Estudio Bíblico Daniel 2 Comentario Biblico

Estudio Bíblico Daniel 2  Comentario Biblico

Vemos en este capítulo que el rey Nabucodonosor tuvo un sueño, y luego que lo soñó no podía volver a conciliar el sueño.

Ese sueño lo inquietó y entonces mandó llamar a sus adivinos, astrólogos, encantadores, todos aquéllos que en su séquito estaban encargados de las artes ocultas, y de adivinar cosas, ver el futuro, etc.

Vemos que el rey les dice que ha tenido un sueño, que lo tiene inquieto.

Por cierto que es en este punto de la historia, a partir del versículo 4 que el original está escrito en arameo, y no en hebreo.

Cuando el texto muestra que el rey les dice a sus adivinos que ha olvidado el sueño, y los amenaza con destruirlos si no le dicen el sueño y su interpretación, ó bien los favorecerá si le dicen tanto el sueño como la interpretación.

Ese es el texto, y sólo podemos especular si el rey no había olvidado el sueño, pero tal vez quería probar si eran realmente adivinos capaces de adivinar lo que soñó, ya que sería tal vez muy fácil que el rey dijera su sueño y los adivinos, en caso de no poder interpretar el sueño, inventaran cualquier significado del mismo con tal de salvar sus vidas.

Así que el rey establece que un verdadero adivino podría adivinar tanto el sueño como el significado del mismo.

Sin embargo los textos posteriores nos llevan a pensar que en realidad el rey había olvidado lo que soñó.

Vemos que el rey parece empezar a molestarse que los adivinos no muestran capacidad de decirle su sueño y mucho menos la interpretación.

Los adivinos admiten entonces que no hay ninguno de ellos, ni nadie sobre la tierra que sea capaz de adivinarle su sueño, reconocen que tal cosa solo es posible para dioses.

Entonces el rey decide matar a todos los sabios de Babilonia, que por lo visto incluían no solo a los adivinos presentes ahí con el rey sino a otro grupo que no había sido convocado, ya que los siervos del rey llegaron buscando a Daniel y sus compañeros para matarlos.

Al enterarse Daniel del motivo por el cual querían matarlo pide al rey tiempo y le dice que le revelará el sueño.

Vemos en estos pasajes como el rey Nabucodonosor haciendo uso de su poder, decide matar a todos los sabios, pero como Daniel confiando en recurrir a Dios, le promete al rey adivinarle el sueño.

El rey pudo haberse negado a darle una oportunidad a Daniel, considerando que vemos algo de su carácter y decisión radical en matar incluso a sabios inocentes, pero arriba del poder del rey está el poder de Dios Jehová el Dios de Daniel, quien en control de la situación en todo momento, no permite que Daniel ni sus compañeros fueran a morir, sino que Daniel recibiera una oportunidad para presentarse delante del rey.

Vemos otra cosa importante aquí cuando Daniel acude con sus compañeros, y le piden a Dios misericordia para conocer el sueño y su significado y no morir.

Así que Dios tiene misericordia de Daniel y sus compañeros, y en una visión revela a Daniel el sueño y su significado.

Seguramente Dios tenía esto controlado y preparado para que ésta historia se desenvolviera, y luego Daniel y sus compañeros ocuparan ciertos cargos en el reino, y además todo esto quedara escrito para que también nosotros pudiéramos conocer la profecía de los eventos finales.

Vemos en esta historia como es que aún y cuando Dios tiene buenos deseos para los suyos, digamos para nosotros como cristianos, muchas veces tenemos que pasar por situaciones adversas, pero esto es necesario para que la historia se desenvuelva y las cosas se den y ocurran, así en este caso, Daniel y sus amigos estaban ante una muerte cercana, pero Daniel confió en que Dios lo podía sacar del problema, le pidió misericordia a Dios y Dios respondió.

Daniel agradece y alaba a Dios reconociendo su grandeza y por haberle dado la respuesta que él y sus amigos habían pedido.

Vamos ahora a la parte profética.

Ante todo Daniel aclara al rey que no hay persona que pueda adivinar el sueño pero que Dios es quien le ha revelado el sueño.

Daniel empieza por revelarle al rey que el sueño le vino luego de que él tenía interés por saber sobre el futuro.

