están aquí? “Había muchos pastores, ancianos, diáconos y todos los otros creyentes laicos.

El ángel le contestó: “Pastor Park Yong Gyu, una persona puede aparentar ser un verdadero seguidor de Cristo en el exterior, pero Dios conoce el corazón.

No guardaron SANTO DOMINGO. De hecho, habían amado el GANAR DINERO LOS DOMINGOS. (Jer. 17:27)

Muchos de los diáconos y los ancianos habían criticado el sermón de sus pastores.

(Salmo 105:15) (Números 12:8-9)

NO DIEZMARON CORRECTAMENTE. (Malaquías 3:9)

No oraban.

No había evangelizado a las personas en absoluto. (Ezequiel 33:6)

Muchos de estos ancianos y diáconos habían hostigado a sus pastores y estaban en contra de su autoridad. Habían interferido con el deber del pastor y con su administración. (Núm. 16)

En su lecho de muerte, pensaban que habían hecho un buen trabajo, por lo cual no se arrepintieron de estas cosas. Esta es la razón por la que fueron arrojados en el fuego del infierno. “

Entonces vi a un rey y a un príncipe que habían perseguido a los primeros cristianos en Corea. Este rey y este príncipe decapitaron a muchos de los primeros creyentes en Corea. Se colocaron en el centro, que era el lugar más caliente de todos. También vi a Hitler, Stalin, Mao Zedong, y un pastor famoso de Corea del Norte llamado Pastor Kang, y el más famoso héroe japonés, y muchos más.

Luego llegamos a un lugar muy oscuro, demasiado oscuro para ver por dónde pisar. -Grité, “Los ángeles! Los ángeles! Es tan oscuro! ¿Cómo puedo ver algo? “Los ángeles me palmearon el hombro y me dijeron: “Espera un poco”.

En unos momentos, tuve la oportunidad de ver a un incontable número de personas desnudas. Todos ellos tenían insectos que se arrastraban por todo su cuerpo. Ni una pulgada se salvó, ya que sus cuerpos fueron cubiertos por completo con los insectos. La gente desnuda intentó conducir a los insectos lejos del crujir de dientes. Le pregunté: “¿Qué hacen estas personas que vivían en la Tierra?”

“Ellos son los que han criticado y han puesto en contra el uno al otro. Ellos no se preocuparon de lo que habían hablado de los demás” (Mateo 5:22)

Vi a los demonios penetrando y punzando los estómagos de las personas con sus hoces. Sus gritos eran insoportables. Le pregunté a mi acompañantes, “Ángeles, ¿qué hacían estas personas que había vivido en la Tierra?

“Estas personas tenían empleos, casas y familias, pero no le dieron a Dios. No ayudaron a los pobres, a sus iglesias, o a otros fines piadosos. Ellos eran muy avaros y codiciosos. A pesar de que se encontraron con los pobres, no les hicieron caso y no les importaba. Sólo se preocupaba por ellos y sus familias. Estaban bien vestidos, alimentados, y tenía una vida cómoda. Es por eso que sus estómagos son traspasados por sus vientres llenos de codicia. “(Proverbios 28:27)

Era una escena aterradora. Después de presenciar una escena así, cuando llegué de vuelta a la Tierra, le di todo mi dinero y posesiones a los demás. La salvación no se puede ganar con dinero o bienes. Es por la fe. El infierno es un lugar insoportable y miserable. Es el tormento eterno!

También he visto personas que tenían sus cabezas cortadas por una sierra muy afilada. Le pregunté al ángel: “¿Qué hicieron estas personas para merecer este castigo tan horrible?”, Respondió el ángel: “Sus cerebros fueron dados por Dios para pensar en cosas buenas y beneficiosas. Pero esta gente había pensado en cosas sucias. Pensaron en cosas lujuriosas. “(Mateo 5:28)

Luego vi gente que se había apuñalado y cortado en pedazos. El espectáculo era horrible. Le pregunté, “¿Qué pasa con estas personas? ¿Qué hicieron para ser atormentados de tal manera? “El ángel le respondió:” Estos fueron los ancianos y diáconos que no servía a sus iglesias. De hecho, ni siquiera querían trabajar o servir! Lo único que habían amado era recibir y recibir de la grey. “(Zacarías 11:17) (Oseas 6:5)

Vi a los ancianos, diáconos, laicos y otros creyentes atormentados por los demonios. Los demonios hicieron un agujero en la lengua y colocaron cables a través de las lenguas de los otros. Entonces los demonios arrastraron a todos con el alambre. Pregunte de nuevo: “¿Qué hicieron en la Tierra?”, Respondió el ángel: “habían cometido cuatro tipos diferentes de pecado.

En primer lugar, habían criticado a sus pastores. Ellos hablan cosas negativas acerca de sus pastores. Estaban reprochando y ridiculizando a sus pastores.” (Santiago 3:6) (Mateo 12:37)

¡Ruego a quienes hayan cometido tales actos a arrepentirse, a arrepentirse!

