Salomón – Por qué su sabiduría no lo libró de hacer lo malo y pecar contra Dios. Yugo desigual.

Salomón – Por qué su sabiduría no lo libró de hacer lo malo y pecar contra Dios. La importancia de no unirse en yugo desigual.

Antecedentes

Mandamiento de Dios en Exodo 23 :  24 y 32-33

Dios ordena a Israel que en relación a los pueblos gentiles – No se inclinen a sus dioses ni los sirvan incluso destruir sus estatuas.  No hacer tratados ni alianzas con los pueblos gentiles, tampoco hacer tratados con sus dioses.  Por cierto éste mandamiento en el lenguaje del Nuevo Testamento está en 2a Corintios 6 :14 “No os unaís en yugo desigual con los incrédulos…”

Dios ordena que los gentiles no habiten en tierra de Israel para que no hagan a Israel pecar contra Dios sirviendo a sus dioses porque servir a sus dioses le sería tropiezo y trampa a Israel.

Mandamiento de Dios en Deuteronomio 13

“Si te incitare tu hermano, hijo de tu madre, o tu hijo, tu hija, tu mujer o tu amigo íntimo, diciendo en secreto: Vamos y sirvamos a dioses ajenos, que ni tú ni tus padres conocisteis, de los dioses de los pueblos que están en vuestros alrededores, cerca de ti o lejos de ti, desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo de ella;  no consentirás con él, ni le prestarás oído; ni tu ojo le compadecerá, ni le tendrás misericordia, ni lo encubrirás,  sino que lo matarás; tu mano se alzará primero sobre él para matarle, y después la mano de todo el pueblo.

 Le apedrearás hasta que muera, por cuanto procuró apartarte de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre; para que todo Israel oiga, y tema, y no vuelva a hacer en medio de ti cosa semejante a esta.” Deuteronomio 13 : 6 – 11

Mandamientos de Dios en Deuteronomio 17: 14-20

La preferencia de Dios para Israel no era que pusieran un rey sino jueces, pero aun así Dios dispuso leyes y reglas para que en caso de que tuvieran rey las observarán, en ese caso en Deuteronomio 17 : 14-20 vienen éstas reglas y allí se incluye específicamente que el rey no debe tomar muchas mujeres para que su corazón no se desvíe. Además de mandamientos de que el rey de Israel no debe tener muchos caballos y específicamente que no se haga de caballos de Egipto. Véanse los versiculos mencionados:

 “Cuando hayas entrado en la tierra que Jehová tu Dios te dá, y tomes posesión de ella y la habites, y digas: Pondré un rey sobre mí, como todas las naciones que están en mis alrededores; ciertamente pondrás por rey sobre ti al que Jehová tu Dios escogiere: de entre tus hermanos pondrás rey sobre ti, no podrás poner sobre ti a hombre extranjero, que no sea tu hermano.

Pero él no aumentará para sí caballos, ni hará volver al pueblo a Egipto con el fin de aumentar caballos; porque Jehová os ha dicho: No volváis nunca a ese camino.

versículo 17 Ni tomará para sí muchas mujeres, para que su corazón no se desvíe; ni plata ni oro tomará para sí en abudancia.

Antes de que el rey David muriera le recomendó a Salomón el guardar los mandamientos de Dios.

“Llegaron los días en que David había de morir, y ordenó a Salomón su hijo, diciendo: Yo sigo el camino de todos en la tierra, esfuérzate y sé hombre.  Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera en que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas”  1 Reyes 2 : 1 -3

Salomón pide sabiduría para juzgar al pueblo y discernir entre bien y mal  1ª Reyes 3 :  3 y 7 -14.

Vers. 3 Salomón amaba a Dios y andaba en los estatutos de David.

V 9 Salomón pide sabiduría para juzgar al pueblo y discernir entre lo bueno y lo malo.

V12 Dios concede

V 14 Dios dice “Si anduvieres en mis caminos guardando mis estatutos y mandamientos yo alargaré tus días”.

De lo anterior se aprecia que:

-          Dios advierte a Israel el peligro de permitir que los extranjeros habiten en su tierra,  Dios específicamente menciona que los gentiles tienen dioses, Dios mismo insiste en llamarlos dioses a lo largo del Antiguo Testamento, sin embargo aunque esos dioses son seres de capacidades sobrenaturales o divinas sabemos que comparados con Dios no son nada.

