Caín y Abel – El pecado está a la puerta acechando – Una ofrenda aceptada y otra no

Caín y Abel – El pecado está a la puerta acechando – Una ofrenda aceptada y otra no

Este es el estudio para adultos, para la clase bíblica para niños de Caín y Abel, utilice en enlace abajo:

Clase Bíblica para Niños sobre Caín y Abel – El pecado está a la puerta acechando – Una ofrenda aceptada y otra no

Génesis 4

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Caín y Abel

1  Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido[a] varón.

Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra.

Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová.

Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda;

pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.

Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante?

Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.[b]

Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató.

Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?

10 Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra.

Este pasaje revela que el pecado está acechando buscando la oportunidad para dominar al hombre que se descuide haciéndose una presa fácil.

Expondré los textos bíblicos que ayuden a entender este pasaje para concluir una enseñanza y aplicación de este pasaje y después mencionaré una pieza de información adicional que no cambia la enseñanza bíblica pero la puede hacer más fácil de entender.

Antecedentes

Sabemos que el evento del pasaje bíblico se da una vez que la humanidad es decir Adán y Eva han pecado y han sido expulsados del Edén, los hijos de Adán y Eva ya nacen con una naturaleza pecadora y Satanás está en la tierra como tentador.

 Encontramos que Caín se dedicaba a la siembra y cosecha, a la agricultura mientras que Abel se dedicaba a la cría de ovejas.

Hechos conocidos

Personas y ofrendas

Después de un tiempo, no se dan más detalles sobre la vida de Caín y Abel, Caín decide llevar de su cosecha,  de lo que la tierra produce una ofrenda para Dios.

Abel lleva de los primogénitos es decir de las primeras nacidas de sus ovejas las más gordas para presentarlas para ofrenda a Dios.

Dios miró con agrado a Abel y luego a su ofrenda, es decir que Dios miró primero a Abel como persona y lo vio con agrado, luego que Dios ve agradable a Abel, entonces ve su ofrenda también con agrado.

Pero Dios no ve con agrado a Caín y al no encontrar a Caín agradable ante sus ojos,  entonces tampoco halló agradable su ofrenda.

Para poder entender mejor éstos hechos, es importante conocer y recordar el carácter y personalidad de Dios, y entender en que personas se puede El deleitar y a quienes halla agradables.

Algunos versículos muestran algo del carácter de Dios y en quienes se complace El:

“Abominación son a Jehová los perversos de corazón; Mas los perfectos de camino le son agradables” Proverbios 11 : 20

“Los labios mentirosos son abominación a Jehová; Pero los que hacen verdad son su contentamiento” Proverbios 12 : 22

“Se complace Jehová en los que le temen, Y en los que esperan en su misericordia” Salmo 147 : 11

Así que si Dios ve con agrado a la persona porque su comportamiento está de acuerdo con los mandamientos y la santidad de Dios, y tal persona de acuerdo con esa forma de actuar presenta una ofrenda, entonces es razonable que Dios también se agrade de tal ofrenda, pero si Dios no ve con agrado a una persona ya que por su comportamiento no está de acuerdo con los mandamientos y la santidad de Dios, lo más razonable es que la ofrenda que presente tal persona muestre los mismos defectos que la persona y por lo tanto Dios tampoco se deleite con dicha ofrenda.

Por ejemplo Jesús narra el caso de una viuda muy pobre pero que presentó una ofrenda de todo lo que tenía y que aunque en cantidad monetaria era muchísimo menos que las ofrendas de otros,  tenía mucho más valor para Dios y Jesús, pues los que daban más dinero daban de lo que les sobraba, la diferencia en la motivación de la persona hacia Dios en cuanto a dar lo mejor se traduce en hechos al ofrendar. (Lucas 21 : 1 – 4). Una ofrenda aceptable ante Dios no es necesariamente una ofrenda de animal con derramamiento de sangre.

Caín se da cuenta que su ofrenda no fue del agrado de Dios y que la de Caín si lo fue.

Esto es evidente en el pasaje bíblico aunque aquí el pasaje no brinda la información de cómo pudo Caín darse cuenta de ello.

Podemos ver en Jueces 6 cuando Gedeón ofrece una ofrenda al Señor (llamado aquí el ángel de Jehová) que el Señor hizo subir fuego para consumir la ofrenda y que es evidente que el Señor aceptó la ofrenda de Gedeón que consistía en carne de cabrito preparada y panes. Aquí la ofrenda fue aceptada por Dios aún y cuando no tenía derramamiento de sangre pues era un guisado y panes.