El ángel continuó: “En segundo lugar, insultaron a la iglesia con sus palabras. Que habían acosado a otros cristianos, hasta el punto que incluso los fieles se vieron afectados y dejaron de asistir a la iglesia, incluso algunos dejaron de creer. Ellos hicieron todo lo posible para detener a los fieles cristianos de la obra de Dios. Estos malvados causaron que muchos fieles tropezaran. Por último, hay esposas que habían consumido alcohol y eran abusivas con los miembros de su familia”.

Vi a hombres y mujeres que los demonios perforaron en el estómago con un clavo afilado muy grande. Le pregunté, “¿Qué hicieron?”, Respondió al ángel: “Se trata de hombres y mujeres que habían vivido entre sí, pero no estaban casados. Estas son culpables de los abortos, ya que también quedaron embarazadas. Nunca se había arrepentido. “

Vi también a otro grupo de personas. Los demonios estaban cortando sus labios como si fuera un fino corte de carne o verduras. Le pregunté, “¿Por qué estas personas son atormentadas, de tal manera?” El ángel dijo: “Estos son los hijos, hijas, y adoptados por ley que había hablado mal a sus padres. Todo lo que tenía que hacer era decir: “lo siento” en vez de hacer las cosas peor. Muchos de ellos habían utilizado lenguaje abusivo. Habían atacado a sus padres con un lenguaje duro. Ellos eran rebeldes. Esta es la razón de que sus labios estén cortados”.

Hermanos, todos vamos a morir algún día, pero no sabemos cuándo será. Por favor estaté preparado. Estar preparado para ir al cielo. Cuando vamos a ir no es la cuestión. Por favor, perdónense unos a otros con tanta frecuencia como sea necesario, si es necesario también arrepiéntete, y hazlo todo el día si es necesario.

Mis queridos hermanos, yo solía hacer caso omiso de tales testimonios. Yo era un pastor presbiteriano conservador que ignoraba estas cosas. Pero ahora, soy testigo y debo dar testimonio de lo que he visto. Por favor, no dude en vivir una vida santa. Por favor, evite estos tormentos miserables y el juicio. Sea salvo! No viva para su carne, sino viva para el Reino de Dios. Por favor, orad por los que no conocen a Jesús. Evangelice y de frutos. Por favor, oren temprano por la mañana y mantengan los domingos SANTOS. Por favor den el diezmo al Señor correctamente. Acumulen sus recompensas en el cielo y no en la Tierra. Oro y los bendigo en el Nombre Poderoso de Jesús!

Por el Pastor Park, Yong Gyu

Abajo el enlace a un testimonio de una persona que vió cristianos en el infierno por pecados que ellos pensaron que no eran pecados importantes y por los cuales no se arrepintieron.

http://profeciaenlabiblia.wordpress.com/2012/02/16/se-puede-perder-la-salvacion/


Testimonio el tiempo se acaba y cristianos que se confiaron y perdieron la salvación

Publico el siguiente testimonio sabiendo que los testimonios de visitaciones de Jesús son controversiales, pero lo interesante de éste Jesús es que exhorta continuamente al arrepentimiento y señala categóricamente que no existen pecados pequeños, que todo pecado es pecado y requiere arrepentimiento, este Jesús habla muy distinto al falso Jesús de Choo Thomas (falsa profeta) un falso Jesús quien dice que áun algunos pecadores irán al cielo.

De cualquier manera al leer este testimonio compárelo con la Biblia como aconseja Hechos 17:11.

 

Un recordatorio amigable:

EL TIEMPO SE ESTA ACABANDO RAPIDAMENTE

 

El testimonio de Victoria Nehale y sus varias visitaciones de Jesucristo.

El testimonio completo puede ser leido en el libro UN RECORDATORIO AMIGABLE: EL TIEMPO SE ESTA ACABANDO RAPIDAMENTE!

Nací y vivi en Namibia toda mi vida, le rendí mi vida al Jesús el 6 de febrero del 2006. El Señor Jesucristo me ha revelado muchas cosas en el ámbito espiritual incluyendo un par de viajes al infierno. El Señor me instruyó a compartir mis experiencias con la gente; también me advirtió que no añadiera nada ni omitiera nada de cualquiera de las cosas que el Señor Jesucristo me mostró o me dijo. En el tiempo de la edición de este libro, finales del 2006, fuí visitada 33 veces por el Señor Jesucristo. En cada una de esas visitaciones, el Señor me decía antes de irse que:

EL TIEMPO SE ESTA ACABANDO RAPIDAMENTE.

PRIMER VIAJE AL INFIERNO

En el fin de semana del 23 de julio del 2005, tome un viaje en taxi de 30 minutos, desde el pueblo de Ondangwa en donde trabajo y resido, hasta mi aldea nativa para pasar el fin de semana con mis padres. En el camino a casa, tuve la sensación de que algo extraordinario iba a suceder esa tarde.