Y revela que el rey soñó una imagen, una estatua, digamos, compuesta de:

Cabeza de oro.

Pecho y brazos de plata

Vientre y muslos de bronce

Piernas de hierro

Pies en parte de hierro y parte de barro cocido.

Luego en el sueño surge una piedra que no cortó ninguna mano humana, y daña a la estatua en los pies, con lo que desaparece toda la estatua y la piedra que destruyó los pies, luego se hace un gran monte que llenó toda la tierra.

La interpretación del sueño es sobre los reinos dominantes de la tierra desde Babilonia hasta el reino milenial del Señor Jesús.

.Daniel da ahora la interpretación del sueño, de la imagen.

Algo muy importante al estudiar profecía de los últimos tiempos en el libro de Daniel en particular en éste capítulo es que menciona cuatro reinos, no cinco, tanto las piernas como los pies veremos que son referidos juntos como un cuarto reino, de ninguna forma como un cuarto y quinto.

Primer reino – Cabeza de oro – Babilonia

La cabeza de oro es el reino de Babilonia, es decir el reino dominante sobre el mundo conocido de esa época, sobre el mundo judío, que es la perspectiva desde la cual vemos el antiguo testamento, y como sabemos incluso los judíos como Daniel y sus amigos estaban viviendo en Babilonia pues habían sido tomados prisioneros.

Segundo reino – Pecho y brazos de plata – Reino Medo Persa

Claro que esto era profético cuando Daniel lo dijo al rey, pero ahora para nosotros esta parte es histórica y comprobable, el reino que vino después de Babilonia, fue inferior a ésta, y Daniel todavía tuvo oportunidad de vivir bajo ese reino, cuando el rey Darío de Media tomó el reino de Babilonia y mató al rey Belsasar, hijo del rey Nabucodonosor (Daniel 5 : 30 – 31).

Tercer reino – Vientre de bronce – Imperio Griego

El reino que sobrevino al reino Medo-Persa fue el imperio griego, bajo Alejandro el Magno, el cual cubrió prácticamente todo el mundo conocido de esa época, por eso dice el versículo 39 que ese tercer reino dominaría sobre toda la tierra.

Cuarto Reino – Piernas de hierro y pies de barro y barro cocido – Imperio Romano

Aquí ahora en el versículo 40 es donde Daniel dice el cuarto reino, no un cuarto y quinto sino el cuarto reino, de tal forma que tanto las piernas como los pies representan un solo reino que desmenuzaría y todo, lo cual fue una característica en el imperio romano que surgió posterior al imperio griego, el imperio romano aunque algunos territorios los tomó en paz, era más bien conocido por la destrucción que hacía.

Cuarto Reino – Imperio Romano en dos fases.

La imagen es una perfecta ilustración del reino en dos fases ó etapas, la primera fase representada por las dos piernas y la segunda fase de éste reino, representada por los pies.

Más aún ésta ilustración es ideal pues muestra que el imperio romano tuvo lo que se puede llamar dos piernas, la pierna del este que incluso sobrevivió a la pierna del oeste.

Esa pierna del este, se conoce también como el imperio bizantino, el imperio romano del oriente y que tenía por capital a Constantinopla, fundada por el emperador romano Constantino.

Esa Constantinopla es la actual Estambul en Turquía.

Abajo una imagen con el imperio romano en lo que fue su mayor extensión, cubriendo parte del norte de Africa, y parte del medio oriente incluyendo parte de lo que actualmente es Siria e Irak, recordemos que incluso en los tiempos del Señor Jesús en su ministerio sobre la tierra, Israel estaba bajo el dominio del imperio romano.

Roman Empire at greatest extent

Así que estos cuatro reinos, han tenido dominio sobre el territorio de Israel.

Continuando con este cuarto reino, entonces vemos que tiene dos fases.

La primera fase, el imperio romano histórico.

La segunda fase, el imperio romano por resurgir.

Esta segunda fase está representada por los pies, sobre los cuales indican los versículos del 41 al 43, algunas características.

El texto señala que será un reino dividido, con algo de fuerza como el hierro, pero estos pies son una mezcla de hierro y barro cocido, recordemos que las piernas ó el imperio romano en su primera fase la que ya ocurrió ya, eran solo de hierro.