-          Dios advierte que el permitir a los gentiles habitar en Israel puede causar el involucrarse con sus dioses e incluso servirlos y esto puede ser una causa de tropiezo para Israel.

-          Salomón amaba a Dios y pide sabiamente no por cosas materiales sino por sabiduría en especifico para gobernar y discernir entre lo bueno y lo malo, aunque no pide específicamente sabiduría para no pecar, podríamos entender y concederle que como amaba a Dios también su petición incluia ese tipo de sabiduría.

-          Dios concede la petición y en el versículo 14 Dios mismo da a entender que aunque ha concedido sabiduría a Salomón aun asi existe la posibilidad de que Salomón no ande en los caminos de Dios ni guarde sus estatutos y mandamientos, ya que el versículo 14 empieza con el condicional “Si”, asi que Dios mismo con esa condicional deja ver que la sabiduría de Salomón no es garantía de que Salomón ande todo el tiempo en los caminos de Dios ni guardando sus mandamientos.

Acontecimientos Posteriores

Salomón amaba muchas mujeres extranjeras y las llevó a Israel obrando en contra de los mandamientos de Dios en Exodo 23. 

1 Reyes 11

Versículo 1 y 2 – Salomón amaba muchas mujeres extranjeras de las cuales Dios había advertido no permitirlas en Israel porque podían hacer que Israel se inclinará a sus dioses. Pero Salomón amaba a estas mujeres, hasta llegar a tener una “colección” de 700 esposas y 300 concubinas.

Vers 4  – Sus mujeres inclinaron a Salomón a sus dioses .

Vers 5 al 8. –  Salomón se involucró con los dioses ajenos y les sirvió e hizo lo malo, esto hizo Salomón para todas sus mujeres extranjeras

vers 10 – Dios le había mandado a Salomón que no siguiese a dioses ajenos pero Salomón desobedeció a Jehová siguiendo dioses ajenos.

De lo anterior:

-          Se puede concluir que Salomón tenía una debilidad por las mujeres, una pasión ó deseo carnal que fue más grande que su sabiduría y obediencia a los mandamientos de Dios de no permitir muchas mujeres extranjeras en su casa. Dios le había concedido sabiduría y discernimiento pero tal vez su pasión y debilidad por las mujeres eran tan grandes que aunque Salomón tenía sabiduría antepuso el satisfacer su pasión y deseo carnal.

Yugo desigual con Egipto.

“Salomón hizo parentesco con Faraón rey de Egipto, pues tomó la hija de Faraón, y la trajo a la ciudad de David” 1 Reyes 3 : 1

Dios había mandado no regresar a Egipto ni por caballos y sin embargo Salomón tomando una mujer egipcia por esposa, a la hija de Farón entro en yugo desigual, entrando en relación con Egipto, emparentando  con el Farón, en contra de los mandatos de Dios.

-         Adicción a las mujeres.       Tan grande era su pasión por las mujeres extranjeras que llenó su casa no con 2 ni con 100 sino con 1,000 mujeres, más de las que necesitaba como esposas, un número de esposas absurdo,  esto denota una gran debilidad carnal y pasión por las mujeres, algo que hoy en día se le podría llamar una adicción,  más fuerte que aún el sentido común de una persona que incluso no tuviera su sabiduría, se podría argumentar que una persona común y corriente con simple sentido común no llenaría su casa con tantas mujeres, pero la carne es débil y esa debilidad puede mucho más que el sentido común y la sabiduría.

Además Salomón tuvo el mal ejemplo de su padre el rey David quien tomó a varias mujeres por esposas (1 Crónicas 3). David cuando pecó cometiendo adulterio con Betsabé ya tenía al parecer 6 esposas y concubinas, con lo cual ya estaba pecando y transgrediendo los mandamientos de Dios, y aún así deseando una mujer más, haciendo esto en contra del mandamiento de Dios de que los reyes no debían tomar muchas mujeres (Deuteronomio 17 : 14-20).

-         La historia ya demostraba que cuando el pueblo judío se casaba con personas de otras naciones, en lugar de traer a los paganos a adorar y servir al Dios de Israel, los judíos servían a los dioses ajenos, como señala por ejemplo Jueces 3 : 4 -6, “y fueron para probar con ellos a Israel, para saber si obedecerían a los mandamientos de Jehová, que él había dado a sus padres por mano de Moisés. Así los hijos de Israel habitaban entre los cananeos, heteos, amorreos, ferezeos, heveos y jebuseos. Y tomaron a sus hijas por mujeres, y dieron sus hijas a los hijos de ellos, y sirvieron a sus dioses“.