Llegue a casa al rededor de las 6:00 p.m., y ese era el tiempo en que la gente prepara para la cena. Yo estaba en la cocina con el resto de mi familia, recostada en una vieja sábana sobre el suelo, mientras que mis sobrinitas y mis sobrinos cantaban sus coros de la escuela dominical. De repente senti una gran unción que vino sobre mí, mi cuerpo se debilitó, y yo permanecí bajo el poder de Dios. Vi a un hombre usando una larga túnica blanca, sujeta con una cinta del mismo color, venia caminando hacia donde yo me encontraba. Había una luz brillante al rededor de Él, como si la luz radiara de Él mismo. Usaba unas sandalias cafés; sus facciones eran como las de la gente del Oriente Medio, tenia una hermosa piel bronceada. Su gesto era muy amable y lleno de gloria, pero no podía ver a sus ojos. Cuando Él comenzó a hablar sus voz era tierna, amable y amorosa, sin embargo con mucha autoridad; ondas de amor emanaban desde Su mismo ser.

Él extendió Su mano hacia mí y me levantó del lugar donde yo estaba recostada. De repente yo me encontraba en un hermoso cuerpo transformado; me veía exactamente como cuando tenía 18 años. Me encontraba usando una túnica blanca ceñida con un cinto blanco. Pero aunque mi túnica era blanca, el material era diferente del que material de la túnica de este hombre. Su túnica tenia una apariencia como de seda con una brillantez que simplemente no se como describir.

Él dijo con la mas amorosa y tierna voz: “Victoria, quiero que vengas conmigo; te enseñare cosas espantosas y te llevaré a un lugar a donde nunca has estado jamás en toda tu vida”.

Él tomó mi mano derecha y partimos. Yo sentía como si estuvieramos caminando en el aire y nos elevabamos todo el tiempo. Después de un tiempo en el camino, comencé a sentirme muy cansada y le dije que me sentía incapaz de poder continuar en el camino y le rogué que me permitiera regresar, sin embargo Él me miró tiernamente y dijo: “Tu no estás cansada – estas bien. Si te cansas, yo te cargaré, pero por el momento te encuentras bien. La paz sea contigo, vamos”.

El lugar al que llegamos era muy árido, peor que el peor de los desiertos conocidos por el hombre, no había ningún signo de vida de ningun tipo. No había un sólo árbol o hoja o pasto o niguna cosa con vida en esa vista. Era un lugar muy deprimente de hecho.

Llegamos hasta una puerta, y el hombre se volvió y me dijo: “Victoria, vamos a travesar por la puerta y las cosas que vas a ver te van a espantar y afectar – pero debes descansar segura en que a cualquier lugar que yo te lleve, estarás bien protegida. Solo abre tus ojos y observa todo lo que voy a mostrarte”. Yo estaba aterrorizada y comencé a sollozar, empecé a protestar y a suplicar a este hombre que me trajera de regreso. Le dije que no quería ir a ese lugar, por que podía ver a través de la puerta lo que estaba sucediendo allí dentro. El me miró y dijo, “La paz sea contigo; Yo estoy contigo. Debemos ir adentro, por que el tiempo se está acabando”.

Entramos a través de la puerta. No puedo describirles a ustedes el horror de ese lugar. Estoy convencida que no hay otro lugar tan espantoso en todo el universo entero como ese lugar. El lugar era extremadamente grande y tenía la sensación de que se expandía y agrandaba todo el tiempo. Era un lugar de densas tinieblas y el calor de ese lugar no se podía medir; era mas caliente que el mas caliente de todos los fuegos. No podía ver ninguna flama de fuego, o de dónde provenía el calor pero eso estaba realmente ARDIENDO. El lugar estaba lleno de moscas de todos los tamaños – verdes, negras y grises, todo tipo de mosca concebible se encontraba en ese lugar. Además de eso habia también cortos, gruesos y oscuros gusanos por todas partes, subiendo por todas partes, los gusanos empezaron a subir sobre nosotros y las moscas también estaban sobre nosotros. El lugar estaba llendo del mas asqueroso y repugnante hedor; no hay palabras para describir la intensidad del hedor de ese lugar. El olor era casi como el de la carne podrida pero era cien veces peor que la cualquier carne decadente que jamás hubiera yo olido en toda mi vida. El lugar estaba llendo de el ruido de lamentos y de crujir de dientes, así como de demoniacas carcajadas malignas.

Lo peor acerca de este lugar era que estaba lleno de personas. Había tantas personas que no se podían enumerar. Las personas se veían en forma de esqueletos. Puedo decir confiadamente que estos esqueletos eran humanos, por que reconocí a algunos de mis parientes cercanos y gente de mi aldea. Sus huesos eran de un gris oscuro y extremadamente secos. Tenían largos y filosos dientes como animales salvajes. Sus bocas eran grandes y anchas y sus lenguas eran largas y de un rojo brillante. Sus manos y pies tenían largos y delgados dedos con uñas largas y afiladas. Algunos de ellos tenían colas y cuernos.

Habían demonios mezclándose entre la gente, los demonios en apariencia se veían como reptiles y caminaban en cuatro patas. Estaban a gusto en ese ambiente y estaban constantemente burlándose y atormentando a los humanos.