Caín demostró en su cara (lenguaje corporal) que estaba enojado porque Dios no aceptó su ofrenda, por lo cual Dios le cuestiona que motivo tiene para enojarse, como cuestionando si tiene un motivo legítimo para enojarse, pues aquí viene lo más importante cuando Dios le da una breve pero importante lección a Caín, pues le dice en el versículo 7:

“Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.”

En otras palabras si haces bien, tendrás honra, pero si no haces bien es de mucho cuidado porque en este mundo el pecado está a tu puerta, como fiera al acecho buscando devorarte, así como la presa desea una víctima para atacarla, así el pecado te deseará, pero aún así dentro de esa prueba tú tienes autoridad sobre del pecado, tú te debes enseñorear del pecado y dominarlo para no caer en el, no que el pecado te domine, sino tú someterlo y aplacarlo. Para que seas tú como el cazador que lo somete y lo puede exhibir como trofeo, y no que el cazador resulte siendo el cazado por la fiera.

Cuando Caín se da cuenta que su ofrenda no fue del agrado de Dios, en lugar de revisar su situación, en lugar de temer a Dios y pedir por su misericordia, preguntando a Dios por qué no le agradó su ofrenda y cómo componer su situación, resulta que Caín en lugar de aplicar la lección que Dios le acaba de dar sobre tener cuidado con el pecado que acecha a la puerta, planea un crimen y comete un homicidio al matar a su hermano, Caín mostró y reveló contundentemente su verdadera naturaleza pecadora.

Y continuando en su camino pecador cuando Dios le preguntó por su hermano, Caín miente tratando de ocultar su pecado con otro pecado adicional, lamentablemente en lugar de confesar su pecado y arrepentirse y buscar perdón de Dios, y al recibir Su sentencia se empieza a quejar de tener que esconderse y andar como vagabundo. Lamentablemente Caín no aplicó la enseñanza de Dios sobre tener cuidado con el pecado y dominarlo.

Aplicación:

La persona cristiana que obedece los mandamientos de Dios, haciendo el bien y andando en santidad hace lo correcto, sin embargo todos los cristianos deben tener presente que el pecado está a la puerta acechando buscando que el cristiano abra la puerta aunque sea un poco para que entonces el pecado entre, aún así el cristiano es quien tiene la autoridad sobre mantener esa puerta cerrada, el pecado no es quien abre la puerta, es el cristiano quien decide si la abre ó la mantiene cerrada.

“Sed sobrios y velad, porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” 1ª Pedro 5 : 8

“Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil” Mateo 26 : 41

No Abra Esa Puerta

Ilustración utilizada de Caricaturas Alegre (Joyful toons) de Mike Waters, de acuerdo con sus políticas de utilización.

Datos extra bíblicos.

Esta enseñanza se basta a sí misma con el texto bíblico, pero ahora expondré algo más que puede comprobar la enseñanza bíblica.

Un libro histórico muy antiguo, el libro de Jaser que es mencionado y citado en la Biblia en Josué 10 : 12 y 2 Samuel 1 : 18, revela sobre el incidente de Caín y Abel lo siguiente:

“Y fue al cabo de unos años, que trajeron una ofrenda al Señor, y Caín trajo del fruto de la tierra, y Abel trajo de los primogénitos de su rebaño lo gordo, y Dios se volvió e inclinó a Abel y su ofrenda; y un fuego del Señor vino del cielo hacia abajo y lo consumió.

Y a Caín y su ofrenda el Señor no se volvió, y no se inclinó a él, porque había traído del fruto inferior de la tierra al Señor, y Caín estaba celoso contra su hermano por esto y buscó pretexto para matarlo”  Libro de Jaser Capítulo 1 : 15-16

Más adelante en este texto de Jaser se narra que después de ésto Caín estaba celoso de Abel y buscaba un pretexto para matarlo.

Un día Caín estaba trabajando su tierra y Abel llevó a alimentar sus ovejas, pero las ovejas de Abel pasaron a la tierra que Caín acababa de preparar y esto le molestó mucho.

Muy enojado le reclamó a Abel que llevara a sus ovejas se alimentarse en su tierra a lo cual Abel reclamó que entonces se quitara la lana de sus ovejas con la que se vestía y le recompensara por la carne de sus ovejas que había comido.

En esos reclamos Caín dijo a Abel que quién podría reclamar su sangre si lo mataba, Abel dijo que Dios le reclamaría su sangre si lo mataba “porque Dios es el juez y árbitro y castiga al hombre según su maldad y al hombre malvado de acuerdo a sus maldades que haga en la tierra” y que Dios lo juzgaría si lo mataba.  Al oír estas palabras la furia de Caín se encendió más  por haber dicho eso y tomó una de sus herramientas para trabajar la tierra y golpeó a Abel y lo mató y su sangre corrió por la tierra frente a sus ovejas.

Watermark