Dice el texto que como los dedos de los pies, (10 dedos obviamente) son parte hierro y parte barro, el reino será parte fuerte y parte frágil.

El texto indica que los líderes de este reino en su segunda etapa serán diez líderes, los cuales veremos en otros pasajes proféticos en Daniel y en Apocalipsis, también representados por diez cuernos.

También indica que por ser estos dedos una mezcla, el reino será en parte frágil y parte fuerte, no que los pies ó líderes del reino sean parte frágil y parte fuerte sino su reino.

Esta pieza del rompecabezas profético la debemos tener en mente, cuando analicemos y estudiemos otros pasajes proféticos.

Para el versículo 43 debemos utilizar el texto de la Reina Valera de 1569 que es la traducción precisa de ese versículo.

“Cuanto a aquello que viste, el hierro mezclado con tiesto de barro, mezclaránse con simiente humana, mas no se pegarán el uno con el otro, como el hierro no se mistura con el tiesto”

Esto es muy distinto a la versión Reina Valera 1960

“Así como viste el hierro mezclado con barro, se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro”.

La diferencia importante no está en el español más antiguo sino en esta frase:

RVR 1569 – “…., mezclaránse con simiente humana…”

Rvr 1960 – “…. se mezclarán por medio de alianzas humanas”

No es lo mismo, y la traducción precisa es la de la RVR 1569, he hecho un comentario bíblico profundo de este versículo en particular (Daniel 2 : 43) por separado, tal vez un tanto técnico, pero necesario para ver la importancia de este versículo.

Por ahora para este estudio general del capítulo debemos entonces considerar la traducción correcta.

Así que no habla de alianzas humanas, sino que el texto continúa refiriéndose a características de los líderes de la segunda fase del imperio romano y su reino.

Así como se ven los diez dedos de los pies representan a los diez líderes de esta segunda fase del imperio romano, mostrados como una mezcla de hierro y barro, a semejanza de eso, habrá una mezcla con simiente humana, los diez pies ó líderes.

No se pegarán el uno con el otro, así como el hierro y el barro no se unen, si sigue hablando de los dedos de los pies, que son los de hierro y barro, entonces entiendo se refiere a que los líderes no se unirán del todo. No está hablando entonces de los que se mezclarán con simiente humana.

Veremos en otros textos proféticos, que el onceavo líder que surgirá, y también conocido como el anticristo ó falso cristo, eliminará a tres de los diez líderes (Daniel 7 : 8), esto puede ser una interpretación de que estos líderes de la segunda fase del imperio romano no se unirán del todo, aunque luego llega un momento en que se unen para darle su poder al anticristo (Apocalipsis 17 : 13), como señalan otros textos proféticos.

A partir del versículo 44 vemos el siguiente reino – El Reino del Señor Jesús.

En los días ó en el tiempo de esos diez líderes, es decir en los tiempos finales es cuando Dios establecerá su reino sobre la tierra.

Antes de que eso ocurra no hay ningún otro tiempo en que ni Israel ni la iglesia, tengan dominio sobre la tierra.

Es hasta los tiempos finales en que el anticristo y éstos líderes tengan dominio sobre la tierra, que con el regreso del Señor Jesús, los reinos del mundo queden bajo el gobierno del Señor Jesús.

Tal como lo indican varios textos, como por ejemplo:

Salmo 2 : 7 – 9

Apocalipsis 11 . 15

Esa idea del reino ahora ó del llamado “Dominionismo” entendido como el concepto de que la iglesia, es decir los cristianos tengan dominio sobre la tierra, sobre gobiernos, etc., no es algo Bíblico.

El señor Jesús regresará para establecer ese reino del que habla este capítulo de Daniel.

El Señor Jesús recibirá todos los reinos por parte de Dios y establecerá su trono en Jerusalén para regir a las naciones con vara de hierro. (Apocalipsis 19 : 15, 12 : 5)

En el final del capítulo (v 46 al 49) el rey reconoce a Dios y promueve a Daniel, cosa que aprovechó Daniel para solicitar promociones para sus compañeros, a lo cual accedió el rey.