El ruido que los demonios hacían era mas bien como una celebración, se veían a gusto y despreocupados; también bailaban y brincaban todo el tiempo. Los humanos por el contrario, se veían miserables y deprimidos; se encontraban en un estado de impotencia y de desesperación. El ruido que los humanos hacían era causado por el dolor; sollozaban, gritaban, crujían sus dientes, estaban en una situación desesperada de inimaginable dolor y agonía.

Las personas en este lugar eran incontables, pero pude ver claramente que la gran mayoría eran mujeres. Se encontraban divididos en diferentes grupos. Pero aún estando en grupos, no era posible estimar el número de personas dentro de un sólo grupo por que cada grupo era extremadamente grande.

El hombre me guió hacia uno de los grupos en la parte este de ese lugar. Él me miró y dijo: “Victoria, este es un grupo de personas que rehusó perdonar a otros. Yo les dije muchas veces de muchas diferentes maneras que perdonaran a los otros pero ellos me rechazaron; yo les había perdonado a ellos todos sus pecados, pero ellos se rehusaron a perdonar a otros. Su tiempo se terminó y se encontraron a si mismos en este lugar. Ellos estarán aquí por toda la eternidad; ellos están comiendo los frutos de su labor por siempre y para siempre. Aunque, es muy doloroso para mí verlos en este horrible lugar y en esta eterna situación -por que yo los amo”.

Fuí entonces guiada al siguiente grupo, y el hombre me dijo que la gente en este segundo grupo eran aquellos que tenían deudas. Había tres categorías diferentes en ese grupo. La primera categoría era de gente que debía a otros, ellos tenían dinero para pagar sus deudas pero se mantenían demorando  y postergando sus pagos. Ellos decían que pagarían mañana, o la siguiente semana, o el siguiente año, hasta que el tiempo se les terminó a ellos y ahora se encuentran en este lugar. Y aqui es donde se quedarán para siempre; están comiendo los frutos de su labor.

La segunda categoría era de aquellos que tenían deudas que se podían permitir pagar a sus acredores y ademas querían pagarlas, pero temían mas a las consecuencias por que, tal vez, si ellos decían la verdad sufrirían el rechazo o tal vez irían a la cárcel o tal vez lo que hicieron se sabría abiertamente ante todo el mundo y ellos serían humillados. El hombre dijo: “Ninguno de ellos vino a mí para preguntarme alguna manera. Si ellos lo hubieran hecho, Yo les hubiera enseñado el camino hacia una salida fácil. Pero ellos prefirieron usar su propio sabiduría y razonamientos los cuales no les ayudaron en niguna forma. Su tiempo se les terminó y ahora se encuentran en este lugar en donde estarán para siempre. Estan comiendo los frutos de su labor”.

Después el dijo: “La tercera categoría tenían deudas las cuales no se podían permitir pagar, pero, nuevamente, ninguno de ellos me dijo que tenían deudas que ellos no podían pagar. Si así lo hubieran hecho, Yo hubiera pagado sus deudas. Ellos también trataron de usar su propio razonamiento y sabiduría, los cuales no pudieron ayudarlos en nada. Y ahora ello se encuentran en este lugar en donde estarán para siempre. Ellos estan ahora comiendo el fruto de su labor. Mi corazón se duele por todas estas personas por que los amo profundamente”.

En el primer grupo, vi a dos de mis parientas cercanas, así como a una de doce años, también pariente mía. Yo se que tenía doce por que esa era la edad que ella tenía en el momento de su muerte. En el segundo grupo vi también algunos de mis parientes, así como a un pastor al cual yo conocía muy bien. Jakes, mi novio que habia cometido suicidio por que yo le había dado mi vida a Jesucristo, estaba también en el segundo grupo. También vi a algunos de mis vecinos en ambos grupos.

Yo reconocí a la gente que conocía antes de sus muertes; ellos también me reconocieron a mí. Mis parientes estaban furiosos cuando me vieron y comenzaron a gritarme obscenidades; usaban el lenguaje mas vulgar mientras me maldecían. Uno de ellos me decía que yo no era digna de seguir al hombre que estaba conmigo; ellos me decían las cosas que yo solía hacer antes de darle mi vida a Cristo. Ellos no estaban mintiendo; las cosas de las que me estaban acusando eran verdad. Jakes me decía que yo le pertenecía a el, y que yo debería de estar en donde él estaba por que había cometido los mismos pecados que el cometió.

Al principio el pastor parecía feliz de verme y me dijo que había hecho bien en venir, pero su actitud cambió inmediatamente cuando él vió quién era el que me estaba acompañando y entonces el también se unió a las maldiciones y el uso de lenguaje obsceno. El hombre que iba conmigo me dijo que los ignorara por que ellos no sabían lo que estaban haciendo.