-         Una adicción por mujeres fue un pecado que lo llevó a más pecado.  Salomón hace lo malo y como advirtió Dios, el permitir tantas mujeres extranjeras en su propia casa lo llevó a involucrase con sus dioses,  En el Nuevo Testamento esta admonición a no estar en alianza con gentiles debido al riesgo de involucrarse con sus dioses está plasmada en 2a Corintios 6 : 14 “No os unaís en yugo desigual con los incrédulos;  porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia ? ¿y qué comunión la luz con las tinieblas? Es evidente que en el caso de Salomón con todo y su sabiduría el no guardar el mandamiento de Dios de no involucrarse con gentiles, en este caso de no casarse con una mujer gentil (ó mil mujeres en su caso) lo llevó al riesgo advertido por Dios, que en lugar de convertir a las mujeres gentiles al Dios de Israel las mujeres gentiles llevaron a Salomón a servir a sus dioses, un pecado grave que hoy en día por ejemplo suena mucho más fuerte que servir a otros dioses, ya que hoy en día cuando una persona sirve a un dios distinto a Jehová, a esa persona se le llama satanista ó luciferiano, es decir aquellos que sirven al dios de este mundo.

La ley en Deuteronomio 10 : 20 ya instruía a Salomón lo siguiente:  “A Jehová tu Dios temerás, a él solo servirás, a él seguirás”.  Entonces el no atender el mandamiento de Dios de no tener varias mujeres, lo llevó a pecar al no cumplir el mandamiento de tener temor de Dios y de servirlo solo a él, sino que sus varias mujeres lo llevaron a servir a otros dioses.

Además aunque la preferencia de Dios para Israel no era que pusieran un rey, Dios dispuso leyes y reglas para que en caso de que tuvieran rey las observarán, en ese caso en Deuteronomio 17 : 14-20 vienen éstas reglas y allí se incluye específicamente que el rey no debe tomar muchas mujeres para que su corazón no se desvíe. Véanse los versiculos mencionados:

 “Cuando hayas entrado en la tierra que Jehová tu Dios te dá, y tomes posesión de ella y la habites, y digas: Pondré un rey sobre mí, como todas las naciones que están en mis alrededores; ciertamente pondrás por rey sobre ti al que Jehová tu Dios escogiere: de entre tus hermanos pondrás rey sobre ti, no podrás poner sobre ti a hombre extranjero, que no sea tu hermano.

Pero él no aumentará para sí caballos, ni hará volver al pueblo a Egipto con el fin de aumentar caballos; porque Jehová os ha dicho: No volváis nunca a ese camino.

versículo 17 Ni tomará para sí muchas mujeres, para que su corazón no se desvíe; ni plata ni oro tomará para sí en abudancia.

Esto demuestra que Salomón quebrantó las leyes de Dios al tomar para sí muchas mujeres la advertencia ya estaba allí que su corazón se desviaría tal como ocurrió. Y demuestra que no siguío el consejo de su padre David acerca de guardar los mandamientos de Dios en la ley de Moisés, la cual incluía esos mandamientos de no tener muchas mujeres.

-          Si sus 1,000 mujeres hubieran sido judías no hubiera aumentado el riesgo de servir a dioses ajenos, aunque eso denota una debilidad por las mujeres, se puede apreciar que el plan de Dios es un hombre con una sola mujer, como lo planeó con Adán y Eva e incluso para repoblar el planeta posterior al diluvio de Noé, ya que tanto Noé como sus hijos tenían una sola esposa. Ni siquiera ante la gran tarea que tenía Adán con Eva de poblar todo el planeta tierra, le dió Dios más de una esposa a Adán sino solamente una estableciendo claramente el modelo de un hombre y una sola mujer, aunque le tomara más tiempo poblar el planeta.

Lo que debía hacer Salomón si sus esposas lo incitaban a seguir a otros dioses.

Como indica 1 Reyes, Salomón tomó por esposas y concubinas, mujeres de otros pueblos, ya estaba advertido que no debía hacer eso pues existía el riesgo de que esas mujeres lo inclinaran e incitaran a seguir y servir a otros dioses.

Además de la indicación específica que el rey no debía hacerse de muchas esposas.

