El nacimiento de Jesús y su relación con la Navidad. El propósito del nacimiento de Jesús.

El nacimiento de Jesús y su relación con la Navidad.

El propósito del nacimiento de Jesús.

 En la Navidad muchas personas celebran, algunos no saben que celebran.

Los cristianos normalmente celebran el nacimiento de Jesús el Hijo de Dios, Dios mismo hecho carne y hueso.

Aunque no se trate de la fecha exacta en que Jesús nació, es provechoso considerar algunas cosas en la época de Navidad.

La Navidad, no es necesariamente la fecha en que nació Jesús, y está fecha está contaminada con cosas y costumbres que no tienen que ver con el nacimiento de Jesús, tales como el hombre vestido de rojo que hace regalos, ó la festividad pagana de la saturnalia, y otras cosas más.

Aún y cuando Jesús no instruyó a que celebráramos cuando vino al mundo, recordemos que Jesús es Dios mismo que tomó forma humana, pero Jesús el Verbo de Dios, ya existía desde antes de tomar forma humana y nacer en un pesebre, la Biblia de hecho no nos propone la celebración de fechas de nacimiento, eso más bien se ve en pocos pasajes Bíblicos como una costumbre pagana.

Pero aún así se puede aprovechar la época de Navidad, para recordar porque Dios tomó forma humana, cual fue el propósito de que Dios viniera a habitar entre los hombres y porque Jesús murió en la cruz, crucificado como si fuera un pecador, cuando en realidad Jesús nunca pecó.

Así que por ahora no entraré en mencionar con detalles, porque los magos del oriente sabían de una estrella que asociaban con el nacimiento de Jesús el Salvador, y como es que esa estrella se iba moviendo al suroeste guiándolos y se detuvo justo arriba de donde estaba Jesús en el pesebre.

El propósito por el cual Dios mismo se hizo carne y hueso para venir al mundo a vivir como hombre.

Lo más importante a considerar en cuanto a cuál fue el propósito de que Jesús naciera, es decir que Dios mismo viniera al mundo como ser humano, es que vino para traer una solución a el más grave problema que puede tener todo ser humano.

Como es que todo ser humano se puede enfrentar al más grave problema de su existencia.

Dios que es el creador del universo, es santo y perfecto y es juez justo sobre toda la tierra.

Dios ha puesto leyes morales a las cuales están sujetos todos los seres humanos.

Dios dotó al ser humano de libre voluntad para actuar, pero todo ser humano, tendrá que rendir cuentas a Dios, y todo ser humano está sujeto a la justicia de Dios.

Todo ser humano que transgrede las leyes morales de Dios, es decir que comete pecado, ya sea un robo de una sola monedita, una sola mentira, un solo engaño, un solo pensamiento de lujuria, una sola y esporádica relación sexual fuera de matrimonio, por mencionar algunos ejemplos, ha cometido un pecado contra Dios.

Dios tiene que ejercer justicia y Dios no puede pasar por alto la falta del pecador, Dios para ejercer justicia justa debe castigar al pecador, y por tratarse de una falta cometida en contra de la máxima autoridad del universo, que es Dios Jehová, el pecador debe ser sentenciado a un castigo de tortura eterna en el lago de fuego

Si Dios perdonara solamente así por buen corazón al pecador, Dios estaría siendo un pésimo juez que no ejerciera castigo contra el pecador. El justo y merecido castigo del pecador es la muerte.

Pero como Dios es misericordioso, dispuso que alguien más ocupara el lugar del pecador para recibir el castigo de muerte, pero el problema es que no podía morir en lugar del pecador otro pecador, porque entonces solo estaría recibiendo también su justo castigo.

Dios dispuso que alguien que nunca cometiera pecado, que fuera completamente santo y sin falta ocupara el lugar del pecador y recibiera el castigo y muerte que le corresponde al pecador, para que así se cumpliera la justicia de Dios, se castigue a alguien sólo que en este caso, Dios dispone que para que el pecador que no merece misericordia y que no merece perdón, pueda tener vida, entonces el que nunca pecó, que es Jesucristo, que es Dios y humano a la vez, ocupe el lugar del pecador, siendo crucificado.

Es como si una persona comete un crimen y como castigo por su crimen, la ley demanda que sea encarcelado, y entonces otra persona tuviera misericordia de él, y el sistema judicial permitiera que el inocente tomara el lugar del criminal, para que entonces el inocente fuera encarcelado en sustitución del criminal y así el criminal pudiera salir libre como si no hubiera cometido crimen.

El mayor problema de todo ser humano, y la solución.

El mayor problema al que se enfrenta todo ser humano en toda su existencia, es haber pecado contra Dios y ser merecedor del justo castigo por su pecado, con tortura eterna en el lago de fuego.

Dios dispuso el método para que el pecador no tenga que sufrir su castigo merecido, sino que un inocente que nunca pecó, ocupara su lugar recibiendo la muerte.

Esto fue a lo que Jesús el Hijo de Dios vino al mundo, a ocupar en la cruz, el lugar que le correspondía al pecador, para recibir la muerte, y el pecador en lugar de recibir lo que merece que es la tortura eterna, reciba lo que no merece que es una vida eterna, una vida sin fin, posterior a la muerte física.

Para eso vino Jesús al mundo, para que toda persona que crea en él, no reciba el justo castigo por sus pecados sino que en lugar de eso tenga una vida eterna.