Yo estaba petrificada y extremadamente triste; mi cuerpo estaba temblando y no podía permanecer de pie. Estaba llorando incontrolablemente. El hombre se volvió a mí, me dió un abrazo, y dijo: “La paz sea contigo, Victoria”. Mi fuerza retornó a mí y me sentí muy segura en su abrazo. Entonces Él me dijo que teníamos que dejar el lugar y regresar. Él me miró y dijo: “Victoria, Yo te he mostrado. Ahora tu debes escoger en cual de los grupos tu quieres estar; la desición está en tus propias manos. Debes decirle a la gente todo lo que has visto y experimentado pero no agregues ni omitas nada”.

Yo recuerdo que dejamos el lugar de horrores juntos pero no se en que momento lo deje a Él por que entonces me di cuenta: Abrí mis ojos y ya estaba de vuelta en mi cuerpo físico, recostada en el Hospital Oshakati. Había un suero en mi brazo izquierdo y vi a mi madre y otros vecinos de nuestra aldea en una esquina del cuarto, desde donde me estaban viendo con asombro. Pude ver en el rostro de mi madre que había estado llorando. Le pregunte a una de las enfermeras si ella sabía que me había sucedido, pero ella solo bromeo y dijo: “Fuiste enviada de regreso; tal vez has hecho algo malo y necesitas arrepentirte”. La enfermera estaba tratando de hablar de manera alegre acerca de mi condición, pero podía ver que estaba espantada de acercarse a mí. Le pedí que llamara al doctor que me había atendido.

Cuando el llegó dijo que no sabía lo que estaba mal conmigo. Inicialmente el penso que había contraído malaria, pero los resultados de la malaria habían salido negativos. El continuó diciendo que mi temperatura, pulso y presion arterial estaban peligrosamente bajos pero que no había podido encontrar la causa para ello. El dijo que no había nada que el pudiera hacer por mí; el no me podía admitir por que no estaba enferma. El suero que me estaban aplicando no funcionaba al principio pero cuando abrí mis ojos, entonces comenzo a funcionar. El me recomendó que la enfermera administrara otro suero cuando el primero se hubiera terminado para que pudiera tener suficientes fuerzas para regresar a casa.

Yo estaba espantada de las cosas que había visto en ese lugar y no podía dejar de llorar. El hedor de ese horrible lugar continuaba siendo tan real como cuando estaba ahi dentro. Las escenas de ese lugar se me revelaban en mi mente todo el tiempo. No podía dormir y mi cuerpo entero estaba en gran dolor. Sentía como si todos mis miembros hubieran sido arrancados de mí y puestos de regreso en mi cuerpo. Oh me sentía terrible. Tuve diarrea y un dolor de cabeza punzante por una semana entera.

Yo ya estaba determinada que no hablaría con nadie acerca de mis experiencias por que quien me iba a creer? Que iba a pensar la gente? Permanecía diciendome a mi misma que no debía nunca relata mi experiencia a nadie. Uno de mis mentores me telefoneó tres días después para inquirir hacerca de mi bienestar por que le había enviado un mensaje pidiendole que orara por mí. Antes de que pudiera darme cuenta me encontraba ya diciendole acerca mis experiencias. Cuando me recapacité de lo que estaba haciendo ya le había dicho la mayoría de la historia. Quería patearme a mí misma. Lloraba por que estaba convencida de que había cometido el peor error de mi vida. Ahora la historia estaba dicha, no habia posibilidad de que yo pudiera esconderlo más. Ahora se que si Dios quiere que algo sea dicho, simplemente será dicho. El es Dios, después de todo.

El 19 de agosto, desperté, sintiendo las señales de una unción en mi cuerpo físico. Estaba débil y temblando, mientras que ondas de electrcidad pasaban a través de mi cuerpo. En la tarde vi una luz brillante aproximandose hacia el cuarto y en medio de esa luz se encontraba el mismo hombre. Esta vez Él se sento en una silla junto a mi cama, no tengo idea de donde salió esa silla pero estaba allí tan pronto como Él se dispuso para sentarse. Era una hermosa silla hecha de oro solido; la forma era  la de una silla convencional, con soporte en la espalda. En cada pata habia una estrella de plata incrustada en el oro; la misma estrella estaba también en el centro del soporte de la espalda. Tenía ruedas redondas en cada pata.

Después de saludarme, Él me dijo que Él sabía que tenía muchas preguntas acerca de Su identidad y que había venido para revelarse a sí mismo conmigo, y para explicar ciertas cosas que yo había experimentado. Él dijo: “Yo Soy Jesús, tu Salvador. Si tienes alguna duda, mira mis manos. El lugar a donde fuimos es el infierno”. Cuando miré a Sus manos, vi las marcas en donde los clavos lo habían atravesado.

Querido amigo, yo quiero decirte que el infierno no es un producto de la imaginación de nadie, sino un lugar real y bastante desagradable. No fué hecho para las personas sino para Satanás y sus demonios. Nuestro debido lugar es en el Cielo con Jesús, pero nosotros debemos escoger a Jesús antes de que sea demasiado tarde. Hoy que escuchan Su voz, no endurezcan su corazón; acepten a Jesús como su Salvador personal hoy y vivan para Él. El infierno es un lugar terrible, es un lugar de miedo y tristeza; es un lugar de tormento y eterno llanto y crujir de dientes. Satanás quiere llevárse a tantos como le sea posible al infierno con él. No cooperen con él; cooperen con Jesús y ustedes vivirán y no morirán.