En Deuteronomio 13, el pueblo de Israel ya había recibido el mandamiento de que cuando se levantaran profetas ó videntes incluso realizando milagros, y que incitaran a seguir a otros dioses, esos profetas y videntes debían ser muertos.

Aún en el caso de que un familiar, ó la mujer de uno fuera la que incitara a servir a otros dioses, por ejemplo si un hombre tenía su esposa, y la esposa incitaba al marido a servir a otros dioses, la mano del marido debía ser la primera en alzarse contra ella, para aplicarle la pena de muerte, y luego las manos del resto del pueblo para matar a la esposa de ese hombre a pedradas por incitarlo a servir a otros dioses, tratando de apartar al marido de servir sólo a Jehová. (Véase Deuteronomio 13 : 1 – 11).

Así que Salomón no debió haber tomado mujeres de otros pueblos, no debió haber tomado muchas mujeres, pero incluso ya en esa situación, cuando sus mujeres lo incitaron a servir a otros dioses, Salomón en la aplicación de la ley debía matar a sus mujeres que inclinaron su corazón a servir a otros dioses.

Sin embargo, Salomón no lo hizo y en cambio, participó en edificarles lugares de adoración y seguir a otros dioses (1 Reyes 11 : 1 -8).

Además Salomón desobedeció los mandamientos de Dios, haciendose de muchos caballos y caballos de Egipto específicamente.

Como señale anteriormente, Deuteronomio 17 : 16 incluye el mandamiento de Dios hacia los futuros reyes de Israel de no tener muchos caballos, y en particular de no volver a Egipto para hacerse de caballos , de no volver a ese camino.

Sin embargo, Salomón desobedeció tambien ese mandamiento y como indican los pasajes de 1 Reyes 4 : 26 y 1 Reyes 10 : 28, se hizo de muchos caballos y en particular de caballos traídos de Egipto.

“Además de esto, Salomón tenía 40,000 caballos en sus caballerizas para sus carros, y 12,000 jinetes” 1 Reyes 4 : 26

“Y traían de Egipto caballos y lienzos a Salomón, porque la compañía de los mercaderes del rey compraba caballos y lienzos.”

1 Reyes 10 : 28

Conclusión.

El poseer sabiduría y discernimiento entre lo bueno y lo malo y el conocer a Dios y amarlo no es garantía de que automáticamente se obedecerán sus mandamientos, eso sería ideal pero simplemente no es ninguna garantía.

El obedecer los mandamientos de Dios debe estar por encima de los deseos personales, de la auto satisfacción y pasiones carnales.

Se deben obedecer los mandamientos de Dios sin razonarlos ni justificarlos, Dios sabía que el permitir extranjeros en casa de Israel, podía llevar a Israel a involucrase con sus dioses y servirlos.

La sabiduría está en amar a Dios y guardar sus mandamientos.  Juan 14 : 15, muriendo a uno mismo Mateo 16 : 24-25.

Como escribió el mismo Salomón: “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza” Proverbios 1 : 7.  Ese temor a Jehová debe ser para obedecerlo y obedecer sus mandamientos teniendo presente que todo ser humano es responsable de sus actos y debe rendirle cuentas a Dios de los mismos.

Desde lo más antiguo de la historia se aprecia que  el ser sabio no es garantía de hacer lo bueno y obedecer a Dios, la sabiduría sería amar a Dios sobre todas las cosas y obedecerlo y aunque no tiene nada de malo ser sabio sino al contrario el que tenga falta de sabiduría pídala a Dios (Santiago 1 : 5), más importante que el número de neuronas y que el coeficiente intelectual es negarse a sí mismo y seguir a Jesús cada día y amar a Dios y Jesús obedeciendo sus mandamientos.

Había una vez un ser del cual Dios indica que era perfecto y lleno de sabiduría (me atrevo a pensar que era aún mucho más sabio que Salomón y con un coeficiente intelectual sobrenatural) y sin embargo su sabiduría no fue garantía de que hiciera lo bueno y de obedecer a Dios, ya que incluso contra todo sentido común quiso ser incluso ser semejante a Dios.  (Ezequiel 28: 12). Es el caso de Satanás, quien antepuso sus deseos personales a la sabiduría de temer a Dios, de amar a Dios y guardar sus mandamientos.

“Y dijo al hombre:
He aquí que el temor del Señor es la sabiduría,
Y el apartarse del mal, la inteligencia.”        Job 28 : 28