No podía entender por que el Señor me diría que hiciera una desición entre los dos grupos que Él me enseñó en el infierno cuando yo era ya una cristiana renacida. Yo lo había aceptado en mi vida y Él todavía me pedía hacer una desición de querer ir al infierno o no. No podía entender. Empecé a orar y a preguntarle a Dios que me diera una revelación de lo que Él  había querido decir y lo que Él quería que yo hiciera. El Señor me reveló que yo estaba abrigando una falta de perdón y resentimiento en mi corazón en contra de una de mis hermanas, así como mi prima. Le pedí al Señor que me perdonara la falta de perdón en mi espíritu; también le pedí perdón a mi hermana por albergar ira y amargura en mi corazón encontra de ella. El Señor me instruyó también a pedirle perdón a mi prima.

El Señor también me recordó que hubo un tiempo en el que adquirí un trabajo como profesora con un diploma fraudulento, y Él consideraba eso como una deuda y un robo. Yo estaba determinada a hacer lo que era correcto y le pedí al Señor que me ayudara a través de este problema y que me mostrara una salida fácil por que esto era un crimen serio que me podría llevar tras las rejas. Él me dirigió a ir al Departamento de Educación y confesar lo que había hecho.Yo estaba dispuesta a ir a la cárcel si esto era inevitable. Experimente el favor del Señor de gran manera. Las autoridades del Departamento de Educación me dijeron que yo debía decidir lo que yo quería: pagar de regreso el salario que había recibido del gobierno o no pagarlo. Ellos prometieron no presentar ningún cargo en contra mía por que estaban atónitos por mi confesión. Nuestro Dios es un fiel quien honra Su palabra.

Si tú estás en una situación similar a la que yo estaba, quiero animarte a que tu hagas lo que es correcto, sin importar las consecuencias. Tal vez vayas a la cárcel pero eso será un castigo temporal. No hay dolor ni verguenza que se compare con una eternidad separado de Dios. El infierno no es un lugar agradable, es mejor permitir a Dios que te juzgue ahora, antes de que sea demasiado tarde. No debemos temer el juicio de Dios mientras estemos en el tiempo de Su gracia, debemos permitirle que Él exponga lo que sea que este mal en nuestras vidas, mientras todavía tenemos tiempo de enmendar nuestras situaciones para con Él, por que ya no hay más perdón del otro lado de la tumba.

 

 

SEGUNDO VIAJE AL INFIERNO

 

El 18 de octubre del 2005 desperté a las 5:30 a.m. pero no pude ir a trabajar. Me sentía muy débil y como ebria; no me podía mover o girar en mi cama, y la presencia del Señor se sentia fuertemente en el cuarto. Yo estaba temblando y sentía electricidad pasando a través de mi cuerpo. El Señor vino a tomarme justo antes de las 8:00 por que la última vez que vi mi reloj, eran las 7:48, y Él llegó poco después de eso. Él me saludó y me dijo que debiamos irnos nuevamente por que el tiempo se estaba terminando. Me levanté y comenzamos a caminar. La forma en la que estabamos caminando esta vez era muy diferente de las otras veces; aunque nuestras piernas hacían los movimientos de caminar, nostros estabamos como flotando mas que caminando. Mientras ibamos de camino, Jesús me dijo que todos los pecados son malos y que no hay tal cosa como pecados pequeños y pecados grandes. Todos los pecados llevan a la muerte, no importa que tan grandes o pequeños sean. El Señor me dijo que ibamos a visitar el infierno otra vez y luego Él me preguntó si tenia temor. Yo le contesté que tenia temor.

Él dijo: “El espíritu de temor no procede de mi Padre o de Mí, proviene del diablo. El miedo te causará a hacer cosas que te llevarán al infierno”.

Sin fe es imposible agradar al Señor y el miedo es directamente lo opuesto de la fe. Es obvio que el miedo no le agrada a Dios por que destruye la fe de uno. Por que todo el tiempo que ibamos de camino, ibamos caminando lado a lado pero tan pronto como llegamos a la puerta del infierno, Él tomo mi mano con Su mano y la sostuvo todo el tiempo que estuvimos en el infierno. Yo estaba tan feliz que el Señor sostenía mi mano por que con el sostén firme de Su mano removió todo el temor de mí. El lugar seguía siendo el mismo, nada había cambiado desde la primera vez. Había moscas, gusanos, calor extremo, el hedor, esqueletos, el ruido, todo se encontraba tal y como estaba la primera vez que estuve ahí. Entramos a través de la misma fea puerta y el Señor me llevó llevó a un grupo de personas. Había muchas personas que conocía mientras todavía estaban en la tierra. La gente pobre estaba un estado terrible; se veían miserables y en gran agonía, pero lo peor de todo era  era la expresión de desesperación en sus caras.

El Señor señaló a una mujer de mediana edad que conocí antes de su muerte. Ella había muerto en un accidente automovilístico en el principio del año 2005. Yo estaba en shock de ver a aquella mujer en el infierno por que todos sabíamos que ella era una mujer temerosa de Dios y amante del Señor. El Señor me dijo que esta mujer lo amaba y que Él también la amaba; ella lo había servido cuando ella vivía en la tierra; ella había guiado a muchas personas al Señor y ella conocía al Señor muy bien. Ella era compasiva con los pobres y necesitados; ella les daba, y los ayudaba en muchas maneras. Ella era una buena sierva del Señor en muchas maneras.

Esas palabras del Señor me dejaron todavía más atónita, y entonces le pregunté por qué Él dejaría a alguien que lo había servido tan bien y haya terminado en el infierno. El Señor me miró y me dijo que esta mujer había creído la mentira del diablo. Aunque ella sabía las escrituras bien, ella creyó la mentira de el diablo de que hay pecados pequeños y pecados grandes. Ella pensó que un pecado “pequeño”  no la llevaría al infierno por que, después de todo, ella era cristiana.

El Señor continuó, “Yo fuí con ella muchas veces y le dije que parara de hacer lo que estaba haciendo, pero muchas veces ella razonaba que lo que ella hacía era demasiado pequeño, y ella aribuyó mi advertencia a sus propios sentimientos de culpa. Había un tiempo en el que ella paraba por un tiempo pero luego ella se convencía nuevamente a si misma que esa advertencia no provenía de Mí, sino de su propia voz, por que ese pecado era demasiado insignificante para lastimar al Espíritu Santo”.

Le pregunté al Señor otra vez cuál era el pecado que esta mujer había cometido y Él me contestó así: “Esta mujer tenía una amiga que es enfermera en el Hospital de Oshakati. En cualquier momento que esta mujer se enfermaba, ella no iba al hospital para pagar por su carnet como una práctica normal; ella sólo tomaba el teléfono y le decía a su amiga que le organizara medicina para ella del Dispensario del Hospital. Su amiga estaba siempre obligada y le pedía recoger la medicina a una hora particular. Primero, ella decidió aceptar la mentira del diablo acerca de pecados chicos y grandes y rechazó mi verdad; ella causó a alguien mas a pecar y a robar  por su bienestar, y lo peor, ella contristó al Espíritu Santo. Esto es lo que causó que ella llegara al infierno. No importa si tu has traído millones de almas al Señor; es todavía posible llegar al infierno por contristar al Espíritu Santo. No solo debes preocuparte por la salvación de los demás sino que tienes que ser también cuidadoso de no perder tu propia alma. Sé sensible al Espíritu Santo en todo momento”. Después de que el Señor dijo esas palabras el dijo que debíamos regresar.

Muchos cristianos que han oído esta historia la encuentran problemática. Ellos siempre me preguntan: “Qué acerca de la justificación, misericordia y gracia?”  y  “Es posible perder tu salvación después de haberla recibido?” “No es eso demasiado severo?”, “Puede ser Dios tan cruel?”.

Bueno, como he dicho en algún otro lugar de este libro, yo no estoy presentando ninguna teología aquí. Yo sólo les estoy diciendo lo que el Señor me ha mostrado y enseñado – y lo que Él me ha permitido experimentar. Por favor diríganse a sus biblias para respuesta. Miren en los siguientes versículos y hagan saquen sus propias conclusiones.

“Sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado”. 1 Corintios 9:27

 

“Qué, pues, diremos? Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?

En ninguna manera. Por que los que hemos muerto al pecado, como viviremos aún en él?”. Romanos 6:1-2

 

“No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupisencias.” Romanos 6:12

 

“Por que si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios”. Hebreos 10:26-27

Puedo ir al infierno después de haber servido al Señor y después de haber guiado a otros a Cristo? Usted sea el juez!

DESOBEDIENCIA

El lunes 6 de marzo del 2006, me desperté con la alarma del reloj a las 5:30. Empecá a orar y me di cuenta de que una fuerte unción vino sobre mí. Mi cuerpo estaba muy débil y estaba temblando y ondas de electricidad pasaban por mi cuerpo.

En la tarde, mientras estaba recostada en mi cama, vi una luz brillante llenando el cuarto. Vi pequeñas, blancas y redondas gotas como del tamaño de una cabeza de alfiler. Las gotas caían como lluvia y se hundían en mi piel al contacto. Además vi una nube, o algo como una niebla que venía de lo alto; que también llenaba el cuarto y que se hundia también en mi piel al contacto. Después de eso, vi a Jesús caminando hacia mí desde en medio de una nube de niebla. Él se sento en su silla junto a mi cama. No tengo idea de donde salía esta silla; usualmente aparece tan pronto como Jesús se dispone a sentarse. Es una preciosa silla de oro; su apariencia es como la de todas las sillas pero con soporte en su espalda, y en cada pata su estrella de plata; y una estrella similiar pero mas grande en el soporte trasero, y tiene ruedas redondas en cada pata.

Jesús me saludó y estiró su mano hacia mí y me dijo que me levantara por que el tiempo se estaba terminando. El me levantó hacia arriba de la mano y yo me senté en la cama.

Entonces Él me dijo: “Victoria, vamos a orar”. Él oraba en un lenguaje que yo no entendía; sólo entendí la palabra “Amen”. Entonces Él continuó preguntándome lo que yo veía y yo le contesté que veía grupos de personas llendo a sus trabajos, y otros llegando a sus lugares de trabajo. También veía gotas similares blancas cayendo sobre aquellos que habían llegado primero a sus trabajos. Después del primer grupo, otro grupo llego también después. Para cuando llegó el segundo grupo la lluvia de diminutos gotas había ya dejado de caer.

También vi diferentes grupos de personas, llegando a diferentes iglesias el domingo en la mañana. La lluvia de blancas gotas empezaría a caer tan pronto como los primeros empezaran a llegar al lugar de la iglesia. Continuaba cayendo por un tiempo y después se detenía. Los ultimos en llegar no encontrarían nada.

Jesús me preguntó si había entendido lo que habían significado esas visiones y yo le contesté que no las había entendido. Entonces el comenzó a explicarme: “Estas visiones significan que a cualquier lugar donde tu debes estar a una hora específica y tu sabes a que hora deberías estar allí, hay siempre ángeles distribuyendo bendiciones para esa hora específica. Si tu llegas a tiempo, tu recibirás tus bendiciones, pero si llegas tarde, tu perderás tus bendiciones para ese día por que los ángeles distribuyen las bendiciones sólo para ese tiempo en específico. Victoria, quiero advertirte por que tu llegas tarde a tu trabajo y además allegas especialmente tarde a los servicios dominicales. Debes saber que a esas horas tu has llegado tarde sin ninguna razon válida; siempre te has perdido de las bendiciones para esos días; ellas nunca volverán a tí. Victoria tu debes parar con esto y no volverlo a hacer, a menos que tengas una buena razón para llegar tarde”.

Cuando el Señor dijo esas palabras reamente deseé poder desaparecer o darle  algunas excusas aceptables por mi indisciplina. Le dije que algunas veces me quedaba dormida, pero Él me miró directo a los ojos y dijo que estaba mintiendo y que yo tenía una mala tendencia a regresar a la cama después de haber despertado, para sucumbir al deseo de dormir ‘por unos minutos mas’.

Después de que Jesús me advirtió, Él dijo: “Levántate. Vamos. El tiempo se esta acabando rapidamente y hay cosas que debemos hacer”.

Esta vez el Señor me llevó a un lugar donde nunca había estado antes;  también era la primera vez que tomabamos ese camino en el que caminamos ese día. Llegamos a un jardín llendo de hermosas flores y de hermosos árboles verdes, nada en esta tierra se puede comparar a esta belleza. Las flores eran de todos los tipos y de hermosos colores brillantes. Nos sentamos en una hermoso banco de jardín, que estaba hecho de oro sólido, y tenía pequeñas y brillantes estrellas plateadas.

Cuando nos sentamos, Él señaló enfrente de nosotros y dijo: “Victoria, mira, puedes ver esa ciudad?” Cuando miré, vi una enorme, y brillante ciudad. Era hermosa mas alla de toda descripción. La ciudad tiene un brillante y reluciente puerta y en esa puerta estaba un hombre, sentado, que era de gran edad. Tenía una larga y blanca barba y pelo blanco. Ya había visto a este hombre antes, cuando le pregunté a Jesús quién era este hombre, Él me dijo que era Abraham, el padre de la fe.

Vi muchas avenidas en esa ciudad, que estan también hechas de oro. Hay también altos edificios y también eran brillantes como el oro. El esplendor y brillo en la ciudad es indescriptible.

Jesús se volvió a mí y me preguntó: “Qué piensas acerca de la ciudad?”.

Yo le respondí que era hermosa y que quería ir allí. Jesús me dijo: “Yo te llevaré si tu continúas siendo obediente por que es ahí también donde tu casa va a estar. Permanece obediente – por que si eres desobediente, Victoria, los cuervos volarán en tu casa. Tu casa será morada de búhos y patio de espiritus. De cualquier forma, no tengas temor, por que yo estoy contigo. Sólo obedece. Por que todo aquél quel que desobedece, en su casa volarán los cuervos, será morada de búhos y patio de espíritus”.

Jesucristo es real y Él nos ama con un amor que no puede ser descrito, Su más grande deseo es que nosotros escojamos la vida y que pasemos la eternidad con Él. Su corazón se duele por todas esas personas que están muriendo y llendo al infierno por que han escogido rechazar la Salvación que Él les ofrece, en lugar de eso ellos escogen la muerte.

Si eres cristiano renacido o no, por favor siempre recuerda esta sola cosa:

El tiempo se esta terminando rapidamente

Enlace al sitio de Victoria Nehale donde puede descargar el testimonio en PDF

Escuche el testimonio de Carmelo Brenes de su experiencia en el infierno

Rescatado del Infierno